11 Conceptos básicos de redacción publicitaria (con consejos para mejorar)

Una buena redacción de textos publicitarios puede ser una parte fundamental para informar a los clientes sobre una empresa y animarles a comprar en ella. Cuando se escribe un texto publicitario, el uso de estrategias y técnicas eficaces puede aumentar la probabilidad de convertir los clientes potenciales en ventas. Tanto si eres propietario de un negocio como si eres un profesional autónomo, entender las estrategias para mejorar tu redacción publicitaria puede hacerte más exitoso profesionalmente. En este artículo, analizamos 11 aspectos básicos de la redacción publicitaria que le ayudarán a dominar esta habilidad.

¿Qué es la redacción de textos publicitarios?

La redacción publicitaria es un tipo de escritura diseñada para fines de venta y marketing. El copywriting puede pedir explícitamente una venta, pero también puede centrarse en otros aspectos del marketing, como el establecimiento de una marca o la concienciación sobre próximos productos o servicios. Algunos ejemplos de redacción publicitaria son los anuncios en revistas, periódicos, blogs, publicaciones en redes sociales, páginas web y guiones de audio o vídeo.

Relacionado: Cómo convertirse en redactor publicitario paso a paso

11básicos de la redacción de textos publicitarios

Estos son 11 aspectos básicos de la redacción publicitaria que debes aprender:

1. Saber lo que se vende

Asegúrese de que entiende perfectamente el producto o servicio que está anunciando. Estar familiarizado con los aspectos prácticos del producto, como las características técnicas de un artículo o los pasos de un proceso de servicio, le permite escribir desde una posición de conocimiento y autoridad. También puede considerar la posibilidad de hacer referencia a cualquier investigación sobre el producto y a las pruebas de cualquier afirmación sobre su eficacia.

2. Estudiar a su público

Su producto o servicio se adapta al menos a un subconjunto de clientes, y este grupo de personas es su público objetivo. Son las personas a las que debe apelar en su redacción, ya que es más probable que se conviertan en ventas. Una forma de hacerlo es encuestar a las personas que ya son sus clientes. Puede preguntarles qué les atrajo del producto y qué les hace volver como clientes fieles. También puede utilizar los datos de Internet o la información de las encuestas realizadas en las tiendas para elaborar su perfil de cliente.

Los datos demográficos que pueden ayudarle a estudiar su audiencia pueden incluir cosas como

  • Edad
  • Género
  • Estado civil y composición familiar
  • Nivel de ingresos
  • Nivel de educación
  • Aficiones e intereses
  • Ubicación geográfica
  • Otros factores relevantes para su producto o servicio

Una vez que haya identificado a sus clientes objetivo, puede utilizar esa información para reforzar su texto. Pruebe a ver los anuncios existentes dirigidos al mismo público. Fíjese en el lenguaje, las imágenes y la ubicación de los anuncios. Esta información puede influir en la redacción de sus contenidos. Puede repetir este proceso si tiene varios destinatarios.

Relacionado: Definición de su público objetivo: Qué es y por qué es importante

3. Escribir con un plan

Cada pieza de redacción debe tener un objetivo específico. Tener en cuenta ese objetivo a la hora de esbozar y escribir el texto ayuda a garantizar que la frase y el párrafo sirvan para ese objetivo. Algunos ejemplos de objetivos de redacción son::

  • Hacer una venta: Se trata de convencer a alguien para que compre tu producto o servicio. Pueden comprar directamente en tu sitio web, o puedes animarles a que llamen o vayan a tu local físico a comprar. Un ejemplo de técnica para incentivar las compras es ofrecer rebajas por tiempo limitado.

  • Recogida de información demográfica o de contacto del cliente: Al recopilar información demográfica sobre tus clientes potenciales, puedes adaptar mejor los futuros anuncios a sus necesidades. La información de contacto puede enviar futuros anuncios directamente a cualquier persona que se registre.

  • Inscribir a los clientes en una lista de correo: Un cliente que se inscribe en su lista de correo está interesado en conocer nuevos productos, servicios o ventas. Puede enviar anuncios o ventas especiales a estos clientes a través de la lista de correo.

  • Aumenta el conocimiento de la marca: El objetivo de su copia puede ser aumentar el número de personas que conocen su marca. Esto podría incluir cosas como la publicidad en una nueva ubicación física, una campaña en las plataformas de medios sociales o una serie de anuncios de televisión durante un evento deportivo popular.

  • Generar contactos: Se trata de atraer a nuevos clientes potenciales a su marca, por ejemplo, dirigiéndose a un nuevo grupo demográfico en sus páginas de redes sociales.

  • Educar a los clientes y establecer autoridad: Al promover cosas como blogs, podcasts o vídeos en su copia, puede mostrar sus habilidades y conocimientos sobre su industria a los clientes potenciales.

  • Conectar con la comunidad en torno al producto: Esto puede mejorar el conocimiento de su producto por parte de los consumidores y ayudarle a establecerse como un auténtico miembro de la comunidad. Por ejemplo, si tiene una tienda de artículos de arte, puede promocionar en su texto las ferias locales de artesanía y los clubes de arte de su zona.

4. Empezar con fuerza

Para convencer a un cliente potencial de que lea todo su texto, empiece con algo que llame su atención. Puede ser un título, un titular, una frase corta o la primera frase de un párrafo. Algunas ideas de cosas que incluir para captar la atención del lector son

  • Un hecho interesante sobre el producto o el problema que puede resolver
  • Un dato impresionante, como una estadística
  • Una de las principales ventajas del producto o servicio
  • Una apelación a los valores del cliente' s
  • Apelar a las emociones del cliente's
  • Una promesa o garantía verificable

5. Céntrese en los puntos fuertes de su producto

Sus clientes probablemente quieran saber por qué deberían elegir su producto o negocio. Como redactor publicitario, su trabajo consiste en mostrar el valor y los beneficios que los clientes potenciales pueden esperar si deciden comprar lo que usted ofrece. Piense en los elementos que hacen de su producto o servicio una opción mejor que la de la competencia y llame la atención sobre esos puntos fuertes. Puede utilizar un lenguaje que invoque los sentimientos o valores que quiere que el cliente asocie con su producto, como seguridad, comodidad, lujo, diversión o comunidad.

Apelar al sentido de la lógica del cliente potencial también es beneficioso. Para ello, puede aportar datos concretos que respalden sus afirmaciones. También puede incluir testimonios o estudios de casos de clientes satisfechos.

6. Conozca los puntos débiles de su competencia

Su cliente potencial podría querer saber tanto qué hace que su servicio sea bueno como por qué es mejor que el de la competencia. Al escribir sobre productos similares, podría identificar por qué el suyo es superior. Asegúrese de hacer comparaciones y afirmaciones honestas, ya que el objetivo es educar a su cliente con información que le muestre por qué elegir su servicio es la mejor opción.

7. Sea conversacional

A la hora de redactar un texto publicitario, suele ser una buena idea adoptar un tono amable y dar prioridad a la legibilidad. Aunque la personalidad de su marca puede variar en función de su producto y su público objetivo, considere la posibilidad de mantener un tono conversacional y accesible para cualquier consumidor potencial.

Consejos para facilitar la lectura de su texto:

  • Utilizar contracciones cuando sea posible
  • Mantén las frases y los párrafos cortos
  • Utilice un lenguaje cotidiano en lugar de términos específicos del sector
  • Explique todos los acrónimos o abreviaturas
  • Concéntrese en la información esencial en lugar de añadir lenguaje de relleno

Muchas personas quieren sentir que están buscando información en lugar de consumir un anuncio. Un tono conversacional puede ayudar a que tu texto se parezca más a una conversación que a un argumento de venta.

8. Tener en cuenta la plataforma

Tu estrategia de redacción puede cambiar en función de la plataforma que aloja el texto. Por ejemplo, pueden caber muchos más detalles en una entrada de blog que en una valla publicitaria. Del mismo modo, el texto de la página de inicio de un sitio web suele ser más general que el de las páginas de productos de ese mismo sitio.

También es importante tener en cuenta el lugar en el que usted o su empresa exponen la copia. Por ejemplo, al diseñar un folleto para su distribución, puede tener en cuenta cuándo y dónde piensa distribuirlo el empresario y quién es probable que lo lea.

Relacionado: 8 tipos de publicidad digital: Definiciones y beneficios

9. Sea explícito sobre el siguiente paso

Una llamada a la acción es una declaración que anima a alguien a hacer algo específico, como hacer una compra o proporcionar información de contacto. Cuando escriba una llamada a la acción, diga a su público exactamente lo que debe hacer. Utilice palabras y frases de acción como “comprar,” “inscribirse” o “llamarnos hoy mismo.” También puede ayudar poner un plazo específico a la acción. Considere si quiere que la audiencia compre ahora, se registre en la próxima semana o busque su gran venta en un mes.

También es una buena idea decir a su público lo que ocurre una vez que siguen la llamada a la acción. Por ejemplo, hágales saber que recibirán entradas digitales en una hora y copias físicas en siete días laborables si se inscriben inmediatamente en un concierto.

Relacionado: Relacionado: 51 ejemplos de llamadas a la acción y por qué funcionan

10. Revisar y corregir

Su audiencia puede ver su copia como un reflejo de la calidad de su producto o servicio. Por ello, es importante que la gramática y la ortografía sean excelentes para mostrar su atención al detalle. Puede corregir manualmente sus escritos, y también hay herramientas de revisión ortográfica y gramatical incluidas en muchos programas de procesamiento de textos y en línea. Una cosa que puedes considerar es tomar un descanso entre la redacción de tu texto y su revisión. Este intervalo de tiempo puede ayudarte a revisar tu trabajo con una nueva comprensión.

11. Sea sincero

Cuando escriba su texto, intente destacar los puntos fuertes de su producto y los puntos débiles de la competencia. Sin embargo, asegúrese de que todo lo que diga sea honesto y veraz. Esto es importante para la percepción de la marca y la fiabilidad. Al revisar, preste atención a las afirmaciones superlativas, como decir que su producto es «el mejor disponible» o «el más barato del mercado», y asegúrese de verificarlas.

Te recomendamos

Cómo utilizar el Método Directo para el Estado de Flujo de Caja

Su guía para crear una gran experiencia digital para el cliente

¿Qué es la cultura organizativa?

Gestión del valor ganado: Conceptos básicos y beneficios

¿Qué es la adquisición estratégica? (Definición, beneficios y consejos)

¿Qué es la gestión logística? Definición, tipos y consejos para una gestión logística eficaz