Plazo de entrega vs. Duración del ciclo: Definiciones, diferencias e importancia

Durante la producción, hay muchos pasos, y acelerar cualquiera de ellos puede aumentar la productividad y la eficiencia. El plazo de entrega y el tiempo de ciclo son medidas que describen la rapidez y la eficacia con la que se fabrican los productos. Aunque están interconectados, se refieren a cuestiones diferentes en la producción y sirven a objetivos distintos.

En este artículo, definimos el tiempo de espera y el tiempo de ciclo, comparamos los dos conceptos, explicamos su importancia en la producción, examinamos los factores que pueden afectar al tiempo de espera y ofrecemos consejos sobre cómo mejorar el tiempo de ciclo.

Proceso de producción: Definición y tipos que pueden utilizar las empresas

¿Qué es el liderazgo?

Existe un periodo de tiempo entre el momento en que un consumidor realiza un pedido y el momento en que lo recibe, que se denomina plazo de entrega. Todas las fases de producción, desde la tramitación del pedido y la producción hasta el envío, se incluyen en el plazo de entrega.

Por ejemplo, imagine un cliente que envía un pedido el 11 de mayo y lo recibe el 1 de junio. Puede que la fabricación haya terminado mucho antes y que el producto haya salido de la fábrica unos días antes de su recepción, pero el tiempo total desde el pedido hasta la recepción por parte del cliente es de 21 días, que es el plazo de entrega. Un plazo de entrega más corto sugiere que usted puede cumplir con los pedidos más rápidamente. Esto puede ser beneficioso porque sus clientes probablemente estén más contentos cuando reciben los pedidos antes, y usted puede obtener mayores beneficios vendiendo más productos.

¿Qué es la duración del ciclo?

El tiempo de ciclo expresa el tiempo que se tarda en completar un ciclo—o producir una unidad en una orden de producción. El tiempo de ciclo consta de dos partes: el tiempo de proceso y el tiempo de retraso. El tiempo de proceso es cuando el equipo de producción está trabajando activamente para completar una unidad, mientras que el tiempo de retraso es cualquier momento en el que el equipo debe esperar para completar la siguiente operación. Por ejemplo, en una fábrica de galletas, puede haber tiempos de retardo cuando los trabajadores deben esperar a que el horno alcance la temperatura adecuada, durante los cuales deben detener su tiempo de proceso.

Para calcular el tiempo de ciclo, necesita saber cuándo comienza el trabajo real en un pedido y el momento en que termina, lo que constituye el tiempo neto de producción. También es necesario conocer el número total de unidades producidas. Dividiendo el tiempo neto de producción por el número de artículos producidos, se puede determinar el tiempo medio de producción de una unidad. Por ejemplo, si un pedido se compone de 200 unidades y el equipo dedica 60 horas a la producción de todos los artículos, calculará 60 / 200 para obtener 0,3 horas por unidad. Esto significa que la fabricación de un solo artículo lleva aproximadamente 18 minutos.

Conocer el tiempo del ciclo puede ser útil de varias maneras. Puede:

  • 3. Medir la eficiencia de la producción: El tiempo de ciclo es una medida de la rapidez con la que un equipo puede completar la producción de un solo artículo. Cuanto menor sea el tiempo de ciclo, más rápido podrán cumplir los pedidos.
  • Mida la productividad general: El tiempo de ciclo también muestra cuántas unidades totales puede producir un equipo.
  • Destacar las deficiencias en la producción: Un tiempo de ciclo elevado puede señalar las áreas que necesitan ser mejoradas, como los largos tiempos de retraso o los tiempos de proceso ineficientes.

Relacionado: Todo lo que debe saber sobre el cálculo de la duración del ciclo

Tiempo de espera frente a tiempo de ciclo

Aunque tanto el tiempo de ejecución como el tiempo de ciclo miden la duración de las etapas de producción, hay algunas diferencias clave entre los conceptos:

  • Alcance: El tiempo de entrega implica todas las etapas de la producción, mientras que el tiempo de ciclo implica sólo la parte de fabricación.
  • Función: El tiempo de espera ayuda a los clientes a estimar los períodos de espera entre el pedido y la recepción, mientras que el tiempo de ciclo ayuda a una empresa a medir su ritmo de producción.
  • Aplicación: Las empresas pueden utilizar el tiempo de espera para mejorar la satisfacción del cliente, y pueden utilizar el tiempo de ciclo para mejorar la eficiencia y la productividad.

La importancia del tiempo de espera y del ciclo

El tiempo de espera y el tiempo de ciclo son factores importantes en la producción porque contribuyen a su capacidad para completar los pedidos con precisión y rapidez. El plazo de entrega es especialmente importante para la satisfacción del cliente. Los clientes suelen querer recibir sus pedidos lo antes posible. La entrega de productos a los clientes de forma puntual mantiene su inventario reabastecido y su negocio en condiciones de obtener ingresos, lo que se traduce en una mayor satisfacción de los clientes y una mayor probabilidad de que repitan los pedidos en el futuro.

Gestionar el tiempo del ciclo es una forma de mejorar el tiempo de entrega, y también puede proporcionarle una ventaja competitiva. Si puede producir bienes más rápido que sus competidores sin comprometer la calidad, es probable que le lleguen más pedidos de trabajo. Esto es especialmente cierto en el caso de los bienes de alta demanda, que están constantemente en producción. Cuanto más pueda producir, más beneficios puede esperar obtener.

Relacionado: ¿Qué es la satisfacción del cliente y por qué es importante?

Factores que afectan al tiempo de espera

Hay una serie de factores que pueden afectar a su tiempo de liderazgo. Entre ellos:

  • Indisponibilidad de materias primas
  • Retrasos en los envíos
  • Errores de procesamiento o fabricación
  • Tiempos de entrega elevados en sus pedidos a proveedores
  • Pasos superfluos en la producción

Relacionado: Cinco estrategias clave de mitigación de riesgos (con ejemplos)

Cómo reducir el tiempo del ciclo

Reducir el tiempo del ciclo también puede reducir el tiempo de espera, y ambos pueden mejorar la productividad y la satisfacción del cliente. He aquí algunos consejos para reducir el tiempo del ciclo:

  • Operar con tareas paralelas. Algunas actividades de fabricación pueden realizarse simultáneamente en puestos de trabajo distintos. Identifique qué tareas pueden ejecutarse al mismo tiempo e implemente un sistema por el cual terminen de forma concurrente. Al paralelizar las tareas, puedes eliminar la aparición de tiempos de retraso y reducir el tiempo total de producción.
  • Elimine los pasos innecesarios. Es posible que haya pasos de control en el proceso de producción que antes ayudaban a evitar errores pero que ahora son innecesarios. Si puede eliminar esos pasos o combinarlos con otros más amplios ya existentes, puede reducir la duración total del ciclo.
  • Reducir el tiempo de espera. Por ejemplo, puede agilizar los traspasos fomentando una comunicación más clara y concisa entre los equipos, y puede ayudar a evitar los cuellos de botella. Puede hacerlo agilizando los traspasos y evitando los cuellos de botella añadiendo recursos o automatizando algunos procesos.