10 Ideas de conversación para crear redes y relaciones

Una de las habilidades interpersonales más importantes que hay que conocer es cómo decir las cosas correctas a los desconocidos o a las personas que no están tan familiarizadas con uno. Sin embargo, es habitual olvidar qué decir después de reunir el valor para hablar con alguien. Sea cual sea el caso, mejorará sus habilidades para establecer contactos si conoce las cosas correctas que debe decir para que la gente quiera hablar con usted.

En este artículo, analizamos las preguntas que puede hacer para mantener una conversación agradable con nuevos conocidos. Tanto si quiere conocer a alguien por su nombre de pila como si quiere conectar con él más profundamente, estos iniciadores de conversación mejorarán sus habilidades comunicativas y le ayudarán a ampliar su red de amigos y socios profesionales.

Artículo relacionado: Habilidades de comunicación: Definiciones y ejemplos

Estas son algunas de las 10 preguntas más importantes que puedes hacer para crear un buen diálogo y continuar una conversación.

Pregunta 1: ¿Cómo llegó a esta profesión?

Esta es una de las preguntas clásicas para mantener una conversación, especialmente si no tienes nada que decir en ese momento. Es eficaz porque estás pidiendo más información, lo que puede hacer que parezcas intrigado por el tema.

Hacer esta pregunta después de intercambiar cumplidos puede profundizar la conversación y situar a las personas en su zona de confort. A la mayoría de las personas les gustan las historias sobre sí mismas y estarán encantadas de compartir cómo desarrollaron su carrera y los pasos que dieron para llegar a su puesto actual.

Durante la conversación, muestre una atención genuina por lo que están diciendo. Haga preguntas de seguimiento que enriquezcan aún más el diálogo y escuche activamente. Tal vez, pueda aprender algunas lecciones sobre cómo impulsar su crecimiento y desarrollo profesional.

Pregunta 2: ¿Cuál’es su mayor reto?

Si está en una reunión del sector y se encuentra con un líder al que ha estado esperando para hacerle algunas preguntas, una buena forma de iniciar una conversación es preguntarle cuál es su mayor reto. Incluso si es su competidor, puede que le sorprenda la profundidad y la honestidad de su respuesta.

Las empresas y las carreras tienen desafíos, pero los verdaderos líderes motivan a sus empleados y gestionan los recursos para garantizar que la organización logre sus resultados. Es probable que esta pregunta apasione a la persona y que no escatime en detalles para explicar los obstáculos a los que se enfrenta y las estrategias que utiliza para hacer frente a la situación.

Artículo relacionado: Cómo motivar a tus empleados

Pregunta 3: Háblame de…

Esta pregunta puede dar lugar a una amplia gama de temas. Puede preguntar sobre su papel en una organización, cómo deciden sobre cuestiones concretas o temas generales, entre otros. La pregunta es importante porque implica pedir a la persona que explique algo, lo que implica que sabe más que tú sobre el tema. Esto es a la vez halagador y cortés.

Si preguntas con auténtica curiosidad, prepárate para una larga y rica conversación, sobre todo si la pregunta está relacionada con el área de experiencia de la persona. Además, esta pregunta puede servir para cualquiera, tanto en entornos formales como informales.

Ejemplo: Hábleme de su proceso de reflexión cuando rechazó la oferta de la empresa X. Fue una primicia en el sector, pero usted fue en contra de los deseos de sus accionistas. ¿Cómo convenció a sus accionistas para que no aceptaran el trato?

Pregunta 4: ¿Por qué lo dice?

Hacer esta pregunta demuestra que se sabe escuchar. Cuando hablas con la gente, sobre todo en un ambiente relajado, pueden hacer declaraciones que pueden retratar su profesión, su procedencia o su ciudad de forma poco favorable.

Si tienes una opinión contraria, puedes profundizar en la conversación preguntando el motivo de su comentario. Tal vez, tengan un punto de vista diferente, o sus antecedentes les obliguen a saber más sobre este tema. Cuando pides más detalles de esta manera, creas más temas de conversación y muestras a la persona que tienes un interés genuino en lo que está diciendo.

Ejemplo: Usted ha dicho que hay una escasez de conductores experimentados en el sector del transporte por carretera. ¿A qué cree que se debe la elevada rotación de los camioneros?”

Si la persona es experta en el sector del transporte por carretera, podría hablarte del exceso de regulación, de la escasa conciliación de la vida laboral y familiar y de otros muchos problemas que aquejan al sector del transporte. Esto no sólo hace que la conversación sea más larga, sino que puede abrirte los ojos a información vital sobre cosas que quizá no sabías antes.

Pregunta 5: ¿Qué es lo que más le gusta de X?

Puede preguntar sobre la carrera, los deportes, la vocación, las aficiones, las familias y los destinos vacacionales de las personas, entre otros. Puede ser sobre la presentación de un orador’o algo sobre un evento. Para hacerlo más interesante, pregunta cuando la persona no esté de acuerdo con algo que te guste y sigue a partir de ahí. Aunque es prudente evitar entrar en una discusión acalorada, puedes mantener una conversación satisfactoria que implique un desacuerdo con la otra persona basado en sus preferencias.

Ejemplo: Creo que el último ponente ha hecho una presentación impactante. ¿Cuál es su opinión?

Ejemplo: ¡La decoración del evento es muy bonita! Los colores son cálidos y acogedores. ¿Qué le parece?

Pregunta 6: ¿Qué actividades le gustan?

Con esta pregunta, le das a la gente la oportunidad de hablar de sus principales habilidades, aunque también puede ser sobre aficiones e intereses. Dependiendo del contexto y del entorno, la respuesta puede ser sobre su trabajo, su hogar, sus actividades deportivas, etc. Al hacer preguntas de seguimiento para obtener más detalles sobre el tema, demuestras tu interés en la conversación y te presentas como un oyente activo.

Si desea saber más sobre un área de interés concreta, por ejemplo, cómo se ha convertido en experto en una determinada habilidad, haga preguntas relacionadas con el tema. Es probable que ambos mantengan una conversación atractiva al identificar múltiples actividades e intereses.

Pregunta 7: ¿Qué lugar es especial para usted?

Todos tenemos algunos lugares queridos. Puede ser una ciudad natal, un lugar de vacaciones o algún sitio que guarde un recuerdo agradable. Si se les da la oportunidad, es probable que la gente le cuente dónde ha estado, lo que ha visto o lo que ha experimentado. Si ambos están familiarizados con un lugar, eso también puede ser un tema de conversación.

Ejemplo: Puede que hayáis asistido al mismo instituto en diferentes momentos. También puede ser que la pregunta sea sobre el mejor restaurante de la ciudad o sobre los lugares en los que se puede pasar un buen rato sin la molestia de los turistas.

Pregunta 8: ¿A quién admira más en su sector?

Para ser el mejor en tu sector, tienes que aprender de los mejores de la profesión. Por eso’muchas personas tienen a alguien a quien admiran profesionalmente. Esa persona puede ser su modelo, su mentor, su empleador o su colega. No se sorprenda si ambos comparten modelos a seguir, sobre todo si pertenecen al mismo sector.

Pregunta 9: ¿Cómo se enfrenta a…?

Puede pedir detalles sobre cómo maneja la persona su horario, los clientes, los jefes, la familia y las condiciones desfavorables del mercado, entre otros. Independientemente del sector o el mercado, las personas se enfrentan a situaciones difíciles en todas partes y utilizan diferentes estrategias de afrontamiento cuando es necesario. Esta pregunta puede dar lugar a un amplio abanico de temas y también proporciona ideas perspicaces que se aplican a su carrera o a su vida privada.

Ejemplo: “¿Cómo lidiar con los clientes difíciles? Mi oficina se ha visto inundada de clientes enfadados esta última semana debido a la proximidad de la temporada de vacaciones”

Relacionado: Habilidades de servicio al cliente: Definiciones y 17 ejemplos

Pregunta 10: ¿Cuál es su pasatiempo favorito?

No tiene que ser formal y profesional en cada función del sector. Está bien hacer preguntas que no estén relacionadas con el trabajo o la carrera de la otra persona, como sus aficiones y las cosas que le gusta hacer fuera de la oficina. La pregunta puede referirse a cualquier cosa, desde asistir a eventos deportivos hasta disfrutar de la vida nocturna.

Si compartes las mismas experiencias o una actividad concreta, puedes mantener una conversación atractiva sobre los detalles del tema y por qué te gusta también.

Ejemplo: “Me encanta tocar la guitarra en mi tiempo libre. ¿Qué haces para relajarte cuando no estás en la oficina?”

Consejos para mantener la conversación

Independientemente de lo sociable o introvertido que seas, habrá un momento en el que no sepas qué decir para mantener la conversación. Puede que hayáis empezado con un tema con el que ambos no estáis familiarizados y que uno de los dos esté perdiendo el interés en la conversación. Pero esto no significa que debáis interrumpir la conversación por completo. Utiliza estos consejos para profundizar en tus conversaciones.

  • Mostrar un interés genuino: Interésese por mantener la conversación. Demuestre a la persona que está intrigada por lo que dice y, si todo lo demás falla, actúe como tal aunque no esté tan entusiasmado con el tema.

  • Escuche activamente: Una cualidad esencial de los buenos conversadores es la capacidad de escuchar activamente. La comunicación es un asunto bidireccional y hay que evitar dominar la conversación. Permita que la otra persona contribuya al discurso y concéntrese para que usted entienda sus puntos. Así evitarás repetir las mismas preguntas o interrumpirle a mitad de discurso.

Artículo relacionado: Habilidades de escucha activa: Definición y ejemplos

  • Haga preguntas de seguimiento: Una buena manera de mantener el flujo de la conversación es hacer preguntas. Aunque conozcas la respuesta, puedes hacer preguntas sobre un tema para que la persona demuestre sus conocimientos en esa área. Esto no sólo demuestra tu verdadero interés en la conversación, sino que da a la otra persona más ventaja, ya que estás asumiendo la posición de aprendiz curioso y no de experto. Es mejor si el tema es uno en el que no tienes un conocimiento profundo.

  • Encuentra un punto en común: Cuando converses con alguien, busca experiencias compartidas. Puede encontrar puntos en común en su carrera, su familia, sus aficiones, las artes, el entretenimiento y mucho más. Esto facilita una conversación atractiva y permite que ambos conecten a un nivel más profundo.

Te recomendamos

Cómo crear una página de preguntas frecuentes (con 5 ejemplos)

Cómo empezar un boletín de correo electrónico exitoso en 3 sencillos pasos

¿Qué significa aversión al riesgo? (Más ejemplos de inversión)

RFP vs. RFI: Diferencias y por qué las empresas las utilizan

¿Qué es el exceso de capacidad? (Definición, preguntas frecuentes y ejemplo)

Cómo Calcular el Margen de Beneficio Neto