Trabajo semicualificado: Definición, beneficios y cómo determinar el nivel de cualificación de su trabajo

Antes de empezar a trabajar en un nuevo empleo o en un ascenso, es posible que tenga que cumplir ciertos requisitos laborales. Antes de asumir todas las exigencias de su nuevo puesto, los empleados en trabajos semicualificados reciben cierta formación y desarrollan habilidades. Los empresarios pueden ayudarte a determinar qué habilidades deberías empezar a desarrollar primero y qué capacidades podrías tener ya para demostrar que estás cualificado para un trabajo semicualificado.

En este artículo, hablamos de lo que es el trabajo semicualificado, de los tipos de trabajos que implican trabajo semicualificado, de los beneficios de los puestos semicualificados y de cómo determinar el nivel de cualificación de su trabajo elegido o futuro.

¿Qué es la mano de obra semicualificada?

Una persona que trabaja en un puesto semicualificado suele tener ciertas habilidades y formación previa, pero no una educación avanzada ni conjuntos de habilidades especializadas. Los empleados en puestos semicualificados suelen realizar tareas repetitivas prestando atención a la calidad de sus servicios o productos. A los empleados en puestos semicualificados también se les puede exigir que tengan o desarrollen habilidades de cara al cliente, como habilidades de comunicación, empatía y profesionalidad.

La mano de obra semicualificada suele compararse con la no cualificada y la cualificada. La mano de obra no cualificada se refiere a los trabajos que no tienen requisitos de formación o habilidad. Sin embargo, la mano de obra cualificada se refiere a trabajos que requieren tanto conjuntos de habilidades especializadas como formación avanzada.

Relacionado: ¿Qué es la mano de obra no cualificada?

Tipos de trabajos que implican mano de obra semicualificada.

Estos son algunos ejemplos de puestos de trabajo semicualificados:

  • Azafatas de vuelo
  • Operadores de lavandería
  • Camareros
  • Archiveros
  • Guardias de seguridad
  • Fishers
  • Camioneros
  • Auxiliares de enfermería' s
  • Solicitante telefónico
  • Taxistas
  • Mudanzas de muebles
  • Camareros
  • Vendedores al por menor

Beneficios de los trabajos semicualificados

Los puestos de trabajo semicualificados pueden ofrecer beneficios tanto a las empresas como a los empleados. He aquí algunas de las posibles ventajas de los puestos de trabajo semicualificados:

  • Los empleados semicualificados pueden adaptarse mejor a las necesidades del negocio. Normalmente, a los empleados semicualificados les resulta más fácil aprender nuevas habilidades o funciones laborales en campos relacionados. Esto hace que los empleados semicualificados sean capaces de cambiar sus responsabilidades laborales o de trasladarse a otro departamento según sea necesario para cubrir los vacíos de empleo. Alguien en un puesto de trabajo semicualificado también puede ser a veces un sustituto a corto plazo de un jefe de equipo, capataz u otro puesto de supervisión.
  • La mano de obra semicualificada cuesta menos dinero a las empresas. Los empresarios suelen pagar menos a los trabajadores semicualificados que a los cualificados. Pagar menos a los empleados semicualificados permite a una empresa reducir sus costes de explotación y aumentar su flujo de caja.
  • Los empleados semicualificados pueden ascender más rápidamente a puestos avanzados. Los empleados semicualificados ya tienen las destrezas rudimentarias o las habilidades técnicas necesarias para ocupar puestos más avanzados en su empresa. También han tenido tiempo de desarrollar las habilidades blandas deseadas por la empresa, como la comunicación o la honestidad. Las habilidades de los empleados semicualificados pueden ayudarles a conseguir puestos avanzados o de supervisión más rápidamente que los empleados no cualificados o los recién contratados.
  • Los empleados semicualificados pueden tener ya habilidades transferibles antes de ser contratados. Dado que el trabajo semicualificado requiere cierta formación y habilidades, una persona recién contratada que haya trabajado previamente en empleos semicualificados puede poseer ya habilidades que pueden ser útiles en su nuevo puesto. Por ejemplo, un auxiliar de enfermería recién contratado con experiencia previa en una tienda minorista probablemente ya tenga valiosas habilidades de auxiliar de enfermería como la paciencia, la flexibilidad y la empatía.

Relacionado: Los pros y los contras de la mano de obra especializada

1. ¿Por qué es importante conocer el nivel de habilidad de su trabajo'?

Conocer el nivel de habilidad de su trabajo' puede ayudarle de varias maneras.

Habilidades transferibles

Los trabajos semicualificados y cualificados suelen enseñarle habilidades que pueden ser útiles en otros puestos. Conocer el nivel de cualificación de su trabajo puede ayudarle a averiguar cuáles de sus habilidades pueden ser transferibles a otros empleos y cómo comercializar esas habilidades a los reclutadores o a los directores de contratación. Por ejemplo, si solía trabajar como guardia de seguridad, pero ahora está solicitando su primer trabajo como conductor de camiones, podría señalar en su currículum y durante las entrevistas que ya tiene experiencia en el manejo de un vehículo como parte de su profesión.

Relacionado: Las 12 mejores habilidades laborales para cualquier sector: Habilidades transferibles que necesitas

Requisitos del puesto de trabajo

Si está pensando en solicitar un trabajo diferente o un puesto más avanzado, conocer el nivel de cualificación de su trabajo puede ayudarle a determinar si está cualificado para el nuevo puesto. Los puestos semicualificados o no cualificados suelen requerir una formación y unas habilidades menos especializadas que los puestos cualificados. Si el trabajo al que quiere optar o ascender tiene un nivel de cualificación superior al de su puesto actual, es posible que tenga que cursar primero estudios superiores, un programa de certificación u otro método de formación.

Compensación justa

Conocer el nivel de cualificación de tu trabajo puede ayudarte a saber si estás recibiendo un salario justo, ya que el nivel de cualificación de un puesto afecta al salario. Puedes investigar en Internet para conocer los salarios de otras personas con un nivel de cualificación laboral similar al tuyo. Sin embargo, ten en cuenta que hay muchos otros factores que influyen en los salarios, como la ubicación, los años de experiencia y si tu paquete de compensación incluye beneficios.

Relacionado: Todo lo que debe saber sobre la remuneración y los beneficios

Servicios sociales

En muchas solicitudes de servicios sociales se pregunta a los solicitantes por el nivel de conocimientos de su trabajo. Por ejemplo, al solicitar prestaciones por incapacidad, las aplicaciones pueden querer determinar si tiene alguna habilidad transferible de un empleo anterior.

Cómo determinar el nivel de competencia de un trabajo

Determinar el nivel de cualificación de un puesto de trabajo puede ser a veces un reto. Por ejemplo, aunque la mayoría de los puestos de archivero son semicualificados, algunos pueden considerarse cualificados si el archivero tiene o avanza hacia responsabilidades más complejas. Sin embargo, hay varias cualidades de un trabajo que pueden ayudarte a determinar su nivel de cualificación.

1. Cantidad de formación

Los puestos de trabajo no cualificados suelen requerir una formación mínima de no más de unas pocas semanas. Los empleados semicualificados, sin embargo, suelen necesitar una formación sobre las habilidades y obligaciones del puesto de trabajo de tres a seis meses. Aunque los empleos cualificados sólo requieren unas pocas semanas de formación en el puesto de trabajo, los responsables de la contratación esperan que los solicitantes ya se hayan formado durante años para desarrollar el conjunto de habilidades necesarias.

Relacionado: Mano de obra cualificada: Qué es, cualificación frente a no cualificación y tipos de trabajos cualificados

2. Nivel educativo

La mayoría de los puestos no cualificados no requieren ningún tipo de formación, pero los trabajos semicualificados suelen pedir que los solicitantes tengan un diploma de secundaria o un GED. Los empleados semicualificados también pueden haber obtenido un certificado o una licencia, ya sea para cumplir los requisitos del trabajo o para ayudarles a ascender a un puesto superior. Los puestos cualificados, sin embargo, suelen requerir que los solicitantes tengan al menos una licenciatura.

3. Habilidades especializadas

Mientras que los puestos de trabajo no cualificados no requieren conjuntos de habilidades particulares, los puestos cualificados requieren que los candidatos se presenten sólo si ya tienen habilidades especializadas.

Los puestos de trabajo semicualificados exigen a los empleados que desarrollen algunos conocimientos y habilidades especializados. Los solicitantes suelen aprender estas habilidades especializadas a través de la formación en el puesto de trabajo. Sin embargo, algunos puestos semicualificados requieren que los solicitantes empiecen a desarrollar sus habilidades especializadas de antemano. Los aspirantes a puestos de conductor de camión, por ejemplo, normalmente deben haber completado ya varias semanas de formación y haber recibido una licencia especializada antes de solicitar puestos de conducción de camiones.

4. Salarios

Los puestos cualificados suelen pagar a los empleados salarios anuales y ofrecerles beneficios. Los puestos no cualificados, sin embargo, pagan a los empleados por horas y no ofrecen beneficios.

Los puestos de trabajo semicualificados también suelen pagarse por horas. Sin embargo, los empleados semicualificados suelen recibir salarios por hora más altos que los empleados no cualificados. Los empleados semicualificados también tienen más probabilidades de recibir paquetes de beneficios. Los auxiliares de vuelo, por ejemplo, suelen recibir paquetes de beneficios que incluyen planes de jubilación, seguro médico y tiempo libre remunerado.