Guía definitiva para la investigación secundaria

La investigación secundaria es una de las formas en que las personas y las organizaciones encuentran los datos que necesitan para responder a cuestiones, resolver problemas y tomar decisiones. La investigación secundaria es una estrategia para encontrar datos que otros han reunido para hallar información útil con mayor rapidez. Si tienes poco tiempo o un presupuesto limitado, aprender a realizar una investigación secundaria puede ayudarte a encontrar las respuestas que necesitas.

En este artículo, definimos la investigación secundaria, enumeramos ejemplos de fuentes secundarias, describimos cómo llevarla a cabo y enumeramos sus ventajas e inconvenientes.

Relacionado: Las mejores habilidades administrativas para incluir en un currículum

¿Qué es la investigación secundaria?

La información, las estadísticas y otros datos recogidos por los investigadores primarios se denominan investigación secundaria. En cambio, los investigadores secundarios recogen datos de diversas fuentes, los resumen y los ordenan en nuevos documentos. Esto hace que los datos sean más accesibles para quienes los quieren con fines educativos o empresariales.

Relacionado: Habilidades de investigación: Definición y ejemplos

Investigación primaria frente a investigación secundaria

Tanto la investigación primaria como la secundaria tienen sus propios objetivos, usos y métodos. Aunque ambos intentan responder a una pregunta, los dos tipos de investigación siguen caminos diferentes. Algunas de las mayores diferencias entre la investigación primaria y la secundaria son:

Fuentes

La investigación primaria utiliza fuentes originales para generar nuevos datos para su publicación. Se trata de datos que ellos mismos recogen mediante la búsqueda de relatos de primera mano o la realización de observaciones por su cuenta. Los investigadores pueden encontrar sus datos mediante métodos como la realización de entrevistas, la dirección de grupos de discusión, la administración de encuestas o la recopilación y el análisis de datos.

La investigación secundaria suele utilizar los datos publicados por los investigadores primarios como principal fuente de información. Esto puede incluir volúmenes publicados de estudios de mercado, búsquedas en Internet o archivos universitarios y gubernamentales. Aunque la investigación secundaria suele implicar la comparación de múltiples fuentes para elaborar sus propias conclusiones, se basa en los resultados de los investigadores primarios.

Objetivos

Los investigadores primarios esperan encontrar respuestas a preguntas y soluciones a problemas no resueltos. Los datos para responder a estas preguntas no suelen estar disponibles o son incompletos, lo que significa que tienen que realizar su propia investigación para reunir los datos y la información.

Un investigador secundario también busca una respuesta a una pregunta o cuestión. Sin embargo, se espera que la pregunta sea lo suficientemente común como para que la investigación y los datos ya existan. Esto se debe a que el objetivo principal de los investigadores secundarios es informarse a sí mismos y a su organización de forma rápida y sencilla, lo que puede ser útil cuando se dispone de poco tiempo o de un presupuesto menor.

Participación del investigador

La investigación primaria suele requerir que el investigador tenga contacto directo con los sujetos que estudia, ya que suele realizar la investigación él mismo. Los investigadores primarios también pueden contratar a una empresa o a una fuente externa para que realice la investigación en su nombre.

La investigación secundaria suele ser menos complicada porque el investigador suele organizar y estudiar trabajos ya publicados para encontrar la información que necesita. Esto significa que la investigación secundaria suele ser más rápida y fácil de realizar.

Coste

La investigación primaria suele implicar el coste de entrevistar a las fuentes y recopilar datos. También puede incluir los gastos de viaje para enviar a los investigadores al terreno o contratar a una empresa para que realice la investigación. Con esa investigación ya realizada, la investigación secundaria puede costar muy poco. Si los datos están disponibles gratuitamente en Internet, algunas investigaciones secundarias pueden no costar nada y, a menudo, se pueden realizar desde la propia casa u oficina. Por ello, algunos la denominan «investigación de escritorio»;

Métodos de investigación secundaria

Los métodos para llevar a cabo la investigación secundaria suelen implicar la búsqueda y el estudio de la investigación publicada. Hay varias formas de hacerlo, entre ellas:

  • Encontrar los datos en línea: Existen muchos sitios web de estudios de mercado, así como blogs y otros sitios web de análisis de datos. Algunas son gratuitas, aunque otras son de pago.

  • Búsqueda de datos que las instituciones educativas han publicado: Muchas instituciones realizan investigaciones exhaustivas y fiables, y algunas permiten que las empresas soliciten ver o utilizar sus datos.

  • Se buscan datos publicados en bibliotecas: Algunas bibliotecas cuentan con datos publicados por agencias gubernamentales, instituciones educativas y otros investigadores de mercado. Aunque los recursos varían según la biblioteca, los datos pueden ser gratuitos y fiables.

  • Buscar en los archivos de datos que pertenecen a varios organismos: Muchos organismos públicos albergan colecciones de sus propias investigaciones. Normalmente, la búsqueda en sus archivos requiere una solicitud oficial y, a veces, incluso la supervisión durante la búsqueda. Sin embargo, los datos pueden ser extremadamente precisos.

Relacionado: Tipos de métodos de investigación

Ejemplos de investigación secundaria

Hay muchos tipos de investigación secundaria disponibles. Muchos de ellos son documentos en línea u obras publicadas, como los libros. Algunos de los ejemplos más comunes de investigación secundaria son:

  • Libros de texto
  • Artículos de actualidad
  • Estudios publicados por la universidad
  • Enciclopedias
  • Investigación de mercado publicada
  • Revistas académicas
  • Investigación demográfica publicada
  • Registros gubernamentales

Relacionado: Cómo realizar un estudio de mercado

Cómo realizar una investigación secundaria

Intenta seguir estos pasos para realizar una investigación secundaria:

1. Establezca su tema

Al realizar una investigación, es probable que tengas una pregunta o un problema que necesites resolver. Conocer el tipo específico de información que necesitas puede ayudarte a encontrar las respuestas más rápidamente. Por ejemplo, si tu empresa fabrica lápices, quizá quieras saber cuánto material necesitas para el año.

2. Recopilar datos

Una vez que hayas establecido tu tema de investigación, puedes empezar a identificar posibles fuentes de investigación. Normalmente puedes encontrar muchas fuentes en línea, la mayoría de las cuales son de acceso gratuito. Considera la posibilidad de comparar los precios y las reseñas de los usuarios para ayudarte a encontrar los recursos de investigación de mercado que podrían ser más útiles para ti. Para el ejemplo de la empresa de lápices, una búsqueda en Internet puede mostrar varias opciones con datos de ventas de lápices.

3. Comparar los datos de múltiples fuentes

Dependiendo del tiempo, los recursos y las condiciones de la investigación primaria, cada fuente puede ser ligeramente diferente. Al recopilar datos de varias fuentes, puedes comparar los datos de cada una para entender mejor lo que has recopilado. En el caso de la empresa de lápices, puedes comparar los datos de las empresas más grandes y las más pequeñas para encontrar la cantidad media de materiales utilizados. También puede hacer un seguimiento del uso de material y de las ventas a lo largo del tiempo para ayudarle a preparar mejor la cantidad de material que puede necesitar a lo largo del año.

4. Analiza tus hallazgos

Una vez que has comparado todos los datos, puedes analizar lo que has encontrado. Hay varias formas de analizar los datos, entre ellas:

  • Reconocer tendencias y patrones para anticiparse a los cambios
  • Buscar valores atípicos en los datos que le ayuden a prepararse para resultados inesperados
  • Compararlo con las experiencias en su propia empresa
  • Identificar cualquier variable que pueda afectar a los datos

Al analizar sus resultados, puede determinar si la información que ha reunido le ayuda a responder a su pregunta. Si necesita más datos, puede seguir investigando hasta encontrar la respuesta que necesita.

Ventajas de la investigación secundaria

La investigación secundaria puede tener muchas ventajas, y entenderlas es importante para saber cuándo es más útil. A la hora de decidir si realizar una investigación secundaria, tenga en cuenta las siguientes ventajas:

  • Puede ser menos costoso y llevar más tiempo
  • Puede haber muchos datos disponibles
  • Ver cómo otros han utilizado la misma investigación disponible puede ayudarte a determinar si es útil para tus necesidades
  • Puede comparar múltiples fuentes además de las tendencias actuales
  • Podría encontrar documentos publicados que expliquen la forma en que otros ya han utilizado los datos y si les fueron útiles

Desventajas de la investigación secundaria

La investigación secundaria puede tener algunos inconvenientes. Resulta útil comprender estas desventajas para saber cómo evitar posibles problemas. Algunas desventajas de la investigación secundaria son

  • La autenticidad de la investigación primaria no siempre está clara de inmediato
  • La investigación primaria no siempre utiliza datos actuales
  • Depende de la calidad de la investigación primaria
  • Los datos podrían no aplicarse a su problema

Para determinar si una fuente primaria es útil, puede investigar primero qué fuentes suelen ser más precisas y útiles para los demás. Esto puede ahorrarte tiempo al identificar qué fuentes tienen más probabilidades de ofrecerte los datos que necesitas.