Cómo utilizar un mapa de contenidos para crear materiales de marketing eficaces

Los profesionales del marketing tienen una variedad de herramientas que pueden utilizar para relacionarse con los clientes. Una de ellas es un mapa de contenidos, que le ayuda a crear contenidos personalizados para su público objetivo. Sin embargo, para que un mapa de contenidos sea eficaz a la hora de llegar a los compradores potenciales y relacionarse con ellos, hay que saber cómo construirlo y aplicarlo. En este artículo, explicamos los beneficios del mapa de contenidos y cómo utilizar uno.

¿Qué es un mapa de contenidos?

Un mapa de contenidos es un plan que ayuda a los equipos de marketing a crear contenidos eficaces que satisfagan las necesidades de su público objetivo. En él se describe qué contenido hay que entregar a quién y cuándo hacerlo, basándose en los buyer personas y en los recorridos de los clientes. Un mapa de contenidos muestra cómo cada pieza de contenido en una campaña de marketing apoya el viaje del cliente. El objetivo es identificar a los clientes potenciales y guiarlos hacia la compra de su producto o servicio.

Muchos mapas de contenido son visuales, lo que le permite conectar sus activos con las etapas del viaje de un cliente y ver dónde existen oportunidades para relacionarse con su audiencia.

Relacionado: Guía de técnicas de marketing eficaces

¿Por qué es útil el mapeo de contenidos?

El mapeo de contenidos ayuda a los equipos de marketing a crear campañas efectivas que den como resultado el compromiso y las ventas de su público objetivo. Entre sus numerosas ventajas se encuentran:

  • Entender al cliente: Al visualizar el camino que sigue un cliente para comprar su producto, puede comprender sus necesidades, deseos y problemas. También puede saber cómo buscan soluciones y encuentran su producto. Utilice esa información para desarrollar contenidos y productos con los que se sientan identificados.

  • Evaluar su contenido: El mapeo de contenidos le permite revisar todos sus activos de marketing para que pueda evitar producir contenido repetitivo y encontrar oportunidades para reutilizar el contenido existente.

  • Producir mejores contenidos: Los mapas de contenido hacen hincapié en la calidad por encima de la cantidad, ayudándole a crear sólo contenidos que sirvan para su público objetivo.

  • Ahorro de recursos: Cuando se tiene un plan, se puede invertir el dinero, el tiempo y los esfuerzos en crear contenidos eficaces en lugar de experimentar o adivinar lo que funciona.

  • Mejora de la experiencia del cliente: Al identificar las necesidades y preguntas de los clientes en cada etapa de su viaje, puede agilizar el proceso y mejorar las interacciones de los clientes con su marca.

  • Generar ventas: Un mapa de contenidos eficaz que le muestre cuándo y cómo llegar a los clientes le ayuda a guiarlos en su viaje de compra y en el embudo de compra, donde es más probable que compren su producto o servicio.

Relacionado: 10 estrategias de marketing para hacer crecer su negocio

Cómo utilizar un mapa de contenidos

Para construir y utilizar un mapa de contenidos con eficacia, siga estos pasos:

1. 2. Crear una persona compradora

Un buyer persona es una descripción de su cliente ideal que le ayuda a comprender mejor a su público objetivo y sus necesidades. Este análisis detallado suele incluir rasgos del comprador como:

  • Datos demográficos como la edad, el sexo, la ubicación, la familia, el nivel educativo y los ingresos
  • Profesión, incluyendo su título, tipo de empresa para la que trabaja y sector
  • Objetivos personales y profesionales
  • Valores, incluyendo en qué creen, qué les motiva y otros detalles del estilo de vida.
  • Desafíos, preocupaciones y temores, conocidos colectivamente como puntos de dolor
  • Influencias y fuentes de información, como libros, blogs y seminarios web
  • Hábitos de compra, como el importe del gasto y cuándo, dónde y cuánto tiempo tardan en comprar

Es posible que tenga muchos buyer personas que representen diferentes secciones de su público objetivo.

Relacionado: 4 Pasos para construir tu Buyer Persona

2. Documentar el recorrido del cliente

Revise el camino que sigue su cliente ideal para comprar su producto o servicio. El recorrido del cliente suele incluir tres etapas:

  • Concienciación: El cliente se da cuenta primero de que tiene una necesidad o un problema y empieza a buscar soluciones.
  • Consideración o evaluación: El cliente entiende el problema y cómo resolverlo y está considerando sus opciones.
  • Decisión o compra: El cliente ha elegido una solución y está comprando un producto.

Puedes añadir otras etapas, como la de compromiso o la de retención, en función de cómo navegue tu cliente objetivo por el proceso de compra. Sin embargo, para cada etapa, describa la experiencia del cliente recopilando información sobre su:

  • Acciones: Lo que el comprador está haciendo, como buscar en Internet.
  • Preguntas y reflexiones: En qué piensa el comprador, como el precio o las características del producto.
  • Puntos de contacto: Cómo interactúa el comprador con su marca, por ejemplo, visitando su sitio web o haciendo clic en los enlaces de las campañas de correo electrónico.

Si necesita ayuda para recopilar esta información, trabaje con sus colegas de los equipos de marketing, ventas y atención al cliente de su empresa para encontrar los detalles que necesita. A continuación, basándose en las acciones, pensamientos y compromisos del cliente, determine cómo puede ofrecerle valor o apoyo en cada fase de su viaje.

Relacionado: Mapeo del viaje del cliente (con pasos y plantillas)

3. Analice su contenido

Ahora que ya tienes un buyer persona y un customer journey de referencia, revisa tu contenido actual para ver si satisface las necesidades del comprador. Organícelo para que se adapte a cada fase del recorrido del cliente. Durante la fase de concienciación, céntrate en el contenido informativo que atrae a la gente a tu marca y responde a sus preguntas. Esto podría incluir:

  • Blogs
  • Listas de control
  • Boletines electrónicos
  • Guías
  • Infografía
  • Contenido interactivo
  • Publicaciones en las redes sociales
  • Vídeos

Durante la fase de consideración, céntrate en contenido que eduque a los compradores sobre tu producto, explique cómo puede resolver su problema y les convenza de que es mejor que la competencia. Esto puede incluir:

  • Casos prácticos
  • Datos
  • Libros electrónicos
  • Páginas de destino
  • Listas de productos
  • Revisiones
  • Testimonios
  • Seminarios web
  • Libros blancos

Durante la fase de decisión, hay que centrarse en contenidos que ayuden a los compradores a encontrar los productos que quieren comprar y les den confianza para tomar una buena decisión. Esto podría incluir:

  • Preguntas frecuentes
  • Consultas gratuitas
  • Pruebas gratuitas
  • Páginas de aterrizaje
  • Demostraciones de productos
  • Reseñas
  • Páginas de venta

Después de que el cliente compre tu producto, proporciónale contenidos como cupones, encuestas y boletines que le mantengan enganchado y le animen a repetir. Una vez que hayas analizado todo tu contenido y sepas qué es lo más efectivo en cada etapa del viaje del cliente, podrás identificar dónde necesitas crear nuevo contenido y de qué tipo.

4. Cree un catálogo de contenidos

Registra y organiza todo tu contenido para saber qué tienes. Este paso evita que cree contenido duplicado y le permite dedicar su tiempo y esfuerzos a producir nuevos contenidos para cubrir las carencias. Cree un catálogo digital utilizando un programa de gestión de contenidos. Elige una plataforma que te permita buscar fácilmente y dar al contenido varias etiquetas y categorías. Para cada contenido que introduzcas en el catálogo, incluye detalles como:

  • Nombre o título
  • Un enlace al contenido si existe en línea
  • Tema o categoría
  • Tipo de contenido
  • Fechas de creación y publicación
  • Etapa del viaje del cliente
  • Calidad

Puede utilizar este catálogo para evaluar rápida y fácilmente su contenido y encontrar lo que necesita.

5. Mapear el contenido

Con un catálogo de contenidos bien organizado, debería ser capaz de relacionar cada pieza de contenido con una etapa relevante del viaje del cliente. Organice su contenido en un diagrama que le permita visualizar dónde encaja cada pieza y dónde necesita llenar los vacíos con nuevo contenido. Esto se convierte en la base de su mapa de contenidos. Si una pieza de contenido no encaja de forma natural en el mapa, es posible que tenga que revisarla.

Utilice este mapa para guiar su planificación de contenidos y sus estrategias de marketing. Actualícelo a medida que cree más contenido o cuando los compradores potenciales cambien.

Te recomendamos

Cómo escribir un buen libro electrónico

Cómo escribir el saludo de las cartas: Consejos y ejemplos

Ejemplos de habilidades no técnicas para incluir en un currículum

Cómo aceptar o rechazar una oferta de prácticas (con consejos, plantillas y ejemplos)

El Margen de Beneficio Neto

Trabajar duro vs. Trabajar inteligentemente: ¿Cuál es la diferencia?