Malas decisiones profesionales: Cómo se producen y cómo evitarlas

El desarrollo y el crecimiento profesional dependen de que se tomen las decisiones correctas sobre la carrera. Sin embargo, puede ser difícil saber qué opciones son las mejores. No todas las oportunidades son positivas, por lo que debes aprender a tomar decisiones sabias y meditadas en tu vida profesional.

En este artículo, hablamos de las causas que pueden llevarle a tomar malas decisiones profesionales, de las señales que le indican que puede haber tomado una mala decisión profesional y de los consejos que le ayudarán a evitar tomar malas decisiones profesionales.

La importancia de tomar decisiones con seguridad

¿Qué puede llevarte a tomar malas decisiones profesionales?

Hay varios factores que pueden contribuir a que un profesional tome una mala decisión profesional, entre ellos

  • Opciones limitadas: Puede tomar una mala decisión profesional debido a las limitadas opciones de trabajo en su localidad o en su sector.

  • Inexperiencia: Si tiene poca experiencia laboral, es posible que no sepa investigar a fondo un trabajo o un proyecto, lo que puede dar lugar a malos resultados si el trabajo no se ajusta a sus necesidades.

  • Obligaciones financieras: Si tiene obligaciones financieras importantes, puede aceptar un puesto o trabajar con una empresa que no sea la ideal para garantizar su estabilidad financiera.

  • Presión de los demás: La familia, los amigos, los compañeros de trabajo y los jefes pueden tener ideas diferentes sobre lo que es mejor para ti, lo que puede hacer que te presionen para que tomes una mala decisión profesional.

  • Información errónea: Puedes tomar una mala decisión profesional si un jefe de contratación o la página web de una empresa tergiversan los hechos, como el objetivo de la empresa o las responsabilidades específicas del puesto.

Señales de que puedes haber tomado una mala decisión profesional

Estos son los signos de que puedes haber tomado una mala decisión profesional:

  • No te entusiasma la oportunidad de hacer carrera: Es común sentirse nervioso antes de asumir un nuevo papel, pero también debe sentir entusiasmo por la oportunidad, especialmente cuando comienza a asumir responsabilidades.

  • La empresa no proporciona información clave durante el proceso de entrevista: Si una empresa no se muestra comunicativa con respecto a las tareas, la remuneración o los requisitos del puesto, considere la posibilidad de buscar en otra parte.

  • La oportunidad cuesta dinero: No debería tener que pagar para asegurarse un trabajo.

  • Su gestor es difícil: Su jefe puede tener un efecto significativo en su satisfacción laboral y su estado de ánimo. Le asignan tareas, evalúan su trabajo y recomiendan a los empleados para su promoción. Estas partes de su trabajo pueden ser un reto si tiene una mala relación con su supervisor.

Relacionado: Cómo saber si un trabajo es una estafa

Consejos para no tomar malas decisiones profesionales

Utiliza estos consejos para evitar tomar malas decisiones profesionales:

Investiga

Antes de tomar una decisión profesional, investiga la empresa y el puesto que estás considerando. Consulta su página web, los artículos de prensa que los mencionan y las reseñas en línea sobre la empresa. Intenta encontrar todas las fuentes imparciales que puedas y evalúa toda la información disponible antes de tomar una decisión final.

Por lo general, las empresas quieren proporcionarle toda la información que necesita para tomar una decisión informada. Si los profesionales de la contratación o los directores con los que hablas son vagos sobre los detalles del trabajo o te exigen que te comprometas con el trabajo antes de conocer toda la información, puede ser una señal de que el trabajo no es lo que anuncian.

Relacionado: Cómo tomar decisiones importantes sobre tu carrera

Cuidado con las estafas

Aunque muchas empresas son quienes dicen ser, las estafas existen, por lo que conviene ser precavido al evaluar los puestos de interés. Asegúrese de que la empresa que está considerando es real y espere a recibir una oferta formal para dar información por vía electrónica. Aunque es habitual compartir su información de contacto y su historial laboral con un entrevistador, ningún entrevistador debe pedirle detalles como:

  • Número de la Seguridad Social
  • Información sobre la cuenta bancaria
  • Información personal, como el estado civil

Pide consejo

Pide consejo sobre tu situación a personas de confianza. Explícales cualquier preocupación que tengas y pídeles su opinión sincera. Pueden ofrecerte una nueva perspectiva que te ayude a ver las cosas de otra manera o a validar tus recelos.

Compruebe sus sentimientos

Antes de tomar una decisión profesional importante, valora tus sentimientos sinceros sobre la situación. En lugar de aceptar un puesto porque sientes que debes hacerlo, averigua si el cambio es algo que realmente quieres. Identifica tus sentimientos y emociones. Los cambios profesionales positivos deben suponer un nuevo comienzo que te entusiasme. Si tus sentimientos sobre la oportunidad son mayoritariamente negativos, puede ser una señal de que esta decisión no es la más adecuada para ti en este momento.

Hable con otras personas de la empresa

Si es posible, hable con empleados de la empresa que no sean el director de contratación o el entrevistador. Pregúntales sobre su experiencia y calibra el ambiente de la empresa. Intenta imaginarte trabajando en ese entorno con esas personas. Pide más información sobre el director con el que trabajarías y su estilo de gestión. Pregunte por la cultura y los valores de la empresa. Si recibes respuestas negativas o que no se ajustan a tu entorno de trabajo preferido, puede ser una señal para que sigas buscando trabajo.

Distinguir el riesgo de la desesperación

Asumir riesgos puede ser un movimiento estratégico en tu carrera que te ayude a avanzar profesionalmente. Sin embargo, es útil evaluar si un nuevo movimiento profesional está motivado por el deseo de asumir un riesgo calculado o por la desesperación. Si se siente aburrido o quemado en su puesto actual, tomar una decisión profesional importante sólo para salir de su situación actual puede no ser la mejor opción.

Algunas de las razones para arriesgarse pueden ser la promoción profesional, el aumento de la satisfacción en el trabajo, un mejor equilibrio entre la vida laboral y la personal o la búsqueda de una pasión. Intenta ser lógico y objetivo al sopesar tus opciones.

Relacionado: 5 señales de que estás preparado para un cambio de carrera

Tómese su tiempo

Tómate tu tiempo para tomar grandes decisiones profesionales. Puede llevar varios días o semanas reunir información, hablar con amigos y familiares y evaluar tus sentimientos sobre la situación. Así te aseguras de comprometerte con una empresa una vez que te sientas seguro de tu elección.

Si necesita más tiempo para pensar en una oferta, pregunte al entrevistador o al director de contratación la fecha en la que necesita saber su decisión final. Esto demuestra que eres consciente de los plazos del responsable de la contratación, pero te da más tiempo para considerar tus opciones.