Liderazgo aplicado en enfermería (Más habilidades importantes de liderazgo)

Es importante que los profesionales médicos, como los enfermeros, sean líderes seguros. Con un liderazgo sólido, los equipos de enfermería pueden funcionar de forma eficiente y proporcionar los mejores cuidados a los pacientes. Si eres una enfermera, o te estás convirtiendo en una, es beneficioso que aprendas sobre el liderazgo aplicado y cómo aplicarlo en el lugar de trabajo. En este artículo, definimos el liderazgo aplicado en enfermería, por qué es importante, cuáles son algunas de las habilidades de liderazgo y cómo puedes utilizarlas.

El concepto de liderazgo explicado: Cómo cultivar un liderazgo eficaz

¿Qué es el liderazgo aplicado en enfermería?

El liderazgo es la capacidad de una persona para guiar, inspirar y apoyar a un equipo que trabaja por un objetivo común. Los líderes eficaces tienen cualidades como la iniciativa y la compasión por los demás. El liderazgo aplicado se da cuando alguien emplea deliberadamente ciertas habilidades de liderazgo—como la comunicación, la orientación especializada y el pensamiento crítico—para gestionar un equipo. En el ámbito de la enfermería, el liderazgo aplicado es la capacidad de una enfermera para proporcionar los mejores cuidados a sus pacientes utilizando sus habilidades de liderazgo para supervisar y motivar a su equipo.

Relacionado: Liderazgo y gestión de la enfermería: Definiciones y diferencias de los roles

¿Por qué es importante el liderazgo aplicado en enfermería?

Las enfermeras suelen trabajar con otras enfermeras y miembros del personal para proporcionar el máximo nivel de atención a sus pacientes. El liderazgo aplicado es importante porque las enfermeras pueden utilizar diversas técnicas para mejorar la capacidad de su equipo para trabajar de forma colaborativa y eficaz.

Por ejemplo, el enfermero jefe de un centro de atención residencial puede tener que aplicar su liderazgo en un escenario en el que muchos empleados llaman a filas inesperadamente debido a una tormenta. En primer lugar, se comunica con el personal que está de guardia, pidiéndoles que se queden hasta que lleguen los demás miembros, lo que mantiene la atención a los pacientes. A continuación, el enfermero jefe aplica el pensamiento crítico para determinar cómo proteger a sus pacientes si la tormenta empeora. Rápidamente revisan el protocolo de seguridad para tormentas con el personal para que sepan a dónde llevar a los residentes en caso de otras condiciones meteorológicas adversas. Esto protege con éxito la seguridad tanto del personal de enfermería como de sus pacientes.

Relacionado: Las 12 mejores certificaciones de liderazgo para mejorar tus habilidades de liderazgo (y tu carrera)

Habilidades de liderazgo que necesitan las enfermeras para tener éxito

El liderazgo es la culminación de habilidades y cualidades útiles. Estas son algunas de las habilidades más importantes:

Comunicación

La comunicación con los pacientes y el resto del personal médico es una habilidad integral que las enfermeras necesitan para tener éxito. Dado que las enfermeras suelen pasar la mayor parte del tiempo con los pacientes, adquieren un conocimiento profundo de la disposición y las necesidades médicas del paciente. Las enfermeras pueden recopilar información importante sobre sus pacientes y compartirla con el resto del equipo médico, creando un conocimiento más completo y detallado del paciente.

Integridad ética

Los enfermeros tienen acceso a información privada y están presentes en momentos delicados de la vida de un paciente. Actuar con integridad ética significa proteger esa información para mantener la vida privada de los pacientes. El campo de la medicina puede plantear dilemas éticos, y la integridad es una habilidad útil cuando se manejan situaciones complejas. Un ejemplo puede ser que la familia de un paciente pida a la enfermera que mantenga en secreto su diagnóstico completo. Esta petición no reconoce el derecho del paciente a conocer su propia salud. En esta situación, al practicar la integridad ética, la enfermera centra la seguridad, la salud y los derechos del paciente en su toma de decisiones.

Iniciativa

Las enfermeras suelen actuar por instinto para proporcionar los mejores cuidados, sobre todo cuando un paciente muestra un cambio repentino de comportamiento. Por ejemplo, si un paciente siempre se queda despierto para merendar a medianoche pero parece estar profundamente dormido cuando la enfermera le lleva la comida, es trabajo de la enfermera reconocer este cambio de comportamiento e identificar la causa.

Al tomar la iniciativa, una enfermera puede ayudar a evitar consecuencias más graves. En esta situación, si el paciente está inusualmente cansado, podría haber un factor subyacente, como un nivel bajo de azúcar en sangre, que podría causar más complicaciones si no se remedia. La enfermera puede ser proactiva despertando al paciente, preguntándole cómo se siente y comprobando su nivel de azúcar en sangre.

Colaboración

El trabajo en equipo es un aspecto importante de la enfermería. Trabajar bien con el resto del personal médico mientras se prestan los cuidados directos, así como cuando se elaboran los planes de atención al paciente, puede garantizar que los pacientes reciban la mejor atención posible. Por ejemplo, al realizar un procedimiento, una enfermera puede ayudar a poner al paciente de lado para que la otra pueda centrarse en ejecutar el procedimiento correctamente.

Empatía matizada

En el ámbito de la atención sanitaria, las enfermeras pueden necesitar mantener la empatía en situaciones difíciles. Por ejemplo, es posible que un paciente confundido no entienda que su equipo asistencial está tratando de ayudarle y se vuelva combativo. Ser empático manteniendo la compasión y la calma ayuda a las enfermeras a proporcionar los mejores cuidados. Otra parte importante de la práctica de la empatía es comprender las diferencias inherentes a las personas y los comportamientos. Respetar las elecciones de las personas y sus preferencias de cuidados es esencial para la enfermería.

Adaptabilidad

Muchos aspectos de la atención sanitaria, como la tecnología médica, están en constante transformación. Además, dependiendo del entorno, las enfermeras pueden ver cada día a diferentes pacientes con distintas necesidades. Las enfermeras demuestran su capacidad de adaptación aprendiendo a utilizar las nuevas tecnologías y empleando el pensamiento crítico para proporcionar los mejores cuidados en las distintas situaciones de los pacientes. También puede haber problemas a corto plazo, como la falta de personal o la escasez de fondos, a los que las enfermeras deben adaptarse para poder seguir prestando los cuidados adecuados.

Relacionado: Habilidades importantes del liderazgo enfermero y cómo desarrollarlas

Cómo mostrar el liderazgo en enfermería

Estos son algunos pasos que puedes seguir para demostrar tu liderazgo en enfermería:

1. Demostrar una comunicación decidida

Tomar la iniciativa comunicando activamente la información importante a los compañeros. Forme hábitos de comunicación eficaces priorizando la información para que siempre empiece por la noticia más urgente. Cuando hable con pacientes y colegas, preste atención a su lenguaje corporal y a su tono para asegurarse de que facilita una comunicación positiva y con propósito. Por ejemplo, establecer un contacto visual adecuado y sonreír al hablar con los pacientes es un buen lenguaje corporal.

2. Evaluar los puestos de trabajo y delegar con tacto

Una forma de mostrar un liderazgo sólido es evaluar las distintas tareas de enfermería y a su equipo de enfermería. Basándose en los puntos fuertes y las preferencias de cada miembro del equipo, delegue las tareas en consecuencia. Esto puede permitirte proporcionar los mejores cuidados al paciente. También puede ayudar a mantener un lugar de trabajo positivo y motivado, ya que los miembros del equipo pueden sentirse más seguros realizando las tareas que se ajustan a su conjunto de habilidades.

3. Utilizar la conciencia administrativa

Aunque como enfermera tu principal preocupación es la atención al paciente, comprender el aspecto administrativo de la atención sanitaria puede ayudarte a reforzar tus habilidades de liderazgo. Estar al tanto de los recortes presupuestarios o de los problemas de falta de personal, por ejemplo, puede permitirte resolver proactivamente los posibles problemas. Entender cómo trabajan juntos los distintos equipos de atención sanitaria—como dietistas, directores de actividades, consejeros de salud mental y otro personal—puede ayudarle a aplicar sus habilidades de liderazgo de forma adecuada en cada espacio.

4. Centrarse en proporcionar la mejor atención al paciente

Centrar el cuidado de los pacientes en su pensamiento y en la resolución de problemas le permite determinar si está tomando las mejores decisiones de cuidado. Puede priorizar las necesidades de los pacientes comprendiendo lo que debe atender inmediatamente, pronto y durante su turno.

Por ejemplo, puede tener un paciente que experimenta una bajada de azúcar y otro que pide usar el teléfono del pasillo para llamar a su hija. Si entiende que la necesidad del primer paciente debe ser atendida inmediatamente y la del segundo pronto, podrá priorizar sus tareas sin dejar de tratar a cada paciente con la mejor atención.

5. Reflexiona con frecuencia sobre tus acciones de liderazgo

Una de las mejores formas de dirigir con eficacia es realizar autoevaluaciones e identificar tus áreas de mejora. Por ejemplo, puede determinar que se le da muy bien comunicar, pero que necesita aprender más sobre las tareas administrativas. Reflexionar sobre tus habilidades de liderazgo y mejorarlas puede permitirte desarrollarte más como líder.

Te recomendamos

7 tipos de distribuidores (y consideraciones para elegir uno)

Liderazgo consultivo: Definición y beneficios

12 Causas de la expansión del alcance (y cómo evitarlas)

¿Qué es el análisis de tendencias? (Con tipos de tendencias y preguntas frecuentes)

54 Ejemplos de declaraciones de misión potentes

¿Qué son las combinaciones matemáticas y cómo calcularlas?