Informes Financieros vs. Estados Financieros: Diferencias clave

Los analistas empresariales, los analistas financieros y los gestores financieros utilizan los informes y estados financieros para ayudar a recopilar información sobre los aspectos financieros de las empresas. Tanto los estados financieros como los informes financieros contienen información valiosa relacionada con diversos temas fiscales, como la rentabilidad, el flujo de caja y el patrimonio neto. Entender los estados financieros y los informes financieros puede ayudarle a analizar mejor estos documentos y a llegar a conclusiones basadas en los datos que proporcionan. En este artículo, explicamos qué son los informes financieros y los estados financieros, proporcionamos ejemplos de cada uno de ellos y analizamos las principales diferencias entre ellos.

¿Qué son los informes financieros?

Los informes financieros son documentos que se refieren a la salud financiera de una empresa, como los informes relativos al crecimiento, los activos, los gastos, los pasivos y el patrimonio neto. Si una empresa crea un informe financiero, puede incluir muchos de estos temas, con el objetivo de resumir todo el bienestar financiero de una empresa. Los analistas de negocios y los analistas financieros suelen crear informes financieros por una razón específica, como presentar la empresa a posibles inversores o permitir a los propietarios de negocios analizar su propia empresa. Estos son algunos tipos comunes de informes financieros que los analistas pueden crear:

  • Informes trimestrales o anuales: Este informe financiero abarca todo el alcance de las finanzas de una empresa en un periodo de tiempo determinado. Este tipo de informes puede ayudar a ilustrar el crecimiento durante un periodo específico o permitir el análisis de cómo las estrategias empresariales específicas pueden afectar a varios elementos de un negocio una vez implementadas.

  • Informes externos: Estos informes comprenden información que podría ser útil para partes externas que no están involucradas en el negocio que creó el informe, como los informes que ayudan a determinar si un negocio es digno de una inversión. Es posible que los informes externos no incluyan toda la información relevante relacionada con la salud financiera de una empresa, sino los elementos que las partes externas pueden conocer al analizar una empresa por un motivo específico.

  • Informes gubernamentales: Las entidades gubernamentales crean estos informes para dar a conocer cierta información relativa a las finanzas de su organización, como los ingresos y gastos fiscales. Estos informes permiten al público supervisar la salud financiera de las instituciones gubernamentales para determinar si representan fielmente los valores de sus electores y utilizan eficazmente los fondos.

  • Notas financieras: Este tipo de informe proporciona información complementaria sobre la salud financiera de una empresa, como las hipótesis que se utilizaron para llegar a conclusiones específicas dentro de un estado de flujo de caja. Las empresas suelen incluir notas financieras después de enumerar varios estados financieros para ayudar a los lectores a comprender mejor cómo ha llegado la empresa a la información incluida en todos los estados.

Relacionado: Estados Financieros Combinados: Definición y Ejemplo

¿Qué son los estados financieros?

Los estados financieros son registros formales de tipos específicos de información relacionados con las finanzas de una empresa. Los analistas empresariales y financieros suelen incluir estados financieros dentro de los informes financieros, ya que los inversores y otras partes interesadas suelen solicitar o esperar dichos estados al recibir estos informes. Estos son algunos ejemplos comunes de estados financieros que suelen crear los analistas:

  • B** Un balance es un documento que sigue una plantilla específica para expresar la salud financiera actual de una empresa, enumerando la cantidad total de activos y pasivos, junto con la cantidad total de capital que posee la empresa. Mediante el análisis de un balance, se puede determinar el valor neto actual de una empresa.

  • Estado de tesorería: Este tipo de declaración incluye información relativa a la cantidad de dinero que una empresa tiene que gastar, o cómo el efectivo está fluyendo dentro y fuera de la empresa. Los inversores consideran que las empresas con un flujo de caja positivo son saludables porque no tienen deudas, son más capaces de sobrevivir a las fluctuaciones de los ingresos y están más preparadas para asumir riesgos.

  • Estado de cambios en el patrimonio neto: Estos estados proporcionan información sobre cualquier cambio en el patrimonio que se produzca en una empresa, como cuando se produce una nueva inversión o cuando una empresa emite nuevas acciones a los accionistas. Por ejemplo, si una empresa distribuye nuevas acciones equivalentes al 5% de la empresa, deben disminuir los fondos propios de los propietarios actuales en un 5%.

  • Cuenta de resultados: Una cuenta de resultados mide la rentabilidad a largo plazo de una empresa mediante el seguimiento de los ingresos, los gastos y el beneficio neto. Los inversores suelen utilizar las cuentas de resultados para determinar si es probable que vean un retorno de su inversión.

Relacionado: Cómo realizar un análisis de los estados financieros

Informes financieros frente a estados financieros

La diferencia básica entre los informes financieros y los estados financieros es que los estados financieros son un componente formal de un informe financiero. Hay muchos elementos de información que los analistas de negocios y los analistas financieros pueden incluir en un informe financiero, pero los estados financieros tienen cada uno un formato específico y una información requerida. Estas son las principales diferencias entre los estados financieros y los informes financieros:

Alcance

Un estado financiero, como un balance o un estado de flujos de caja, incluye información relativa a un tema concreto, mientras que un informe financiero incluye información sobre muchos temas relacionados. En pocas palabras, un informe financiero incluye varios estados financieros. Por ejemplo, un informe financiero trimestral podría incluir una cuenta de resultados, un estado de cambios en el patrimonio neto y un balance.

Relacionado: ¿Qué información se incluye en los informes financieros?

Formato

Los estados financieros, como el balance, deben tener un formato específico para ser presentables a los posibles inversores y otras partes interesadas. Los balances deben dividir el activo, el pasivo y el patrimonio de los propietarios en secciones distintas, con los importes totales de cada sección. Por otro lado, los informes financieros pueden incluir la misma información en una presentación diferente, ya que el formato de los informes no está tan definido.

Relacionado: Estados Financieros vs. Balances: ¿Cuál es la diferencia?

Longitud

Un informe financiero suele ser mucho más largo que un estado financiero porque incluye varios estados financieros. Como los informes financieros suelen abarcar todo el ámbito de la salud financiera de una empresa, es importante que incluyan toda la información que se aplique a este objetivo. Por otra parte, los estados financieros pueden ser un documento breve que exprese un tipo concreto de información relevante para la salud financiera de la empresa. Por ejemplo, un balance puede tener sólo unas pocas páginas, si todos los activos, pasivos y estados relativos al patrimonio neto pueden caber en esa extensión.

Te recomendamos

¿Qué son las herramientas de información empresarial? (Con una lista de 18)

Fórmula de la Relación Beneficio-Coste (BCR): Definición y ejemplos

Cómo hacer un vídeo testimonial (con consejos útiles)

Cómo encontrar su público objetivo

Cómo convertirse en un ecografista

Cómo ser arquitecto: Guía paso a paso