El significado de una curva de rendimiento invertida

Una curva de rendimiento invertida puede marcar un cambio importante en la salud económica de la nación. Los expertos identifican y pronostican las curvas de rendimiento invertidas basándose en los datos del Tesoro de Estados Unidos. Para tomar decisiones informadas sobre sus inversiones personales, es importante saber qué es una curva de rendimiento invertida y a qué afecta. En este artículo, definiremos la inversión de una curva de rendimiento, explicaremos por qué se produce y descubriremos cómo puede aplicar esa información.

¿Qué es una curva de rendimiento invertida?

Una curva de rendimiento invertida es una situación financiera en la que los bonos a corto plazo ganan más dinero, o tienen un mayor rendimiento, que los bonos emitidos a más largo plazo. En una curva de rendimiento normal, el rendimiento de los bonos a largo plazo es mayor que el de los bonos a corto plazo. Los inversores esperan obtener un mayor rendimiento por invertir su dinero durante más tiempo en una situación económica normal con una curva de rendimiento normal.

¿Por qué se llama curva de rendimiento?

Los economistas suelen mostrar en un gráfico las relaciones entre los distintos rendimientos de las inversiones. En un estado económico normal, cuando el Tesoro de EE.UU. traza los tipos de interés de los bonos de la misma cantidad de dinero para diferentes cantidades de tiempo, los bonos a corto plazo tienen tipos de interés más bajos y las inversiones más largas tienen tipos de interés más altos. Cuando el Tesoro traza estos rendimientos específicos para bonos de diferentes duraciones, aparece una curva ascendente, o una curva de rendimiento normal.

Cuando un bono a corto plazo tiene un tipo de interés más alto que un bono a largo plazo, la curva se inclina hacia abajo, o se invierte. Los datos de rendimiento suelen estar disponibles para bonos con una amplia gama de vencimientos. Si incluso uno de los bonos más cortos tiene un tipo de interés que está por encima de los más largos, se considera una curva de rendimiento invertida.

¿Cómo interviene el Tesoro?

Todos los días, el Tesoro de Estados Unidos publica los datos de rendimiento de cada uno de sus bonos, que van desde unos pocos meses hasta 30 años. Los inversores ven los bonos, letras y pagarés del Tesoro de EE.UU. como la inversión más fiable que existe. Como resultado, otros bonos fijan sus tipos de forma similar para competir con los bonos del Tesoro. Cuando los artículos o historias mencionan una curva de rendimiento invertida, suelen referirse a toda o parte de la curva de rendimiento de los bonos y letras del Tesoro.

Relacionado: Aprende a ser analista financiero

¿Qué significa una curva de rendimiento invertida?

Una curva de rendimiento invertida puede darnos información sobre la mentalidad actual de los inversores y ofrecernos una cantidad limitada de información sobre el futuro. Estas son algunas cosas que podemos sacar de una curva de rendimiento invertida:

La demanda de bonos a corto plazo es menor que la demanda de bonos a largo plazo

Existe una relación inversamente correlacionada entre los tipos de interés de los bonos y la demanda de los mismos: cuando la demanda de un determinado bono baja, el tipo de interés sube. Esto nos dice que cuando la curva de rendimiento se invierte, hay más gente que compra bonos a largo plazo. Los inversores prefieren los bonos a largo plazo cuando tienen dudas sobre la economía a corto plazo y creen que pueden obtener un mayor beneficio tras una inversión a largo plazo, como un bono a 10, 20 o 30 años.

Existe la posibilidad de una recesión económica

Una curva de rendimiento invertida no provoca una recesión económica. Al igual que otras métricas económicas, la curva de rendimiento simplemente representa un conjunto de datos. Sin embargo, la curva de rendimiento entre los bonos del Tesoro a dos y diez años se correlaciona con las recesiones económicas de los últimos cuarenta años. Una curva de rendimiento invertida apareció aproximadamente un año antes de cada una de estas recesiones. Esto sugiere que la curva de rendimiento es un buen predictor de una recesión, pero no una causa. Los economistas llaman a esta correlación un hecho estilizado porque ocurre con la suficiente frecuencia como para considerarla cierta, incluso sin una relación causal subyacente.

¿Por qué se invierte la curva de rendimiento?

La curva de rendimiento se invierte cuando los inversores compran más bonos a largo plazo. A medida que compran más bonos del Tesoro a largo plazo, el rendimiento de éstos baja, y el tipo de las inversiones a corto plazo sube. Esto hace que la curva de los tipos de interés se incline hacia abajo desde los bonos a corto plazo hasta los de largo plazo, lo que hace una curva de rendimiento invertida.

Las estimaciones sobre la duración real de la recesión media pueden depender de los datos que se consulten, pero los economistas calculan que oscila entre 10 y 19 meses. Un bono con una maduración más larga que eso dura más que una posible recesión. Como resultado, los inversores que sospechan que se avecina una recesión pueden querer comprar bonos más largos, lo que puede aumentar aún más la demanda de estos bonos más largos.

Más información: 12 de los trabajos mejor pagados en finanzas

Impacto de una curva de rendimiento invertida

Como en el pasado ha habido inversiones de la curva de rendimiento antes de las recesiones, los inversores pierden la confianza en el mercado cuando la curva de rendimiento se invierte. Cuando más personas venden inversiones y menos personas están interesadas en comprar, amplifican la caída de la economía. Este comportamiento de los inversores, unido a las decisiones políticas de gobiernos y empresas, puede provocar una recesión.

Una curva de rendimiento invertida en los bonos del Tesoro de EE.UU. también puede afectar a muchas otras partes de la economía. Otros bonos pueden cambiar su precio para adaptarse a ella, ya que el Tesoro establece el estándar del mercado. Las acciones pueden ser menos estables, ya que las empresas tienen que hacer frente a diferentes costes de sus materiales, mano de obra y transporte. Los tipos de interés de las hipotecas y los préstamos también toman como referencia los tipos del Tesoro y pueden cambiar.

Relacionado: Las 11 mejores certificaciones en finanzas para mejorar tu experiencia

Qué hacer ante una curva de rendimiento invertida

Hay varias medidas que puede tomar para ser proactivo en sus inversiones si ve una curva de rendimiento invertida:

Considere la posibilidad de diversificar sus inversiones

Siempre que el mercado esté activo, puede considerar la posibilidad de invertir de muchas maneras diferentes para no poner todos sus activos en el mismo lugar. Si una de las inversiones no va bien, pero usted tiene inversiones diversificadas, sus otras inversiones pueden seguir siendo rentables.

Añade inversiones a largo plazo

Históricamente, las recesiones duran menos de dos años. Si ha concentrado sus inversiones en opciones más a corto plazo, puede considerar la posibilidad de cambiar parte de su dinero a inversiones que madurarán o que retirará después de muchos años.

Preste atención a la curva de rendimiento

El Sistema de la Reserva Federal puede actuar para cambiar la situación económica modificando los tipos de interés de las inversiones a corto plazo. La curva de rendimiento también puede cambiar debido a decisiones políticas u otros factores. Estar informado de lo que hace la curva de rendimiento puede ayudarle a tomar decisiones acertadas y a ser consciente de la situación general.

Te recomendamos

Guía de la teoría de las restricciones (con ejemplos)

Identificar el potencial de liderazgo y desarrollar las habilidades de liderazgo

¿Qué es un título de artes liberales?

Cómo Calcular el Inventario Final: Fórmula y Pasos

Cómo empezar un blog de comida en 2021

Habilidades de Ingeniería Eléctrica: Definición y ejemplos