12 consejos para obtener fotos de calidad

La creación de retratos profesionales es crucial como fotógrafo. Saber qué es un headshot y cómo encuadrar las fotos te facilita la obtención de headshots para una gran variedad de clientes.

En este artículo, explicamos la importancia de un buen retrato y enumeramos 12 consejos que te ayudarán a captar retratos de calidad.

Cómo hacerse un retrato personal

¿Por qué es importante hacer fotos de calidad?

Muchos profesionales en activo utilizan los retratos para anunciarse en su campo. Los actores, por ejemplo, envían sus fotos a directores de casting y agentes, mientras que los empresarios anuncian sus servicios utilizando sus retratos. Su imagen, en otras palabras, puede determinar si consigue un trabajo o un nuevo cliente. Por lo tanto, debes hacer fotos de alta calidad para deleitar a tus clientes y ayudarles en sus empresas.

Relacionado: Cómo y cuándo utilizar fotos de cabecera profesionales

12 consejos para mejorar las fotos de cabecera

Hay muchas cosas que puedes hacer para que los retratos sean más fáciles tanto para ti como fotógrafo como para la persona a la que disparas. Cuanto más tiempo dedique a fotografiar, más cómodo se sentirá y mejor será el resultado. Aquí tienes 12 consejos que te ayudarán a captar mejores retratos:

Consulta con tu cliente antes de la sesión

Realiza una consulta previa a la sesión con el sujeto, ya sea por teléfono o en persona. Determina cómo piensan utilizar la imagen y qué buscan en un retrato para preparar mejor la sesión. También es importante preguntar sobre su profesión para ayudarte a preparar mejor el fondo. Por ejemplo, si es un abogado de empresa, un fondo blanco puede ser lo mejor. Sin embargo, si es un artista, un fondo más colorido puede adaptarse mejor a su profesión.

Hablar con ellos con antelación también te da la oportunidad de hacerles saber qué pueden esperar durante la sesión. Si saben lo que les espera, pueden llegar a la sesión más relajados y permitirle a usted capturar un retrato más natural.

Date el tiempo suficiente para el rodaje

Programa al menos dos horas para la sesión de fotos. Ten en cuenta que tienes que hacer muchas fotos para poder reducirlas a unas pocas. Disponer de tiempo suficiente para la sesión de fotos le garantiza que no tendrá prisa. Date el tiempo suficiente para preparar el equipo, hacer las fotos y ordenarlas.

Relacionado: Habilidades de gestión del tiempo: Definición y ejemplos

Ayúdeles a encontrar un equipo adecuado

Normalmente, los colores sólidos y neutros son los que mejor funcionan para un retrato profesional, ya que no distraen de la cara del sujeto. Asegúrate de que el sujeto sabe cómo vestirse según el estilo de la sesión. Por ejemplo, un retrato formal requiere una vestimenta de trabajo formal. Además de aconsejarle sobre la ropa que debe llevar, también puedes pedirle que traiga algunas opciones de ropa y recordarle que debe plancharla.

Separar el tema del fondo

Para conseguir un buen retrato, haz que el sujeto se sitúe a una distancia decente del fondo para evitar mezclarse con él. En algunos casos, situarse demasiado cerca del fondo puede proyectar sombras y disminuir la profesionalidad y la calidad general de la foto.

Habla con tu sujeto al principio del rodaje

Dado que muchas personas se sienten nerviosas cuando llegan a una sesión de fotos, es útil empezar con una conversación general para aliviar sus nervios y ayudarles a sentirse más cómodos. Estrecha su mano y pregúntales cómo les va. También puedes preguntarles si tienen hijos o mascotas. Cualquier pequeña charla puede ayudar a aliviar sus nervios y hacer que estén más relajados para la sesión.

Haz que pongan una cara divertida

Pide a tu sujeto que ponga una cara tonta para el primer encuadre de la cámara. Esto no sólo le ayudará a asegurarse de que tiene la iluminación adecuada, sino que también le ayudará a aligerar el ambiente y a romper el hielo. Una vez que se sientan cómodos, es más fácil hacer un retrato profesional.

Consigue la iluminación adecuada

Prepara tu equipo de forma que te proporcione la iluminación adecuada para tu sesión. La mayoría de los retratos tienen una iluminación uniforme. Considera una configuración de iluminación de belleza estándar con una luz por encima y otra por debajo. También puedes optar por la iluminación natural en lugar de la de estudio, pero esta última es más pulida.

Consiga el puesto adecuado

Además de conseguir la iluminación adecuada, también debe colocar al sujeto en la posición correcta frente a la cámara. Haz que el sujeto se gire con su cuerpo a 45 grados de la cámara. Asegúrate de que esté de cara a la fuente de luz principal, si es posible. Haz que mire directamente hacia la cámara y asegúrate de que mira directamente al objetivo y no al flash o a algún lugar detrás de la cámara.

Que se sienten

Aunque puedes fotografiar al sujeto de pie, es posible que se sienta más cómodo sentado. Pídele que se siente y haz que apoye las manos en la parte superior de los muslos para evitar cualquier movimiento que pueda afectar negativamente a la calidad de la toma.

Realiza pequeños ajustes

Cuando empieces a fotografiar, busca pequeños ajustes que puedas hacer en el sujeto o en el equipo de iluminación para mejorar la calidad del retrato. Considera la posibilidad de que el sujeto incline ligeramente la cabeza o se incline hacia delante. También puedes hacer que te ofrezca una sonrisa genuina. Pedirles que hagan pequeños cambios en su expresión y en su posición puede ayudarte a capturar la imagen correcta con mayor facilidad.

Hablar durante toda la sesión

Es importante mantener un ambiente ligero y positivo durante toda la sesión de fotos. Sigue hablando mientras haces las fotos y asegúrate de que se ven bien, de que están colocados correctamente y de que estás consiguiendo buenas imágenes. Si crees que no estás consiguiendo buenas imágenes, no alertes al sujeto. En su lugar, haz pequeños ajustes para mejorar la calidad de la toma, sigue hablando y mantén una actitud positiva.

1. Disparar atado

Si tienes el equipo adecuado, considera la posibilidad de disparar con cable. Cuando disparas de esta manera, te permite mostrar fácilmente a tu sujeto un par de tomas para que puedas hacerte una idea de lo que hay que cambiar. Recibir su opinión rápidamente puede ayudarte a conseguir una mejor toma, a la vez que le aseguras que estás obteniendo imágenes de calidad.