12 Habilidades de gestión de la construcción y por qué son importantes

Los gestores de proyectos de construcción utilizan un conjunto de habilidades para completar sus funciones con facilidad y eficiencia. Si quieres desempeñar esta función, contar con las habilidades adecuadas para la gestión de la construcción puede ayudarte a impresionar a los directores de recursos humanos cuando solicites un puesto de trabajo. Conocer las habilidades útiles para esta profesión también puede ayudarte a completar los proyectos de construcción con mayor rapidez y éxito. En este artículo, explicamos qué son las habilidades de gestión de la construcción y enumeramos 12 habilidades útiles que puedes considerar mejorar.

¿Qué es la gestión de la construcción?

Las habilidades de gestión de la construcción son las capacidades y características que pueden ayudarle a completar eficazmente sus funciones como director de obra. Tanto las habilidades técnicas como ciertas habilidades blandas pueden ayudarle a supervisar un proyecto de construcción y un equipo de construcción. Tener estas habilidades puede ayudarle a usted y a su equipo a completar un proyecto de construcción con éxito.

12 habilidades de gestión de la construcción

Los buenos gestores de proyectos de construcción suelen ser flexibles, emprendedores, excelentes comunicadores y asertivos, entre otras cualidades. Como gestor de proyectos de construcción, es importante no sólo aprender nuevas habilidades, sino también seguir desarrollándolas. Saber qué habilidades son útiles para esta profesión también puede ayudarte a destacarlas en tu currículum o en una entrevista de trabajo. A continuación se presentan 12 habilidades de gestión de la construcción que pueden ser útiles:

1. Comunicación

Los directores de obra pueden utilizar sus habilidades de comunicación verbal y escrita para interactuar con muchas partes interesadas, como clientes, proveedores externos y subcontratistas. La finalización con éxito de un proyecto suele depender de la colaboración de todas las partes implicadas, por lo que sus habilidades de comunicación pueden ayudarle a conseguir el papeleo adecuado y a asegurarse de que todo el mundo entiende el calendario del proyecto.

Relacionado: Habilidades de comunicación para el éxito profesional

2. Flexibilidad

Como director de obra, es importante que sea flexible para poder adaptarse a los cambios imprevistos y planificarlos en consecuencia. Comprender sus proyectos y saber qué factores pueden afectar a sus plazos y planes generales puede ayudarle a tomar decisiones rápidas y fundamentadas. Cuando realice estos cambios en el proyecto, también es importante que todo su equipo entienda la necesidad de estos cambios y cómo ha llegado a sus decisiones.

Relacionado: Cómo ser flexible en el trabajo (con consejos y ejemplos)

3. Conocimiento del sector

Puede ser importante para los gestores de la construcción estar al día de los últimos materiales y técnicas de construcción. Conocer esta información puede ayudarle a utilizar estrategias y procedimientos innovadores para alcanzar sus objetivos de construcción y ayudarle a ejecutar un proyecto de construcción exitoso y eficiente.

4. Gestión de riesgos

Los directores de obra pueden utilizar sus conocimientos de gestión de riesgos para planificar sus proyectos, desarrollar planes de contingencia y encontrar soluciones rápidas a los problemas. Por ejemplo, si existe la posibilidad de que los suministros de construcción no lleguen a tiempo para un proyecto, un director de obra podría identificar soluciones a este problema antes de que comience el proyecto, de modo que pueda preparar a su equipo con antelación.

Relacionado: Gestión de riesgos: Una guía definitiva

5. Negociación

Los directores de obra suelen tener una gran capacidad de negociación que puede ayudarles a comunicarse eficazmente con las partes interesadas. Por ejemplo, es posible que tengan que negociar la asignación del presupuesto, crear horarios para los empleados y realizar cambios en los pedidos. Saber negociar bien puede ayudarle a llegar a acuerdos que afecten positivamente a sus proyectos y a sus empleados.

6. Delegación

Los directores de construcción suelen necesitar la ayuda de otros para completar todas las tareas de sus proyectos, y a menudo utilizan sus habilidades de delegación para asignar tareas a los miembros de su equipo para que les apoyen. Saber delegar puede ayudarle a completar sus propias tareas a tiempo y garantizar que el proyecto siga avanzando con la ayuda de su equipo. También es importante conocer los puntos fuertes y débiles de su equipo para poder asignarles las tareas que mejor se adapten a sus talentos.

7. Gestión de equipos

Los directores de obra pueden utilizar sus habilidades de gestión de equipos para garantizar una colaboración eficaz entre los miembros del equipo en un proyecto. Los directores también pueden utilizar estas habilidades para ayudar a sus equipos a trabajar hacia un objetivo común. Es importante que los gerentes de construcción utilicen sus habilidades de gestión de equipos para manejar los problemas de una manera colaborativa, profesional y rápida.

Relacionado: Habilidad de gestión de equipos: Definición y ejemplos

8. Organización

Como director de obra, es importante que tenga una gran capacidad de organización para poder gestionar múltiples responsabilidades a la vez. Tener esta habilidad puede ayudarle a reducir el estrés y a centrarse en sus tareas más importantes. Las habilidades organizativas también pueden ayudarle a crear una rutina de trabajo para asegurarse de que cumple con todas sus obligaciones diarias.

9. Gestión financiera

Los directores de obra pueden utilizar sus conocimientos de gestión financiera para crear un plan presupuestario, hacer previsiones financieras y hacer un seguimiento del gasto de un proyecto de construcción. También pueden utilizar esta habilidad para buscar otras oportunidades de financiación para un proyecto. En general, unas buenas habilidades de gestión financiera pueden ayudar a utilizar los recursos de un proyecto con mayor eficiencia.

10. Asertividad

Los jefes de obra pueden utilizar su asertividad para introducir cambios en los proyectos, como utilizar nuevos planes de cuadrilla que consideren que son los más adecuados para el proyecto. Además de mostrar su autoridad, también puede utilizar su asertividad para ayudar a los demás a entender su razonamiento y comprometerse con ellos para llegar a una solución aceptable.

11. Tecnología

Tener un buen conocimiento de la tecnología puede ayudar a los directores de obra a identificar y utilizar las últimas tecnologías para sus proyectos. La tecnología adecuada puede ayudarle a mejorar la comunicación de su equipo, así como la eficiencia y la calidad general del proyecto. Dado que la tecnología de la construcción sigue desarrollándose, puede ser importante identificar la tecnología que puede añadir valor a sus proyectos.

12. Apertura a la retroalimentación

Para los directores de obra, la apertura a los comentarios significa que pueden ser receptivos a las críticas constructivas. Además de ser firme y asertivo, un buen director de obra escucha los puntos de vista y las opiniones de los demás. En este papel, es importante estar abierto a aceptar las correcciones de los clientes y los colegas. Esto significa hacerles saber que son libres de compartir sus observaciones con usted. Una vez que hayan aportado sus comentarios, puede darles las gracias y asegurarles que se los toma en serio.

En lugar de esperar a que le den su opinión, también puede pedirle directamente a un colega o a un cliente su opinión sobre un proyecto. Esto puede demostrar que estás deseando recibir comentarios y poner en práctica sus recomendaciones.

Te recomendamos

17 de los mejores cursos online para mejorar tus habilidades

Habilidades del agricultor: Definición y ejemplos

¿Qué son los cuellos de botella en la contabilidad? (Y cómo gestionarlos)

Cómo realizar un análisis de riesgos en la gestión de proyectos

22 Pasos para trabajar en casa con éxito

10 Tipos de reuniones de trabajo