Liderazgo en enfermería: Definición y estrategias

El liderazgo eficaz es crucial en todas las ocupaciones profesionales. Aunque las funciones específicas pueden variar según el campo de trabajo, los líderes utilizan lo que han aprendido de sus experiencias educativas y prácticas para unir a sus equipos y alcanzar un objetivo común. La profesión de enfermería no es diferente— la necesidad de un gran liderazgo es fundamental para alcanzar el objetivo colectivo de proporcionar la mejor calidad posible de atención al paciente.

Sigue leyendo para conocer el liderazgo enfermero y las estrategias para un liderazgo eficaz en enfermería.

Relacionado: Aprende a ser director de enfermería

¿Qué es el liderazgo en enfermería?

Los líderes de la enfermería son personas solidarias y compasivas que capacitan a otros para innovar formas nuevas y eficaces de proporcionar los mejores cuidados a los pacientes, así como para racionalizar los procesos para que la prestación de dichos cuidados sea mucho más eficiente. Como líderes en el campo de la atención sanitaria, los jefes de enfermería proporcionan apoyo, motivación y dirección a sus enfermeras, guiándolas en sus esfuerzos por defender a los pacientes y ayudándolas a perfeccionar sus habilidades. El liderazgo enfermero, como función bastante nueva dentro del ámbito sanitario, se centra en ayudar a las enfermeras a avanzar en sus habilidades y carreras, mejorar la calidad de los cuidados y convertirse ellas mismas en líderes.

Dado que para ser enfermero se necesitan aptitudes de liderazgo, un líder enfermero suele ser un profesional ejecutivo o administrativo que destaca en la creación de equipos y en la capacitación de sus enfermeros para ampliar sus capacidades y proporcionar los mejores cuidados posibles a los pacientes. Los líderes de la enfermería abogan por una financiación adecuada para contratar a más enfermeras que atiendan a los pacientes de su zona, así como por una mayor y mejor investigación con el fin de mejorar la atención al paciente, la seguridad en el lugar de trabajo y la búsqueda de formas de hacer más rentable la atención al paciente. Se les pone en la tesitura de formar equipos de enfermeras e investigadores para crear soluciones a problemas acuciantes en el ámbito de la atención sanitaria.

Estos profesionales deben tener fuertes habilidades estratégicas, así como un alto nivel de creatividad y la voluntad de asumir riesgos educados en la toma de decisiones diarias. Otras habilidades necesarias para los líderes de enfermería son las siguientes:

  • Rendición de cuentas
  • Comunicación
  • Confianza
  • Pensamiento crítico
  • Toma de decisiones
  • Inteligencia emocional
  • Orientado a objetivos
  • Integridad
  • Interpersonal
  • Proactivo
  • Resolución de problemas
  • Gestión y organización del tiempo

Relacionado: 20 cualidades de liderazgo que hacen a un gran líder

Objetivos de los líderes de enfermería

Para determinar las estrategias que utilizará para unir a su equipo, decida primero cuáles son sus objetivos. He aquí algunos objetivos de importancia universal por los que hay que esforzarse:

  • Excelencia asistencial: Por lo general, esto se define asegurándose de que cada miembro de su equipo de enfermería contribuya con su máximo nivel de atención a los pacientes y se enorgullezca de su trabajo. Las enfermeras líderes se comprometen a demostrar la excelencia de toda la organización defendiendo a los pacientes y marcando la diferencia poco a poco.
  • Fomentar el liderazgo en los demás Descubre formas de incluir a tus futuros líderes en las actividades de desarrollo del liderazgo, las reuniones de gestión y las sesiones de formación. Muchas enfermeras son más receptivas cuando sus líderes actúan como mentores que se comunican con transparencia y están dispuestos a guiarlas en el proceso de aprendizaje.
  • Promover el aprendizaje continuo: Debe fomentarse el aprendizaje permanente para que cada miembro del personal de enfermería siga creciendo profesionalmente e innovando para ofrecer una atención cada vez más eficaz.

Estrategias para un liderazgo enfermero eficaz

La adopción de estrategias eficaces de liderazgo puede ayudar a promover una cultura de colaboración y un equipo de profesionales de mayor rendimiento en general.

Relacionado: Objetivos SMART: Definición y ejemplos

Las siguientes estrategias pueden ayudarte a alcanzar estos objetivos y otros más:

  • Abordar los problemas con prontitud
  • Identificar y utilizar los puntos fuertes individuales
  • Responsabilizar a su equipo
  • Poner a las personas en primer lugar
  • Fomentar la comunicación abierta
  • Recompensar un rendimiento excepcional
  • Practicar la autorreflexión
  • Pedir opiniones regularmente
  • Escuchar para aprender
  • Ser un gran mentor
  • Fomentar la empatía en los demás
  • Mantener el compromiso
  • Establecer objetivos de equipo

Abordar los problemas con prontitud

Un buen líder es firme pero compasivo. Si es necesario abordar problemas en el lugar de trabajo, la mejor estrategia suele ser apartar al empleado o empleados para hablar con ellos. Aunque pueda resultar incómodo, es necesario prestar la debida atención para mantener un lugar de trabajo armonioso. Esta estrategia respeta la privacidad del empleado, por lo que abordar el tema no supondrá una mayor tensión en el ambiente de trabajo.

Identificar y utilizar los puntos fuertes individuales

Cuando se toma el tiempo de conocer a cada miembro de su personal, puede evaluar mejor los puntos fuertes, débiles e intereses de cada persona. Esto puede ayudarle a situar a cada miembro del personal en un puesto en el que aproveche al máximo sus habilidades, a la vez que sigue aprendiendo y perfeccionando otras nuevas.

Responsabilizar a su equipo

Trabaje con cada uno de los miembros de su equipo para desarrollar un conjunto de objetivos para cada uno de ellos y haga un seguimiento periódico para evaluar su progreso y crecimiento. Utilice el modelo SMART para establecer objetivos y plazos realistas. Hacer un seguimiento del rendimiento de los empleados de esta manera será muy útil cuando llegue el momento de su revisión anual del rendimiento.

Poner a las personas en primer lugar

Asegúrese de tener en cuenta que los empleados y los pacientes son humanos. Trata de evitar enfocar tus interacciones cara a cara como algo transaccional, cambia tu perspectiva para que tú' estés hablando con otra persona en el mismo nivel de humanidad. Su empatía le ayudará a ganarse la confianza y el respeto de su personal, así como de los pacientes, sentando las bases para un mayor nivel de satisfacción general.

Fomentar la comunicación abierta

Fomentar la transparencia en el lugar de trabajo a través de la comunicación interdepartamental ayuda a crear confianza y respeto mutuo en la organización. Tratar la organización como un gran equipo único ayudará a incorporar la colaboración y el apoyo, así como a llegar a la raíz de cualquier posible problema de rotación.

Recompensar el rendimiento excepcional

Mostrar a sus empleados que son valiosos aumenta la moral y el rendimiento en general, además de renovar el compromiso y animar a los empleados a redoblar sus niveles de rendimiento. Asegúrese de que se trata de un proceso continuo para garantizar la coherencia de los niveles de rendimiento.

Practicar la autorreflexión

Permanecer constantemente consciente de sus reacciones emocionales ante las situaciones puede ayudarle a alinear sus acciones con sus valores, así como recordarse a sí mismo que usted' es humano, como los que le rodean.

Solicite información periódica

Pedir la opinión de los compañeros puede ayudarte a mejorar en áreas que no te habías dado cuenta de que te faltaban, además de proporcionarte una perspectiva de cómo te ven los demás.

Escuchar para aprender

Procura prestar toda tu atención a la persona con la que hablas, y escúchala y asimila lo que te dice. Haz preguntas para aclarar cualquier información que no esté clara y asegúrate de no esperar simplemente a que te respondan.

Sé un gran mentor

Poner tu mejor esfuerzo en todo lo que haces se reflejará en el rendimiento de tu personal. Ser un buen modelo de conducta puede aumentar la motivación, fomentar el respeto y garantizar que su organización sea un gran lugar para trabajar y para recibir cuidados.

Fomentar la empatía en los demás

Para proporcionar la mejor atención al paciente, enseñe a los miembros de su personal a mostrar la empatía que ellos mismos querrían que se mostrara a sus familiares si estuvieran en situación de necesitar atención médica. La empatía marca una gran diferencia en las relaciones entre el paciente y el proveedor, además de acelerar potencialmente el tiempo de recuperación.

Mantener el compromiso

Tanto la enfermería como el liderazgo requieren un fuerte compromiso con su propósito y la realización de mejoras continuas cada día sin experimentar el agotamiento. Como líder, tu nivel de compromiso marcará la pauta para aquellos que te admiran.

Establecer objetivos de equipo

Determina con tu equipo los objetivos más importantes a los que hay que aspirar y establece un sistema para medir el progreso. Asegúrese de que las normas de comportamiento sean coherentes, justas y estén alineadas con los valores de la organización. Elementos como el servicio, el crecimiento (personal, profesional y organizativo) y la calidad de los cuidados son buenos objetivos para empezar, aunque sus propios objetivos dependerán de su lugar de trabajo.

Estas estrategias, cuando se implementan, pueden ayudar a disminuir los casos de desafíos comunes en el lugar de trabajo y permitirle ser un mejor líder para cada miembro de su personal, así como fomentar una cultura de mejor atención médica para los pacientes y menos rotación de empleados.