Habilidades lingüísticas: Definiciones y ejemplos

La elección de los cursos de lingüística adecuados puede ser crucial para una carrera exitosa en este campo. Los lingüistas a menudo deben crear habilidades particulares para prosperar en la industria lingüística, y es importante reconocer cuáles son esas habilidades. Saber qué habilidades necesitas como lingüista puede ayudarte a elegir los programas adecuados y a seleccionar una especialización de la carrera de lingüística.

En este artículo, te mostramos qué son las competencias lingüísticas, te damos algunos ejemplos útiles y exploramos cómo desarrollar tus competencias lingüísticas.

¿Qué son las competencias lingüísticas?

Los lingüistas pueden aprender tanto habilidades duras como blandas durante su formación. Los lingüistas pueden aplicar una serie de competencias duras y blandas en su trabajo. Las duras son las que los lingüistas utilizan directamente en su trabajo, como el dominio de la lengua o la interpretación. Los lingüistas también pueden aprender habilidades blandas, que son habilidades interpersonales y transferibles que utilizan en el trabajo. Estas habilidades son igualmente importantes porque a menudo se apoyan mutuamente. Por ejemplo, un intérprete puede necesitar tanto conocimientos lingüísticos como paciencia para destacar en su profesión.

Relacionado: 10 trabajos a los que puedes acceder con un título en lingüística

Ejemplos de habilidades lingüísticas

Los lingüistas aportan muchas habilidades al sector, entre ellas:

Dominio de lenguas extranjeras

Los lingüistas estudian todo tipo de lenguas, lo que a menudo incluye lenguas extranjeras a su lengua materna. Para ello, es necesario dominar una lengua extranjera, es decir, la capacidad de interpretar y hablar determinados idiomas de forma eficaz. Esto incluye la comprensión de los matices del lenguaje, entre otros:

  • Cómo afecta la cultura a las lenguas
  • Cómo afecta la geografía a los dialectos
  • Cómo se traducen las palabras o frases a diferentes idiomas
  • Hablar frases completas a velocidad
  • Cómo difieren los dialectos en palabras y frases
  • Cómo escribir y leer el idioma

El dominio de las lenguas extranjeras suele incluir cursos intensivos sobre la historia de determinadas regiones, culturas e influencias extranjeras para enseñar a los lingüistas cómo evolucionan y cambian las lenguas. Por ejemplo, el inglés es un idioma que contiene palabras, frases y estructuras de varias lenguas debido a la conquista, la influencia cultural y los esfuerzos imperialistas del imperio británico.

Interpretación o traducción

Los lingüistas suelen elegir una especialidad en interpretación o traducción, ambas requieren atención al detalle y fluidez en el idioma extranjero. La interpretación y la traducción se diferencian en que ambas trabajan para conseguir objetivos distintos. Los traductores trabajan con documentos escritos y transfieren información entre dos idiomas en documentos, libros, artículos y otros medios escritos. Los intérpretes son traductores verbales que transmiten ideas, palabras y frases de un idioma a otro a través de la palabra. Los buenos traductores no son necesariamente buenos intérpretes, y los buenos intérpretes no son necesariamente buenos traductores.

Los lingüistas tienen la opción de estudiar uno o ambos conceptos para aumentar su conjunto de habilidades y su empleabilidad. Un lingüista que sepa traducir e interpretar puede tener más posibilidades de encontrar trabajo en el sector, ya que puede realizar esencialmente dos trabajos. El desarrollo de las habilidades de traducción e interpretación requiere itinerarios educativos específicos y puede determinar el tipo de trabajos que se pueden realizar en el campo de la lingüística.

Relacionado: Intérprete vs. Traductor: ¿Cuál es la diferencia?

Comunicación verbal y no verbal

La comunicación verbal es una habilidad crucial para los lingüistas, ya que pasan gran parte de su tiempo dictando o explicando conceptos. O, en el caso de los intérpretes, transfiriendo ideas de una lengua a otra a través de la comunicación verbal. Esto requiere que los lingüistas estudien los matices de la comunicación verbal y no verbal y cómo interactúan. También aprenden a utilizar el lenguaje corporal para apoyar las palabras o frases habladas y cómo el lenguaje corporal difiere en todo el mundo. Por ejemplo, el «sí» y el «no» movimiento de cabeza no es necesariamente una señal de lenguaje corporal universal en todo el mundo.

El uso correcto del lenguaje corporal garantiza que el lingüista transmita los mensajes adecuados y no infrinja las expectativas culturales de la lengua que estudia. Las habilidades de comunicación verbal también pueden ayudar a los lingüistas a colaborar con otros profesionales del sector y a mantener las relaciones. Cuando un lingüista se comunica con éxito, puede establecer más fácilmente los límites, hacer peticiones, proporcionar actualizaciones y tener conversaciones casuales.

Escucha activa

La comunicación suele depender de la escucha activa, que es el acto de escuchar atentamente y examinar la comunicación no verbal para conectar ideas. Esto significa conectar el lenguaje corporal y las palabras habladas y prestar más atención al mensaje que el orador intenta transmitir. Esto es importante para la interpretación y otras especialidades dentro del campo de la lingüística, porque la interpretación del significado a menudo requiere habilidades de escucha. Los lingüistas pueden desarrollar su capacidad de escucha activa practicando con amigos o colegas y participando en cursos o seminarios de formación. La escucha activa también puede ayudar a los lingüistas a establecer relaciones profesionales más duraderas mediante una buena comunicación.

Atención al detalle

La comprensión de los idiomas requiere atención a los detalles. Gran parte de la interpretación, la traducción y los estudios lingüísticos se centran en los detalles de las lenguas habladas y escritas, como la forma en que ciertas palabras no se traducen directamente a otros idiomas. Estos detalles ayudan a los lingüistas a hacerse una idea más clara del significado de las palabras y frases y de cómo utilizarlas. Los lingüistas suelen aprender a conocer los detalles a través de los cursos y la experiencia práctica directa en el sector. Un lingüista orientado a los detalles puede ser un activo excelente para una empresa de lingüística porque se centra en realizar su trabajo correctamente y en buscar los detalles importantes.

Cómo desarrollar las competencias lingüísticas

El desarrollo de habilidades lingüísticas puede ayudarle a buscar salarios más altos, mejores puestos y ganar más notoriedad en la industria lingüística. Aquí'tamos cómo desarrollar tus habilidades lingüísticas en tres pasos:

1. Comprometerse con el estudio continuo

Para desarrollar sus habilidades lingüísticas a lo largo de su trayectoria profesional, es importante que se comprometa a seguir un camino de aprendizaje continuo en cualquier área lingüística con la que esté familiarizado. Por ejemplo, si eres intérprete y traductor de francés, puedes estudiar la cultura, los dialectos y las leyes francesas para conocer mejor el país y su gente. Un conocimiento más profundo de las lenguas en las culturas y sociedades puede ayudarte a comprender mejor los matices del idioma y las influencias culturales. El estudio continuo le ayuda a aprender nuevos conceptos y a reforzar los que ya conoce, lo que puede convertirle en un candidato más competitivo.

Relacionado: 13 carreras alternativas para los logopedas

2. Escuchar primero

La escucha activa es una de las habilidades más importantes para un lingüista, ya que a menudo necesita escuchar primero un mensaje o una frase para descifrar su significado. Aprender a escuchar primero antes de hablar puede ayudarle a entrenarse para ser un mejor oyente y a interpretar también el significado adecuado de la conversación. Concéntrate en dejar que los demás terminen lo que dicen antes de responder, incluso si tienes una opinión firme sobre algo que han dicho. Cuando respondas, céntrate en abordar lo que han dicho y en conectar tus propias ideas con las suyas, y haz que se sientan valorados aunque hayan dicho algo con lo que no estás de acuerdo.

3. Pregunte

Hacer preguntas ayuda a aclarar el significado de las palabras, frases o ideas y puede ayudar a salvar las diferencias de comunicación entre personas o culturas. La claridad ayuda al lingüista a comprender mejor la lengua que estudia y la cultura o sociedad de la que procede. Concéntrese en hacer preguntas directas y sencillas que aborden cuestiones concretas. Por ejemplo, si no entiendes el significado de una palabra concreta en un idioma porque no hay una traducción directa, puedes preguntar a un hablante nativo o a un experto en la lengua.

Cómo destacar las habilidades del lingüista

Destacar tus habilidades clave como lingüista puede ayudar a que tu currículum y tu solicitud reciban más atención de los posibles empleadores. He aquí algunas habilidades que puedes destacar en tu currículum, en tu carta de presentación y durante tu entrevista de trabajo.

Habilidades lingüísticas para el currículum

Puedes destacar tus habilidades lingüísticas más importantes en tu currículum con una lista de habilidades con viñetas. Agrupar las aptitudes en una lista con viñetas puede facilitar su localización y lectura, y muestra un breve resumen de cómo se relacionan tus aptitudes con tu experiencia laboral y el puesto que solicitas. Escoge las habilidades que se relacionan directamente con tu experiencia en el sector y las habilidades blandas transferibles que crees que te convierten en un candidato más competitivo. He aquí algunos ejemplos:

  • Dominio del francés
  • Gran capacidad de interpretación
  • Habilidades de comunicación sólidas
  • Paciencia
  • Pasión por el lenguaje

Habilidades lingüísticas para la carta de presentación

La carta de presentación es un resumen de su currículum y suele contener algunas de sus principales habilidades como indicador de lo que puede ofrecer al empleador. Incluya en la carta de presentación sólo sus aptitudes más fuertes y relevantes y céntrese en cómo pueden beneficiar al empleador en su nuevo puesto. Por ejemplo, podría decir: «Gran fluidez en francés y habilidades de interpretación, junto con un excelente vocabulario para un enfoque de interpretación más completo y preciso»;

Relacionado: 13 carreras de humanidades para explorar

Habilidades lingüísticas para la entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo suele determinar si su posible empleador le elige para el puesto, por lo que es importante reforzar y elaborar las habilidades de su currículum o carta de presentación. Concéntrese en explicar cómo ha adquirido esas habilidades, cómo las ha aplicado en puestos anteriores y cómo pueden beneficiar al empleador. Por ejemplo, si el empleador le pregunta por su dominio del francés, podría decir: «Tengo una sólida formación en lengua, vocabulario e historia francesas. Gracias a mi amplia experiencia en interpretación, he negociado con éxito un acuerdo comercial multimillonario entre una empresa francesa y otra estadounidense. Creo que mis amplios conocimientos de la lengua y la cultura francesas pueden ser un activo increíble para su empresa, ya que soy capaz de aplicar estas habilidades a las necesidades prácticas de los negocios»