¿Qué es la gestión del trabajo? (Con consejos para implementarla eficazmente)

La gestión del trabajo es una práctica que ayuda a los equipos y a las organizaciones a mejorar la productividad y la eficacia individual y colaborativa. Las empresas y los directivos pueden aplicarla para mejorar el flujo de trabajo y la programación de la carga de trabajo con el fin de alcanzar los objetivos de los proyectos y de toda la organización. Saber qué implica la gestión del trabajo y cómo utilizarla de forma eficaz puede ayudar a las empresas a cumplir sus objetivos de productividad y reducir los retrasos. En este artículo hablamos de la gestión del trabajo, de su importancia, de quién puede utilizarla y de los consejos para usar la herramienta con eficacia.

¿Qué es la gestión del trabajo?

Lea más:

La gestión del trabajo es la organización eficiente de los flujos y las cargas de trabajo entre equipos u organizaciones para garantizar que los empleados comprendan sus tareas y alcancen los objetivos fijados en menos tiempo. Como herramienta, la gestión del trabajo pretende ayudar a los empleados individuales y a los equipos a alcanzar un alto nivel de claridad a la hora de completar tareas y procesos. Puede ayudar a mejorar la coordinación y la colaboración, a reducir los retrasos y a evitar los malentendidos, de modo que cada persona tenga la información correcta para lograr la máxima productividad y eficiencia.

La gestión del trabajo ayuda a los directivos a supervisar a sus equipos y su forma de trabajar. Puede aplicarse al alcance u organización de un proyecto o a su ejecución. Aunque comparte similitudes con la gestión de proyectos, la gestión del trabajo se centra en racionalizar las actividades de los empleados en proyectos o procesos sin hitos bien definidos. La planificación de proyectos, la programación de tareas, la gestión de recursos, las evaluaciones del rendimiento, las revisiones y las valoraciones de los proyectos son algunas de las variables que los directivos pueden mejorar con la aplicación de las herramientas de gestión del trabajo.

Relacionado: Guía completa para la gestión de proyectos

¿Por qué es importante la gestión del trabajo?

Los siguientes beneficios explican la importancia de la gestión del trabajo:

Mejorar la programación del trabajo

La gestión del trabajo integra prácticas y procesos que pueden ayudar a las organizaciones a mejorar los horarios de trabajo. Al proporcionar herramientas para identificar las tareas rutinarias que debe realizar cada empleado, la gestión del trabajo garantiza que los gestores puedan asignar el empleado adecuado al trabajo adecuado, lo que aumenta la productividad y la eficacia del trabajo.

Maximizar el uso y la asignación de recursos

La gestión del trabajo también puede mejorar la forma en que una organización utiliza sus recursos. Dado que mejora los flujos de trabajo y las cargas de trabajo, la gestión del trabajo puede ayudar a asignar los recursos a las tareas y proyectos que pueden ofrecer el mayor rendimiento de las inversiones. Los empleados también pueden dedicar su tiempo y esfuerzo a los aspectos más críticos de los proyectos para cumplir los plazos y reducir los costes. También puede reducir el despilfarro, lo que permite a una empresa canalizar sus recursos hacia otras empresas rentables.

Satisfacer las necesidades de los clientes

La gestión del trabajo permite a los recursos humanos y a los gestores de proyectos alcanzar mayores niveles de eficiencia, lo que puede dar lugar a una entrega más rápida de los proyectos y a menos retrasos. Ser capaz de entregar proyectos a tiempo y dentro del presupuesto puede ayudar a las empresas a satisfacer las necesidades de sus clientes, lo que puede impulsar aún más las oportunidades de negocio y la generación de ingresos. Las herramientas de gestión del trabajo también permiten a los clientes actualizar los requisitos del proyecto con mayor facilidad, lo que permite a los gestores tomar decisiones más rápidamente.

Mejorar el rendimiento y los resultados

Cuando se utiliza de forma eficaz, la gestión del trabajo puede ayudar a las organizaciones a mejorar el rendimiento de los empleados y a aumentar las tasas de éxito de los proyectos. Permite a los empleados comprender sus funciones, lo que mejora la calidad de su trabajo y aumenta la productividad. Esto significa que las personas de la organización pueden lograr un mejor rendimiento y acercar a la empresa a sus objetivos con la rapidez que permiten los recursos disponibles.

Mejorar la agilidad empresarial

La gestión del trabajo también puede hacer que una organización sea más adaptable. Esto se debe a que permite a los gestores aplicar estrategias de flujo de trabajo y carga de trabajo en toda la empresa en función de las demandas de los proyectos, los requisitos y los objetivos a corto y largo plazo.

Reducir el despilfarro

La gestión del trabajo puede ayudar a las organizaciones a frenar el despilfarro. Al planificar, programar y ejecutar eficazmente las tareas, las empresas pueden eliminar los factores que pueden causar retrasos, mejorar la coordinación y reducir las redundancias en sus operaciones. Todos estos efectos pueden dar lugar a un mejor uso de los recursos.

Mejora la colaboración

La gestión del trabajo también puede aumentar y mejorar la colaboración en una organización. Permite que cada persona comprenda el papel que debe desempeñar para lograr el objetivo colectivo, de modo que trabajar con los demás resulte más fácil.

Mida la productividad

Las herramientas de gestión del trabajo proporcionan a los gestores acceso a una amplia gama de datos sobre los proyectos en curso y futuros. Esto les permite medir mejor la productividad, identificar posibles retrasos y tomar medidas proactivas para garantizar que los proyectos se entreguen en el plazo previsto y dentro del presupuesto.

mejorar la toma de decisiones

Las herramientas de gestión del trabajo permiten a los directivos tomar decisiones rápidas gracias a una amplia gama de recursos y datos. Los gestores pueden hacer un seguimiento de los cambios en los distintos proyectos y tomar rápidamente decisiones inteligentes basadas en los datos.

Relacionado: La importancia de la gestión de proyectos

¿Quién utiliza la gestión del trabajo?

La gestión del trabajo es ideal para las empresas que trabajan en actividades no relacionadas con los proyectos. Es la más adecuada para las empresas en las que los empleados trabajan en tareas que carecen de un marco o método definido. Estas organizaciones pueden utilizar herramientas de gestión del trabajo para gestionar las tareas rutinarias y el alcance de sus operaciones no relacionadas con proyectos, que suelen carecer de un marco de referencia.

La gestión del trabajo también es adecuada para las empresas que tienen varios equipos, departamentos o sucursales que colaboran en diferentes proyectos. En estas organizaciones, la gestión del trabajo actúa como una herramienta para proporcionar una dirección más clara y mejorar el uso de los recursos más allá de las herramientas de gestión de proyectos tradicionalmente utilizadas para hacer un seguimiento de la ejecución y la entrega.

Relacionado: Cómo ser un mejor gerente en 8 pasos

Elementos de gestión del trabajo

Estos son los elementos de la gestión del trabajo:

  • La gestión de los recursos: En esencia, la gestión del trabajo tiene como objetivo asignar y utilizar los recursos de forma más eficaz mediante una asignación eficiente del trabajo.

  • Colaboración: Las herramientas de gestión del trabajo pueden mejorar la colaboración entre individuos, equipos y departamentos de una organización.

  • Gestión de proyectos: La gestión del trabajo también implica la gestión de proyectos, ya que se ocupa de la programación eficaz del flujo y la carga de trabajo, la ejecución del presupuesto y la coordinación del equipo.

  • Gestión del tiempo: La gestión del trabajo se basa en una gestión eficaz del tiempo para aumentar la productividad, reducir el despilfarro y eliminar las redundancias.

  • Gestión de tareas: Este elemento garantiza que cada persona conozca a fondo sus tareas y acceda a los recursos para realizarlas en el menor tiempo posible.

  • Informar: Los gestores necesitan hacer un seguimiento e informar de una amplia gama de variables para alcanzar los objetivos de gestión del trabajo. Miden el rendimiento, la productividad, la ejecución del presupuesto y otras variables que pueden ayudar a la toma de decisiones y al cumplimiento de los objetivos.

  • Gestión de la relación con el cliente: La gestión del trabajo implica trabajar con los clientes para evaluar la calidad del trabajo, revisar los requisitos y garantizar que el proyecto entregado cumple las especificaciones.

Relacionado: Guía para la gestión de personas: Definición, consejos y habilidades

Consejos para una gestión eficaz del trabajo

Estos son los consejos para aplicar con éxito una estrategia eficaz de gestión del trabajo:

  • Comunicar instrucciones claras: La gestión eficaz del trabajo requiere una comunicación clara de las obligaciones de las tareas y las directrices de los proyectos a las personas, los equipos y las unidades colaboradoras. Proporcionar instrucciones inequívocas permite a cada persona entender su papel, aumentar la productividad y promover la colaboración.

  • Sé transparente: Para poner en práctica una estrategia de gestión del trabajo eficaz, debe ser transparente en cuanto a sus objetivos. Deje que su equipo entienda las razones de sus acciones y por qué deben completar las tareas asignadas de acuerdo con las directrices establecidas.

  • Proporcione retroalimentación: Para aumentar la productividad y alcanzar otros objetivos de la gestión del trabajo, busque la opinión de sus equipos. Hacerlo ayuda a identificar los retos o puntos débiles de la estrategia y permite generar soluciones para mejorar los resultados.

  • Confía en las capacidades de tu equipo': Para obtener lo mejor de la gestión del trabajo, es importante confiar en la capacidad de su equipo para obtener resultados. Proporcione orientación, recursos y una buena planificación, pero permita que cada individuo aproveche sus habilidades y experiencia para conseguir resultados.

  • Promover la colaboración: La gestión del trabajo requiere una colaboración eficaz entre los empleados y los equipos. Cree una atmósfera que anime a las personas de la organización a trabajar y apoyarse mutuamente para lograr una mayor productividad y eficiencia.

Te recomendamos

Cómo conseguir un aumento de sueldo: 10 consejos para demostrar que te mereces un aumento en el trabajo

Certificado de tecnólogo quirúrgico: Definición y cómo conseguirlo

Las 15 mejores habilidades para un conserje

Psicología de la personalidad: Qué es y cómo se estudia

¿Qué es la planificación de la construcción? (y cómo hacer un plan)

¿Qué es el respeto en el trabajo?