10 Consejos clave para una correcta etiqueta en el trabajo

Tanto si llevas años en tu trabajo, como si acabas de ser contratado o estás haciendo la contratación, sabes que existe una etiqueta adecuada para el lugar de trabajo. Dicho esto, las normas cambian constantemente, por lo que siempre es conveniente asegurarse de estar al día sobre lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer en materia de etiqueta empresarial. Estas son algunas pautas que le ayudarán a evitar cometer un error en el lugar de trabajo:

1. Preséntese adecuadamente

Cuando conozcas a alguien nuevo, ponte de pie para estrecharle la mano mientras dices tu nombre completo. La única excepción al apretón de manos es si estás enfermo. En este caso, puedes decir, Es un placer conocerte, Sam. Te daría la mano, pero me estoy recuperando de un resfriado y no querría contagiarte;

Muchas empresas tienen su propio conjunto de normas de etiqueta aceptables, por lo que es importante observar cómo se comportan los miembros de la alta dirección y hacer el esfuerzo de reflejar sus modales;

Relacionado: Cómo presentarse a los nuevos compañeros de trabajo

2. Acostúmbrese a ser puntual

Es probable que la puntualidad esté arraigada en tus valores desde la infancia. La impuntualidad repetida le hace parecer descortés y envía un mensaje a sus colegas, jefes y clientes de que su tiempo es más valioso que el de ellos. Planifique siempre un tiempo extra entre reuniones, de modo que si ocurre algo inesperado—como un atasco—no llegue tarde.

Por supuesto, todo el mundo llega tarde de vez en cuando. Es prácticamente inevitable. Si ocurre algo, comunícalo a tus compañeros, clientes o jefes lo antes posible, para que puedan planificar o cambiar sus horarios en consecuencia 

Relacionado: Cómo tener éxito en tu nuevo trabajo: La primera semana, el primer mes y los primeros 90 días

3. Guarda tu dispositivo móvil

Es difícil parecer accesible si estás ocupado mirando el teléfono, y podría enviar un mensaje negativo sobre tu capacidad para prestar atención en las reuniones o concentrarte en el trabajo.

Relacionado: BYOD: ¿Qué significa «traiga su propio dispositivo»?

4. Vístete adecuadamente

Muchas oficinas se consideran “business casual” o incluso simplemente “casual” en las que los empleados e incluso los jefes pueden llevar vaqueros y chanclas a la oficina. Puede ser tentador adoptar el look más informal que se pueda, pero lo mejor es vestirse un peldaño por encima de la norma de la oficina.

Si se reúne regularmente con clientes o posibles clientes, asegúrese de ir vestido con un traje de negocios más formal. Esto ayudará a que le tomen en serio. Intentar reflejar el estilo o el nivel de formalidad de su jefe es una forma segura de asegurarse de que viste adecuadamente.

Relacionado: Guía de vestimenta de negocios (con ejemplos)

5. Pregunte a las personas cómo desean comunicarse

Esto es importante porque es más probable que tu mensaje sea recibido cuando te comunicas en un estilo que sea más fácil para el receptor. Alguien que desea limitarse al correo electrónico del trabajo puede desanimarse si recibe un mensaje de texto suyo sobre el trabajo. A otros se les da fatal revisar el correo electrónico y prefieren hablar directamente por teléfono. Todo el mundo tiene un método de comunicación preferido, y sería un error asumir que los demás se comunican exactamente igual que tú. Pregúntales e intenta ceñirte a ese medio;

Relacionado: Cómo escribir un correo electrónico profesional

6. Evite interrumpir

Deja que los demás terminen de hablar sin interrumpir. Se trata de un protocolo básico, sea cual sea la situación. Interrumpir a alguien para interponer tu propia opinión o aportación, transmite el mensaje de que crees que tu opinión importa más que la suya, o de que no te interesa en absoluto escuchar lo que tienen que decir.

Si tiene un pensamiento profundo mientras alguien está hablando, anótelo y permanezca en silencio hasta que la persona termine de hablar, entonces ofrezca sus pensamientos. Escribir lo que quieres decir no sólo te recuerda lo que ibas a decir, sino que también transfiere ese pensamiento de tu mente al papel, de modo que no estás simplemente esperando a responder en lugar de escuchar lo que la otra persona está diciendo.

7. Utilice los nombres de las personas

Si no estás seguro de haber oído o recordado correctamente su nombre, pregúntale. Utiliza su nombre a lo largo de la conversación, si puede ser de forma orgánica, pero no exageres. Repetir constantemente su nombre una y otra vez resulta obviamente forzado. La próxima vez que veas a la persona, salúdala por su nombre.

Relacionado: 30 preguntas para romper el hielo al conocer gente nueva

8. Ser fiable

Si se ha comprometido a estar en algún sitio o a hacer algo, cumpla siempre su palabra. Así creará confianza con sus colegas y contactos. Cumpla lo prometido. Envíe a la persona a la que ha prometido algo un correo electrónico de seguimiento o una llamada telefónica rápida. De este modo, se creará la reputación de que usted es fiable y digno de confianza.

Relacionado: Cómo llamar apropiadamente al trabajo

9. Deja las conversaciones personales para fuera del trabajo

Las conversaciones personales deben dejarse en la puerta al entrar en la oficina. No sólo podrías ofender a alguien o hacer que se sienta excluido, sino que también podrías enviar el mensaje de que tu vida personal es más importante que hacer tu trabajo. Además, algunas conversaciones personales escuchadas por casualidad podrían llevarte a la oficina de RRHH, así que es mejor esperar hasta después del trabajo para tenerlas.

Relacionado: Construir una relación: Consejos y ejemplos

10. Practicar una buena etiqueta en el cubículo

Trabajar en estrecha colaboración con otras personas es inevitable cuando se trabaja en una oficina. Mantén las conversaciones telefónicas a un nivel de ruido adecuado, sé consciente de las distracciones y los ruidos molestos que pueden impedir que tus compañeros se concentren en el trabajo y mantén los olores al mínimo. No querrás provocar alergias con tu perfume ni someter a tus compañeros a los olores del pescado en el microondas.

Te recomendamos

20 ejemplos de principios rectores y su importancia

¿Qué es el aprendizaje organizativo y por qué es importante?

¿Qué es la gestión del almacenamiento? (Con beneficios y procesos)

Semana laboral de 30 horas: Ventajas y desventajas

Capital de trabajo neto: Fórmula, definición y ejemplos

Cómo utilizar Facebook para los negocios