Liderazgo de apoyo: Qué es y cómo desarrollarlo

Tanto si está a cargo de un pequeño equipo para un solo proyecto como si es un jefe de departamento que dirige a muchas personas, puede beneficiarse de establecer un estilo de liderazgo reflexivo. Algunas personas prefieren tomar las decisiones por sus equipos, mientras que otras prefieren dar más autonomía a su gente. El liderazgo de apoyo combina estas estrategias en un enfoque que da prioridad a los empleados.

En este artículo, explicamos qué es el liderazgo solidario, describimos cómo convertirse en un líder solidario, destacamos la importancia del liderazgo solidario en las empresas, ofrecemos las cualidades de un líder solidario de éxito y damos consejos para ejercer un liderazgo solidario eficaz.

Relacionado: Preguntas y respuestas: ¿Qué es el liderazgo?

¿Qué es el liderazgo solidario?

El liderazgo de apoyo es un estilo de liderazgo en el que el líder apoya a sus subordinados con herramientas y recursos hasta que tengan las habilidades para trabajar de forma autónoma. Los líderes que apoyan hacen todo lo posible para garantizar que todos los miembros de su equipo tengan las habilidades, herramientas y recursos necesarios para completar la tarea que se les ha asignado o para que tengan éxito en un proyecto a largo plazo.

A menudo, el nivel de apoyo varía de un miembro a otro del equipo en función de los conocimientos y las necesidades de cada empleado. El objetivo del liderazgo de apoyo es que los miembros del equipo sean capaces de trabajar de forma autónoma, pero que se sientan cómodos buscando apoyo cuando lo necesiten.

Relacionado: 6 Teorías de liderazgo para el crecimiento profesional

Cómo convertirse en un líder solidario

Los líderes solidarios suelen tener relaciones positivas con los miembros de su equipo. Si usted está interesado en convertirse en un líder solidario, siga estos pasos:

1. Establecer relaciones

El establecimiento de relaciones es un principio esencial del liderazgo solidario. Establecer y cultivar relaciones positivas con tus empleados demuestra que te preocupas por ellos como profesionales y como personas. Una relación centrada en la confianza facilitará que les ofrezcas retroalimentación y apoyo y que ellos lo acepten.

2. Determinar las necesidades

Conozca lo que necesita cada miembro de su equipo para tener éxito. Esto puede requerir que realice evaluaciones de habilidades o que revise de cerca el trabajo de los miembros de su equipo cuando los conozca por primera vez, sus puntos fuertes y sus áreas de crecimiento. Con algunos conocimientos proactivos, podrá prepararse mejor para ayudarles en los nuevos proyectos y tareas que vayan surgiendo.

3. Construir un equipo cohesionado

Facilite la creación de relaciones entre los miembros de su equipo. Lo más probable es que tengan que trabajar juntos en determinadas tareas o proyectos. Asegurarse de que todo el equipo tiene una base de confianza y apoyo ayudará a los empleados a trabajar juntos de forma cohesionada en el futuro.

4. Buscar soluciones

Cuando se embarque en un nuevo proyecto, tenga preparada una lista de herramientas y recursos para compartir con su equipo. Investiga los posibles apoyos con antelación, basándote en lo que sabes de los puntos fuertes y débiles de tu equipo, para que, si necesitan ayuda, puedas proporcionársela rápidamente.

5. Revisar con regularidad

Asegúrese de reunirse regularmente con su equipo, especialmente con los nuevos. Estos chequeos mostrarán al empleado que usted se preocupa por su estado de salud y que quiere que acuda a usted en busca de apoyo cuando lo necesite. Los controles también le ayudarán a calibrar cómo va el proyecto y qué nivel de apoyo debe proporcionar para garantizar el éxito.

Relacionado: Guía para el autoliderazgo

Importancia del liderazgo solidario en las empresas

El liderazgo de apoyo es un estilo de liderazgo importante y valioso para las empresas. No sólo fomenta las relaciones positivas entre los empleados, sino que, en última instancia, capacita a los miembros del equipo para desarrollar sus habilidades profesionales y trabajar bien de forma autónoma o con poca gestión y orientación activas. El estilo de liderazgo de apoyo valora el desarrollo y la formación de los empleados por adelantado, con la expectativa de que esas inversiones en los empleados den sus frutos con una alta productividad y un excelente rendimiento.

Relacionado: Las 12 mejores certificaciones de liderazgo para mejorar sus habilidades de liderazgo (& Carrera)

¿Cuáles son las cualidades de un líder solidario?

Aunque los líderes solidarios pueden tener y tienen personalidades y enfoques variados para ayudar a su equipo, muchos comparten un conjunto de características similares:

  • Aceptar: Los líderes que apoyan a sus empleados suelen aceptarlos y se esfuerzan por llegar hasta donde están en términos de habilidades y capacidades.
  • Positivo: Mantener una actitud positiva es una habilidad importante para un líder solidario.
  • Ser considerado: La mayoría de los líderes comprensivos tienen en cuenta las perspectivas y opiniones de sus empleados antes de tomar una decisión o delegar una tarea.
  • Empático: Mostrar empatía por los empleados que necesitan apoyo y asistencia es una cualidad vital para los líderes solidarios.
  • Confianza: Los mejores líderes solidarios confían no sólo en sus capacidades para dirigir eficazmente, sino también en las capacidades de sus empleados para aprender, mejorar y producir un trabajo excelente.
  • Con recursos: Muchos líderes solidarios son ingeniosos—pueden encontrar las herramientas necesarias para ayudar a sus empleados a alcanzar sus objetivos.
  • Conocedores: Los líderes de apoyo deben tener una buena base de conocimientos en su campo o industria para apoyar mejor a su equipo.
  • Paciente: Los excelentes líderes que apoyan son pacientes con sus empleados mientras aprenden nuevas habilidades.

Relacionado: Relacionado: 7 formas de mejorar sus fortalezas de liderazgo

Consejos para un liderazgo de apoyo eficaz

Para maximizar el impacto de su liderazgo de apoyo, utilice estos consejos:

  • Construye tus relaciones: Una de las mejores maneras de ayudarte a convertirte y seguir siendo un líder de apoyo es establecer relaciones con tus compañeros que te ayuden a desarrollar tus habilidades de liderazgo y a mejorar tus capacidades.
  • Apóyate: Asegúrese de dedicar tiempo a sus propios objetivos. Cuando sea productivo y tenga éxito en su vida profesional, estará mejor preparado para ayudar a su equipo a alcanzar el éxito individual y grupal.
  • Hay que estar disponible: Asegúrese de estar disponible para su equipo. No es necesario que esté disponible todas las horas del día, pero asegúrese de reservar un tiempo suficiente a intervalos regulares para que su equipo le haga preguntas o reciba orientación.
  • Normalizar el fracaso: El fracaso te ayuda a aprender y a mejorar. Si normaliza el acto de equivocarse, aprender del error y utilizar esa información para mejorar, verá que su equipo se arriesga más y mejora sus habilidades rápidamente.
  • Tenga en cuenta el panorama general: Asegúrese de comprobar periódicamente que sus esfuerzos y los de su equipo están en consonancia con los objetivos y estrategias generales de la empresa.