10 estrategias retóricas de uso común (con ejemplos)

Los recursos retóricos se encuentran habitualmente en los ensayos, los escritos persuasivos o incluso los discursos. Sin embargo, su comunicación en general puede incluir a veces el uso de estrategias retóricas, tanto si es consciente de su uso como si no. Las estrategias retóricas pueden beneficiar a la comunicación al mejorar las comparaciones, hacer puntos audaces y ofrecer una manera de que la gente se conecte con lo que usted está hablando. En este artículo, te ofrecemos una lista de estrategias retóricas para explorar algunos de los dispositivos más utilizados que puedes considerar tanto para el contexto literario como para tu discurso cotidiano.

¿Qué son los dispositivos retóricos?

Las estrategias retóricas, o dispositivos como se les suele llamar, son palabras o frases verbales que se utilizan para transmitir un significado, provocar una respuesta de un oyente o lector y persuadir durante la comunicación. Las estrategias retóricas pueden emplearse por escrito, en una conversación o al planificar un discurso.

Los recursos retóricos se utilizan con frecuencia en la literatura, aunque a menudo utilizamos este tipo de palabras en nuestras conversaciones cotidianas sin darnos cuenta. Consideremos la exclamación "está lloviendo a cántaros"; Se trata de una metáfora común que alguien puede utilizar para describir un aguacero torrencial o una fuerte tormenta. Aunque sabemos que los perros y los gatos no caen literalmente del cielo, utilizamos frases generales como ésta para describir, transmitir o hacer ver a alguien la perspectiva que presentamos

Relacionado: Habilidades de comunicación: Definición y ejemplos

Estrategias retóricas de uso común

La siguiente lista incluye algunos recursos retóricos de uso común, así como ejemplos para ilustrar cómo se puede utilizar la estrategia en el discurso o la escritura. Considere algunas de estas estrategias la próxima vez que planifique un discurso, escriba una carta o mantenga un debate político con sus vecinos. En definitiva, los recursos de esta lista de estrategias retóricas pueden ofrecerte formas de mejorar tus habilidades comunicativas, así como de animar tus conversaciones:

  • Aliteración
  • Ampliación
  • Anacoluthon
  • Anadiplosis
  • Antanagoge
  • Apophasis
  • Chiasmus
  • Eufemismo
  • Hypophora
  • Similes

Aliteración

La aliteración utiliza la repetición del sonido consonántico inicial de una palabra o frase. El sonido consonántico se repite en la mayoría o en todas las palabras que se utilizan para transmitir una sensación de lirismo. He aquí un ejemplo:

Hablar con Terri me ha llevado demasiado tiempo hoy.

En el ejemplo, el T La consonante se repite para atraer la atención del lector.

Ampliación

La amplificación se basa en una palabra, frase u oración, evocando una sensación de urgencia e intensidad en el lector u oyente. Tomemos este ejemplo:

Ellosquiere una casa perfecta en un barrio perfecto.

El uso repetitivo de 'perfecto' en el ejemplo pone de manifiesto la importancia de encontrar el hogar y el lugar adecuados para vivir.

Anacoluthon

El anacoluto se utiliza para introducir un cambio repentino de ideas o temas aparentemente inconexos en medio de una frase. Este recurso se utiliza habitualmente para añadir énfasis a las ideas o temas que se expresan en una conversación. El siguiente ejemplo de Shakespeare's El Rey Lear muestra cómo podría utilizarla en su comunicación.

"Me vengaré tanto de vosotros, que todo el mundo lo hará―Haré tales cosas, que aún no sé cuáles son."

El personaje de Shakespeare' se interrumpe a sí mismo en medio de la frase, casi aparentemente en un tema no relacionado. Sin embargo, sigue hablando de la venganza, pero con el uso del anacoluto, la idea original se corta, provocando que el lector adivine lo que el personaje podría haber estado a punto de decir.

Anadiplosis

Este recurso utiliza la misma palabra al final de una frase y al principio de la siguiente. La anadiplosis permite que la cadena de pensamiento se prolongue hasta la siguiente idea, lo que permite a la audiencia seguir el punto que se está presentando. El uso de un enfoque repetitivo permite al oyente seguir el camino de sus ideas. He aquí un famoso ejemplo de anadiplosis tal y como lo utiliza el personaje Yoda en Star Wars: El Imperio Contraataca :

"El miedo lleva a la ira. La ira lleva al miedo. El miedo lleva al sufrimiento"

El uso de esta estrategia puede ayudar a poner más énfasis en las ideas que se transmiten, permitiendo que su conversación destaque la importancia de sus ideas.

Antanagoge

Un antanagogo utiliza una afirmación negativa y otra positiva en una sola. Puede utilizar este recurso retórico para presentar un problema y una solución posterior. Cuando se utiliza adecuadamente, esta estrategia puede permitir un enfoque bien desarrollado y persuasivo de la comunicación, ya sea por escrito o en una conversación cotidiana. Considere el siguiente y conocido ejemplo de antanagogía:

Cuando la vida te da limones, haz limonada.

Esta cita transmite la negatividad de tener un montón de limones con su posterior solución, hacer limonada de todo ello. Otro ejemplo de uso común del dispositivo antanagógico: La casa está vieja y desgastada, pero está limpia y es resistente. En este caso, el dispositivo funciona presentando lo que podría considerarse un problema y, a continuación, ofreciendo un punto de vista positivo (o una solución) a la afirmación negativa anterior. A veces puede ser un recurso útil en los discursos.

Relacionado: La clave para redactar un discurso con éxito

Apophasis

Este dispositivo funciona de forma similar a la ironía, donde se puede decir algo mientras se niega. Puede utilizar una frase común como "No estoy diciendo que…" pero luego seguir con una declaración que acaba de mencionar que no estaba diciendo. Considere el siguiente ejemplo para ayudar a resaltar cómo funciona esta estrategia:

No digo que sea tu culpa, pero fuiste tú quien rompió el jarrón.

En este caso, el orador no está culpando abiertamente al oyente de haber roto el jarrón, sino que está diciendo que el oyente lo ha causado de alguna manera.

Chiasmus

El quiasmo es una técnica retórica en la que el orador cambia el orden de las palabras o frases en una oración para invocar una sensación de emoción poderosa. Este recurso funciona permitiendo que el oyente tenga una respuesta emocional a lo que se dice. Uno de los ejemplos más conocidos y poderosos de este recurso retórico se puede escuchar en el discurso inaugural del presidente John F. Kennedy:

"No preguntes lo que tu país puede hacer por ti— pregunta lo que tú puedes hacer por tu país—

El diseñador utiliza este dispositivo para provocar una reflexión profunda, así como para establecer una conexión personal entre la población y sus funciones dentro de la nación americana.

Relacionado: Cómo mejorar tus habilidades para hablar en público (con ejemplos)

Eufemismo

El eufemismo es un recurso retórico que utiliza una frase o un dicho agradable para transmitir otro más familiar o menos agradable. Considera los siguientes ejemplos de eufemismos en el trabajo:

"Entorno culturalmente deficiente" puede servir como sustituto de "barriada" o "Barrio pobre."

"Ingeniería doméstica"; puede utilizarse como eufemismo de "Limpieza de la casa."

Imitación de cuero genuino" puede servir como eufemismo de "piel falsa" o "Vinilo"

Hypophora

Esta estrategia retórica se utiliza cuando un escritor u orador hace una pregunta y luego proporciona inmediatamente la respuesta. Es posible que ya te hayas encontrado utilizando este recurso en una conversación o en otro tipo de comunicación. He aquí un ejemplo:

¿Por qué es importante comer alimentos saludables? Es importante porque puedes curar enfermedades y fortalecer tu sistema inmunológico.

A diferencia de una pregunta retórica, una hipócrita no pierde el tiempo en dar una respuesta directa a una pregunta planteada.

Símiles

Estos recursos funcionan invocando un sentido de comparación entre dos temas similares. Los símiles funcionan para proporcionar un punto de vista comparable a un tema conocido o familiar. Considere los siguientes ejemplos:

Estaba hambriento como un león.

Era tan silenciosa como un ratón.

Los niños eran tan ruidosos como una manada de perros salvajes.

El uso de recursos retóricos puede servir para añadir animación a tus conversaciones, y cuando aplicas el uso de estrategias como éstas, también puedes desarrollar diferentes enfoques para tu comunicación.

Te recomendamos

Las 7 organizaciones sin ánimo de lucro más comunes (y otros tipos)

Gestión de la marca: Definición, ejemplos y consejos para el éxito

Cómo escribir un informe de ventas (con plantilla y ejemplo)

Cómo convertirse en un asistente legal

25 herramientas de software de guión gráfico para que su presentación destaque

¿Qué es una restricción presupuestaria? (con un ejemplo)