Cómo dar una idea (incluye definición y beneficios)

Tanto si presentas una nueva idea de negocio a posibles inversores como si sugieres un nuevo proceso para agilizar la comunicación en tu oficina, presentar tu idea de forma eficaz es crucial para lograr tu objetivo. Con una presentación de ideas bien planificada, puedes estar seguro de que transmites la información correcta a la persona que toma las decisiones de forma concisa. Aprender los pasos para presentar una idea puede ayudarle a hacerlo con más éxito.

En este artículo, hablamos de lo que es una presentación de ideas, de las ventajas de presentar una idea y de cómo hacerlo.

Relacionado: Relacionado: 7 técnicas de lanzamiento de ventas con ejemplos

¿Qué es el lanzamiento de una idea?

La presentación de una idea es el momento en el que se presenta una idea de negocio a otras personas. Puede ser una presentación más formal, en la que se hace una presentación completa, o puede ser una simple idea sobre cómo mejorar los procesos a un colega en un entorno informal.

Beneficios de lanzar una idea

La presentación de una idea tiene una serie de ventajas:

  • Creación de mejoras: Si tiene una idea sobre cómo mejorar algo, ya sea un producto ya existente o un sistema, presentar su estrategia de precios con éxito puede ayudarle a conseguir ese objetivo.
  • Generar ingresos: En algunos casos, el lanzamiento puede permitir a la empresa generar más ingresos. Por ejemplo, puedes presentar a un nuevo cliente potencial o a tu jefe una idea que genere más ingresos para la empresa.
  • Desarrollar relaciones: Si estás trabajando en una startup, el desarrollo de una idea sólida puede permitirte desarrollar relaciones con socios potenciales, lo que en última instancia podría ayudarte a conseguir más recursos para el negocio.

Cómo presentar una idea

Estos son los pasos que debes seguir para presentar una idea con éxito:

1. Piensa en tu idea

Antes de presentar tu idea a alguien, el primer paso que debes dar es pensar en los detalles. La idea que compartas con los demás debe ser específica y factible. Mientras piensas en tu idea, pregúntate qué problema resuelve la idea y si el problema es lo suficientemente importante como para justificar el coste de tu solución.

Debes saber exactamente cómo resolverá tu idea el problema y, si es relevante, por qué eres la persona adecuada para resolverlo. Considere la situación desde el punto de vista de la otra persona y entienda por qué es la persona o la empresa adecuada para resolver el problema.

2. Considerar el alcance de la idea

El siguiente paso que debe dar es considerar el tamaño de su idea, ya que el tamaño de la idea influye en la cantidad de preparación que necesita hacer, el número de lanzamientos que necesita hacer, los responsables de la toma de decisiones a los que necesita llegar y la cantidad de tiempo que puede esperar para alcanzar su objetivo.

Por ejemplo, tu idea puede ser simplemente modificar algo que ya existe. Cuando el alcance es pequeño, como éste, presentar la idea a las personas adecuadas y convencerlas puede ser fácil. En cambio, si propones una idea nueva, grande y posiblemente compleja, puede que tengas que conseguir la aprobación de múltiples responsables y que te lleve mucho tiempo alcanzar tu objetivo.

Una vez que hayas identificado el alcance de tu idea, puedes investigar los casos en los que otras personas han lanzado ideas de tamaño similar. Eso puede darte una mejor comprensión del éxito que tuvieron y puedes aprender de sus errores para mejorar tu propio lanzamiento.

Relacionado: Relacionado: 7 pasos para definir el alcance de un proyecto's

3. Identificar al responsable de la toma de decisiones

El siguiente paso que debes dar es identificar qué persona tiene la capacidad de aprobar tu idea. Si el alcance de tu idea es muy pequeño, esto podría significar que tú o incluso un compañero dentro de tu empresa tiene la capacidad de aprobar tu idea. Si el alcance es grande, es posible que tengas que obtener la aprobación de un gerente o incluso de un ejecutivo de tu empresa.

Si no tienes acceso directo al responsable de la toma de decisiones, debes hacer una lista de las personas que tienen acceso a él y encontrar la forma de conectar con ellas. Es posible que tenga que hacer varias presentaciones de ideas a personas de esta red para lograr el objetivo que persigue.

Relacionado: Los responsables de la toma de decisiones: Definición y por qué son importantes

4. Considera la perspectiva de la otra persona

Cuando empieces a pensar en tu propuesta, es buena idea que empieces por considerar la perspectiva de la persona a la que le estás haciendo la propuesta. Por ejemplo, debe considerar por qué le va a interesar su idea y cuáles son sus principales preocupaciones. También hay que tener en cuenta el número de propuestas no solicitadas que reciben cada día. Cuanto mejor se adapte su propuesta a la perspectiva, las necesidades y los intereses de la persona a la que se dirige, más eficaz será.

5. Planificar el lanzamiento

El siguiente paso es planificar el lanzamiento de su idea. Es una buena idea tener tres variantes: una versión de cinco segundos, una de 30 segundos y una de cinco minutos. La versión de cinco segundos debe consistir en una sola frase que transmita la idea de forma concisa. Esa frase debe expresar, en términos muy sencillos, tanto el problema como la solución. Por ejemplo, «Propongo que empecemos a hacer sesiones de formación en grupo en lugar de formación individual para aumentar la camaradería entre los nuevos contratados y ahorrar tiempo al director»

Las versiones más largas de tu idea pueden surgir de forma natural a partir de la versión original de cinco segundos. Una vez que hayas terminado de crear las diferentes versiones de tu propuesta, piensa en cómo te las arreglarías para presentar tu idea a alguien si no tuvieras ayudas visuales disponibles. Una ayuda visual puede ayudar a dar claridad y mejorar tu discurso, pero hay situaciones en las que no puedes disponer de ninguna. Piensa en lo que podrías crear sobre la marcha para ayudar a explicar mejor tu idea. Por ejemplo, piense si podría dibujar algo en una servilleta si está hablando con alguien durante el almuerzo.

Relacionado: Cómo hacer un Elevator Pitch (con ejemplos)

6. Practicar el discurso

Una vez que la idea haya sido examinada a fondo y la presentación esté completa, el último paso es practicar la presentación ante otras personas que puedan ofrecerte una opinión sincera. Los comentarios constructivos pueden ayudarte a mejorar tu idea y la forma de presentarla a los demás para que tenga un impacto aún mayor. También puede utilizar estas sesiones de práctica para crear una lista de preguntas que le pueden hacer cuando presente su idea.