Informe financiero vs. Informe de gestión: Definiciones, diferencias y consejos

Los informes financieros y de gestión proporcionan información esencial sobre el rendimiento y las operaciones de una empresa. Aunque los datos incluidos en estos informes a veces se solapan, tienen propósitos diferentes. Conocer estos conceptos puede ayudarle a navegar por sus procesos de elaboración de informes y a utilizarlos en todo su potencial. En este artículo hablamos de los informes financieros y de gestión, incluyendo las diferencias entre estos conceptos y los consejos que puede utilizar para determinar qué método de elaboración de informes utilizar.

¿Qué son los informes financieros?

Los informes financieros consisten en crear estados financieros que muestren el rendimiento general y la situación financiera de una organización. Las organizaciones suelen distribuir estos informes a las partes interesadas externas, como bancos, inversores y reguladores, proporcionándoles información esencial sobre la empresa. Los estados financieros muestran la salud financiera en un momento determinado. A la hora de presentar la información financiera, las organizaciones deben adherirse a unas normas concretas. Estas normas establecen las prácticas contables adecuadas, junto con la información necesaria que debe incluirse y cómo formatearla.

Las empresas pueden crear informes financieros semanales, mensuales y trimestrales. Estos informes incluyen:

  • Balances
  • Estados de flujo de caja
  • Cuentas de pérdidas y ganancias
  • Cuentas por pagar
  • Cuentas por cobrar

Relacionado: ¿Qué información se incluye en los informes financieros?

¿Qué es un informe de gestión?

Los informes de gestión consisten en recopilar información y datos financieros y operativos con fines internos. En lugar de examinar únicamente la organización en su conjunto, estos informes pueden centrarse en segmentos específicos de la empresa. Por ejemplo, los informes pueden examinar determinados departamentos para evaluar su situación financiera y operativa. Como resultado, ofrecen a los directivos una visión más detallada de la organización. La información obtenida de estos informes permite al personal directivo identificar problemas y desarrollar soluciones, realizar actividades de planificación estratégica y establecer objetivos empresariales.

Los informes de gestión pueden variar en función de la información que los gestores quieran recopilar y analizar. Algunos ejemplos de informes de gestión son

  • Informes departamentales
  • Informes de ventas y marketing
  • Informes de operaciones
  • Informes de inventario

Relacionado: Informes de gestión: Definición, propósito y mejores prácticas

Diferencias entre los informes financieros y los informes de gestión

Los informes financieros y de gestión representan dos procesos esenciales para las empresas, aunque tienen varias diferencias. Puede utilizar la siguiente lista para entender las diferencias entre estos dos conceptos:

Enfoque

Los informes financieros se centran en la recopilación de información con fines externos, mientras que los informes de gestión recogen información con fines internos. Sin embargo, las empresas también pueden utilizar los estados financieros con fines estratégicos internos. En la información financiera, la empresa crea estados financieros para demostrar su rendimiento y salud financiera a las partes interesadas externas, como instituciones financieras, reguladores e inversores. Por ejemplo, un inversor potencial revisará el balance, la cuenta de resultados y el estado de flujos de caja de una empresa para determinar si debe invertir en función de su rendimiento y potencial.

En los informes de gestión, la empresa crea documentos para ayudar a la toma de decisiones internas. Estos documentos pueden contener información confidencial que sólo se comparte con las partes interesadas internas, como la dirección o los miembros del personal ejecutivo. Por ejemplo, la empresa puede utilizar la información recopilada a través de los informes de gestión para desarrollar objetivos empresariales, establecer planes estratégicos y asignar recursos. Mientras que los informes financieros se centran en los datos financieros relacionados con los resultados, los informes de gestión pueden identificar áreas problemáticas y utilizar esta información para desarrollar soluciones.

Cumplimiento

Los informes financieros representan un proceso obligatorio para las empresas públicas, mientras que los informes de gestión representan un proceso opcional. Aunque los informes de gestión son opcionales, pueden ser un proceso esencial para analizar la empresa y desarrollar objetivos o planes. Estos informes no necesitan seguir normas o directrices establecidas, por lo que los directivos pueden incluir la información que consideren necesaria.

Como se ha mencionado, las empresas utilizan los informes financieros con fines externos. Es posible que necesiten elaborar periódicamente estados financieros, como balances, estados de flujo de caja y estados de pérdidas y ganancias. Las instituciones financieras, los inversores y los reguladores requieren estos documentos para tomar decisiones relacionadas con la empresa, como la aprobación de préstamos. La empresa debe incluir información basada en las normas y directrices establecidas y en las necesidades de las partes interesadas externas para garantizar su exactitud.

Normas

Dado que las empresas comparten informes financieros con partes interesadas externas, estos documentos deben seguir las directrices y normas contables aplicables. Dependiendo de la ubicación de la empresa, sus informes financieros deben ajustarse a los principios contables generalmente aceptados (GAAP) utilizados en Estados Unidos o a las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS) utilizadas en al menos 120 países de todo el mundo. Estas normas regulan el modo en que las empresas calculan y presentan la información financiera y el formato de los distintos estados financieros. También establecen prácticas de información coherentes, garantizando que las empresas publiquen información con regularidad y permitiendo a las partes interesadas externas comparar fácilmente las empresas.

Los informes de gestión se comparten internamente, por lo que no están sujetos a estas reglas y normas. Por ello, las empresas pueden crear estos documentos como quieran y establecer sus propias directrices. A pesar de no tener que cumplir con las directrices, los directivos deben asegurarse de que sus informes contienen información precisa y relevante en función de las necesidades de su público.

Relacionado: ¿Qué es la GAAP? Definición y limitaciones

Periodo de tiempo

Los informes financieros miran hacia atrás, mientras que los informes de gestión miran hacia el futuro. Los documentos generados por los informes financieros demuestran el rendimiento pasado durante un periodo específico. Por ello, no ofrecen necesariamente una visión de cómo se comportará la empresa en el futuro. Dado que esta información puede estar desfasada, el personal directivo no la utiliza para orientar su planificación estratégica o su toma de decisiones. Sin embargo, algunas partes interesadas externas siguen utilizando esta información para elaborar previsiones, aunque éstas no aparecen en los documentos.

A diferencia de los informes financieros, los informes de gestión utilizan el rendimiento pasado para crear predicciones sobre su potencial futuro. La empresa puede utilizar los informes de gestión para elaborar previsiones o presupuestos empresariales. Debido a su enfoque prospectivo, estos informes ayudan a la toma de decisiones y a las actividades de planificación de escenarios.

Alcance

Estos procesos de elaboración de informes también tienen diferentes alcances. Los informes financieros examinan toda la empresa y representan su rendimiento global. Los informes de gestión examinan con más detalle la empresa y muestran los resultados de los distintos segmentos. En lugar de toda la empresa, los informes de gestión pueden concentrarse en un trabajo, departamento o equipo concreto. Por ejemplo, un informe de gestión puede centrarse en los beneficios obtenidos con un producto o una ubicación geográfica concretos.

Datos

Como demuestra su nombre, los informes financieros utilizan exclusivamente datos financieros. Por ejemplo, un balance representa un estado financiero esencial y enumera los activos, los pasivos y el patrimonio de la empresa. Otros ejemplos de datos financieros utilizados en la información financiera son los ingresos, los gastos y el flujo de caja. Los informes de gestión pueden utilizar tanto datos financieros como operativos. Un informe de ventas y marketing puede servir como ejemplo de informe de gestión, y puede mostrar datos relacionados con los indicadores clave de rendimiento (KPI) establecidos por la empresa. Estos KPI pueden incluir información relativa a los beneficios, los contactos de ventas, el tráfico del sitio web y la participación en las redes sociales.

Relacionado: Una guía completa de indicadores clave de rendimiento (KPI)

Cronometraje

Los informes financieros están orientados al cumplimiento, por lo que las empresas deben emitir estados financieros al final de un periodo contable. A menudo, este periodo coincide con el año fiscal, aunque algunas empresas siguen periodos contables de tres o seis meses. Esta norma de presentación de informes permite a las partes interesadas externas evaluar los resultados financieros y la situación de una empresa.

Los informes de gestión no se ajustan a un calendario específico. Los directivos pueden decidir crear estos informes con la frecuencia que deseen o necesiten. La elaboración de informes de gestión frecuentes permite a los directivos evaluar los diferentes segmentos del negocio y tomar medidas o desarrollar estrategias según sea necesario.

Relacionadas: Q&A: ¿Qué significa 'Año Fiscal'?

Consejos para elegir entre los informes financieros y los de gestión

Los informes financieros y los informes de gestión proporcionan información importante sobre las empresas en relación con sus finanzas y operaciones. Sin embargo, estos dos tipos de informes tienen propósitos diferentes. Puede revisar los siguientes consejos para ayudar a determinar qué informes debe utilizar:

  • Evaluar su situación: Los informes financieros representan un proceso obligatorio, mientras que los informes de gestión son opcionales. Por ejemplo, el IRS requiere informes financieros para evaluar su situación fiscal, y una institución financiera requiere estos documentos al evaluar la elegibilidad del préstamo. Como se ha mencionado, la empresa también puede necesitar crear informes financieros según un calendario regular. Mientras tanto, los informes de gestión son opcionales, por lo que puede utilizarlos con la frecuencia que desee.
  • Identificar sus intereses: Si desea obtener una visión general de la salud financiera y el rendimiento de la empresa durante un periodo concreto, utilice los informes financieros. Puede utilizar los informes de gestión para examinar segmentos concretos de la empresa. Por ejemplo, puede utilizar los informes de gestión para analizar las operaciones del departamento de ventas, incluyendo su rendimiento y los beneficios de los comerciales.
  • Entienda a su público: La presentación de información financiera sobre su empresa a partes externas requiere seguir las normas y procedimientos de información financiera. Estas directrices garantizan que usted proporcione toda la información necesaria de forma precisa y coherente. Sin embargo, si desea crear un informe utilizado únicamente para fines internos, puede utilizar los informes de gestión. Aunque sigue siendo necesario proporcionar información precisa y relevante para su público, no tiene directrices específicas que seguir.
  • Determine su propósito: Los informes financieros utilizan datos históricos para demostrar la salud financiera y el rendimiento de su empresa en un momento dado. Aunque estos informes pueden ayudar a la previsión de su empresa, no puede confiar en ellos para hacer predicciones. Por lo tanto, si su objetivo es desarrollar planes estratégicos para el futuro, puede utilizar los informes de gestión. Por ejemplo, si su empresa pierde un cliente importante, puede crear un informe que calcule los ingresos necesarios el próximo año para compensar esa pérdida y las necesidades de personal para alcanzar ese objetivo.

Te recomendamos

Contratista vs. Subcontratista: ¿Cuál es la diferencia?

10 formas de ayudar y apoyar a los compañeros de trabajo

Cómo disculparse por el retraso (por correo electrónico y en persona)

Cómo redactar una carta de nombramiento para un puesto de trabajo (con ejemplos y consejos)

Fórmula para una previsión de ventas y cómo calcularla

¿Qué es el «Out of Scope» y cómo evitarlo en su proyecto?