Liderazgo libre: Definición, características y beneficios

Una forma de promover un entorno de trabajo independiente, responsable e innovador es practicar el liderazgo libre con los empleados. Este estilo de liderazgo sin intervención permite a los empleados tomar decisiones de forma independiente y encontrar soluciones lógicas a los retos del departamento. El uso de un enfoque de no intervención fomenta la creatividad, eleva la moral y aumenta la responsabilidad de sus empleados. En este artículo, repasamos la definición de liderazgo sin intervención, sus características y los beneficios de practicarlo.

¿Qué es el liderazgo libre?

También conocido como liderazgo de laissez-faire, el liderazgo de libre iniciativa es un tipo de estilo de gestión en el que los supervisores dan libertad a los miembros del equipo para completar tareas, tomar decisiones o resolver problemas sin interferir, a menos que los empleados lo soliciten.

Los directivos adoptan un enfoque no intervencionista, centrando la mayor parte de su tiempo en las tareas de gran envergadura y dejando que los miembros del equipo cumplan con sus propias responsabilidades de forma independiente. Los supervisores siguen animando a los miembros del equipo a que se dirijan a ellos con preguntas sobre las tareas del trabajo o para solicitar recursos adicionales, si es necesario.

Relacionado: Liderazgo Laissez-Faire: Definición, consejos y ejemplos

Características del liderazgo libre

Entre las características comunes del liderazgo libre se incluyen:

  • Estilo de gestión no intervencionista: Los líderes que utilizan este estilo suelen dejar que los empleados completen las tareas asignadas sin comprobar constantemente su progreso. Esto les da la libertad de terminar y presentar rápidamente los proyectos sin aplicar constantemente las ediciones de un gerente.
  • Libertad en la toma de decisiones: Los directivos confían en que sus empleados tomen sus propias decisiones sobre determinados proyectos o responsabilidades. Por lo general, los empleados pueden tomar decisiones finales sin recibir la aprobación de su supervisor.
  • Herramientas y recursos ofrecidos por los líderes: Si los empleados tienen dificultades para realizar ciertas tareas, los líderes animan a los miembros del equipo a que se dirijan a ellos con cualquier pregunta. Proporcionarán a los empleados los recursos, el asesoramiento o la orientación necesarios para que puedan completar con éxito sus tareas.
  • Los miembros del equipo resuelven los problemas de forma independiente: Los directivos suelen animar a los empleados a que resuelvan sus propios retos de la jornada laboral a medida que van surgiendo para que desarrollen su capacidad de resolución de problemas y de pensamiento crítico. Si llegan a algún problema complejo, los supervisores están ahí para guiarles y aconsejarles en consecuencia.
  • Los líderes proporcionan comentarios constructivos: Una vez que un empleado presenta un proyecto, su supervisor le proporcionará comentarios constructivos y sugerencias para mejorar su rendimiento. Cuando los miembros del equipo contribuyan con un trabajo excepcional, los líderes ofrecerán sus elogios y reconocimientos.
  • Los líderes se hacen responsables de las decisiones y proyectos de los miembros del equipo : Dado que los supervisores promueven un enfoque de no intervención, saben que cualquier decisión tomada o proyecto realizado por los empleados es su responsabilidad. Si un empleado comete un error, el supervisor se responsabilizará de él ante su propio jefe.
  • Los empleados están cualificados y tienen experiencia: La mayoría de los empleados que trabajan bajo el estilo de liderazgo libre de sus gerentes están altamente cualificados y tienen experiencia en sus funciones, por lo que normalmente no requieren una supervisión estrecha. Los empleados principiantes que necesitan formación y orientación en su función suelen prosperar bajo un estilo de liderazgo más práctico.

Relacionado: 23 características de liderazgo para ser un líder de éxito

1. Beneficios del liderazgo de libre disposición

Un estilo de liderazgo libre puede hacer que los empleados se sientan más positivos, seguros y motivados. Las ventajas de implantar un estilo de liderazgo libre son las siguientes:

Desarrolla el crecimiento personal de los miembros del equipo

Cuando los empleados trabajan en un entorno sin intervención, tienen la libertad de desarrollar sus habilidades y capacidades por sí mismos. Pueden completar más tareas, tomar decisiones y resolver problemas difíciles con poca o ninguna supervisión. Al terminar de forma independiente sus propios deberes y responsabilidades, los empleados avanzarán en sus capacidades de resolución de problemas, pensamiento crítico y toma de decisiones. Esto les permite crecer rápidamente en su campo y avanzar en la empresa.

Relacionado: 7 consejos para el crecimiento personal

Fomenta un equipo innovador y creativo

Tener la libertad de aportar ideas y ponerlas en práctica sin recibir ediciones constantes promueve un equipo innovador y creativo. Los empleados pueden aportar ideas y proyectos únicos que pueden mejorar el rendimiento de la empresa y obtener resultados impresionantes. Además, se sentirán más animados y confiados a la hora de hablar y llevar a cabo cualquier idea que desarrollen.

Permite tomar decisiones más rápidamente

Dado que la dirección libre permite a los empleados enviar tareas sin esperar a la aprobación o a la aplicación de ediciones por parte de los directivos, pueden poner en marcha rápidamente más iniciativas o ideas que puedan tener un impacto en la empresa. Esto significa que pueden poner en marcha más proyectos y completar varias tareas importantes sin pasar días, semanas o meses sometidos a un proceso de aprobación por parte de los supervisores.

Relacionado: Métodos de toma de decisiones en el lugar de trabajo

Aumenta la moral de los empleados y la satisfacción en el trabajo

El liderazgo libre permite a los empleados sentir que los directivos aprecian su trabajo y confían en sus capacidades, ya que los supervisores no están constantemente añadiendo ediciones o rechazando sus ideas. Los empleados sienten que su trabajo añade valor a la empresa, lo que les hace sentirse más seguros de sus habilidades y su rendimiento.

Contar con trabajadores satisfechos, felices y confiados en un equipo puede aumentar la moral de los empleados, creando un ambiente más positivo para todos los miembros del equipo. También podría conducir a mayores tasas de retención y empleados más comprometidos.

Responsabiliza a los empleados

Dado que los gerentes confían en los empleados para tomar decisiones importantes y resolver problemas complejos, ellos' se sentirán más en control y confianza. Pueden entender la importancia de que se les confíen estas responsabilidades con poca o ninguna supervisión, lo que puede hacer que tomen decisiones con más cuidado y que completen los proyectos sin errores.

Muchos empleados saben que si cometen demasiados errores por descuido, su supervisor puede dejar de utilizar el liderazgo libre. Esto les motiva a desempeñar eficazmente su función para seguir recibiendo la confianza y el enfoque de no intervención de su jefe.

Les prepara para oportunidades de alto nivel

Los empleados que realizan tareas bajo el liderazgo de la libertad de acción pueden tomar decisiones importantes con poca orientación de los directivos. Esto demuestra a los miembros de la dirección que los empleados pueden trabajar de forma independiente y pueden completar tareas de alto nivel por sí mismos. Cuando los directivos ven esto, pueden considerar a estos empleados para oportunidades de nivel superior que impliquen tomar decisiones organizativas de gran alcance o dirigir a otros miembros del equipo.

Construye una fuerte relación entre los directivos y los empleados

Debido a que los gerentes dan tanta libertad a los empleados, los miembros del equipo pueden sentirse más cómodos haciendo preguntas y acudiendo a ellos en busca de consejo. Muchos supervisores que practican el liderazgo libre animarán a los empleados a completar las tareas por su cuenta, pero ofrecerán consejo, orientación, herramientas y recursos si los empleados se sienten atascados o desafiados. Demostrar que los supervisores confían en los empleados para tomar decisiones importantes también genera confianza entre ambas partes.

Relacionado: 8 formas de establecer relaciones en el lugar de trabajo

Aumenta la autodisciplina y la motivación de los empleados

Los líderes no están constantemente revisando el trabajo de los empleados o comprobando su progreso, lo que hace que los empleados sean responsables de mantenerse en el camino para alcanzar sus objetivos y plazos. Muchos de ellos adquirirán y desarrollarán sus habilidades de autodisciplina y motivación para asegurarse de que aportan proyectos de calidad en sus respectivas fechas de entrega. Ser capaz de expresar y poner en práctica sus propias ideas también motiva a los empleados a seguir con estas ideas para crear un producto final que muestre su talento e impresione a los empleadores.

Te recomendamos

Cross Branding: Definición, beneficios y ejemplos

¿Qué es la promoción profesional? Definición y ejemplos

Bases de datos relacionales y esquemas: Definición y beneficios

24 Ejemplos de objetivos profesionales que puedes establecer para mejorar tu carrera

Todo Lo Que Necesitas Saber Sobre Cómo Convertirse En Terapeuta

11 Títulos que puede cursar para progresar en las Fuerzas Armadas