26 Formas rápidas de desestresarse en el trabajo y por qué es importante

En el trabajo, desestresarse puede ayudarle a identificar y superar los retos a medida que van surgiendo. Muchos métodos de desestresado sólo requieren unos minutos, lo que le permite realizarlos en su escritorio o durante la pausa para comer. Si sabe cómo aliviar el estrés, podrá aumentar su motivación, mejorar su productividad y disfrutar más de su trabajo.

En este artículo, hablamos de la importancia de desestresarse y enumeramos 26 formas rápidas de hacerlo en el trabajo.

Cómo desestresarse en el trabajo

¿Por qué es importante desestresarse en el trabajo?

Es crucial desestresarse en el trabajo porque el estrés puede impedir su capacidad para superar los problemas relacionados con el trabajo. Utilizar métodos rápidos de desestresado puede ayudarte a sentirte mejor y a mejorar tu salud. Aunque los beneficios físicos y mentales del estrés son temporales y naturales cuando se está bajo presión, el uso de técnicas de desestresado puede ayudarte a lidiar con el estrés a largo plazo y prevenir las consecuencias adversas que tiene en tu bienestar.

Relacionado: Cómo pedir una baja laboral por estrés (más consejos)

26 formas rápidas de desestresarse en el trabajo

Aquí tienes 26 formas rápidas de desestresarte en el trabajo o en la oficina de tu casa:

1. Organice su espacio de trabajo

Organice su escritorio o espacio de trabajo para ayudarle a ser productivo y sentirse más realizado a lo largo del día. Tómate unos minutos antes del trabajo, después del trabajo o entre tareas importantes para tirar la basura, archivar los documentos importantes y colocar el material de oficina en los cajones de tu escritorio. Mantener todo en su sitio minimiza las distracciones y puede ayudarle a sentirse menos estresado y más motivado.

Relacionado: Cómo abordar un espacio de trabajo desorganizado en 6 pasos

2. Practica la respiración profunda

En lugar de limitarse a respirar profundamente para aliviar el estrés, concéntrese sobre todo en cómo respira. Cuando inspires, imagina que el aire viaja hasta tu estómago. Empuja el estómago hacia fuera y mantenlo durante un momento, luego suelta el aire con fuerza y vuelve a meter el estómago hacia dentro al exhalar. Sentir cómo la respiración entra y sale del cuerpo puede ayudarte a experimentar los efectos del aumento de oxígeno en todo el cuerpo y la mente.

3. Da un paseo

Levantarse de la silla y caminar durante unos minutos puede ayudarte a liberar tensiones. Si trabajas en una oficina, prueba a dar pequeños paseos hasta el dispensador de agua o hasta la mesa de un compañero para saludarle. Si trabajas a distancia, pasea a tu perro durante unos minutos o revisa tu correo.

4. Estirar

Si los dolores musculares o la rigidez de estar sentado en una silla de oficina todo el día afectan a tu estado de ánimo, intenta ponerte de pie y estirarte para aflojar los músculos tensos y aumentar el flujo sanguíneo. Cuando te sientes cómodo, es más fácil trasladar tu atención del cuerpo al trabajo, lo que puede ayudarte a sentirte mejor y a conseguir más.

5. Escuchar música relajante

Considere la posibilidad de escuchar música para disminuir sus sentimientos de ansiedad y ayudarle a sentirse más conectado con su trabajo. Si ves que escuchar música mejora tu estado de ánimo, elige un género que esté relacionado con tu trabajo. Por ejemplo, si tienes que introducir varios valores de datos en una hoja de cálculo, la música de ritmo rápido puede ayudarte a trabajar más rápido y con más eficacia. Si tu trabajo requiere una concentración intensa, la música instrumental lenta puede ayudarte a relajarte y concentrarte.

Relacionado: ¿Debes escuchar música en el trabajo? (Con consejos)

6. Cree una configuración ergonómica

La ergonomía consiste en configurar tu espacio de trabajo para eliminar las molestias. Adopta un enfoque ergonómico para trabajar con el fin de minimizar los efectos físicos de estar sentado en un escritorio durante largos períodos. Considere la posibilidad de ajustar la silla para que las rodillas estén a la altura de las caderas, mantener el monitor a un brazo de distancia de la cara y mantener las manos por debajo del nivel de los codos al teclear.

7. Coma bocadillos nutritivos

Cuando te sientas cansado y estresado, considera la posibilidad de comer un tentempié nutritivo que te ayude con tu memoria y te ayude a minimizar los pensamientos o sentimientos negativos. Intenta comer uno o dos tentempiés saludables a lo largo del día para conseguir un impulso natural del estado de ánimo que también beneficie a tu cuerpo.

8. Hacer ejercicio durante el trabajo

Mantenga una rutina de ejercicio regular para ayudar a mejorar el rendimiento mental, ayudarle a gestionar el estrés con más calma y eficacia y contribuir a aumentar su productividad en el trabajo. Si tiene otras obligaciones que le impiden levantarse temprano para hacer ejercicio, considere la posibilidad de realizar varios ejercicios en su escritorio a lo largo de su jornada laboral. Ejercicios como las elevaciones de piernas sentadas, las elevaciones de pantorrillas y los saltos en la silla pueden mejorar su salud física y ayudar a disminuir los niveles de estrés.

Relacionado: 15 ejercicios para mantenerte sano en la oficina

9. Prioriza tus tareas más desafiantes

Si está más alerta durante la mañana, considere la posibilidad de completar sus tareas más exigentes al principio de su jornada laboral. Terminar las tareas complejas al principio del día puede proporcionarle una sensación de logro que alivia el estrés y hace que el resto del día sea más manejable. Terminar primero las tareas más complejas también le da más flexibilidad para gestionar otras preocupaciones que surjan durante el día.

10. Mantente hidratado

Mantén un vaso de agua junto a tu espacio de trabajo para ayudarte a mantenerte hidratado. Mantenerse hidratado puede ayudar a disminuir los niveles de estrés y mejorar su estado de ánimo en el trabajo. Una ingesta saludable de líquidos también puede ayudar a la flexibilidad de tus músculos y articulaciones, lo que puede evitar las molestias que normalmente te distraen de completar tus tareas.

11. Llamar a un amigo

Dedica unos minutos a llamar a un amigo o a mantener una rápida conversación de texto para desconcentrarte temporalmente del trabajo y descomprimirte. En días especialmente difíciles, un ser querido puede proporcionarle el apoyo que necesita para relajarse y sentirse más seguro en su trabajo. También puedes plantearte hacer planes para después del trabajo, así tendrás un incentivo para terminar tu trabajo.

12. Haz pausas cortas

Si usted' está trabajando en el mismo proyecto durante un largo período de tiempo, considere la posibilidad de tomar descansos regulares para aliviar la ansiedad y ayudarle a sentirse más preparado para volver al trabajo. Programe sus descansos para ayudarle a priorizar el tiempo fuera de su escritorio. Considere la posibilidad de añadir a su horario algunas pausas de 10 minutos para tomar un vaso de agua, respirar profundamente y relajarse.

13. Hacer listas

Hacer listas del trabajo que tienes que realizar puede ayudarte a mantenerte organizado y evitar que te olvides de las tareas importantes. Puedes hacer una lista para el día, o crear varias listas para diferentes áreas de trabajo. También puedes hacer listas por días, semanas y meses para mantener el rumbo a largo plazo.

14. Quita los ojos de la pantalla

Aparta la vista de la pantalla del ordenador durante unos minutos para evitar los dolores de cabeza y el estrés asociados al brillo de la pantalla y a la concentración intensa. Concentrarse en algo que no sea el ordenador o el teléfono ayuda a que los ojos descansen, lo que facilita la reanudación del trabajo tras una pausa. Intenta tomar notas con un bolígrafo y un papel en lugar de utilizar un procesador de textos para reducir el tiempo de pantalla.

15. Prepara una taza de té

Considere la posibilidad de preparar una taza de té de hierbas para aumentar la relajación y el confort por la tarde. Una bebida caliente suele ser relajante, y algunas hierbas utilizadas en el té tienen incluso efectos terapéuticos. En lugar de servirse otra taza de café, considere la posibilidad de preparar una taza de té sin cafeína, como la manzanilla o la menta.

16. Haz algo divertido en la comida

Si tienes unos minutos extra durante la pausa del almuerzo, intenta hacer algo divertido para olvidarte del trabajo durante un rato. Acércate a un mercado local, visita una tienda cercana o compra algo en una panadería. Si te quedas en la oficina a la hora de comer, considera la posibilidad de jugar a un juego en tu teléfono o leer unos cuantos capítulos de un libro para reducir el estrés antes de terminar el día.

17. Recurra a sus notas

Si te sientes ansioso, considera la posibilidad de dibujar en tus notas para ayudar a tu mente a relajarse. Tener una salida creativa puede calmar tus nervios y ayudarte a volver a concentrarte en tu trabajo. La próxima vez que empieces a sentirte estresado en el trabajo, coge un bolígrafo y ponte a dibujar durante unos minutos.

18. Encuentra el origen de tu estrés

Para aliviar el estrés, ayuda conocer su origen. Piensa en los momentos en que te sientes estresado en el trabajo, y considera los acontecimientos que te llevan a esa sensación. Si puedes identificar tus desencadenantes, puedes cambiar tu rutina para evitar que se produzcan o minimizar sus efectos.

19. Soñar despierto durante unos minutos

Reserva cinco minutos en el trabajo para cerrar los ojos y pensar en un recuerdo feliz, como tus vacaciones favoritas o unas vacaciones con tu familia. Dejar que tu mente se relaje y se concentre en algo agradable puede ayudarte a resetearte y a sentirte más preparado para continuar con tu jornada laboral.

20. Utilice fragancias relajantes

Considere la posibilidad de utilizar la aromaterapia para ayudarle a relajarse durante una situación estresante. Ciertas esencias, como la lavanda y el romero, pueden tener un efecto calmante que puede beneficiarle en el trabajo. Si trabaja en casa, puede poner una vela o un difusor de aceites esenciales en su escritorio. Si trabajas en una oficina, aplica aceites esenciales para que puedas oler la fragancia sin afectar directamente a tus compañeros.

21. Practica las afirmaciones

Hablar en positivo de ti mismo puede ayudarte a sentirte más seguro en el trabajo, lo que puede llevar a reducir los niveles de estrés y a aumentar la productividad. Diga en voz alta las cosas que le gustan de usted mismo para ayudarle a procesarlas e interiorizarlas. Por ejemplo, puedes empezar el día diciendo: «Soy hábil en mi trabajo y un gran activo para mi equipo» Repetir esto cada mañana te ayuda a tomar el control sobre los sentimientos negativos.

Relacionado: Afirmaciones positivas en el lugar de trabajo: Impacto, Consejos y Ejemplos

22. Cree un plan de autocuidado

Cuando el trabajo empiece a parecerte abrumador, planifica una rutina de autocuidado para recordar la importancia de tu salud física y mental. Algunas estrategias de autocuidado incluyen tomar descansos, socializar con los compañeros y defender tus necesidades en el trabajo.

Relacionado: 14 maneras de poner en práctica más autocuidado en el trabajo

23. Ríete

Busca formas de reírte a lo largo de tu jornada laboral para mejorar tu estado de ánimo. Prueba a ver vídeos de animales divertidos o a buscar algunos chistes en tu mesa. Reírse más puede conducir a un mejor estado de ánimo, una mayor productividad y una mayor satisfacción laboral en general.

24. Empezar a trabajar con antelación

Considera la posibilidad de empezar temprano en el trabajo, incluso si llegas sólo 15 minutos antes. Llegar temprano puede ayudarte a sentirte más preparado y motivado para el resto del día. Saber que tienes tiempo para prepararte para empezar a trabajar puede ayudar a evitar el estrés causado por la sensación de prisa. Intenta ir a tu oficina unos minutos antes de la hora de inicio, sacar los materiales que necesitas para trabajar y planificar tu jornada laboral con antelación.

25. Establecer objetivos SMART

El método de objetivos SMART puede ayudarte a establecer metas que te permitan visualizar tu éxito. Este método consiste en crear objetivos que sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y con un plazo determinado. Los objetivos de trabajo manejables pueden disminuir el estrés y fomentar la motivación, lo que puede beneficiarle tanto personal como profesionalmente.

Relacionado: Cómo escribir objetivos SMART (con ejemplos)

26. Medita

Meditar es la práctica de combinar ejercicios de respiración con pensamientos que te ayudan a vivir el momento. Cuando te concentras en el presente, es probable que te sientas menos centrado en las preocupaciones futuras y más confiado en tu trabajo actual. Considera la posibilidad de meditar durante una de tus pausas de trabajo. Muchas aplicaciones telefónicas y libros ofrecen consejos útiles sobre métodos de meditación sencillos y rápidos que puedes utilizar en el trabajo o sobre la marcha.