Liderazgo basado en valores: Rasgos y beneficios

El liderazgo basado en valores inculca un conjunto de valores comunes a todos los empleados, lo que mejora su cohesión y su voluntad de trabajar. Saber que un líder o directivo tiene creencias similares suele animar a los empleados a seguir sus instrucciones, lo que aumenta las posibilidades de éxito en cada objetivo. Los líderes basados en valores tienen rasgos específicos y otras cualidades que les hacen ser los mejores en lo que hacen. En este artículo, definimos el liderazgo basado en valores, explicamos qué hace este tipo de líder, enumeramos sus rasgos clave y comentamos varios de los beneficios que aportan a las organizaciones.

¿Qué es el liderazgo basado en valores?

El liderazgo basado en valores es un estilo de liderazgo que se basa en los valores tanto del líder como de su equipo. Se basa en la filosofía de que las personas se motivan a sí mismas mediante la aplicación de sus valores personales en su vida diaria. Las organizaciones que siguen un conjunto de creencias compartidas tienen empleados que son más propensos a trabajar juntos, lo que puede aumentar la productividad.

Relacionado: 10 estilos de liderazgo comunes

¿Qué hace el liderazgo basado en valores?

Cuando una organización cambia a un estilo de liderazgo basado en valores, mejora su rendimiento:

Establecer la dirección

El liderazgo basado en valores establece la dirección de la empresa mediante la creación de una declaración de valores que sirve de guía para los empleados de todos los niveles. Este tipo de liderazgo proporciona un significado y un propósito a los empleados, los directivos, las partes interesadas y la empresa en su conjunto. Les permite reflexionar sobre los valores de la empresa en cada decisión que toman.

Crear una cultura empresarial proactiva

A través de unos valores adecuados, las empresas crean culturas proactivas que aumentan el valor global percibido por las partes interesadas y por los consumidores. La empresa utiliza su influencia obtenida de las partes interesadas y los consumidores que la apoyan para lograr sus objetivos.

Relacionado: 10 objetivos de liderazgo que todo líder de equipo debe tener

Mejorar los individuos

El liderazgo basado en valores también mejora a las personas al invertir en la educación y el desarrollo de todas las partes interesadas. También capacita a los empleados desarrollando líderes y animando a otros líderes a avanzar en la misma dirección. El liderazgo basado en valores se compromete a crear una mayor satisfacción en el trabajo y a mejorar la eficacia de los empresarios, directivos y ejecutivos.

Ampliar las oportunidades

Este tipo de liderazgo inspira tanto la colaboración como la innovación a través de valores compartidos dentro de su comunidad. Amplía las oportunidades de negocio del mismo modo, atrayendo a nuevos clientes y partes interesadas con valores y creencias similares.

Rasgos clave de un líder basado en valores

Los líderes basados en valores tienen varios rasgos en común en todos los sectores:

Autorreflexión

Los líderes basados en valores se toman un tiempo cada día para reflexionar sobre sus decisiones y motivaciones recientes. Hacerlo les ofrece la oportunidad de reevaluar sus valores, determinar su propósito y descubrir lo que realmente les importa como líderes. Los líderes fuertes tienen la voluntad de evaluarse a sí mismos en estas áreas y la honestidad para diagnosticar la verdad.

Confianza en uno mismo

Todos los líderes tienden a tener cierto grado de confianza en sí mismos, pero los líderes basados en valores entienden que algunos líderes son mejores que ellos. También entienden que, como líderes, están continuamente aprendiendo y evolucionando. Los líderes basados en valores comprenden tanto sus puntos fuertes como sus puntos débiles, y se rodean de aquellos que complementan sus habilidades.

Humildad

Los buenos líderes entienden quiénes son y de dónde vienen. La humildad para los líderes es la creencia de que no son diferentes de las personas que trabajan para ellos. Estos líderes creen que cada empleado tiene tanto valor para la empresa como ellos. Los líderes humildes hacen lo necesario para elevar a sus equipos y asegurarse de que están bien atendidos por su trabajo.

Influencia positiva

Al ejemplificar los valores fundamentales de la empresa en su trabajo, los líderes basados en valores apoyan a sus equipos sirviéndoles y asegurándose de que reciben los mejores beneficios en cada situación. También se convierten en excelentes ejemplos para todos dentro de una organización de lo que es un buen líder. Cuando se les presenta una tarea de liderazgo, otros empleados suelen sentirse animados a emular a su líder basado en valores, mejorando la calidad del trabajo en toda la organización.

Beneficios del liderazgo basado en valores

La siguiente lista define algunos de los muchos beneficios que el liderazgo basado en valores aporta a una organización:

Mejora de la comunicación

El liderazgo basado en valores mejora la comunicación al alinear los valores de la organización con los de sus empleados. Con la ayuda de esta alineación, los empleados y los directivos son libres de comunicarse entre sí, incluso sobre temas delicados. Todo el mundo es más abierto en cuanto a sus pensamientos y opiniones. También mejora la comunicación con los que están fuera de la organización, ya que se acorta la distancia entre la empresa y el consumidor. Los líderes basados en valores suelen hacer públicas sus creencias, atrayendo el apoyo de los consumidores con creencias similares.

2. Fortalecer las relaciones

Dado que la organización responde a sus necesidades, los empleados se sienten más comprendidos y más cómodos. Esta comodidad genera confianza entre empleados y empleadores, reforzando su conexión. A medida que los consumidores ven esta tendencia de valores y creencias, también sienten una sensación de confianza en la empresa. A medida que las relaciones con los empleados crecen, también lo hace la relación entre los consumidores y la organización.

Aumento de la productividad

A medida que los directivos y sus equipos aprenden lo que tienen en común, su confianza crece. Esta sensación de comunidad suele hacer que los empleados estén más satisfechos con su función, lo que aumenta la productividad. El aumento de la productividad desciende desde la cúspide a medida que los ejecutivos inculcan un nuevo conjunto de valores a sus directivos. Los directivos se dan cuenta de que se alinean con sus propios valores, lo que les convierte en mejores líderes y comparten sus valores con sus equipos. Los empleados individuales comparten los mismos valores con sus directivos, lo que les anima a sentirse más cómodos y a trabajar más duro para la organización que aprecian.

Relacionado: Cómo medir la productividad y aumentar la eficiencia en el lugar de trabajo

5. Ayuda a alcanzar los objetivos

El liderazgo basado en valores crea una comunidad entre todos los empleados, ya sean directivos o no. Con un conjunto de valores alineados, los empleados trabajan mejor juntos y alcanzan los objetivos más rápidamente. Los empresarios y los directivos se esfuerzan por cumplir la misión establecida para ellos mismos y para la empresa, ya que cumple con sus principios subyacentes. Conectan con la empresa y quieren verla triunfar.

Mejorar la toma de decisiones

Los directivos basados en valores suelen tomar mejores decisiones, ya que sus creencias y valores se alinean con los de la organización. Trabajan en el mejor interés de la empresa, eligiendo alternativas que funcionan para su equipo, sus empleadores y ellos mismos. Se toman el tiempo necesario para comprender los beneficios de cada alternativa mediante la autorreflexión y el análisis posterior de cómo afecta a cada nivel de la organización.

Te recomendamos

FAQ: ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE UN ABOGADO FISCAL Y UN CONTADOR PÚBLICO? ¿Cuál es el orden correcto de los activos?

Cómo terminar un correo electrónico (con ejemplos de cierre)

¿Qué es la prueba de aceptación del usuario? (y cómo llevarlas a cabo)

¿Qué es una tubería CI/CD? (Más beneficios y ejemplo)

La diferencia entre costes directos e indirectos (con ejemplos)

Presentaciones de proyectos: Qué son y cómo redactarlas