7 Expectativas de los directivos (con consejos para cumplirlas)

Usted, como jefe de equipo, se ocupa de las necesidades de los empleados. Hay ciertas expectativas puestas en ti y en tus empleados.

Comprender las expectativas de los directivos de ambas partes puede ayudarte a determinar cómo convertirte en un mejor líder y ofrecer un espacio para que tus empleados crezcan y tengan éxito.

En este artículo, hablamos de las expectativas de un directivo y de lo que los empleados esperan de sus directivos.

¿Por qué son importantes las expectativas de los gestores?

Al tener ciertos estándares y objetivos fijados para su desempeño, los directivos pueden sentirse inspirados o desanimados. Incluso si un proyecto no sale como estaba previsto, sus responsables pueden sentirse bien con su trabajo si saben que lo han dado todo. Cuando uno tiene altas expectativas para sí mismo como gestor, puede sentirse orgulloso y realizado en su trabajo.

Además de las expectativas que usted se plantea como directivo, los que dirige también tendrán expectativas sobre usted. Los empleados suelen esperar que sus directivos sean accesibles, profesionales y transparentes. Pueden surgir situaciones en las que los directivos deban abordar problemas con los empleados, pero siempre se pueden tratar de forma profesional y constructiva. Los empleados también esperan que sus directivos les apoyen en sus objetivos profesionales y necesidades personales.

Cuando usted ocupa un puesto de liderazgo, también tendrá expectativas puestas en usted por parte de quienes están por encima de usted en la organización. Los ejecutivos, directores o presidentes pueden supervisar las operaciones de la empresa y asegurarse de que los que desempeñan funciones de supervisión siguen las directrices de la organización y proporcionan el liderazgo adecuado a sus subordinados. Como gerente, otros pueden esperar que informe sobre el progreso de sus proyectos y que delegue las tareas asignadas a usted y a su equipo.

Relacionado: Cómo convertirse en gerente

Siete expectativas de los directivos eficaces

Considerar las expectativas que se depositan en los directivos puede ser abrumador, pero saber lo que los demás esperan de ti y lo que puedes esperar de ti mismo te proporciona dirección y satisfacción en tu vida profesional. Revise algunas de las expectativas más comunes de los directivos para determinar lo que los empleados y la alta dirección pueden considerar de quienes desempeñan funciones de liderazgo.

1. Transparencia

La capacidad de ser transparente con sus empleados, con usted mismo y con sus superiores le será muy útil como directivo. La transparencia es ser directo, honesto y abierto. Puedes aplicar este concepto cuando hables con los empleados sobre lo que esperas de ellos y lo que implica su función. También puede ser transparente al delegar tareas o informar sobre el progreso de un proyecto concreto. Cuando eres transparente, las personas que te rodean sienten que pueden confiar en que eres honesto sobre una situación y las expectativas.

Relacionado: Cómo ser un buen gestor

2. Elogios y reconocimientos

Reconocer a los empleados es un aspecto fundamental de su función como directivo. Las personas que dirige llevarán a cabo las tareas que les asigne y mantendrán el buen funcionamiento de su departamento, así que tómese el tiempo necesario para reconocer el trabajo que realizan y lo que aportan al equipo. Muchos empleados esperan recibir reconocimiento por su trabajo, pero incluso los que no lo esperan apreciarán un elogio significativo.

3. Fomentar una cultura fuerte

Un directivo fuerte puede fomentar una cultura sólida en el trabajo, en la que los empleados se sientan incluidos y apreciados por lo que hacen. La expectativa de fomentar una cultura significativa suele venir de arriba, sobre todo porque cada vez más empresas se esfuerzan por mejorar la cultura general para impulsar la fidelidad y reducir la rotación de personal. Los empleados también esperan que sus jefes desempeñen un papel en la cultura del trabajo, ya que influye en la moral y el ambiente general del lugar de trabajo.

4. Rendición de cuentas

Los buenos líderes pueden asumir la responsabilidad de sus acciones y hacer cambios en consecuencia. Como gestor, es importante que comunique a su equipo que asumirá la responsabilidad, al tiempo que responsabiliza también a cada miembro. Siguiendo las mismas directrices que ha establecido para su equipo y aplicándolas a usted mismo y a su actuación, puede ganarse la confianza de sus supervisados. Fomentar una cultura de responsabilidad también permite celebrar los éxitos junto con la respuesta a los fracasos o errores.

Relacionado: Cómo ser un mejor gestor en 8 pasos

5. Delegación

La delegación es una habilidad que debe tener un buen directivo, ya que consiste en asignar proyectos y tareas a otras personas sin microgestionar ni involucrarse demasiado en el trabajo diario. Los empleados esperan que sus supervisores les deleguen tareas, y los altos cargos de una empresa también delegarán trabajo en el personal directivo. Saber delegar adecuadamente al tiempo que se permite a los empleados hacer su trabajo sin interrupciones fomenta la confianza y anima a los miembros del equipo a prosperar.

6. Demostrar la conciliación de la vida laboral y familiar

La importancia de conciliar la vida profesional y personal ha crecido exponencialmente en los últimos tiempos. A menudo se espera que los directivos demuestren cómo equilibrar estas necesidades a sus empleados y marquen la pauta en el lugar de trabajo. Como directivo, puedes dar todo lo que tienes al trabajo cuando estás en la oficina y, al mismo tiempo, demostrar la importancia de tu vida personal y de tus intereses separados del trabajo. Equilibrar la dedicación a su trabajo con sus necesidades personales puede mostrar a sus empleados que sus vidas fuera del lugar de trabajo tienen el mismo valor e importancia.

7. Fomentar el crecimiento profesional

Como directivo, usted desempeña un papel en las tareas que asumen los miembros de su equipo y en las habilidades que adquieren mientras trabajan en sus puestos. Una de sus expectativas es fomentar el crecimiento profesional de quienes le rodean, ayudándoles a identificar sus puntos fuertes y las áreas en las que podrían mejorar. Al fomentar este tipo de crecimiento, puedes ayudar a tus subordinados a identificar sus futuras trayectorias profesionales y a trabajar para alcanzar sus objetivos de éxito.

Relacionado: Habilidades de gestión: Definición y ejemplos

Consejos para cumplir las expectativas de los directivos

Las expectativas puestas en los directivos pueden parecer abrumadoras, pero cada una de ellas existe para construir un equipo más fuerte y proporcionar apoyo a sus empleados. Sigue estos consejos para cumplir las expectativas que tienes para ti y que los demás tienen para ti en el trabajo.

Poner en primer lugar el interés del equipo

Si antepone los intereses del equipo a los suyos propios, podrá ganarse la confianza de sus supervisados y crear una cultura más solidaria.

Trabajar en las habilidades de motivación

Motivar a su personal es un elemento clave para ser un gestor fuerte y cumplir las expectativas de su cargo. Cada uno de sus empleados tiene habilidades, pasiones y talentos únicos, por lo que identificarlos y animar al empleado a aplicarlos de forma que beneficien a la organización y al equipo será una gran fuente de motivación.

Sea un ejemplo

Actuar como ejemplo y modelar el comportamiento que quiere que demuestren sus empleados puede ayudar a que su departamento cumpla o supere las expectativas. Sus subordinados se fijarán en usted como ejemplo.

Apoyar las diferencias de las personas's

Como directivo, se encontrará con personas que ven el mundo de forma muy diferente a la suya. Entender las diferencias de quienes le rodean puede ayudarle a construir un equipo más fuerte y diverso. Aunque puede tener expectativas sobre sus empleados, también debe esforzarse por comprender las diferencias en sus preferencias, motivaciones e intereses para poder adaptar sus interacciones y el apoyo que les proporciona en función de sus necesidades únicas.