11 Habilidades de los trabajadores de guardería para avanzar en su carrera

El trabajo de un cuidador de niños es exigente e incluye una amplia gama de responsabilidades y obligaciones. Necesitarás una gran variedad de habilidades si quieres tener éxito en este trabajo. Tus habilidades laborales diarias también pueden variar en función del entorno de trabajo.

En este artículo, analizaremos qué hace un cuidador de niños, en qué tipo de entornos trabaja y qué tipo de habilidades necesitará para tener éxito como cuidador de niños.

¿Qué hace un cuidador de niños?

Los cuidadores de niños cuidan y educan a los bebés y niños pequeños. Además, los niños en edad escolar pueden ser atendidos en programas antes y después de la escuela. Los cuidadores de niños suelen tener una titulación en educación infantil y una serie de conocimientos. Dependiendo del entorno laboral, los cuidadores de niños pueden tener que realizar una serie de tareas, como:

  • Planificar e impartir lecciones o actividades educativas adecuadas a la edad
  • Cómo involucrar a los niños pequeños en el juego, la instrucción y las actividades de aprendizaje temprano
  • Colaborar con otros trabajadores del sector infantil y miembros de la comunidad para desarrollar programas que beneficien a los niños y a los estudiantes
  • Organizar y mantener un ambiente de clase

Los cuidadores de niños también pueden trabajar en una variedad de entornos diferentes, como escuelas, iglesias, centros comunitarios, guarderías e incluso como niñeras y cuidadores privados a domicilio. Independientemente del lugar en el que decidas trabajar cuando te conviertas en cuidador de niños, es importante que desarrolles una sólida combinación de habilidades duras y blandas junto con conjuntos de habilidades exclusivas del puesto, como las directrices del plan de estudios y las políticas de cuidado infantil.

Relacionado: Relacionado: 30 empleos que implican trabajar con niños

Tipos de competencias para los trabajadores de la hostelería

Como cuidador de niños, es de esperar que aplique varios conjuntos de habilidades para tener éxito en su función. A continuación, te presentamos varias habilidades importantes que suelen tener los trabajadores de guarderías:

3. Habilidades de comunicación

Una combinación de sólidas habilidades de comunicación escrita, verbal y no verbal es esencial en tu carrera como cuidador de niños. Por ejemplo, la planificación y el registro de las clases, las actividades y otros documentos dependen en gran medida de su capacidad para comunicarse eficazmente por escrito. La comunicación verbal es necesaria para interactuar con los niños, los miembros del personal y los padres, y tu lenguaje corporal y otras formas de comunicación no verbal pueden ser muy beneficiosas para poder relacionarte con los demás en el trabajo.

Planificación e instrucción

Dependiendo de su entorno de trabajo, los trabajadores de la guardería también pueden asumir la responsabilidad de planificar e impartir clases a los niños con los que trabajan. Por ejemplo, una niñera privada a domicilio para niños en edad preescolar puede planificar actividades educativas e instruirles en diferentes materias como la lectura y la escritura. Por lo tanto, es importante desarrollar estas habilidades como educador de la primera infancia, especialmente si piensas trabajar en un entorno preescolar o en otra función académica.

Pensamiento creativo

Los cuidadores de niños pueden ser personas muy creativas, especialmente cuando se relacionan con los niños. Planificar actividades divertidas, organizar eventos para los niños y mantener a los niños con los que trabajan motivados y comprometidos es un aspecto importante del trabajo, por lo que encontrar formas de desarrollar su pensamiento creativo y aplicarlo a la función puede ayudarle a tener éxito.

Capacidad para tomar decisiones

La capacidad de tomar decisiones acertadas y de analizar diferentes aspectos de las mismas es otra habilidad importante que hay que desarrollar como trabajador de la hostelería. Son muchas las decisiones que estos profesionales toman a diario, entre ellas qué plan de estudios enseñar, cómo planificar las diferencias de aprendizaje, qué elegir para las diferentes actividades y muchos más tipos de decisiones que impulsan la forma en que abordan sus responsabilidades. Además, la capacidad de hacer buenas elecciones y tomar decisiones rápidas en momentos de emergencia (como cuando un niño se hace daño) es algo de lo que deben ser capaces los cuidadores de niños.

Relacionado: Habilidades de toma de decisiones: Definición y ejemplos

Habilidades de resolución de problemas

Superar los retos puede ser una parte importante de aceptar un trabajo como cuidador de niños, por lo que es necesario tener una gran capacidad de resolución de problemas para ser eficaz en esta función. Por ejemplo, los desafíos en el entorno de aprendizaje, como la falta de suministros, los niños que llegan enfermos o molestos o tener que cambiar los enfoques de instrucción, son ejemplos de algunos de los problemas que los trabajadores de cuidado de niños pueden resolver en sus trabajos.

Habilidades analíticas

Analizar las decisiones, sopesar las opciones del plan de estudios y supervisar el progreso del aprendizaje de los niños son ejemplos de cómo los trabajadores de la guardería pueden aplicar su capacidad de análisis en el lugar de trabajo. Su capacidad para considerar los detalles y evaluar la información es crucial para su éxito y el de sus alumnos.

Por ejemplo, si trabaja con niños en edad preescolar, es posible que tenga que instruir a pequeños grupos o clases de acuerdo con normas curriculares específicas. Esto puede requerir la documentación de datos para seguir el progreso de los estudiantes. Esto significa que tendrá que aplicar su capacidad de análisis para leer los datos de los alumnos y procesarlos de forma que los padres y los alumnos puedan entenderlos y relacionarlos.

Compasión y empatía

Trabajar con niños y alumnos de cualquier edad requiere empatía, paciencia y compasión. Muchos trabajadores de guarderías actúan como únicos cuidadores durante el día, mentores, orientadores y profesores, todo en uno. La capacidad de relacionarse e interactuar con los niños y las familias con las que trabaja dependerá de su capacidad para encontrar comprensión en los demás' ideas, pensamientos y sentimientos. Además, cuando los niños se hacen daño o tienen un mal día, tendrás que confiar en tu paciencia y compasión para ofrecer el mejor apoyo y cuidado que puedas a tus alumnos.

9. Habilidades organizativas

Los cuidadores de niños deben mantener un alto nivel de organización, especialmente en los entornos en los que son los únicos cuidadores o instructores. Por ejemplo, un cuidador de niños en un centro preescolar a menudo será responsable de registrar y mantener los archivos de los estudiantes, los inventarios de suministros y otros documentos y registros en el aula. Esto requiere atención a los detalles y una gran capacidad de organización, y el desarrollo de su capacidad para organizarse y mantenerse organizado le ayudará a gestionar las tareas administrativas de su trabajo.

Habilidades de liderazgo

Los trabajadores de guarderías dirigen y guían a los niños en muchas actividades diferentes a lo largo del día, y también pueden mantener reuniones con los padres y otros miembros del personal. Ser capaz de delegar, dirigir y gestionar las responsabilidades diarias que asumen los trabajadores de la guardería depende de unas sólidas cualidades de liderazgo.

Relacionado: ¿Qué significa el liderazgo?

Gestión del aula

Las habilidades de gestión del aula abarcan la capacidad de liderazgo en combinación con una gran capacidad para organizar y mantener las normas y la disciplina entre grupos de niños.

Dependiendo del lugar en el que trabajes en una guardería, puedes ser responsable de gestionar grupos más grandes de niños que si trabajaras de forma privada con familias solas. Por lo tanto, es importante desarrollar sólidas habilidades de gestión del aula, como llevar un registro del trabajo de los niños, asegurarse de tener los recursos necesarios en el aula y controlar el comportamiento del grupo y establecer una comunidad de clase.

Resistencia física

Trabajar con niños requiere resistencia física, independientemente del entorno. Como cuidador de niños, si trabaja con grupos grandes de niños, puede esperar estar de pie la mayor parte del tiempo. Desde vigilar un aula hasta llevar a los niños pequeños a su cargo a un patio de recreo, trabajar en una guardería puede ser físicamente exigente.

Puestos similares a los de los cuidadores de niños

Si te interesa trabajar en el sector de la puericultura, hay muchas funciones que puedes desempeñar. Aquí' hay una lista de 10 trabajos similares a los de cuidador de niños:

1. Niñera

2. Nanny

3. Au Pair

4. Profesor de educación infantil

5. Trabajador de guardería

6. Trabajador social infantil y familiar

7. Maestro de escuela primaria

8. Consejero de campamento

9. Psicólogo infantil

10. Director de guardería