Filantropía corporativa: Definición y beneficios

Cada vez son más las empresas que han identificado métodos eficaces para apoyar a sus comunidades y responsabilizarse de su impacto social. Una de las formas más populares de lograr estos objetivos es a través de la filantropía corporativa, o aquellas actividades en las que las empresas invierten voluntariamente en causas sociales. Tanto si usted es un ejecutivo de una empresa establecida como un profesional de los negocios que busca formas de mejorar los efectos sociales de su empresa, puede ser útil considerar el concepto de filantropía corporativa. En este artículo, describimos qué es la filantropía corporativa, sus beneficios y cómo puede implementar un programa de este tipo en su empresa.

Tipos de responsabilidad social

¿Qué es la filantropía corporativa?

La filantropía corporativa se refiere a las actividades que las empresas inician voluntariamente con el objetivo de gestionar su impacto en la sociedad en general. La mayoría de las empresas con programas de filantropía corporativa logran el objetivo general de un impacto social positivo empleando sus recursos de forma estratégica y generosa. Normalmente, las actividades filantrópicas de las empresas incluyen inversiones monetarias, donaciones de productos o servicios, donaciones en especie, programas de voluntariado de los empleados y cualquier otro acuerdo empresarial que tenga como objetivo apoyar una causa social.

Mientras que algunas empresas encabezan y gestionan ellas mismas los programas de filantropía corporativa, otras pueden centrarse en promover el trabajo de organizaciones comunitarias locales, organizaciones sin ánimo de lucro u otras iniciativas sociales orientadas a mejorar la sociedad en algún nivel. La filantropía corporativa se ha hecho cada vez más popular en los últimos años, ya que los consumidores esperan ahora un cierto nivel de responsabilidad y transparencia por parte de las entidades corporativas. Con un mayor nivel de diálogo abierto entre los consumidores y las empresas a través de los medios de comunicación social, las empresas han asumido más responsabilidad por sus efectos sociales particulares, ejerciendo su influencia financiera y social para empoderar a las comunidades.

Hay una variedad de métodos en los que las empresas pueden participar en la filantropía corporativa, dependiendo de su industria particular, tamaño, capacidad de inversión y más. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la filantropía corporativa difiere de la responsabilidad social corporativa (RSC), ya que la RSC suele incorporarse a las prácticas y funciones reales de una empresa. Para ayudarle a entender cómo funcionan las iniciativas de filantropía corporativa, a continuación le presentamos algunos de los diferentes tipos de programas de filantropía corporativa que las empresas han emprendido en los últimos años:

Regalos de contrapartida

Las donaciones de contrapartida son un tipo popular de esfuerzo filantrópico empresarial. En los programas de donaciones de contrapartida, las empresas donan la misma cantidad de dinero a una organización sin ánimo de lucro o comunitaria que otras partes interesadas. Estas partes interesadas pueden ser empleados, consumidores o el público en general. Normalmente, estos programas aumentan la cantidad de beneficio filantrópico de otras organizaciones en una determinada proporción de contrapartida.

Relacionado: Guía para el activismo en el lugar de trabajo

Subvenciones para voluntarios

En los programas de subvención al voluntariado, las empresas suelen contribuir con donaciones monetarias a organizaciones sin ánimo de lucro y comunitarias que igualan las contribuciones de los interesados' voluntarios. Estos programas suelen emplear una fórmula concreta de hora-donación que las empresas utilizan para calcular el importe de sus contribuciones una vez que los interesados han completado sus horas de voluntariado.

Subvenciones a los empleados

Las empresas pueden permitir a sus empleados designar qué organizaciones sin ánimo de lucro o comunitarias reciben donaciones filantrópicas. En los programas de donaciones para empleados, las empresas suelen conceder subvenciones monetarias a organizaciones seleccionadas por los empleados. Aunque estos programas pueden aportar menos que los programas de contrapartida, rara vez dependen de una inversión monetaria de los empleados o de partes interesadas externas.

Relacionado: 20 carreras en la filantropía

Subvenciones comunitarias

Los programas de subvenciones a la comunidad suelen permitir que las organizaciones sin ánimo de lucro o comunitarias soliciten financiación a una empresa. Las empresas eligen financiar a determinadas organizaciones en función de sus objetivos de impacto social— algunas empresas prefieren conceder financiación a organizaciones que realizan un trabajo que se alinea con su misión corporativa.

La comunidad trabaja

Los programas de obras comunitarias se refieren a aquellas iniciativas en las que las empresas donan productos, servicios o infraestructuras específicas a las comunidades locales. Por ejemplo, una empresa puede optar por construir la infraestructura de un nuevo parque o donar ordenadores portátiles a una escuela local que necesite recursos tecnológicos. Estos programas permiten a las empresas tener un impacto positivo en las zonas donde se encuentran.

Relacionado: ¿Qué es la responsabilidad social corporativa?

Becas

Los programas de becas son algunas de las iniciativas filantrópicas corporativas más comunes, ya que suelen ser esfuerzos sencillos que buscan apoyar financieramente a líderes comunitarios, estudiantes y otras personas prometedoras. En estos programas, las empresas suelen exigir a los candidatos a los premios que soliciten la financiación y organizan un proceso de selección competitivo.

Apoyo de los voluntarios

Las iniciativas de apoyo al voluntariado suelen implicar que las empresas donen el tiempo de sus empleados para apoyar a organizaciones sin ánimo de lucro o comunitarias. A veces, las empresas se asocian con organizaciones para ofrecer un apoyo especializado que se ajuste a sus capacidades únicas—por ejemplo, una empresa tecnológica puede organizar un programa en el que sus empleados se ofrezcan como voluntarios para enseñar a los miembros más mayores de la comunidad conocimientos de informática.

Relacionado: ¿Cuál es la responsabilidad social de una empresa?

Patrocinio corporativo

El patrocinio corporativo es un tipo estándar de iniciativa filantrópica en la que las empresas proporcionan apoyo financiero a organizaciones sin ánimo de lucro o comunitarias que ayudan a promover su misión particular. Normalmente, estos programas también implican que dichas organizaciones reconozcan públicamente el apoyo que han recibido de la empresa.

Relacionado: ¿Qué es el patrocinio corporativo?

Beneficios de la filantropía corporativa

A pesar de las condiciones económicas actuales, los programas de filantropía empresarial han aumentado su popularidad en los últimos años. Aunque esto puede atribuirse en parte a la mayor presión social que los consumidores han ejercido sobre las empresas, es útil señalar que las empresas también pueden disfrutar de una amplia gama de beneficios al participar en estos programas. Por lo tanto, muchas empresas optan por participar en programas de filantropía corporativa tanto para apoyar a las comunidades como para mejorar la percepción que el público tiene de su marca. A continuación se explican algunos de los beneficios más significativos de participar en la filantropía corporativa:

  • Retribuir a su comunidad es algo bueno. El beneficio más significativo de comprometerse con la filantropía corporativa es poder devolver algo a la comunidad de su empresa. Comprometerse a apoyar a las organizaciones comunitarias y a los individuos que trabajan duro para mejorar la sociedad cada día puede ser muy gratificante.
  • Los programas de filantropía pueden mejorar la reputación pública de una empresa. Cuando las empresas se comprometen con la filantropía corporativa, apoyan causas sociales relevantes e invierten en las comunidades, especialmente en las desatendidas, es probable que las partes interesadas públicas tomen nota. Por lo tanto, estos esfuerzos pueden servir para mejorar la reputación pública de una empresa de manera significativa— un beneficio que puede conducir a un aumento del compromiso y de los beneficios.
  • Las ventas de la empresa pueden aumentar gracias a los esfuerzos filantrópicos. Los consumidores, especialmente los más jóvenes, están más interesados en apoyar a las empresas que tienen interés en gestionar su impacto social. Comprometerse con la responsabilidad social, la generosidad y la transparencia puede ayudar a impulsar las ventas de su empresa.
  • Los clientes pueden ser más fieles a los productos de la empresa. Participar en la filantropía corporativa puede aumentar la fidelidad de los clientes de su marca. Con el reciente giro del mercado hacia el apoyo a las empresas con orientación social, se ha vuelto común que los consumidores busquen a propósito productos y servicios de empresas que apoyan iniciativas sociales positivas, incluso si cuestan más que los creados por la competencia.
  • La conexión con las comunidades puede mejorar la cultura de la empresa. Cuando las empresas establecen una misión social clara, conectan con sus comunidades y amplían sus impactos, los empleados pueden sentirse más comprometidos a la hora de trabajar para dichas organizaciones. Además, este tipo de compromiso puede conducir a un aumento de la satisfacción de los empleados, reduciendo la rotación e impulsando la productividad.
  • Las empresas filantrópicas atraen a más candidatos con talento. Si una empresa es reconocida en su sector por sus esfuerzos filantrópicos y su cultura positiva, puede atraer a un mayor número de candidatos con talento cuando se abran puestos de trabajo. Esto se debe a que los candidatos altamente cualificados suelen preferir formar parte de organizaciones con una sólida reputación y valores expresados.

Relacionado: Empresas sociales: Una guía completa

Cómo crear un programa de filantropía corporativa

Dependiendo de la industria, el tamaño, la misión, la capacidad de inversión y la ubicación de su empresa, los pasos exactos que puede dar para crear un programa de filantropía corporativa pueden variar. Sin embargo, independientemente de estos factores situacionales, hay algunos pasos esenciales que puede dar para crear un sólido programa de filantropía corporativa que tenga como objetivo apoyar las iniciativas sociales y potenciar la comunidad local de su empresa. He aquí seis pasos a seguir para crear un programa de filantropía corporativa:

1. Encuentre un miembro del equipo que encabece el programa

El primer paso que debe dar para crear un programa de filantropía corporativa es designar a un miembro del equipo para que encabece el programa. Es importante encontrar un miembro del equipo que pueda servir de líder de la iniciativa y manejar todos los detalles operativos del día a día necesarios para que el programa sea un éxito.

Puede ser beneficioso nombrar a un miembro del equipo que sea especialmente apasionado por la mejora social o que tenga experiencia en filantropía, recaudación de fondos, activismo u otros campos relevantes. Esta persona puede tener una visión única de cómo la empresa puede aprovechar más eficazmente sus capacidades sociales y financieras. A partir de aquí, este líder puede crear su propio equipo para apoyar las iniciativas de la empresa, medir el impacto filantrópico y mantener el programa en marcha.

2. Seleccione un método de filantropía que se alinee con la misión de su organización

Al crear un programa de filantropía corporativa, es importante identificar un método de filantropía que se alinee con la misión de su organización. Además, su equipo debe tener cuidado de elegir un método que sea viable tanto financiera como operativamente, teniendo en cuenta las capacidades particulares de la empresa. Puede optar por cualquiera de los métodos descritos anteriormente, pero la creación de un programa que tenga en cuenta dichas capacidades puede maximizar eficazmente la relevancia y el impacto general del programa.

Por ejemplo, si su empresa produce material artístico y de oficina, puede considerar la posibilidad de donar estos artículos a organizaciones comunitarias orientadas a proporcionar educación artística a niños que normalmente no pueden participar en este tipo de programas. Esta iniciativa se ajustaría bien a las capacidades únicas de su empresa, ya que tendría un acceso especial a esos materiales que otras empresas no tendrían.

3. Localizar y reservar fondos para el programa

Después de seleccionar un método de filantropía y de nombrar a un líder del equipo para que encabece la iniciativa, debe trabajar para encontrar financiación para el programa y establecer una cuenta designada para dichos fondos. Esto es especialmente importante, ya que ninguna iniciativa filantrópica corporativa puede tener éxito sin el respaldo financiero adecuado.

Tanto si dona materiales a organizaciones sin ánimo de lucro como si invierte dinero en la comunidad de su empresa, necesitará tener acceso a un fondo importante. Por lo tanto, si dichos fondos no están disponibles de forma inherente dentro de su estructura corporativa, puede considerar la posibilidad de realizar una recaudación de fondos o diseñar un programa que permita a su empresa gestionar la financiación de forma más eficaz.

Relacionado: 10 pasos para planificar una recaudación de fondos eficaz

4. Redactar un plan de ejecución exhaustivo

Con los fondos asegurados, un método de filantropía elegido y un líder de equipo designado, puede comenzar a redactar el plan integral para ejecutar su programa de filantropía corporativa. Este proceso implicará establecer los parámetros de su programa de donaciones, el tipo de personal que necesitará para gestionar dichos esfuerzos y si requerirá solicitudes de financiación o donaciones. El objetivo es completar este plan antes de lanzar el programa, pero puede ser útil recordar que puede hacer pequeñas mejoras y ajustes a su plan a medida que adquiera más experiencia en la implementación del programa.

5. Cree un plan de marketing para promover su donación

Una vez que haya redactado un plan de ejecución para su programa, debe considerar la creación de un programa de marketing para promover su filantropía. Como ya se ha dicho, dos de los beneficios más importantes que pueden obtener las empresas al participar en actividades filantrópicas son la mejora de la reputación pública y la conexión con los miembros de la comunidad. Por lo tanto, querrá asegurarse de que el público en general entienda de qué se trata su programa. Un programa de marketing eficaz puede atraer a las organizaciones de la comunidad, animarlas a solicitar ayudas y, al mismo tiempo, mostrar a las partes interesadas externas que su empresa está haciendo un esfuerzo por gestionar el impacto social.

Relacionado: Implementación de una estrategia de RSE: Una guía definitiva

6. Lleve un registro de las métricas del programa y revíselas regularmente para maximizar el impacto de su programa

Una vez que haya completado los pasos anteriores, puede comprometerse a lanzar su programa. A partir de aquí, el líder de su programa debe crear un sistema para hacer un seguimiento de las métricas que miden el impacto del programa. La recopilación de estos datos le permitirá revisar el nivel de impacto que está teniendo su programa con regularidad y hacer los ajustes necesarios para maximizar el impacto general de forma efectiva.

Te recomendamos

Cómo analizar los estudios de mercado en 6 pasos

Guía de 7 pasos sobre cómo escribir un documento de posición

8 Carreras de traducción satisfactorias y sus beneficios

Cómo crear e implementar estándares de servicio en restaurantes

12 Frameworks de desarrollo web más populares (con consejos)

¿Qué es la segmentación del mercado?