Las mejores estrategias para gestionar clientes

Puede llevar a su organización o empresa al éxito centrándose en formas positivas de gestionar a los clientes. Ofrecer una experiencia de calidad a sus clientes puede ayudar a que su empresa destaque. El uso de estrategias de gestión puede satisfacer a sus clientes y contribuir a un flujo de trabajo eficiente en la oficina.

En este artículo, explicamos las ventajas y la mejor estrategia para gestionar a los clientes.

¿Por qué es importante gestionar los clientes?

La forma de gestionar los clientes determina el crecimiento de la empresa. He aquí algunas ventajas de la gestión de clientes:

Mejorar la experiencia del cliente

Construya y mantenga buenas relaciones con sus clientes satisfaciendo sus necesidades. Mejore su experiencia con su empresa averiguando lo que quieren y haciendo todo lo posible por satisfacer esa necesidad. Escuche lo que dicen y responda adecuadamente. Un cliente satisfecho puede volver a comprar sus productos o servicios.

Centrarse en las estrategias de marketing

Gestionar eficazmente a tus clientes puede depender de cómo enfoques tus estrategias de marketing. El hecho de que su objetivo sea satisfacer las necesidades de sus clientes puede ayudarle a descubrir más sobre los puntos fuertes y débiles de su organización. Las conversaciones sinceras surgen de una relación comercial sincera y le conectan con sus clientes a un nivel más personal. Su empresa puede beneficiarse de un mayor número de clientes gracias a los esfuerzos de marketing y las estrategias de gestión de clientes. Por ejemplo, una buena gestión de los clientes puede ayudarle a aumentar las ventas del negocio y a mejorar los márgenes de beneficio.

Relacionado: ¿Qué es un gestor de relaciones con los clientes?

Desarrollar relaciones

Cuanto más se esfuerce en mejorar la experiencia del cliente, más fuerte será su relación con él. Una forma de desarrollar las relaciones con los clientes es estar al tanto de la comunicación—si tiene que llamarles o enviarles un correo electrónico, hágalo rápidamente. Apreciarán la respuesta oportuna. Es una excelente estrategia para satisfacer las necesidades de sus clientes y mantener su fidelidad.

Aumentar los ingresos

El resultado más tangible de una buena gestión de los clientes es el aumento de los ingresos. Existe una clara relación entre la satisfacción del cliente y el éxito de la empresa. Los clientes satisfechos vuelven a por otros productos o servicios.

Una vez que haya establecido protocolos eficaces para la gestión de clientes, mejore sus estrategias de marketing para atraer más clientes. Considere el uso de algunos de los mejores planes de gestión de clientes y de marketing para aumentar y mantener su base de clientes para obtener más ventas.

Relacionado: Estrategias para una gestión administrativa eficaz

Las mejores estrategias para gestionar a los clientes

Entender las necesidades del cliente, satisfacer sus expectativas, establecer objetivos y entregar los productos a tiempo puede mejorar las relaciones con los clientes. He aquí las mejores estrategias para gestionar a los clientes:

1. Centrarse en la transparencia

Aunque muchas empresas hacen promesas a sus clientes, puede que no sea la mejor manera de mantener una buena relación con ellos. Recuerde que cualquier proyecto puede enfrentarse a imprevistos que pueden comprometer sus objetivos o su finalización. Los empresarios deben valorar la transparencia cuando trabajan con sus clientes. En caso de cualquier circunstancia imprevista, póngase en contacto con sus clientes e infórmeles de inmediato.

2. Invierta en una comunicación excelente

Para que el proceso de gestión de clientes sea eficaz, debe saber cómo comunicarse con ellos. Averigüe cómo prefieren ser contactados, tome nota de ello y comprométase a contactar con ellos en su método preferido. Puede ser útil invertir en un nuevo software o método de comunicación. Ten en cuenta su ubicación geográfica para conocer su zona horaria. Ten en cuenta los idiomas con los que se sienten más cómodos para comunicarse. Ponte en contacto con ellos a través de las redes sociales para llegar a posibles clientes.

3. Ser abierto con el proceso

Después de llegar a un acuerdo con un cliente, hay que ser abierto sobre el proceso de lo que sucede a continuación. Manténgalo informado durante todo el proceso hasta llegar al final de la transacción. Adoptar un proceso de gestión de clientes abierto es crucial para gestionar sus expectativas y ganar confianza.

Asegúrese de que sus clientes reciben actualizaciones periódicas de su empresa. Pase lo que pase, mantenga a sus clientes informados. Si tienes que notificarles algo negativo, prepara una declaración sobre tu solución inmediata al problema. Puedes gestionar bien a tus clientes si mantienes la transparencia del proceso.

4. Defina sus objetivos

La creación de objetivos claros puede aumentar la productividad de su equipo y mantener a sus clientes satisfechos. Cuando los clientes ven que usted cumple los objetivos definidos, es probable que vuelvan debido a su historial de logros. Utilice las directrices SMART al establecer los objetivos:

  • Específicos: Los objetivos deben ser claros
  • Medible: Haz un seguimiento de los progresos para alcanzar los hitos
  • Se puede conseguir: Realista para conseguirlo
  • Sea realista: Su empresa puede cumplir razonablemente estos objetivos
  • Sea oportuno: Pasos estructurados con un plazo fijo

Relacionado: Guía de 10 pasos para crear una estrategia de gestión del cambio con éxito

5. Realice registros oficiales sobre cualquier acuerdo

Ser fiel a tu palabra es esencial en los negocios. Siempre que llegues a un acuerdo de cualquier tipo con un cliente, deja constancia oficial creando un documento. Conserve una copia y entregue una copia a su cliente. Este documento ayudará a resolver cualquier duda que pueda surgir en el futuro y deja constancia de que ambos habéis acordado la misma información.

6. Desarrollar relaciones con los clientes

Cuando se le asignan las responsabilidades de un director de proyecto' también es un administrador y facilitador del proyecto. Cree una estrategia de relación abierta con otros miembros del equipo para facilitar una buena gestión de los clientes. Céntrese en los temas que puedan beneficiar a sus clientes a la hora de tomar decisiones de gestión.

Tener en cuenta las necesidades del cliente puede ayudar a un gestor de proyectos a mejorar las relaciones existentes para fomentar el crecimiento del negocio. Una política de no prometer lo suficiente puede tener un efecto positivo en las relaciones con el cliente. Juntos, pueden crear objetivos alcanzables para que su cliente esté satisfecho con su servicio.

7. Pregunte y escuche

No tenga miedo de preguntar sobre algo que no entienda. Lo más probable es que el cliente aprecie tus esfuerzos por aclarar las cuestiones.

También puede obtener una valiosa retroalimentación, lo que les hace felices porque saben que usted' está escuchando. Cuando pida la respuesta de un cliente, escuche lo que dice. Piense en el impacto que podría tener en su negocio y, si es positivo, planifique cómo aplicarlo. También puede seguir con más preguntas que le ayuden a cumplir sus expectativas.

8. Centrarse en dar actualizaciones positivas

Cuando pienses o sospeches que algo puede ir mal entre tú y tu cliente, lo mejor es resolver el asunto rápidamente. Puedes incluir una sección de riesgos en el estado que compartes con tus clientes, porque lo último que quieres es sorprender a tus clientes. Asegúrate de que sepan que los presupuestos pueden ser insuficientes o que los proyectos pueden retrasarse en ocasiones. Evalúa los proyectos para saber si se están llevando a cabo a tiempo o si hay algún obstáculo. Un software de gestión de proyectos puede ser útil en este ámbito.

9. Compartir listas de tareas

Como gestor de proyectos en una empresa, conoce el valor de las listas de tareas. Pueden ayudarte a mejorar las relaciones con los clientes mediante el seguimiento de los hitos, las tareas y los entregables relacionados. Cuando sus clientes pueden acceder a su lista de tareas, saben lo que está pasando y quién está haciendo qué. También mantendrá a sus clientes satisfechos con las actualizaciones que les proporciona a través de sus listas de tareas.

Relacionado: Cómo definir una estrategia empresarial

10. Comprender cómo mostrar su valor

Para atraer a nuevos clientes, demuestre el valor de su empresa, especialmente en sectores con una competencia de alto nivel. Para mostrar su valor a los clientes potenciales, necesita un buen análisis de datos. Presentar estadísticas y cifras es una buena forma de demostrar a los clientes potenciales que has ayudado a muchos a alcanzar sus objetivos.

Cuando se acerque a los clientes potenciales para mantener una conversación significativa, hable de su marca y de cómo ha repercutido positivamente en sus clientes. Comparta hechos y cifras con la información que da. Compartir información con los clientes potenciales es una tarea manejable si tiene algo concreto para demostrar sus puntos. Sin embargo, debes conocer las expectativas de los clientes antes de comprometerlos en proyectos o negocios.

11. Apóyate en herramientas prácticas para gestionar a los clientes

La tecnología puede desempeñar un papel en la gestión de los clientes, incluida la gestión operativa y estratégica. Cuando trabajes en la gestión de tus clientes, herramientas como programas informáticos, aplicaciones u hojas de cálculo pueden ayudarte a seguir el progreso de un proyecto en cada etapa. Esto facilita la gestión de las expectativas de tus clientes y te permite centrarte en satisfacer sus necesidades.

Relacionado: Los 25 mejores programas de software de gestión de clientes para elegir

12. Utilizar portales

Puede considerar el uso de portales. La colaboración es la función esencial de un portal; tú y tus clientes podéis enviaros rápidamente solicitudes, archivos, notas y preguntas. Se acabaron los correos electrónicos inadvertidos que se pierden en la bandeja de entrada y el envío de copias por fax. Los portales también ofrecen opciones de pago que sus clientes pueden utilizar para procesar los pagos a tiempo. El uso de un portal puede ayudar a gestionar a tus clientes y a mejorar su experiencia mientras continuáis con vuestro negocio juntos.