Evaluación de equipos: Una guía definitiva

La evaluación constante y correcta de los equipos puede mejorar la productividad general y aumentar la eficiencia. Independientemente del tamaño y los objetivos de su empresa, ser capaz de evaluar el rendimiento de sus equipos puede tener un impacto directo en sus objetivos a largo plazo. La evaluación de los equipos es un paso valioso en la vida de una organización, pero requiere conocimiento y objetividad.

En este artículo, analizamos las ventajas de evaluar a los equipos, qué es un equipo fuerte, los elementos de la evaluación de equipos y proporcionamos consejos para evaluar a los equipos.

¿Cuáles son los beneficios de evaluar a los equipos?

Relacionado: Tipos de activos: Definiciones y ejemplos

Algunos de los principales beneficios de la evaluación de equipos son:

  • Aumenta las probabilidades de que la organización logre sus objetivos. Las evaluaciones del equipo pueden ayudar a sus miembros a centrarse en sus tareas, prioridades y objetivos finales, ya que pueden revelar diversas deficiencias y malentendidos que pueden impedir que el equipo alcance todo su potencial. Además, al disponer de información sobre las distintas características de sus compañeros, los miembros del equipo pueden utilizar las diferencias entre ellos para encontrar nuevas formas de alcanzar sus objetivos.
  • Mejora las relaciones profesionales. La evaluación de un equipo puede mejorar la moral y la comunicación del mismo, ya que todos saben cuál es su papel y cuáles son los puntos fuertes de cada miembro. Disponer de información objetiva sobre las características de los compañeros de trabajo reduce las probabilidades de que se asignen a los empleados tareas para las que no están cualificados o de que se produzcan conflictos entre oficinas.
  • 2. Mejora el rendimiento del equipo. Un equipo con miembros seguros de sí mismos que saben exactamente lo que deben hacer tiene más probabilidades de ofrecer buenos resultados.

Relacionado: 18 tipos de evaluaciones de liderazgo

Características de un equipo fuerte

Los equipos que obtienen constantemente buenos resultados suelen hacerlo porque coordinan mejor sus acciones. Suelen conseguirlo mezclando diferentes enfoques, estilos y patrones de pensamiento y los combinan para tomar buenas decisiones. Además, cuando cada miembro del equipo sabe lo que los demás tienen que ofrecer al proyecto en general, hay menos posibilidades de que aparezca un conflicto. Una buena coordinación y comunicación suele traducirse en una mayor eficiencia y en empleados más felices.

Algunas de las cualidades y características exactas que suelen definir a los equipos fuertes son:

  • Todos los miembros confían en los demás. La confianza es fundamental para las interacciones en equipo y cuando los miembros de un equipo confían los unos en los otros suelen ser completamente abiertos a la hora de ofrecer y recibir comentarios, lo que les ayuda a mejorar constantemente tanto como equipo como a nivel individual.

  • Las decisiones se toman en equipo. Los equipos fuertes suelen tener un sistema de toma de decisiones descentralizado, lo que significa que todos los miembros del equipo participan en el debate que precede a una decisión. De este modo, todos pueden compartir sus puntos de vista y mantener un debate abierto y honesto, lo que aumenta las probabilidades de que la decisión sea finalmente correcta.

  • No evitan los desacuerdos. Los miembros de un equipo que confían plenamente en los demás no dudan en compartir los desacuerdos que puedan tener con las ideas de sus compañeros. Esto puede mejorar la eficiencia del equipo, ya que un grupo de personas en el que algunos dudan en compartir sus críticas corre el riesgo constante de tomar malas decisiones.

  • Se centran en los resultados del equipo. Al igual que las decisiones en los equipos fuertes suelen tomarse de forma colectiva, los resultados también se evalúan a nivel de equipo. Esto significa que un equipo tiene más probabilidades de ser eficaz cuando sus miembros están dispuestos a dar prioridad a los objetivos del equipo sobre los logros personales.

Relacionadas: Cómo realizar una evaluación eficaz de los empleados

Cuándo realizar una evaluación en equipo

Algunas de las razones y situaciones en las que resulta adecuada una evaluación del equipo son

  • Cuando se sustituyen más miembros de un equipo en un periodo de tiempo relativamente corto
  • Para ayudar a los equipos remotos y a los equipos recién creados a vincularse
  • Ayudar a un equipo que tiene problemas a recuperar los niveles de productividad habituales
  • Para evitar cualquier problema interpersonal entre los miembros del equipo
  • Preparar a un equipo para un cambio importante en la política de la organización' o la implementación de un objetivo significativo
  • A intervalos regulares, lo que permite a la dirección de la empresa comparar los resultados a lo largo del tiempo y evaluar el progreso del equipo.

Relacionado: Desarrollar objetivos de trabajo: Cómo ayudar a su equipo

Elementos de una evaluación del equipo

Hay varias formas de evaluar a un equipo, cada una con métricas ligeramente diferentes. Algunos de los elementos que se miden con más frecuencia en una evaluación de equipo son

  • Evaluación del personal: La mayoría de las evaluaciones de equipos contienen comentarios específicos del personal de la organización sobre cómo los miembros del equipo están desempeñando sus funciones. Esto implica preguntarles cómo el equipo delega tareas, genera ideas, gestiona el tiempo, si los conflictos son frecuentes, si las tareas de cada miembro del personal reflejan su capacidad y experiencia y otras preguntas sobre cómo funcionan los miembros del equipo tanto individualmente como en conjunto.

  • Oportunidad: Uno de los indicadores más relevantes a la hora de evaluar un equipo es la valoración de su capacidad para cumplir los plazos. Un equipo que constantemente completa sus tareas antes de los plazos establecidos suele estar trabajando de forma eficiente y cercana a su máximo potencial.

  • Rentabilidad: Otro indicador es comparar la rentabilidad de la organización a lo largo del tiempo, en correlación con cualquier proyecto importante realizado por un equipo interno. Observar si los beneficios de la empresa aumentaron o no después de que un equipo alcanzara un objetivo importante es un elemento de la evaluación del equipo.

  • Comentarios externos: Los informes de los clientes también pueden ser una forma eficaz de evaluar a un equipo. Aunque los clientes de la empresa no están al tanto de los procesos que hay detrás del producto final, pueden proporcionar información sobre la satisfacción del cliente, que suele ser un buen indicador del funcionamiento de un equipo.

Relacionado: Trabajar bien en equipo: Tipos de equipos y consejos para encontrar el éxito en equipo

Consejos para evaluar a los equipos

Ten en cuenta estos consejos a la hora de evaluar a un equipo:

  • Analizar los objetivos de proyectos anteriores. Antes de evaluar a un equipo, tienes que familiarizarte con sus proyectos anteriores y con la forma en que consiguieron alcanzar sus objetivos.

  • Mantén conversaciones individuales con los miembros del equipo. Evaluar a un equipo requiere interactuar con sus miembros como grupo y como individuos. Las conversaciones individuales suelen tener una dinámica diferente a la de las conversaciones de grupo, lo que le ofrece nuevas perspectivas sobre diversos temas.

  • Identificar los elementos que necesitan mejorar. Después de discutir con los miembros del equipo y recoger sus comentarios, puedes extraer los problemas más comunes y relevantes y trabajar en la búsqueda de formas de resolverlos.

  • Planifique su próxima evaluación. La evaluación de un equipo suele ser más eficaz si se realiza como un proceso continuo, ya que se puede analizar cómo el equipo se adapta a las nuevas condiciones y evoluciona con el tiempo. Por esta razón, suele ser mejor planificar la siguiente evaluación del equipo junto con el equipo y establecer los plazos que deben cumplirse para la siguiente evaluación.