Cómo practicar la integridad en el lugar de trabajo como enfermero

La integridad es una característica importante que hay que tener en cualquier carrera, pero puede tener un aspecto diferente dependiendo de tu función. En este artículo, analizamos qué es la integridad en enfermería, por qué es importante y cómo practicar este valor como enfermera.

Integridad: Definiciones y ejemplos

¿Qué es la integridad en enfermería?

La integridad en enfermería consiste en actuar de acuerdo con las creencias normativas del hospital o la institución para la que trabajas y mantener sus normas y expectativas en relación con la atención al paciente. En concreto, por ejemplo, esto podría significar ser honesto sobre el pronóstico y las opciones de tratamiento de un paciente y ofrecer la misma calidad de apoyo y asistencia a todas las personas con las que trabajas y tratas.

Este valor, aunque es importante en diversos lugares de trabajo, puede ser útil en este campo porque, como enfermera, puede trabajar en estrecha colaboración con muchas personas, todas las cuales pueden tener diferentes orígenes religiosos, étnicos o socioeconómicos. La gente confía en que las enfermeras sean dignas de confianza y útiles, por lo que la integridad en la enfermería se ajusta a estas expectativas y requisitos. Poseer esta cualidad y convertirla en uno de tus valores profesionales puede garantizar que ofrezcas una calidad de atención justa y coherente a todos los pacientes, al tiempo que te mantienes alineado con tu propia ética y tus prioridades profesionales.

Relacionado: Relacionado: 6 preguntas de la entrevista sobre la integridad

¿Por qué es importante la integridad en la enfermería?

La integridad en la enfermería es importante porque, dado que estos profesionales pueden enfrentarse a una serie de retos profesionales y situaciones complejas, la integridad puede garantizar que ejecuten todos sus deberes profesionales y mantengan sus responsabilidades ante sus pacientes y su empleador. Tener integridad significa ser honesto y justo y permanecer alineado con sus valores fundamentales en todo momento.

Este puede ser un aspecto valioso del trabajo de los enfermeros, ya que apoyan a las personas y a sus familias mientras se recuperan de enfermedades, lesiones u otros problemas de salud, y sus deberes profesionales pueden ser emocional y físicamente exigentes. Ser íntegro puede garantizar a los pacientes que te preocupas por sus intereses y que estás comprometido con su progreso y su curación.

Relacionado: Una guía completa sobre la integridad en el trabajo

Beneficios de tener integridad en la enfermería

Hay muchas razones por las que puedes centrarte en integrar este valor en tu trabajo como enfermera. Algunos beneficios de tener integridad como enfermera son:

Crear un entorno de trabajo positivo

Saber que usted' es capaz de confiar en sí mismo y en sus compañeros de trabajo puede ayudar a facilitar un entorno de trabajo positivo y unas relaciones profesionales significativas. Los enfermeros suelen trabajar juntos o en estrecha colaboración con los médicos y otros profesionales de la medicina para evaluar el estado de un paciente y crear un plan de tratamiento único.

Estar seguro de que usted y sus colegas están comprometidos con el mismo objetivo y son honestos sobre sus acciones e intenciones puede ayudar a que todos confíen en los demás y trabajen juntos para desarrollar la solución correcta. Esto puede ayudar a desarrollar sentimientos de respeto, profesionalidad y certeza.

Ser fiable y digno de confianza

Cuando demuestras que eres íntegro, los que te rodean te consideran más digno de confianza y seguridad. Tus acciones pueden mostrar que eres alguien en quien pueden confiar, y esto les dará una respuesta honesta y profesional si preguntan por el estado de un paciente, el éxito de un tratamiento o la salud de su ser querido.

Como enfermero, muchas personas pueden acudir a ti en busca de respuestas, y pueden sentirse cómodos sabiendo que pueden confiar en ti para que les des una visión realista de la situación, en lugar de decirles lo que quieren oír. Si eres fiable, los médicos se sentirán seguros de que estás administrando la medicación adecuada a los pacientes correctos y llevando un registro preciso de su salud y su evolución.

Garantizar el perdón de los demás

Cuando uno es un profesional que actúa con integridad, los demás pueden estar más dispuestos a pasar por alto cualquier error, porque confían en que uno tiene buenas intenciones y no causaría problemas o cometería un error intencionadamente.

Si demuestras sistemáticamente que siempre intentas hacer lo correcto y actuar lo mejor posible, es más probable que los demás te perdonen si ocurre algo anormal. Darse cuenta de que los demás reconocen sus buenas intenciones y su comportamiento constante puede ayudarle a manejar la presión profesional cuando surjan desafíos.

Relacionado: Valiosos ejemplos de integridad en el trabajo

Mejorar su capacidad para desempeñar sus funciones profesionales

En última instancia, tener integridad puede convertirle en un mejor enfermero y puede ayudarle en otros aspectos de sus responsabilidades profesionales. Al integrar este valor en tus prácticas, considera por qué decidiste convertirte en enfermera y qué te inspiró a querer ayudar a la gente.

Como enfermera, actúas habitualmente en el mejor interés de los demás, y es probable que haya muchas razones por las que te hayas sentido obligada a seguir esta carrera. Tener integridad en su vida profesional puede ayudar a alinearse con su propósito y sus motivaciones, y permitirle llegar al trabajo sintiéndose comprometido y motivado.

Cómo practicar la integridad en la enfermería

Aquí's una lista de pasos que puede seguir para practicar la integridad en el trabajo como enfermera:

1. Centrarse en la comunicación honesta

Un aspecto crucial de la integridad es la honestidad, por lo que una forma de practicar este valor en el trabajo es seguir siendo digno de confianza y genuino en su comunicación con los pacientes y colegas. Unas sólidas habilidades de comunicación pueden permitirte mostrar integridad en el trabajo siendo minucioso y transparente a la vez que tienes en cuenta los pensamientos y sentimientos de los demás.

Como enfermero, es posible que tenga que reconfortar a los pacientes mientras se enfrentan a diagnósticos o circunstancias difíciles, por lo que seguir siendo digno de confianza y fiable puede ayudar a reconfortar y cuidar a las personas con las que trabaja.

2. Tratar a los demás con respeto

Otra forma de practicar este valor en el trabajo es tratar a todo el mundo con respeto, independientemente de sus circunstancias únicas o sus capacidades físicas. Puedes demostrar que eres íntegro tratando a todo el mundo con el mismo nivel de consideración, incluidos tus supervisores, otros profesionales médicos y los pacientes.

Tanto si trabaja en una clínica médica como en un consultorio u hospital, es posible que se encuentre con una serie de personas que confían en usted para que las oriente, supervise y trate. Además de mostrar su propia ética y moral profesional, tratar a los demás con respeto puede ayudarle a ganarse el respeto, lo que puede hacer que su tiempo en el trabajo sea más agradable.

3. Mantener las normas éticas

Centrarse en tu comunicación y en cómo tratas a los demás son aspectos esenciales de la integridad en la enfermería, pero también puede implicar la defensa de las normas éticas y los reglamentos de tu lugar de trabajo. Esto puede afectar a varios aspectos de su trabajo, como la forma de registrar y almacenar los datos de los pacientes, los medicamentos que administra y las normas de atención que presta.

Los principios y la ética pueden desempeñar un papel importante en el buen funcionamiento de un centro médico, por lo que es vital que todos los empleados actúen con honestidad e integridad cuando proporcionan tratamiento a sus pacientes. Tener integridad puede ayudarle a sentirse bien con los servicios que presta y saber que están en consonancia con las expectativas y los requisitos de su empleador.

4. Responsabilizarse a sí mismo y a los demás

Responsabilizarte de tus acciones es una forma de demostrar que eres honesto con tu trabajo y que estás orgulloso de lo que haces. Esto puede demostrar a tus compañeros de trabajo y a las personas que te importan que eres digno de confianza y que pueden confiar en que cumplirás tus intenciones. En ocasiones, esto puede implicar reconocer cuando se ha cometido un error y admitirlo. Aunque esto no sea fácil, es un aspecto importante para crear relaciones profesionales significativas y establecer la confianza con los demás.

5. Cumpla sus compromisos

Además de responsabilizarte de tus actos, cumplir tus promesas y compromisos puede demostrar que eres una persona íntegra. Cuando te comprometes a hacer algo por un paciente o un colega, completar esta acción ilustra tu fiabilidad y dedicación a tu profesión.

Esto puede permitir que los demás le identifiquen como alguien de quien pueden esperar que cumpla sus promesas, lo que puede permitirle asumir tareas mayores o más importantes y ayudar a una mayor variedad de pacientes. Puede implicar ir más allá de las expectativas o peticiones de los demás, pero el esfuerzo extra puede ser beneficioso para su crecimiento personal y profesional.

Te recomendamos

Consejos de un orientador profesional universitario: Cómo tener éxito en unas prácticas virtuales

Habilidades del Analista de Inteligencia de Negocios: Definición y Ejemplos

Inventario justo a tiempo (con ejemplos)

¿Qué es la producción en masa? (Con ventajas y desventajas)

Cómo dominar una habilidad (más consejos)

Cómo convertirse en un arquitecto de soluciones senior