Freelancer vs. Consultor: ¿Cuál es la diferencia?

El freelance y la consultoría pueden parecer carreras similares, sin embargo, estas dos profesiones tienen varias diferencias clave. Además de la diferencia en la situación laboral, los autónomos y los consultores suelen tener diferencias en otras áreas de sus funciones. Si está interesado en ambas carreras, es importante que tenga en cuenta el contraste entre el trabajo autónomo y el empleo como consultor. En este artículo, exploraremos lo que son los freelancers y los consultores, las diferencias entre un freelance y un consultor y algunos consejos para ayudarle a determinar qué trayectoria profesional es la mejor para usted.

Convertirse en un contratista independiente: Ventajas y desventajas

¿Qué es un autónomo?

Un trabajador autónomo es un contratista independiente que presta servicios a corto plazo o por contrato, incluidos los servicios por hora o por proyecto que completan. Los autónomos suelen tener varios clientes a los que prestan sus servicios, incluyendo clientes individuales y empresas y organizaciones. Los autónomos suelen trabajar en campos como la escritura y la comunicación, la tecnología, las artes y el diseño gráfico. Como los autónomos trabajan para sí mismos, suelen realizar una amplia gama de tareas para encontrar clientes y trabajo, entre ellas:

  • Establecer contactos con profesionales del sector y crearse una reputación en un nicho específico
  • Crear y distribuir materiales de marketing para promocionar los servicios de los autónomos
  • Implementar estrategias de marketing impreso y digital para atraer a los clientes ideales
  • Construir una presencia en línea para ampliar el alcance del mercado
  • Desarrollar y mantener un presupuesto empresarial para controlar los gastos, los activos de la empresa y las actividades financieras.
  • Documentar las actividades empresariales y financieras a efectos fiscales

Relacionado: Todo lo que debe saber sobre el trabajo autónomo

¿Qué es un consultor?

Un consultor es un profesional que presta servicios de asesoramiento, orientación o consejo a empresas y particulares y suele ser experto en un campo concreto. Por ejemplo, un consultor financiero es un profesional que tiene un profundo conocimiento de temas contables y financieros y proporciona orientación y asesoramiento financiero. Los consultores pueden incluso trabajar como autónomos, prestando servicios de consulta a corto plazo para varios clientes. En general, los consultores suelen asumir las siguientes responsabilidades:

  • Ayudar a los clientes empresariales a mejorar varios aspectos de sus procesos, como las ventas, el marketing o las actividades financieras
  • Asesoramiento a empresas sobre métodos para mejorar las operaciones, generar más ingresos y aumentar la productividad
  • Hacer recomendaciones para procesos específicos como la asignación de recursos, la reducción de costes y las operaciones de producción
  • Desarrollar planes estratégicos con la alta dirección y los ejecutivos de la empresa que apoyen los resultados positivos

Relacionado: ¿Qué es un consultor?

Diferencias entre un autónomo y un consultor

Los autónomos y los consultores tienen varias diferencias clave entre ellos:

Educación y formación

Dependiendo del campo de trabajo, los autónomos y los consultores pueden tener diferencias en su formación. Por ejemplo, un consultor de ventas puede tener amplios conocimientos del sector en relación con la venta de un tipo específico de producto o servicio, lo que puede requerir un título universitario. Sin embargo, algunos autónomos (como escritores, artistas gráficos y diseñadores de páginas web) son autodidactas o acceden a sus carreras sólo con formación técnica en lugar de con títulos universitarios. Sin embargo, la educación y la formación que necesitas pueden variar en función del tipo de trabajo que quieras hacer, por lo que es importante entender qué necesitas para tener éxito en tu profesión.

Certificaciones

Aunque los autónomos y los consultores pueden obtener certificaciones o licencias profesionales para demostrar sus cualificaciones, las credenciales que pueden obtener estos profesionales suelen variar según las funciones. Por ejemplo, un desarrollador de software autónomo puede obtener una certificación para demostrar su experiencia con un marco específico, mientras que un consultor de software puede obtener una certificación en consultoría de gestión para significar su experiencia en la consulta para la elección de software empresarial. También es importante tener en cuenta que los autónomos rara vez necesitan certificaciones, mientras que muchas empresas de consultoría y negocios pueden exigir a los consultores que tengan credenciales específicas para el trabajo.

Relacionado: Cómo incluir las certificaciones en tu currículum

Perspectivas de empleo

Las perspectivas de trabajo para los autónomos pueden variar sustancialmente respecto a las oportunidades de los profesionales de la consulta. Dado que los autónomos encuentran trabajo mediante la creación de redes y la conexión con posibles clientes por sí mismos, las oportunidades de trabajo para estos profesionales pueden ser a veces inconsistentes. Los consultores, sin embargo, pueden trabajar para empresas privadas o grandes firmas de consultoría, donde tienen un flujo de trabajo consistente en el que pueden confiar.

Situación laboral

La situación laboral de los autónomos puede diferir completamente de la de los consultores. Los freelancers suelen trabajar como contratistas independientes o son profesionales autónomos, mientras que los consultores pueden trabajar como empleados para empresas privadas e incluso en el sector gubernamental y sin ánimo de lucro. Debido a esta distinción, es posible que los requisitos de empleo sean diferentes entre ambos campos profesionales.

Estructura salarial

Las estructuras de ingresos de los autónomos' y consultores' también pueden variar. Como autónomos, los freelancers pueden establecer sus propios calendarios de pago y precios de los servicios según los contratos que acuerden con sus clientes. Esto puede suponer periodos más largos entre los pagos por sus servicios y diferencias en la cantidad de dinero que se lleva a casa por cada trabajo que realiza. Sin embargo, los consultores que trabajan para empresas privadas suelen tener una estructura salarial y un calendario de ingresos fijo que les proporciona una cantidad específica de forma constante.

Rol de trabajo

Los autónomos suelen asumir muchas funciones en su carrera, independientemente del servicio que presten. Muchos autónomos realizan tareas de marketing y promoción para relacionarse con los clientes y encontrar nuevos proyectos. También deben gestionar los aspectos financieros de la prestación de servicios por cuenta propia, como la gestión de un presupuesto empresarial, el registro de las actividades financieras y la preparación y declaración de impuestos. Los consultores no suelen tener que realizar muchas de las funciones empresariales que realizan los autónomos, especialmente como empleados de empresas privadas. Para los consultores asalariados, la creación de redes, la elaboración de presupuestos y la presentación de informes de trabajo por cuenta propia son innecesarias.

Ambiente de trabajo

Los autónomos pueden trabajar en diversos entornos, incluso desde sus oficinas en casa u otros lugares remotos. Algunos autónomos viajan para reunirse con nuevos clientes y completar proyectos a corto plazo o de una sola vez. Asimismo, los autónomos pueden tener horarios de trabajo diferentes a los tradicionales. Los consultores, sin embargo, suelen trabajar en oficinas o entornos empresariales y suelen tener horarios de trabajo tradicionales durante las horas de trabajo.

Relacionado: Freelancer vs. Independent Contractor: ¿Cuál es la diferencia?

Consejos para elegir tu carrera profesional

Tenga en cuenta los siguientes consejos para obtener más información sobre la elección de una carrera como freelance frente a la de consultor:

  • Considera los beneficios e inconvenientes del trabajo autónomo. El trabajo autónomo es, por naturaleza, una carrera por cuenta propia en la que, esencialmente, se ponen en red los servicios y se construye el propio negocio.
  • Evalúe sus habilidades actuales y cómo encajan con su potencial trayectoria profesional. Desarrolle y mejore sus habilidades en las áreas necesarias para tener éxito en el trabajo que desea.
  • Considere la posibilidad de combinar el trabajo independiente y la consultoría en una sola carrera. Muchos consultores optan por trabajar como contratistas independientes para proporcionar servicios de consulta freelance en una variedad de industrias.
  • Averigua qué formación o educación necesitas para tu trabajo ideal. Algunos clientes y empleadores pueden preferir que tengas una titulación o credencial específica que demuestre tu experiencia en tu función.

Te recomendamos

Cómo ser positivo en el trabajo (Preguntas y Respuestas)

¿Qué es la varianza de la eficiencia de los gastos generales variables? Con ejemplos

Cómo escribir una declaración de intenciones

Estrategias de reclutamiento: Qué son y cuáles son las mejores para probar

Marco vs. Biblioteca: ¿Cuáles son las diferencias?

¿Qué es el análisis estadístico y cómo ayuda a las empresas?