9 Factores del entorno externo que afectan a las empresas

El entorno empresarial es dinámico, por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de planificar y operar. Los ejecutivos y directivos de las empresas deben evaluar los factores internos para ver cómo pueden afectar a las decisiones empresariales. También es fundamental vigilar las fuerzas externas del entorno que pueden afectar a las operaciones de la empresa, así como idear métodos para superarlas.

En este artículo, analizamos qué son los factores del entorno externo, su importancia y nueve de estos factores que afectan a las empresas.

Relacionado: Entorno general: Seis factores que influyen en los negocios

¿Qué son los factores del entorno externo?

El entorno externo de una empresa consiste en fuerzas externas que pueden ayudar a la empresa o presentar problemas para sus operaciones. Los directivos controlan estas fuerzas para reconocer y abordar los problemas que crean y realizar los ajustes oportunos.

¿Por qué son importantes los factores del entorno externo?

Los factores del entorno externo son importantes porque pueden causar efectos directos e indirectos en las operaciones empresariales, el personal y los ingresos. El entorno externo de una empresa cambia constantemente de formas que escapan al control de la empresa, pero los ejecutivos y directivos pueden seguir estos cambios y minimizar sus consecuencias. Optar por controlar la naturaleza dinámica de los factores del entorno externo permite a las empresas protegerse contra los acontecimientos previsibles y mitigar los efectos de los cambios inesperados.

Relacionado: ¿Qué es el análisis externo? Definición y ejemplos

9 tipos de factores del entorno externo

Estos son los nueve tipos de factores del entorno externo que afectan a las empresas:

1. Factores tecnológicos

A medida que la tecnología sigue avanzando, las empresas pueden beneficiarse de estos avances o enfrentarse a retos para competir con ellos. Por ejemplo, una empresa que fabrica dispositivos GPS para coches personales puede experimentar un descenso del negocio debido a la integración del GPS en los dispositivos móviles, pero puede afrontar estos retos desarrollando nuevos productos. Otras empresas, como los proveedores de servicios sanitarios, pueden utilizar métodos modernizados para recopilar información de sus pacientes, mantener sus registros y agilizar la atención al paciente.

2. Factores económicos

El estado de la economía desempeña un papel importante en todos los aspectos de la vida cotidiana, desde el bienestar del personal hasta la capacidad de una empresa para prosperar. Cuando la economía tiende a la baja y el desempleo aumenta, las empresas pueden tener que trabajar más para mantener a su personal y cambiar sus procesos para seguir obteniendo ingresos. Si la empresa fabrica productos para la venta al por menor, por ejemplo, puede considerar la posibilidad de bajar el precio para aumentar las ventas y afectar positivamente a sus ingresos.

3. Factores políticos y legales

Cuando los funcionarios políticos dejan su cargo y otros nuevos los sustituyen, las políticas que aplican suelen afectar a las empresas de los sectores correspondientes. Debido a la naturaleza inconsistente de la política, las empresas siguen de cerca los proyectos de ley para prepararse para posibles cambios. Entre las políticas que pueden tener efectos a largo plazo en las empresas se encuentran:

  • Fiscalidad
  • Tarifas
  • Derecho laboral
  • Regulación de la competencia
  • Restricciones a la importación
  • Derecho de propiedad intelectual

Las empresas afectadas por las decisiones políticas deben modificar sus procesos para cumplir con la nueva legislación y normativa, pero hacerlo puede mantenerlas en el negocio.

Relacionado: Cómo navegar por la política en el lugar de trabajo

4. Factores demográficos

Las empresas con productos y servicios de éxito evalúan la demografía de su mercado objetivo para asegurarse de que satisfacen las necesidades de quienes se benefician de sus ofertas. También realizan pruebas para medir lo bien que sirven a sus clientes. Esto les ayuda a entender si su mercado objetivo ha cambiado y cómo pueden desarrollar mejores formas de servir a sus clientes fieles y ganar otros nuevos. Los datos demográficos que afectan a las decisiones y procesos empresariales son:

  • Edad
  • Género
  • Carrera
  • Nacionalidad
  • Sistema de creencias
  • Estado civil
  • Ocupación
  • Ingresos
  • Nivel de formación

Por ejemplo, cuando las empresas de telefonía móvil surgieron en los años 90, sus esfuerzos de marketing se centraron en los profesionales jóvenes y con éxito. Ahora, personas de todas las edades y procedencias utilizan los dispositivos móviles a diario. Las empresas de telecomunicaciones se han adaptado a este cambio modificando las características de sus productos y adoptando diferentes enfoques en los métodos publicitarios.

Relacionado: ¿Qué son los datos demográficos? (Definición, Ejemplos y Usos)

5. Factores sociales

El lugar donde vive la gente, sus valores personales y su estatus socioeconómico afectan a qué, dónde y por qué la gente hace sus compras. Las empresas tienen en cuenta los factores sociales a la hora de desarrollar y comercializar sus productos, y muchas utilizan acontecimientos, movimientos y temas sociales actuales para atraer a sus clientes. Por ejemplo, una empresa que apoya a una organización de mujeres puede ganarse la confianza y la lealtad de los clientes que se identifican como mujeres. Atender a las preferencias y expectativas específicas de los grupos minoritarios, que tienen más influencia en el mercado hoy que en años anteriores, también puede contribuir a la satisfacción del cliente y al crecimiento de la empresa.

6. Factores competitivos

Las empresas pueden aumentar su cuota de mercado y seguir siendo relevantes para sus clientes haciendo un seguimiento de sus competidores. Pueden identificar y evaluar los éxitos y los retos, aprendiendo así qué incorporar a sus propios procesos y cómo evitar la pérdida de ingresos. También pueden utilizar la información que recopilan para desarrollar ideas sobre cambios de productos, relanzamientos de productos y desarrollo de nuevos productos.

Relacionado: ¿Qué es la cartografía de la competencia? (Con ejemplos)

7. Factores globales

Los ejecutivos tienen el deber de estar al tanto de los problemas nacionales y mundiales, especialmente si realizan negocios a nivel internacional. Al conocer las cuestiones sociales que afectan a los habitantes de otros países y sus normas culturales, las tendencias de consumo y la situación económica, los dirigentes de las empresas pueden proporcionar a sus equipos la formación pertinente. Esto les permite desarrollar productos u ofrecer servicios que satisfagan las necesidades de los clientes internacionales aportando soluciones a los retos a los que se enfrentan como consumidores.

8. Factores éticos

Dado que cada individuo tiene un concepto distinto de la ética y la moral, algunas empresas pueden tener dificultades para equilibrar la vida personal de los empleados con sus expectativas en el lugar de trabajo. Las actividades de ocio de los empleados, como las cuentas en las redes sociales, pueden reflejar a su empleador. Como representantes de la empresa, tienen la responsabilidad de evitar comportamientos que puedan afectar negativamente al negocio. Los directivos pueden abordar cuestiones como el intercambio de información clasificada o el acoso a un compañero fuera del trabajo estableciendo directrices y tomando medidas disciplinarias cuando sea necesario.

Relacionado: 15 Principios éticos en los negocios

9. Factores naturales

A medida que aumenta la conciencia medioambiental, más consumidores se han dado cuenta de los efectos de los procesos empresariales en el planeta. Algunos consumidores han utilizado sus compras para apoyar a las empresas que desarrollan prácticas ecológicas, como el uso de envases compostables y energía solar. Si prestan atención a estas preocupaciones externas y modifican sus operaciones, las empresas pueden hacer cambios que les ayuden a proteger el medio ambiente, retener a los clientes y aumentar los ingresos.