Liderazgo consultivo: Definición y beneficios

Como gestor o jefe de equipo, tiene varias formas de utilizar sus habilidades de liderazgo. Un estilo de liderazgo consultivo, por ejemplo, incluye las opiniones de los subordinados a la hora de tomar una decisión. Entender el liderazgo consultivo y cómo convertirse en un líder consultivo puede ayudarle a aplicar eficazmente este estilo de liderazgo en su lugar de trabajo.

En este artículo, definimos el liderazgo consultivo, enumeramos los componentes clave y los beneficios del estilo de liderazgo consultivo y le proporcionamos los pasos para convertirse en un sólido líder consultivo.

Relacionado: Preguntas y respuestas: ¿Qué es la consultoría?

Relacionado: Cómo ser un buen líder (con consejos y ejemplos)

¿Qué es el liderazgo consultivo?

El liderazgo consultivo es un estilo de liderazgo que se centra en la creación de equipos y utiliza las habilidades de los demás para crear planes y tomar decisiones. Los líderes consultan a su equipo para obtener sus sugerencias y opiniones que les ayuden a tomar decisiones informadas y estratégicas.

Por ejemplo, si una empresa necesita tomar una decisión sobre la producción, el director consultará con el departamento de ingeniería, ya que está involucrado en el proceso de producción y puede aportar información de calidad.

El liderazgo consultivo implica esencialmente a las personas que tienen problemas para encontrar ideas para una solución concreta en el proceso de toma de decisiones. Un líder también puede incluir a su equipo en el proceso de toma de decisiones sólo para escuchar diferentes puntos de vista. Contar con diferentes puntos de vista les ayuda a tomar decisiones más estratégicas de las que habrían tomado por su cuenta. Cuando los líderes involucran a su equipo en el proceso, también ayudan a su equipo a desarrollar sus habilidades de liderazgo y de toma de decisiones.

Relacionado: ¿Qué significa liderazgo?

¿En qué se diferencia el estilo de liderazgo consultivo de otros estilos de liderazgo?

Dado que la dirección implica a los subordinados en el proceso de toma de decisiones, el estilo de liderazgo consultivo presenta menos autoridad en comparación con otros estilos de liderazgo como el estilo dictatorial o el estilo autoritario. Sin embargo, no es tan autoritario como el estilo participativo.

Además, el estilo de liderazgo consultivo dedica más tiempo a la combinación de experiencia, habilidades e ideas de fuentes externas. Vale la pena señalar que, a pesar de las aportaciones adicionales que reciben los directivos, éstos siguen teniendo la capacidad de tomar las decisiones finales. A pesar de ello, recibirán las aportaciones de las partes afectadas antes de tomar las decisiones finales.

Relacionado: 10 estilos de liderazgo comunes (y cómo encontrar el suyo)

Componentes clave del estilo de liderazgo consultivo

El estilo de liderazgo consultivo tiene unos cuantos componentes clave que conforman su funcionamiento. Estos son los principales componentes del estilo de liderazgo consultivo:

Papel de mentor para los líderes

Con este estilo de liderazgo, los líderes asumen el papel de mentores y aceptan las opiniones de su equipo y colegas. Básicamente, facilitan al equipo el proceso de toma de decisiones.

Influencia y compromiso

El liderazgo consultivo se centra en los nuevos pensamientos e ideas de diversas personas. Aunque el líder no acepte todas las ideas nuevas, normalmente lo hace—incluso si se contradicen con sus propios pensamientos.

Centrarse en una mayor creatividad e innovación

El estilo de liderazgo consultivo promueve la estimulación de la creatividad entre las personas mientras trabajan para encontrar una solución. Cuando las personas comparten ideas, se pueden fomentar nuevas formas de pensar y, con suerte, mejores soluciones a diferentes problemas.

Beneficios del estilo de liderazgo consultivo

El liderazgo consultivo conlleva varios beneficios para los líderes en el lugar de trabajo. Cuando comprenda estos beneficios, podrá averiguar si es mejor utilizar este estilo de liderazgo en su propio entorno de trabajo. He aquí algunas ventajas del estilo de liderazgo consultivo:

Crea un vínculo más profundo entre los líderes y sus subordinados

Un estilo de liderazgo consultivo le permite construir una mayor relación con sus colegas y subordinados. Compartir sistemáticamente las sugerencias y los procesos de pensamiento le permite crear fuertes vínculos y relaciones con las personas con las que colabora.

Relacionado: ¿Qué es la vinculación de los empleados?

Ayuda a los líderes a saber que está bien aceptar ayuda

Este estilo de liderazgo ayuda a los líderes a sentirse cómodos con su conocimiento incompleto de una circunstancia o situación concreta. Esencialmente, les ayuda a entender que está bien aprender y crecer junto a sus subordinados a través del proceso de consulta. También les empuja a confiar en sus subordinados.

Crea una sensación de implicación

El liderazgo consultivo fomenta la proactividad. En otras palabras, cuando se pide a los empleados su opinión, se les anima a expresarla con más frecuencia. Por lo tanto, es más probable que participen en debates similares sobre la toma de decisiones en el futuro.

Cómo convertirse en un fuerte líder consultivo

Para convertirse en un líder consultivo, hay que tener ciertos rasgos y realizar ciertas acciones. Hacerlo con éxito garantiza el uso eficaz del estilo de liderazgo consultivo. Utilice estos pasos para convertirse en un líder consultivo fuerte:

1. Ayude a las personas a sentirse cómodas al hablar

Cree una cultura que invite a la gente a hablar y a compartir sus ideas en su equipo. Cuando tu equipo habla, obtienes una valiosa visión, consejo e información que no habrías recibido si no hubieras pedido opiniones externas.

2. Aprender a facilitar las cosas

Dedica tiempo a aprender y mejorar tus habilidades de facilitación. Puede utilizar estas habilidades para resolver los problemas de la empresa. Además, las habilidades de facilitación pueden ahorrarte tiempo y ayudarte a recibir los mejores resultados del pensamiento colaborativo.

3. Conozca a su equipo

Para garantizar las mejores relaciones con su equipo y personal, dedique tiempo a conocerlos. Entienda cómo procesan la información y si están más orientados a las tareas o a la vida social. Además, conozca sus personalidades en el lugar de trabajo para ayudarle a gestionar mejor un grupo diverso de personas.

4. Mantener el contacto

Una vez que reúna la información y las sugerencias de su equipo, hágales saber lo que está haciendo con la información. Mantenerse en contacto con ellos y hacerles saber cómo se utiliza la información puede ayudarles a sentirse incluidos en el proceso. Aunque no siempre se puede compartir todo como líder, compartir alguna información les permite saber que fueron útiles.

Además, mantén el contacto permaneciendo visible para tu equipo a diario. Dedicarles tiempo y que sepan que estás presente puede ayudarles a sentirse valorados y no olvidados.

Te recomendamos

Cómo ser un mejor empleado

¿Qué es una empresa u organización sin ánimo de lucro?

Cómo obtener una certificación de entrenador de gestión de proyectos

La importancia del compromiso de los clientes (y 18 formas de comprometerse)

¿Qué es una filosofía de enfermería? (Con ejemplos y cómo)

Cómo escribir una propuesta de negocio en 2021