9 Habilidades blandas para la gestión

Tanto si eres un novato en la gestión como si llevas años siéndolo, es fundamental que sigas aprendiendo y desarrollándote como líder. Los profesionales de la gestión poseen todas las habilidades interpersonales que les permiten dirigir eficazmente un equipo. Al conocer los tipos de habilidades blandas que benefician a los directivos, puedes determinar qué áreas de habilidades quieres mejorar para seguir progresando como líder.

En este artículo, definimos las habilidades interpersonales, repasamos por qué los directivos necesitan habilidades interpersonales, discutimos los beneficios que los directivos pueden experimentar al demostrar habilidades interpersonales y proporcionamos nueve ejemplos de habilidades interpersonales para los profesionales de la gestión

Relacionado: Habilidades blandas en el lugar de trabajo

¿Qué son las habilidades blandas?

Las habilidades blandas de una persona definen su personalidad y sus habilidades interpersonales para ayudarle a trabajar, gestionar los problemas, comunicarse con los demás, comprender las necesidades de los demás y pensar en sus propias necesidades. En el lugar de trabajo, las habilidades blandas desempeñan un papel importante para que los trabajadores de todos los niveles colaboren eficazmente.

Relacionado: Pasos y consejos para desarrollar sus habilidades blandas

¿Por qué los directivos necesitan habilidades blandas?

Los directivos necesitan habilidades blandas porque sus habilidades blandas pueden influir en la forma de realizar ciertos aspectos de su trabajo. Esto incluye habilidades duras como la elaboración de presupuestos, la oratoria, la programación, los conocimientos informáticos, la gestión de proyectos o la delegación de tareas. Las habilidades blandas, como el liderazgo, la organización y la resolución de problemas, pueden ayudar a los directivos a llevar a cabo los aspectos técnicos de su trabajo.

Beneficios de tener habilidades blandas como gerente

Estos son algunos ejemplos de los tipos de beneficios que los directivos pueden experimentar al tener y demostrar habilidades blandas en el lugar de trabajo:

  • Te permite conectar con tus empleados: Las habilidades blandas ayudan a los directivos a conectar con sus empleadores de forma positiva. Esto ayuda a los directivos a establecer buenas relaciones de trabajo con sus empleados, lo que también puede influir en la satisfacción de los empleados, su sentimiento de valor y su ética laboral.
  • Garantiza una comunicación eficaz entre la alta dirección y los empleados: Cuando los directivos tienen buenas habilidades interpersonales, les ayuda a comunicar ideas entre los profesionales de la alta dirección y los empleados de su departamento. Esto garantiza que todos trabajen en pos del mismo objetivo establecido por la alta dirección y, cuando es necesario, los empleados tienen la oportunidad de obtener respuesta a sus preguntas sobre una nueva política o iniciativa.
  • Le ayuda a hacer cumplir las normas y a tomar medidas disciplinarias cuando sea necesario: En las funciones directivas, los profesionales deben ser capaces de tomar medidas disciplinarias cuando sea necesario para mantener los valores, las actividades laborales y la cultura empresarial de sus empleadores. Esto significa tener la capacidad de abordar los problemas de rendimiento y otros conflictos con los empleados. De este modo, se aseguran de que los empleados obtienen los recursos que necesitan para tener éxito en sus funciones.
  • Te da confianza para desempeñar un papel de liderazgo: Como directivo, debe tener la capacidad de desempeñar su función con confianza. Esto te ayuda a crear confianza con tus empleados y a tomar decisiones oportunas para tu equipo.
  • Demuestra tu capacidad para asumir funciones de liderazgo adicionales: Demostrando las habilidades blandas en un papel directivo, los profesionales pueden optar a oportunidades de promoción interna en su empresa. Esto se debe a que demuestran su capacidad para liderar y comunicarse con los demás.
  • Mejora el trabajo en equipo entre los empleados: Cuando un directivo tiene buenas habilidades interpersonales, puede influir en la forma en que sus empleados conectan entre sí y trabajan juntos para lograr los objetivos del departamento.

Ejemplos de habilidades blandas para profesionales de la gestión

Revisa estos ejemplos de habilidades blandas y cómo los profesionales de la gestión pueden utilizarlas para completar sus funciones de trabajo con eficacia:

Gestión del tiempo

La gestión del tiempo es un tipo de habilidad blanda que permite a los profesionales planificar su agenda y completar las tareas de acuerdo con los próximos eventos y los plazos. Para los directivos, las habilidades de gestión del tiempo les ayudan a establecer plazos realistas para la realización de las tareas de los empleados. También les ayuda a decidir cuándo han dedicado demasiado tiempo a una de sus actividades de gestión y necesitan pasar a priorizar otras tareas.

Relacionado: Relacionado: 5 consejos clave para mejorar sus habilidades de gestión del tiempo

Optimismo

El optimismo es otra habilidad blanda que ayuda a las personas a adoptar una mentalidad positiva en su vida personal y profesional. El optimismo es una habilidad blanda importante para un gerente, ya que tiene la responsabilidad de establecer la cultura del lugar de trabajo dentro de su departamento. Su capacidad para mantenerse positivo, incluso en momentos de incertidumbre, puede ayudar a los empleados a mantenerse positivos. Ser optimista también ayuda a los directivos a crear un entorno de trabajo positivo que puede contribuir a una mayor satisfacción y productividad de los empleados.

Creatividad

Los directivos pueden beneficiarse de la creatividad como una de sus habilidades blandas porque les ayuda a desarrollar soluciones o ideas únicas para las actividades del departamento y a inspirar la colaboración entre los equipos del departamento. Esto también puede ayudar a inspirar a los empleados para que piensen de forma creativa y aporten sus propias ideas únicas al departamento.

La comunicación interpersonal

Las habilidades de comunicación interpersonal ayudan a las personas a ajustar su lenguaje, sus estrategias de comunicación o sus canales para adaptarse a las necesidades de comunicación de otra persona. En una función directiva, las habilidades de comunicación interpersonal ayudan a los directivos a ajustarse para comunicarse eficazmente con diferentes empleados y profesionales de la alta dirección. Esto puede influir en la productividad y en la comprensión de los objetivos o iniciativas de la empresa.

Relacionado: Todo lo que debes saber sobre la importancia de la comunicación interpersonal en el trabajo

Atención al detalle

Los directivos pueden beneficiarse de tener una excelente capacidad de atención al detalle. Esto se debe a que les permite detectar errores en los documentos o actividades del departamento y les ayuda a identificar áreas en las que pueden limitar el gasto presupuestario. La atención al detalle también ayuda a los directivos a identificar a uno o varios empleados que necesitan formación u orientación adicional para tener éxito en sus funciones.

Pensamiento crítico

El pensamiento crítico es un tipo de habilidad blanda que destaca la capacidad de un individuo para revisar hechos o pruebas y establecer conexiones importantes o formar juicios basados en su análisis. El pensamiento crítico es una habilidad beneficiosa para los gerentes, ya que les permite evaluar las solicitudes de los candidatos, evaluar el rendimiento de los empleados y evaluar las posibles oportunidades de negocio para determinar las mejores acciones a tomar.

Decisión

La capacidad de decisión es una habilidad blanda que ayuda a los profesionales a tomar decisiones importantes y oportunas sobre las actividades laborales. Los directivos necesitan ser decisivos para tomar decisiones rápidas sobre la contratación, la delegación de tareas, las ideas de los empleados o los plazos. Esto ayuda a proporcionar un sentido de dirección y autoridad a las actividades laborales y también ayuda a garantizar que los directivos mantengan la productividad de sus departamentos.

Paciencia:

Los directivos pueden beneficiarse de tener una buena dosis de paciencia en sus funciones. Ser paciente les permite mantener la calma en situaciones de estrés y demostrar su autoridad entre los empleados. La capacidad de un directivo para ser paciente puede influir en que los empleados acudan a él en busca de consejo u orientación sobre sus funciones. También puede influir en la relación entre el directivo y sus empleados y en el funcionamiento del departamento.

Relacionado: Relacionado: 5 maneras en que ser más paciente puede ayudar a tu carrera (con consejos y técnicas)

Auto-motivación

La automotivación es el proceso por el que una persona puede inspirarse y animarse a sí misma para completar tareas, cumplir objetivos o desafiarse a sí misma. Aunque los directivos se remiten al personal de la alta dirección para recibir dirección y orientación, desempeñan su función de forma más independiente. Esto significa que los directivos deben tener un nivel de automotivación para completar sus responsabilidades laborales con poca o ninguna supervisión.