Índices de rotación: Factores y estrategias de reducción

La tasa de rotación es una medida del número de empleados que abandonan una organización. Una tasa de rotación alta puede afectar negativamente a las finanzas y a la reputación de la empresa, mientras que una tasa de rotación baja puede reducir los costes y mejorar la moral. Como miembro de RRHH o de la dirección, entender más sobre los índices de rotación y cómo aumentar la longevidad de los empleados en su organización puede hacer que su empresa tenga más éxito y sea más atractiva para las personas con talento. En este artículo, definimos los índices de rotación, discutimos los factores que afectan a los índices de rotación y exploramos cómo reducir la rotación de empleados en su organización.

¿Qué es el índice de rotación?

El índice de rotación es el porcentaje de empleados que abandonan una organización en un periodo determinado. Un alto índice de rotación significa que la empresa tiene que gastar más dinero y recursos para contratar a los sustitutos. Sin embargo, en algunas empresas e industrias existe una tendencia natural a un alto índice de rotación. Esta tasa de rotación superior a la media puede ser simplemente la media de estos sectores y no indicar un problema.

Sectores como el de las ventas al por menor, la alimentación y la hostelería, los centros de contacto y de llamadas y la administración tienen altos índices de rotación. La baja exigencia de entrada y la estacionalidad afectan a los puestos de trabajo en las industrias de la alimentación y la hostelería, por ejemplo, por lo que los empleados de estos sectores a menudo tienen que encontrar otros puestos de trabajo durante los períodos de menor actividad.

También hay sectores con tasas de rotación históricamente bajas, como la industria manufacturera, la construcción, la tecnología de la información, los servicios financieros, la educación y la administración pública. Estos trabajos suelen ofrecer estabilidad, una organización sólida y un crecimiento profesional, factores que promueven el empleo a largo plazo.

Si se encuentra en un sector con altos índices de retención de empleados pero sigue perdiendo talento a un ritmo inusualmente alto, es importante determinar la causa del índice de rotación de su organización. Hacer esto puede ayudarle a crear una estrategia eficaz para retener el talento y hacer que su empresa sea atractiva para los empleados potenciales.

Tipos de rotación de personal

Existen dos tipos de rotación de personal: la voluntaria y la involuntaria. La rotación voluntaria se refiere a una situación en la que los empleados dejan sus puestos por voluntad propia. La rotación involuntaria se produce cuando se pone fin a la relación laboral de un empleado.

Las razones de la rotación de empleados pueden ser:

  • Insatisfacción laboral
  • Cambio de carrera
  • Aceptar una oferta de trabajo mejor
  • Desempeño deficiente
  • Comportamiento inadecuado

Si su objetivo es reducir la rotación de personal, intente evitar sus causas mejorando el proceso de contratación de su empresa. Si se centra más en los valores y la cultura de su empresa al entrevistar a los posibles candidatos, también puede aumentar la retención de los empleados.

Factores que afectan a las tasas de rotación

Los siguientes son factores que pueden afectar a los índices de rotación de los empleados:

Estrés relacionado con el trabajo

Un entorno de trabajo muy estresante es uno de los principales impulsores del aumento de la rotación de personal. Entre los factores estresantes más comunes relacionados con el trabajo se encuentran la falta de claridad sobre las responsabilidades laborales y una cantidad abrumadora de trabajo. Los conflictos de roles en los que diferentes personas compiten por las mismas tareas también pueden provocar estrés en el lugar de trabajo. Un espacio de oficina incómodo, como uno con instalaciones viejas y en mal estado, ruidos fuertes y horarios de trabajo irregulares puede animar a los empleados a buscar mejores oportunidades. Proporcionar a los empleados un entorno de trabajo libre de estrés puede aumentar la satisfacción laboral haciendo que el trabajo sea más agradable en su empresa.

Buscando el desafío

En ocasiones, los empleados quieren dejar un puesto porque se cansan de hacer las tareas que requiere ese puesto. Por ejemplo, un empleado que siente que cada día sólo requiere tareas rutinarias y repetitivas puede decidir que el papel es aburrido. Ofrecer a los empleados formación cruzada y oportunidades de nuevos retos puede reducir la tasa de rotación.

Mercado de trabajo competitivo

Si los empleados pueden encontrar mejores oportunidades, pueden decidir dejar su puesto y su empresa en busca de una situación mejor. Por ejemplo, un empleado de su empresa habla con un amigo y le cuenta lo estupendo que es su entorno de trabajo, sus beneficios y sus oportunidades de ascenso, para después preguntarse si está trabajando en el puesto adecuado. Es importante que su empresa ofrezca las condiciones adecuadas para ayudar a los empleados a alcanzar sus objetivos personales y profesionales.

Compañeros de trabajo antipáticos u hostiles

Las malas relaciones entre compañeros y colegas pueden crear un ambiente de trabajo difícil y a menudo conducen a mayores tasas de rotación. En las organizaciones con una alta cohesión del grupo de trabajo, los empleados suelen tener relaciones cordiales que promueven la cooperación y la colaboración. Asegúrese de que su cultura organizativa fomenta las relaciones cordiales entre los compañeros de trabajo y crea una comunidad en la que las personas se apoyan mutuamente para tener éxito.

Satisfacción con el trabajo

La satisfacción en el trabajo es un factor importante que influye en la decisión de muchos empleados de quedarse o abandonar su empresa. Hay varias cosas que pueden contribuir a la satisfacción laboral, como la remuneración, la cultura organizativa, las relaciones interpersonales, la promoción profesional, el equilibrio entre la vida laboral y personal y los logros personales. Es vital asegurarse de que estos elementos están presentes en su lugar de trabajo para crear una sensación de camaradería y retener mejor a los empleados.

Relacionado: Cómo mejorar la moral y la satisfacción laboral de los empleados

Remuneración adecuada

Si no ofrece una remuneración justa, es probable que su empresa tenga un alto índice de rotación. Los empleados necesitan sentirse apreciados, a través de su sueldo, pero también por medios como las muestras de gratitud, los elogios por la excelencia y las recompensas basadas en las contribuciones. Cuando la gente siente que usted aprecia sus esfuerzos, tiene un incentivo para contribuir más al crecimiento de su organización.

Estilo de liderazgo

El tipo de liderazgo que usted proporciona también puede afectar a la tasa de rotación de su empresa. Un estilo de liderazgo hostil que enfatiza el control y la microgestión sin permitir que los empleados lideren o tomen la iniciativa puede causar insatisfacción y aumentar la rotación. Sin embargo, un liderazgo reflexivo y visionario que motive a los individuos y los haga partícipes de una misión colectiva puede inspirar a los empleados a ser leales a su empresa.

Cultura del lugar de trabajo

A veces, una cultura de trabajo que no está en sintonía con las expectativas y los objetivos de los empleados puede motivar un cambio de carrera. Una cultura de empresa positiva, que dé poder e inspire, aumenta la felicidad de los empleados en su organización. La creación de una cultura inclusiva que ayude a las personas a crecer y a alcanzar sus sueños puede aumentar sus índices de retención.

Relacionado: 8 razones por las que la cultura organizativa es importante

Cómo reducir la tasa de rotación de personal

Aquí tienes estrategias para reducir los índices de rotación en tu empresa:

1. Optimizar el proceso de contratación

La mejor manera de mantener baja la tasa de rotación es contratar a empleados que se ajusten perfectamente a su organización. Asegúrese de que las descripciones de los puestos de trabajo son claras para atraer a los candidatos adecuados. Realice la debida diligencia para asegurarse de que sólo se contrata a los candidatos que cumplen los requisitos del puesto y encajan en los valores y la cultura de su organización.

2. Asigne a los empleados un propósito

Los empleados necesitan un sentido de propósito para encontrar el significado de su trabajo. Como directivo, es importante hacer que los empleados apoyen activamente sus iniciativas para que vean los objetivos de la empresa como propios. Ayude a definir la visión de la empresa y el papel de cada departamento y empleado en la consecución de los objetivos.

Relacionado: Las mejores formas de motivar a su equipo

3. Eliminar a los empleados no aptos

Para crear una cultura empresarial duradera y cohesionada, es posible que tenga que eliminar a los empleados que no encajan en su organización. Estos empleados pueden parecer muy adecuados cuando se les contrató, pero resulta evidente que hay conflictos o una falta de cohesión que demuestran que la relación no está beneficiando ni al empleado ni a la empresa. Dejar marchar a estos empleados puede eliminar conflictos y distracciones innecesarias, aliviando el estrés y permitiendo que sus empleados se centren en la importante tarea de alcanzar los objetivos de la empresa.

4. Muestre gratitud y recompense la excelencia

Demostrar a los empleados que aprecia su esfuerzo es una buena manera de promover la longevidad en su empresa. Las cartas de felicitación, los premios, los ascensos, los aumentos de sueldo, las primas monetarias y más responsabilidades son formas de apreciar a los empleados. Al recompensarles cuando obtienen resultados, haces que los empleados se sientan valorados y esto puede motivarles a seguir siendo leales a la empresa.

5. Proporcionar oportunidades de crecimiento y desarrollo profesional

Crear oportunidades para que los empleados alcancen sus objetivos personales y profesionales dentro de su empresa puede animar a muchos a quedarse. También puede invertir en su crecimiento y desarrollo profesional patrocinando la formación y educación de los empleados, por ejemplo, subvencionando sus títulos de postgrado o certificaciones industriales. Cuando la gente sabe que puede avanzar en su carrera dentro de su empresa, le proporciona estabilidad y una razón para quedarse en ella.

6. Compensar bien a los empleados

Pague a sus empleados un buen salario por su trabajo para que se sientan compensados por su labor, tengan suficiente dinero para cubrir sus necesidades y puedan llevar una vida cómoda. Hacer esto puede aumentar la lealtad de los empleados y animarles a permanecer más tiempo en su empresa. También es importante pagar unos beneficios justos y aumentar los salarios con regularidad para mantener a los empleados contentos en sus puestos de trabajo actuales.

7. Mejorar la gestión

Ofrecer una gestión de calidad que ayude a los empleados a alcanzar todo su potencial puede impulsar la lealtad y aumentar la retención. Evalúe su estilo de gestión y liderazgo y cree estructuras para mejorar las relaciones y los procesos en el lugar de trabajo. Por ejemplo, proporcionar una retroalimentación positiva a los empleados después de las revisiones de rendimiento puede motivarlos a cambiar para mejor, mejorar la productividad y dar a la gente un sentido de pertenencia.

Relacionado: Cómo ser un mejor gerente en 8 pasos

8. Invertir en la felicidad de los empleados

Crear un entorno de trabajo libre de estrés que dé prioridad a la felicidad de los empleados puede aumentar la retención. Los empleados felices son más productivos, ofrecen mejores resultados y crean una cultura empresarial positiva en general.

9. Priorizar la conciliación de la vida laboral y familiar

Proporcionar a los empleados un equilibrio entre el trabajo y la vida privada puede aumentar la satisfacción laboral, la felicidad y la lealtad. Siempre que sea posible, ofrezca acuerdos de trabajo flexibles que permitan disfrutar de una vida más satisfactoria fuera del trabajo. Por ejemplo, permitir que los empleados trabajen a distancia o que trabajen cuatro días a la semana una vez al mes puede aumentar el equilibrio entre la vida laboral y personal y la satisfacción en el trabajo.

Relacionado: Guía definitiva para la conciliación de la vida laboral y personal

10. Abrir oportunidades de compromiso

Un mayor compromiso le permite interactuar más con los empleados. Tener una política de puertas abiertas, comprobar con la gente a menudo y proporcionar retroalimentación regular son formas de involucrar a los empleados. Cuando se es más accesible, es más fácil que los empleados compartan sus opiniones. Esta información puede ayudarle a mejorar las condiciones de trabajo, apreciar los esfuerzos de los empleados y crear mayores oportunidades de promoción profesional que pueden aumentar la retención.

Te recomendamos

¿Qué es el modelo Magnet? Definición y elementos

20 nuevas habilidades que debe aprender para avanzar en su carrera

Analítica web: Una Guía Completa

8 maneras de predicar con el ejemplo en el lugar de trabajo

Partes interesadas primarias y secundarias: Preguntas frecuentes

Por encima de la línea vs. Por debajo de la línea: Definición, diferencias y ejemplos