¿Qué es un gráfico de líneas? Definición y cómo crear uno

Los gráficos de líneas pueden utilizarse en cualquier campo para controlar el valor de cualquier cosa a lo largo del tiempo. Los gráficos de líneas se emplean con frecuencia en las finanzas y el marketing, pero también funcionan muy bien en la vigilancia meteorológica y la investigación de laboratorio. Si trabajas en uno de estos campos o quieres mejorar tus datos y habilidades de presentación, puedes beneficiarte del uso de gráficos de líneas con un formato adecuado.

En este artículo, repasaremos qué son los gráficos de líneas y cómo utilizarlos en tu carrera.

¿Qué es un gráfico de líneas?

Los gráficos de líneas, también conocidos como gráficos de líneas, muestran la progresión de un valor específico en el tiempo. Los gráficos de líneas se utilizan con frecuencia para comparar líneas en el mismo eje. Por ejemplo, un gráfico de líneas podría comparar los beneficios obtenidos por los distintos departamentos de una empresa. Los colores de las líneas y la leyenda explicarían qué colores corresponden a cada línea.

La mayoría de los gráficos lineales sólo tienen números positivos, lo que significa que se cruzan en la parte izquierda del eje x (horizontal) y en la parte inferior del eje y (vertical). Cada eje tiene una etiqueta con el tipo de datos. Por ejemplo, el eje x podría representar días, meses o años, y el eje y podría mostrar los ingresos de una empresa en dólares. Juntos, los ejes revelarían cómo han aumentado o disminuido los beneficios de una empresa a lo largo del tiempo.

El eje x también se denomina eje independiente, ya que los valores no dependen de nada. Por ejemplo, las unidades de tiempo suelen colocarse en este eje, ya que el tiempo siempre avanzará independientemente de otros factores.

El eje y se conoce como eje dependiente porque sus valores dependen de los del eje x. Cada valor de x sólo tiene un valor de y, lo que lleva a una línea que progresa horizontalmente. Por ejemplo, una empresa sólo puede tener una cantidad de dinero en una fecha determinada.

Relacionado: 10 consejos para hacer una buena presentación

Cómo crear un gráfico de líneas

Un gráfico de líneas puede ayudarle a analizar la información que está conectada de alguna manera. Siga estos pasos para crear un gráfico de líneas eficaz:

  1. Hacer una tabla.
  2. Etiquetar los ejes.
  3. Añadir los datos.
  4. Hacer una llave.

1. Haga una tabla

Primero, cree una tabla que tenga los valores para el eje x y el eje y. Añade un título en la parte superior de la página para explicar de qué trata el gráfico.

2. Etiquetar los ejes

Si el tiempo es un factor en su gráfico lineal, póngalo en el eje x. Cualquier otro valor numérico irá en el eje Y. Cada eje debe tener una etiqueta con el sistema numérico que se utiliza, además de las medidas que se emplean. Si el dinero es uno de sus factores, asegúrese de indicar en qué tipo de moneda está. Si el tiempo es un factor, especifique si lo analiza en horas, días, meses u otra unidad. Esto marcará la diferencia en la lectura del gráfico. Puede poner “Tiempo (meses)” para que sea sencillo y claro. Cada eje debe dividirse uniformemente en los incrementos adecuados.

3. Añadir los datos

Por lo general, en una tabla se utilizan dos columnas para los datos del gráfico de líneas que corresponden a los dos ejes.

4. Haga una llave

Al comparar diferentes partidas, cree un formulario que muestre cada línea en un color diferente para que sea fácil distinguir lo que está viendo

Si utilizas las hojas de Google, sólo tienes que seguir unos pocos pasos para crear un gráfico de líneas. Selecciona todos los datos que tienes en tu tabla y haz clic en Insertar y luego en Gráfico. Puedes cambiar el tipo de gráfico haciendo doble clic en él y eligiendo Tipo de gráfico.

Usos del gráfico de líneas

Los gráficos de líneas son populares para usar en una variedad de escenarios. Una de las principales razones por las que la gente utiliza los gráficos de líneas es porque son fáciles de leer. Por ejemplo, un niño pequeño puede mirar la diferencia entre las dos líneas y entender la tendencia. Al mismo tiempo, el director general de una empresa también puede leer un gráfico de líneas más complicado sin necesidad de que se lo expliquen.

Los gráficos de líneas también pueden utilizarse para indicar y explicar múltiples puntos de datos. Por ejemplo, considere un gráfico que muestre la dificultad para realizar actividades cotidianas en función de la edad de una persona. Las edades se situarían en el eje x, comenzarían en los 65 años y llegarían hasta los 85 años y más. El eje Y podría contener el porcentaje de dificultad de cada actividad. Hay seis líneas diferentes para representar las distintas actividades, como comer, ducharse, vestirse, acostarse o levantarse de la cama, ir al baño y caminar. Cada línea es de un color diferente, y en la parte derecha del gráfico hay una clave que explica qué línea de color representa cada actividad.

Relacionado: Una guía para los gráficos de embudo

Los gráficos de líneas son herramientas útiles que ayudan a los lectores a entender los puntos de datos. Facilitan la visualización de las tendencias de los datos sin necesidad de explicar mucho a la persona que lee el gráfico. Los gráficos de líneas también son útiles cuando se hace un seguimiento de varias líneas para ver cómo se relacionan entre sí y si hay alguna tendencia evidente en un conjunto de datos más amplio. Saber crear un gráfico lineal facilita la exposición de la investigación realizada y su explicación a los demás.