London Stock Exchange

Logotipo London Stock Exchange

Historia, perfil y vídeo corporativo de London Stock Exchange Group Plc

London Stock Exchange Group Plc opera como un grupo bursátil internacional. Opera una amplia gama de mercados internacionales de acciones, bonos y derivados, incluyendo: London Stock Exchange, Borsa Italiana, MTS, y la plataforma paneuropea de renta variable y derivados, Turquoise. También desarrolla plataformas de negociación y software de mercados de capitales. La empresa opera a través de cinco segmentos de negocio: Mercados de Capitales, Servicios Tecnológicos, Servicios de Post-transacción, Servicios de Información y Otros. El segmento de los mercados de capitales incluye los mercados primario y secundario. El mercado primario de Londres e Italia ofrece a las empresas y otros emisores de acciones y deuda de todo el mundo un acceso rentable a algunos de los fondos de capital más líquidos y profundos del mundo. El mercado secundario ofrece servicios de negociación a inversores e instituciones, dando acceso a acciones británicas e italianas, acciones paneuropeas, recibos de depósito internacionales, bonos corporativos y gubernamentales europeos y derivados de acciones e índices. El segmento de Servicios Tecnológicos incluye sistemas de negociación, vigilancia del mercado, post-negociación, enrutamiento inteligente de órdenes y soluciones de datos de mercado, así como servicios de centros de datos y redes. El segmento de Servicios de Información suministra precios y datos de negociación en tiempo real, creando la transparencia y la liquidez que son esenciales para los usuarios del mercado. El segmento de Servicios de Post-Traducción ofrece una gama completa de servicios de post-transición, proporcionando gestión de riesgos y eficiencia a los operadores. Los servicios de este segmento&#8217 incluyen servicios de liquidación y custodia de Clearing/CCP. El segmento Otros incluye productos de datos de referencia, como Sedol, Unavista, Proquote y RNS. London Stock Exchange Group se fundó en octubre de 2007 y tiene su sede en Londres (Reino Unido).

Historia de la Bolsa de Londres

Casa de café

La Royal Exchange había sido fundada por Thomas Gresham siguiendo el modelo de la Bolsa de Amberes, como bolsa de valores. Fue inaugurada por Isabel I en 1571.

Durante el siglo XVII, los corredores de bolsa no eran admitidos en la Bolsa Real debido a sus rudos modales. Tenían que operar desde otros establecimientos de los alrededores, especialmente el Jonathan’s Coffee-House. En esa cafetería, un corredor llamado John Casting comenzó a enumerar en 1698 los precios de algunos productos básicos, los tipos de cambio y ciertas provisiones clave como la sal, el carbón y el papel. Originalmente, no era una lista diaria y sólo se publicaba algunos días de la semana.

Esta lista y actividad se trasladó posteriormente al café de Garraway. Las subastas públicas durante este periodo se realizaban por el tiempo que podía arder una longitud de vela de sebo; se conocían como “por pulgada de vela” subastas. A medida que las acciones crecían, con nuevas empresas que se unían para obtener capital, la corte real también recaudaba algo de dinero. Estas son las primeras pruebas de la negociación organizada de valores negociables en Londres.

Bolsa Real

Después de que el edificio de Gresham’s Royal Exchange fuera destruido en el Gran Incendio de Londres, fue reconstruido y restablecido en 1669. Esto supuso un alejamiento de las casas de café y un paso hacia el modelo moderno de bolsa.

La Bolsa Real no sólo albergaba a los corredores, sino también a los comerciantes y a las mercancías. Fue el nacimiento de un mercado de valores regulado, que tuvo problemas iniciales en forma de corredores sin licencia. Para regularlos, el Parlamento promulgó en 1697 una ley que imponía fuertes sanciones, tanto económicas como físicas, a los corredores sin licencia. También estableció un número fijo de corredores (100), que posteriormente se incrementó a medida que aumentaba el tamaño del comercio. Esto provocó invariablemente varios problemas propios, uno de los cuales fue que los comerciantes empezaron a abandonar la Royal Exchange, ya sea por sus propias virtudes o por expulsión, y empezaron a comerciar en las calles de Londres. La calle en la que ahora comerciaban era conocida como Change o Exchange Alley que estaba convenientemente situada cerca del Banco de Inglaterra. El Parlamento intentó regular esto y prohibir a los comerciantes no oficiales de las calles del Cambio.

Las empresas se cansaron de las “burbujas” cuando las empresas subían rápidamente y caían, así que convencieron al Parlamento para que aprobara una cláusula que impidiera “la formación de empresas no oficiales”.

Después de la Guerra de los Siete Años (1756-1763), el comercio en la cafetería de Jonathan volvió a crecer. En 1773, Jonathan, junto con otros 150 corredores, formó un club y abrió una nueva y más formal «Bolsa de Valores» en el callejón de Sweeting. Ahora se cobraba una cuota de entrada, a través de la cual los comerciantes podían entrar en la sala de valores y negociar con ellos. Sin embargo, no era un lugar exclusivo para el comercio, ya que también se negociaba en la Rotonda del Banco de Inglaterra. El fraude también estaba muy extendido en esta época y, para disuadir de este tipo de operaciones, se sugirió que los usuarios de la sala de valores pagaran una tasa más elevada. Esto no fue bien recibido y, finalmente, la solución llegó en forma de cuotas anuales y convirtiendo la Bolsa en una sala de Suscripción de Acciones.

La sala de suscripción creada en 1801 fue la primera bolsa regulada de Londres, pero la transformación no fue bien recibida por todas las partes. El primer día de negociación, los no miembros tuvieron que ser expulsados por un agente. A pesar del desorden, se proyectó un nuevo edificio más grande, en Capel Court.

William Hammond puso la primera piedra del nuevo edificio el 18 de mayo. Se terminó el 30 de diciembre cuando “La Bolsa” fue incisa en la entrada.

Primer Libro de Reglas

En los primeros años de funcionamiento de la Bolsa, en varias ocasiones faltó un reglamento claro o leyes fundamentales para el comercio de Capel Court. En febrero de 1812, el Comité de Propósitos Generales confirmó un conjunto de recomendaciones, que más tarde se convirtieron en la base del primer libro de reglas codificado de la Bolsa. Aunque el documento no era complejo, temas como la liquidación y el incumplimiento eran, de hecho, bastante completos.

Con sus nuevos mandamientos gubernamentales y el creciente volumen de operaciones en vigor, la Bolsa se estaba convirtiendo progresivamente en una parte aceptada de la vida financiera de la City. A pesar de las continuas críticas de los periódicos y del público, el gobierno utilizó el mercado organizado de la Bolsa (y muy probablemente no lo habría conseguido sin él) para recaudar la enorme cantidad de dinero en las guerras contra Napoleón.

Después de la guerra y ante el auge de la economía mundial, los préstamos extranjeros a países como Brasil, Perú y Chile fueron un mercado en crecimiento. Cabe destacar que el Mercado Extranjero de la Bolsa permitía la participación de mercaderes y comerciantes, y la Real Bolsa acogía todas las transacciones en las que participaban extranjeros. El aumento de los negocios en el extranjero significó que finalmente la negociación de valores extranjeros tuvo que ser permitida dentro de todos los locales de la Bolsa.Bolsas extranjeras y regionales

Así como Londres disfrutó de su próximo crecimiento internacional, la Gran Bretaña doméstica también se benefició del auge económico. Otras dos ciudades mostraban especialmente un gran desarrollo comercial, a saber, Liverpool y Manchester. En consecuencia, en 1836 se abrieron las bolsas de Manchester y Liverpool. Eran también tiempos en los que el corretaje se consideraba una verdadera profesión comercial y por ello atraía a muchos empresarios. Sin embargo, con los auges vinieron las caídas, y en 1835 el «pánico español» afectó a los mercados, seguido también de un segundo pánico dos años después. Algunas acciones se dispararon entre un 10, 20 y 30 pct, a la semana.

La Bolsa antes de las guerras mundiales

En junio de 1853, tanto los miembros participantes como los corredores de bolsa ocupaban tanto espacio que la Bolsa estaba ahora incómodamente abarrotada y se estaban llevando a cabo continuos planes de expansión. Como ya se había ampliado hacia el oeste, el este y el norte, se decidió entonces que la Bolsa necesitaba un establecimiento completamente nuevo. Se nombró a Thomas Allason como arquitecto principal, y en marzo de 1854 el nuevo edificio de ladrillo inspirado en la Gran Exposición estaba listo. Esto supuso una enorme mejora tanto del entorno como del espacio, con el doble de superficie disponible.

A finales del siglo XIX se habían inventado el teléfono, la cinta magnética y el telégrafo. Esas nuevas tecnologías provocaron una revolución en el trabajo de la Bolsa.

Primera Guerra Mundial

Como centro financiero del mundo, tanto la City como la Bolsa se vieron muy afectadas por el estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914. Debido a los temores de que se reclamara el dinero prestado y de que los bancos extranjeros exigieran sus préstamos o aumentaran los intereses, los precios se dispararon al principio. El Comité y el Parlamento se apresuraron a tomar la decisión de cerrar la Bolsa para dar un mayor respiro y de prolongar el día festivo de agosto para evitar una corrida bancaria. La Bolsa terminó cerrándose desde finales de julio hasta el año nuevo, introduciendo de nuevo el negocio en la calle, así como en el «sistema de desafío».

La Bolsa volvió a abrirse el 4 de enero de 1915 bajo tediosas restricciones, ya que las transacciones debían realizarse únicamente en efectivo. Debido a las limitaciones y desafíos en el comercio que trajo la guerra, casi mil miembros abandonaron la Bolsa entre 1914 y 18. Cuando regresó la paz en noviembre de 1918, el ambiente de la posguerra en el parqué estaba generalmente acobardado. En 1923, la Bolsa recibió su propio escudo, con el lema «Dictum Meum Pactum», Mi palabra es mi vínculo.

Segunda Guerra Mundial

En 1937, las experiencias de la Primera Guerra Mundial hicieron que los funcionarios de la Bolsa elaboraran planes sobre cómo afrontar una nueva situación bélica. Una de las principales preocupaciones eran los ataques aéreos y el consiguiente bombardeo del perímetro de la Bolsa, y una de las sugerencias fue el traslado a Denham. Sin embargo, esto nunca se llevó a cabo. El primer día de septiembre de 1939, la Bolsa cerró sus puertas «hasta nuevo aviso» y dos días después se firmó la declaración de guerra. A diferencia de la guerra anterior, la Bolsa volvió a abrir sus puertas seis días después, el 7 de septiembre.

A medida que la guerra entraba en su segundo año, la preocupación por los ataques aéreos era mayor que nunca. Finalmente, la noche del 29 de diciembre de 1940 se produjo uno de los mayores incendios de la historia de Londres. El suelo de la Bolsa fue alcanzado por un grupo de bombas incendiarias, que afortunadamente se extinguieron rápidamente. La negociación en el parqué se redujo drásticamente y la mayor parte se hizo por teléfono para reducir la posibilidad de que hubiera heridos.

La Bolsa sólo estuvo cerrada un día más durante la guerra, en 1945, debido a los daños causados por un cohete V-2. No obstante, el comercio continuó en el sótano de la casa.

Postguerra

Después de algunos tiempos turbulentos, el mercado de valores disfrutó de algunos años notables a finales de la década de 1950 y el negocio estaba realmente en auge. Esto empujó a los funcionarios a encontrar un espacio más adecuado para su nuevo alojamiento. Las obras de la nueva Torre de la Bolsa comenzaron en 1967. La nueva casa de la Bolsa, de 321 pies de altura, tenía 26 pisos, con el Consejo y la Administración en la parte superior, y los pisos intermedios alquilados a las empresas afiliadas. La reina Isabel II inauguró el edificio el 8 de noviembre de 1972, y el edificio finalizado se convirtió en un nuevo hito de la City, con su parqué de 23.000 pies cuadrados.

1973 marcó el año de los cambios para la Bolsa. En primer lugar, se abolieron dos prohibiciones comerciales. Un informe de la Comisión de Monopolios y Fusiones recomendó la admisión de mujeres y de miembros nacidos en el extranjero en el parqué. En segundo lugar, en marzo la Bolsa de Londres se fusionó (formalmente) con las 11 bolsas regionales británicas e irlandesas, incluida la Bolsa de Escocia. Esta ampliación condujo a la creación de un nuevo puesto de Director General, que tras una amplia búsqueda, recayó en Robert Fell. Los cambios gubernamentales también continuaron en 1991, cuando el Consejo de Administración de la Bolsa fue sustituido por un Consejo de Administración formado por la base de ejecutivos, clientes y usuarios de la Bolsa. Esto también marcó la primera vez que el nombre de la bolsa pasó a ser “The London Stock Exchange”.

El índice FTSE 100 (pronunciado “Footsie 100”) fue lanzado por la asociación entre el Financial Times y la Bolsa en febrero de 1984. Resultó ser uno de los índices más útiles de todos y seguía los movimientos de las 100 principales empresas que cotizaban en la Bolsa.

El atentado delIRA

El 20 de julio de 1990, una bomba colocada por el IRA explotó en los aseos de hombres situados detrás de la galería de visitantes. La zona ya había sido evacuada y nadie resultó herido. Unos 30 minutos antes de la explosión, a las 8:49 horas, un hombre que dijo ser miembro del IRA dijo a Reuters que se había colocado una bomba en la bolsa y que estaba a punto de explotar. Los funcionarios de la policía dijeron que si no hubiera habido aviso el viernes, el número de víctimas habría sido muy elevado. La explosión abrió un agujero en el edificio de 23 plantas de Threadneedle Street y envió una lluvia de cristales y hormigón a la calle. La tendencia a largo plazo hacia el comercio electrónico había ido reduciendo el estatus de la Bolsa como atracción para los visitantes y, aunque la galería volvió a abrir, se cerró definitivamente en 1992.

“Big Bang”

El mayor acontecimiento de la década de 1980 fue la repentina desregulación de los mercados financieros en el Reino Unido en 1986. La frase “Big Bang” se acuñó para describir las medidas que incluían la abolición de las comisiones fijas y de la distinción entre agentes de bolsa y corredores de valores en la Bolsa de Londres, así como el cambio de un mercado abierto a una negociación electrónica basada en pantallas.

En 1995, la Bolsa puso en marcha el Mercado Alternativo de Inversiones, el AIM, para permitir a las empresas en crecimiento expandirse a los mercados internacionales. Dos años más tarde se puso en marcha el Servicio de Negociación Electrónica (SETS), que aportó mayor velocidad y eficiencia al mercado. A continuación, se lanzó también el servicio de liquidación CREST. En el año 2000, los accionistas de la Bolsa votaron para convertirse en una sociedad anónima, London Stock Exchange plc. La LSE también transfirió su función de Autoridad de Cotización del Reino Unido a la Autoridad de Servicios Financieros (FSA- UKLA)

En 2003 se creó EDX London, un nuevo negocio de derivados de renta variable internacional, en asociación con OM Group. La Bolsa también adquirió Proquote Limited, un proveedor de nueva generación de datos de mercado y sistemas de negociación en tiempo real.

La antigua Torre de la Bolsa quedó en gran medida redundante con la llegada del Big Bang, que desreguló muchas de las actividades de la Bolsa, ya que permitió un mayor uso de los sistemas informáticos que permitieron que las salas de negociación primaran sobre la negociación presencial. Así, en 2004, la Cámara se trasladó a una nueva sede enPaternoster Square, cerca de la catedral de San Pablo.

En 2007, la Bolsa de Londres se fusionó con Borsa Italiana, creando el London Stock Exchange Group (LSEG). El Grupo opera desde la sede de la Bolsa en Paternoster Square.

Ocupar Londres

La Bolsa en Paternoster Square fue el objetivo inicial de los manifestantes de Occupy London el 15 de octubre de 2011. Los intentos de ocupar la plaza fueron frustrados por la policía. La policía selló la entrada a la plaza, ya que se trata de una propiedad privada; previamente se había concedido una orden judicial del Tribunal Superior contra el acceso público a la plaza.

Los manifestantes se trasladaron a las inmediaciones para ocupar el espacio frente a la catedral de San Pablo. Las protestas formaban parte de las protestas globales “Occupy”.

*Información de Forbes.com y Wikipedia.org

**Vídeo publicado en YouTube por “BroadcastExchange“

Más empresas:


¿Las conoces?

FortumPlastipak HoldingsMiniGs EngineeringLiberty GlobalMaines Paper Food Service