Marco vs. Metodología: Diferencias y cómo elegir

Los gestores de proyectos suelen aplicar tanto marcos de gestión de proyectos como metodologías para iniciar y completar proyectos. Aunque los marcos y las metodologías son similares, existen varias diferencias clave entre estos dos enfoques. Aprender a distinguir los dos y aprovechar los aspectos clave de ambos puede ser una forma eficaz de planificar, ejecutar y completar proyectos con éxito. En este artículo, exploramos cuáles son las diferencias entre los marcos y las metodologías de gestión de proyectos y cómo elegir un marco frente a una metodología con algunos ejemplos de cada uno.

¿Qué es un marco de gestión de proyectos?

Un marco de gestión de proyectos es la combinación de procesos, tareas y herramientas que un gestor de proyectos utiliza para completar un proyecto. Incluye todos los aspectos de un proyecto, como el desarrollo, la iniciación, la delegación de funciones y trabajo y los métodos de evaluación del rendimiento. El marco es la estructura en la que el gestor de proyectos organiza estos componentes y cómo cada uno de ellos puede contribuir a los objetivos del proyecto.

Relacionado: Guía del marco de gestión de proyectos

¿Qué es una metodología de gestión de proyectos?

Una metodología de gestión de proyectos engloba los pasos que da un gestor de proyectos para alcanzar un objetivo. La metodología que utilizan los gestores de proyectos suele estar en consonancia con su misión, sus valores y su lógica para respaldar las acciones que los equipos deben llevar a cabo para completar los proyectos con éxito. La metodología es la forma sistemática en que un gestor de proyectos planifica la consecución de un objetivo. Más que proporcionar una estructura sobre la que se construye, la metodología detalla los pasos que hay que dar.

Marco de trabajo vs. Metodología

La diferencia fundamental entre un marco de gestión de proyectos y una metodología es que una metodología suele contener pasos específicos para completar un proyecto, mientras que un marco proporciona una amplia orientación sobre herramientas y recursos o sugiere procesos de flujo de trabajo. Considere otras diferencias entre marcos y metodologías en la gestión de proyectos:

Resultados y riesgos

Dos diferencias clave entre estos conceptos de gestión de proyectos son los resultados y los riesgos que abarcan los marcos y las metodologías. Las metodologías de gestión de proyectos suelen producir resultados más consistentes debido a su estructura rígida. Esto facilita la identificación de tendencias en los resultados de proyectos similares. Por ejemplo, si está utilizando una metodología para crear la documentación de las nuevas contrataciones, podría considerar la misma utilizada para crear la documentación de la revisión del rendimiento.

Por el contrario, un marco puede tener un mayor nivel de riesgo y menos certeza con el resultado. Por ejemplo, si se ajustan los plazos entre tareas dentro de un marco, podría afectar a la productividad o al compromiso de los empleados. Los gestores de proyectos pueden aprender a utilizar eficazmente los marcos con el tiempo, mientras que los menos experimentados pueden seguir las metodologías con más facilidad.

Relacionado: Riesgo del proyecto: qué es y cómo analizarlo

Enfoques creativos

Dado que los marcos son más flexibles en su estructura, permiten más creatividad que una metodología. Hay más flexibilidad para ajustar las acciones y utilizar las herramientas en función de los puntos fuertes de su equipo. Por el contrario, algunas metodologías pueden limitar la creatividad y favorecer el éxito al seguir cada paso con precisión. Por ello, las metodologías también pueden requerir más planificación para preparar cada paso de su proceso. A diferencia de un marco, una metodología también puede requerir actualizaciones frecuentes de los planes del proyecto y discusiones regulares para verificar el estado de los entregables.

Seguimiento de métricas

Las metodologías suelen proporcionar criterios específicos para el seguimiento de las métricas, mientras que usted puede implementar una serie de métricas en un marco, en función de los objetivos de su organización. Esto puede incluir plazos de entrega, recursos necesarios y métricas de rendimiento. Un marco puede ser flexible en el sentido de que puede ajustar las fechas a lo largo del camino y añadir a diferentes personas de diferentes departamentos para ayudar. Al finalizar el proyecto, tendrás más información sobre quién ha realizado sus tareas dentro del plazo y el presupuesto si asignas los recursos según la metodología prescrita.

Relacionado: Relacionado: 4 Ejemplos de métricas de rendimiento clave que hay que controlar

Cómo elegir un marco frente a una metodología

Dependiendo de las necesidades de su proyecto, puede considerar una metodología detallada y guiada o un marco más flexible. Normalmente, las pequeñas empresas y los proyectos de menor envergadura pueden utilizar marcos de trabajo, ya que existe una mayor oportunidad para que los equipos aprendan y se adapten a los parámetros del proyecto. En el caso de proyectos grandes y de nivel organizativo, puede ser más eficaz utilizar una metodología. En la mayoría de los casos, se puede utilizar alguna combinación de ambas para aplicar las filosofías de una metodología con la gestión diaria de tareas y proyectos a través de un marco. A continuación se indican algunos pasos que puede seguir para elegir entre un marco o una metodología:

1. Defina su proyecto

Determina cuál es tu proyecto y qué objetivos quieres alcanzar. Tenga en cuenta aspectos como el tamaño, el calendario y la adaptabilidad del proyecto a los cambios y los riesgos que pueden encontrar los equipos. Planifique y defina las funciones del equipo y determine el número de personal que necesita el proyecto para lograr una conclusión satisfactoria. Además, colabore con su equipo para discutir los parámetros de riesgo y las estrategias de mitigación en caso de que surjan desafíos durante la ejecución del proyecto.

2. Identificar los recursos necesarios

Colabora con los equipos para determinar qué recursos son necesarios para completar el tipo de proyecto que estás iniciando. Por ejemplo, los proyectos que pueden beneficiarse de los marcos de trabajo pueden incluir proyectos más creativos en los que las funciones y los recursos pueden cambiar a lo largo de la finalización del proyecto. Del mismo modo, algunos proyectos pueden requerir más estructura con una metodología para que los miembros nuevos del equipo tengan procesos y recursos establecidos que seguir y aplicar cuando asuman tareas específicas del proyecto.

Relacionado: Agile vs. Waterfall: ¿Qué metodología es la adecuada para usted?

3. Evalúe su entorno

Al iniciar un proyecto, es importante familiarizarse con el entorno o la cultura de trabajo en la que se espera alcanzar un objetivo. Considere si la organización es muy colaborativa o tiene trabajadores más independientes. Dado que tanto los marcos como las metodologías requieren una variedad de personas para lograr el éxito, saber cómo trabajan mejor las personas puede ayudarle a decidir lo que necesita. A medida que conozca mejor los talentos y habilidades únicos de su equipo, podrá delegar funciones en función de estos rasgos para lograr el mayor éxito.

4. Decida su enfoque

Después de evaluar todos los aspectos de un proyecto, se puede determinar mejor qué concepto de gestión de proyectos aplicar. Muchas empresas pueden aplicar una combinación de ambos marcos y metodologías para lograr los resultados más satisfactorios del proyecto. Por ejemplo, el método de la cascada proporciona pasos específicos para alcanzar un objetivo, pero al utilizarlo como marco de trabajo, puede que sólo tenga en cuenta las fases o pasos que su proyecto necesita. Del mismo modo, puede adoptar un marco específico porque tiene un entorno de colaboración con un bajo riesgo de problemas de alcance, lo que supone una mayor oportunidad para los enfoques creativos del proyecto.

Te recomendamos

Cómo dormir mejor durante la COVID-19

Cómo escribir una carta de dimisión por motivos familiares (con plantilla y ejemplo)

Habilidades del administrador de sistemas: Definición y ejemplos

Motivación por la zanahoria y el palo: Definición y ejemplos en el lugar de trabajo

14 tipos de documentación para el desarrollo de software (más consejos)

PREGUNTAS FRECUENTES: ¿Qué significa «Constructively Discharged»?