5 consejos para gestionar un nuevo equipo

Puede ser difícil dirigir un nuevo equipo, pero también puede ayudarle a evolucionar como líder. Debe cultivar las habilidades interpersonales y la flexibilidad para descubrir qué estilos se adaptan a su equipo. Utilizar la paciencia, el estímulo y la honestidad puede ayudarle a atravesar esta fase de transición sin problemas.

En este artículo, analizamos los motivos por los que puede necesitar gestionar un nuevo equipo, las habilidades de gestión de equipos y los consejos para gestionar un nuevo equipo.

Las mejores formas de motivar a su equipo

¿Por qué hay que gestionar un nuevo equipo?

Hay varias razones por las que puede ser responsable de un nuevo equipo en el trabajo:

  • Cambiar de trabajo: Cambiar de departamento en el trabajo o asumir un puesto directivo en una empresa diferente puede llevar a trabajar con un nuevo equipo.
  • Ganarse un ascenso: El ascenso puede dar lugar a que se trabaje con nuevos miembros del equipo.
  • Cambio de roles: Asumir su primer papel de supervisor puede significar que usted' está trabajando con un nuevo equipo.
  • Transición a la nueva propiedad: Si su empresa tiene nuevos propietarios, es posible que se produzca un traslado o una reorganización de los empleados.

Relacionado: Muestras de currículos de jefes de equipo

Capacidad de gestión de equipos

La gestión eficaz de un equipo requiere las siguientes habilidades:

Capacidad de escucha

Ser un líder eficaz empieza por escuchar activamente a los miembros de tu equipo. Hay que aprender cuáles son sus funciones, cómo trabajan mejor y sus preferencias de estilo de liderazgo. Ser un buen oyente muestra a su equipo que sus opiniones son importantes y que usted quiere incluirlas en la toma de decisiones. Esto puede ayudar a crear un entorno de trabajo positivo con una comunicación abierta entre todas las partes, aumentando la motivación de los empleados y la satisfacción laboral.

Puede dedicarse a la escucha activa:

  • Repetir lo que ha dicho el interlocutor
  • Reformular sus ideas
  • Pedir aclaraciones si no se entiende
  • Hacer preguntas de seguimiento para obtener más información
  • Tomar notas
  • Formular una respuesta después de que el orador haya terminado de hablar, no mientras está hablando

Habilidades de colaboración

Crear un ambiente de colaboración entre su equipo puede fomentar el trabajo en equipo y reducir la competencia entre los empleados. Anime a los miembros de su equipo a pedir sugerencias a sus compañeros, a compartir ideas y a trabajar juntos en proyectos importantes.

Además, debe modelar este comportamiento para mostrar a los empleados cómo es trabajar en equipo. Pida a los miembros del equipo que revisen su trabajo. Solicite opiniones antes de tomar grandes decisiones. Cuanto más trabajen los empleados juntos, más cohesionado estará el equipo. Recuerde a los empleados que todos están trabajando por objetivos comunes, compartiendo la misión de la empresa a menudo.

Relacionado: Relacionado: 8 habilidades de gestión de equipos que todo líder debe conocer

Habilidades de comunicación

Los directivos deben tener una gran capacidad de comunicación escrita y oral. A menudo son el punto de contacto de su equipo para las actualizaciones de la empresa, las asignaciones de proyectos y las revisiones de los empleados. Los gerentes deben ser capaces de comunicarse con claridad y eficacia para garantizar que su equipo tenga información completa y precisa, evitando malentendidos y declaraciones vagas.

Puedes reforzar tus habilidades de comunicación:

  • Preparar notas de conceptos clave para las grandes reuniones
  • Practicar con antelación presentaciones o discursos importantes
  • Revisar cuidadosamente su comunicación escrita para la ortografía, la gramática y el tono adecuados
  • Utilizar un lenguaje claro y conciso, sin jerga ni argot
  • Hablar y escribir para un público lo más amplio posible

Habilidades de resolución de conflictos

Como directivo, debe sentirse cómodo gestionando los conflictos en el lugar de trabajo. Cuando los empleados tienen un desacuerdo, usted suele ser la primera persona que lo aborda. Asegúrese de conocer a fondo todas las políticas de la empresa relativas a las interacciones en el lugar de trabajo para poder responder de forma adecuada y eficaz.

Para resolver los conflictos, escuche a ambas partes sin ofrecer su opinión. Considere la posibilidad de hablar con otros empleados que puedan tener una visión del problema. Intente encontrar una solución que funcione para ambos empleados, y revise las políticas de la empresa con las partes para que sepan cuáles son las expectativas de la empresa sobre su comportamiento. Puede incluir a RRHH en estas reuniones. Asegúrate de documentar toda la comunicación y las medidas adoptadas para tener un registro preciso de la situación.

Flexibilidad

Los directivos eficaces pueden adaptarse a nueva información, ideas y circunstancias. Intente ser flexible mientras aprende más sobre su equipo y las estrategias que mejor funcionan para ellos. Es posible que tenga que explorar técnicas de liderazgo que no haya utilizado antes. Esté dispuesto a aprender y a crecer como líder para poder facilitar empleados altamente productivos y motivados. Por ejemplo, puede que prefiera ofrecer revisiones semanales del rendimiento de los empleados, pero algunos de ellos pueden sentirse abrumados por tanta información. Puede que lo mejor para su productividad y su moral sea ofrecer sólo revisiones mensuales.

Capacidad de gestión del tiempo

Como directivo, tiene una amplia gama de responsabilidades que compiten por su atención. Aprender a gestionar su tiempo es una habilidad clave para realizar sus tareas de forma eficiente. Tenga en cuenta los siguientes consejos para una gestión eficaz del tiempo:

  • Planificar los días con antelación
  • Deje margen en su agenda para los imprevistos
  • Prioriza tus tareas
  • Programe sus tareas más importantes para los momentos del día en los que tiene más energía y motivación
  • Utiliza la tecnología para ayudarte a gestionar tu agenda y tu productividad
  • Revise a menudo sus objetivos a corto y largo plazo

Consejos para gestionar un nuevo equipo

Estos son algunos consejos que le ayudarán a gestionar un nuevo equipo en el trabajo:

Reúnase con cada miembro del equipo

Cuando empiece a trabajar con un nuevo equipo, puede ser útil reunirse con cada miembro del equipo individualmente para conocerlo mejor. Considere la posibilidad de empezar con temas más ligeros, como su familia, intereses y aficiones. Esto demuestra que se interesa por ellos a nivel personal. A continuación, puedes preguntarles por su trayectoria, su historia en la empresa, sus funciones específicas y qué condiciones les ayudan a rendir al máximo.

Estas reuniones son también una oportunidad para compartir más sobre su estilo de liderazgo, sus valores y lo que espera conseguir. Sea amable y accesible, ya que estas conversaciones iniciales pueden marcar el tono de las relaciones futuras.

Relacionado: Por qué la gestión del rendimiento es importante para su equipo

Aprender de sus predecesores.

Si puede, considere la posibilidad de hablar con el anterior jefe de su equipo para saber qué estrategias de liderazgo son más eficaces para las distintas personalidades de su equipo. También puede obtener información de fondo relevante que le ayude a prepararse mejor para dirigir a su equipo.

Pedir feedback

Esté abierto a escuchar lo que su equipo piensa que está haciendo como gerente. Recibir comentarios sinceros puede hacerle saber en qué está teniendo éxito y en qué puede mejorar. Los empleados pueden ofrecer valiosas opiniones a través de una encuesta anónima que de otro modo no compartirían. Esta información puede ayudarle a enfocar su desarrollo profesional y a convertirse en un líder más eficaz.

Planificar actividades de creación de equipos

Si tu equipo está formado por personas que no se conocen entre sí, es importante ayudarles a conocerse mejor y a sentirse más cómodos en un entorno de grupo. Reducir la incomodidad de estar con gente nueva puede ayudar a los empleados a concentrarse en el trabajo y ser más productivos. Considere la posibilidad de planificar actividades de creación de equipos, como un taller, un retiro o una salida nocturna para ayudar a su equipo a desarrollar relaciones. También puede planificar eventos sociales regulares, como happy hours o pausas para el café.

Defina sus expectativas

Proporcione a su equipo objetivos y expectativas claros y completos para que todos entiendan sus responsabilidades desde el principio. Explique cómo va a medir el rendimiento y con qué frecuencia. Esto puede ayudar a preparar a su equipo para un nuevo horario o entorno y ayudar a evitar errores de comunicación, lo que puede mejorar la eficiencia y ahorrar tiempo y recursos.