Mapa Estratégico: Definición, usos, beneficios y más

La creación de un mapa estratégico es uno de los muchos métodos que puede utilizar para planificar el futuro de su organización. Otro método que puedes utilizar es crear un mapa estratégico. Si trabajas en el ámbito de la gestión, un mapa estratégico puede resultarte útil si necesitas mostrar los principales objetivos de tu organización de forma visual.

En este artículo, explicamos qué es un mapa estratégico, cómo utilizarlo, qué incluir en su mapa estratégico y los beneficios de los mapas estratégicos.

¿Qué es un mapa estratégico?

Los mapas estratégicos son diagramas visuales que muestran cómo una organización alcanzará sus objetivos futuros y cómo esos objetivos están interrelacionados. Los mapas estratégicos pueden utilizarse para evaluar si una organización está en camino de alcanzar sus objetivos. Los mapas estratégicos suelen ser sencillos y directos para evitar confusiones. La creación de un mapa estratégico es difícil cuando es demasiado complicado, lo que anula su propósito. Los mapas estratégicos pueden utilizarse para indicar si una organización tiene un plan estratégico.

Relacionado: Cómo redactar un plan estratégico: Una guía para la planificación estratégica

Usos de los mapas estratégicos

Estos son algunos de los usos que su organización podría dar a un mapa estratégico:

Comprende los objetivos

Un mapa estratégico hace que los objetivos de una empresa sean obvios, incluyendo cómo se relacionan entre sí. Es una forma cómoda de saber cómo está funcionando la empresa con sus objetivos estratégicos más importantes para que todos puedan ajustarse a ellos. Aunque un plan estratégico escrito puede ofrecer más detalles, el mapa estratégico es una forma clara y concisa de que su equipo sepa cuáles son los objetivos principales en un lenguaje sencillo.

Cree una estrategia

La creación de un mapa estratégico puede ser un paso para que una organización cree una estrategia global. Por ejemplo, si la organización tiene un objetivo financiero dentro del mapa estratégico, puede ayudarle a visualizar cómo este objetivo está realmente vinculado a otros procesos internos y objetivos de aprendizaje y crecimiento. A continuación, usted y sus colegas pueden elaborar una estrategia para alcanzar esos objetivos juntos.

Relacionado: Cómo crear prioridades estratégicas

Evaluar el progreso

Su mapa estratégico puede utilizarse para evaluar periódicamente los progresos a medida que usted y sus colegas trabajan para alcanzar sus objetivos. Esto puede incluir la actualización periódica del mapa estratégico para indicar qué progresos se han hecho hacia los objetivos, si es que los hay. Si se realizan estas comprobaciones periódicas y se actualiza el mapa estratégico, se podrá evaluar mejor cómo va la empresa en cuanto a los objetivos más importantes.

Qué incluir en un mapa estratégico

Hay cuatro tipos principales de objetivos incluidos en un mapa estratégico, que pueden organizarse y nombrarse de la forma que sea más relevante para su empresa. Estos son los diferentes tipos de objetivos:

Financieros

Los objetivos financieros suelen ser el mayor factor de motivación para una empresa, por lo que suelen ser la fila superior de objetivos en un mapa estratégico. Se trata de una imagen especialmente útil, ya que muchos de los demás objetivos pueden estar relacionados con los objetivos financieros. Esta sección puede tener un objetivo principal, como aumentar los beneficios en un determinado porcentaje, o puede tener múltiples objetivos financieros. Algunas organizaciones, sin embargo, pueden no considerar los objetivos financieros como los más importantes, como las organizaciones sin ánimo de lucro, por lo que pueden colocar la sección financiera del mapa estratégico en un lugar más bajo para indicar su menor prioridad.

Cliente

Los objetivos de los clientes suelen estar en la parte superior del mapa estratégico de una organización, porque la mayoría de las organizaciones quieren mantener a sus clientes contentos y satisfechos. Entender lo que sus clientes quieren de sus productos o servicios puede ayudarle a determinar los objetivos más relevantes para su organización y cómo esos objetivos se relacionan con otras secciones de su mapa estratégico. En las organizaciones que no tienen clientes, pero sí clientes o pacientes, esta sección puede tener un nombre diferente, pero en última instancia tiene el mismo propósito.

Relacionado: Guía definitiva para la planificación estratégica

Procesos internos

Los objetivos de procesos internos de su mapa estratégico suelen ser los métodos que utilizará internamente para alcanzar sus objetivos financieros y de clientes. Pueden estar organizados debajo de esos otros objetivos en su mapa estratégico. Es poco probable que quiera cambiar los procesos internos sólo por cambiarlos, por lo que estos objetivos suelen estar relacionados específicamente con otros objetivos. Por ejemplo, es posible que quiera aumentar la velocidad de entrega de los proyectos a sus clientes para hacerlos más felices y aumentar el número de proyectos que completa cada año para aumentar los beneficios.

Aprendizaje y crecimiento

Los objetivos de aprendizaje y crecimiento suelen ser aquellos que implican a los empleados de su organización y el aumento de sus habilidades y capacidades. Al igual que los objetivos de los procesos internos, estos objetivos suelen estar relacionados con otros objetivos, por lo que suelen estar en la parte inferior de su mapa estratégico. Los objetivos de aprendizaje y crecimiento pueden estar relacionados con cualquier otro tipo de objetivo de su mapa estratégico. Estos objetivos son la base de los demás y, a pesar de su ubicación en el mapa estratégico, no son menos importantes que los demás.

Por ejemplo, puede tener un objetivo de aprendizaje y crecimiento para que todos sus empleados tomen una clase de formación que les ayude a mejorar los procesos internos, lo que mejora las experiencias de sus clientes y aumenta los beneficios.

Beneficios de los mapas estratégicos

Estas son algunas de las ventajas de utilizar un mapa estratégico para su organización:

Planificación eficaz

Tanto si utiliza un mapa estratégico por sí solo como si lo combina con otros esfuerzos de planificación estratégica, dedicar tiempo a considerar su estrategia organizativa puede conducir a una planificación más eficaz. Entender sus objetivos es importante, y aún más importante es comprender cómo se relacionan sus objetivos entre sí y cómo la inversión en uno de ellos puede conducir a la consecución de otros. Esto puede facilitar la planificación de en qué objetivo centrarse primero o cómo alcanzar sus objetivos más importantes.

Relacionado: ¿Qué son los objetivos estratégicos? (Con ejemplos)

Establecer un estatus claro

Una de las partes más sencillas de un mapa estratégico es utilizar un código de colores para indicar el estado de los distintos objetivos. Esto facilita la visualización del estado de los objetivos. Por ejemplo, si tiene un objetivo de aumentar la eficiencia y ha visto mejoras en esta área en los seis meses transcurridos desde que creó el mapa estratégico, podría utilizar un color que muestre las mejoras sin alcanzar completamente el objetivo. Sin embargo, si tiene un objetivo que ya ha alcanzado, ese sería un color diferente, mientras que un objetivo en el que aún no ha progresado sería de otro color.

Personalizable

Los mapas estratégicos son altamente personalizables para las necesidades de su organización. Aunque la mayoría incluyen los cuatro tipos de objetivos mencionados anteriormente, puede incluso cambiarles el nombre o reorganizarlos para que reflejen mejor lo que es importante para su organización o empresa. Los objetivos específicos incluidos en un mapa estratégico son los que tú y tus colegas desarrolláis en función de las necesidades de tu empresa. También puedes formatear tu mapa estratégico de la manera que mejor os venga a ti y a tus compañeros, incluso utilizando tus propios colores para indicar el estado de los objetivos.

Las funciones de los empleados son obvias

Un mapa estratégico suele dejar claro cuál es el papel de cada empleado en la estrategia general. A veces, la planificación estratégica puede ser de tan alto nivel que el papel de cada empleado puede ser menos obvio. Los mapas estratégicos incluyen los objetivos relevantes para los empleados de todos los niveles, como el aumento de los tiempos de producción. Esto hace que los mapas estratégicos sean un gran recurso para compartir los objetivos con toda la organización, ya que los objetivos más relevantes, incluso para los empleados más jóvenes, deberían ser obvios.

Relacionado: Liderazgo estratégico

Las conexiones son visibles

Uno de los aspectos más útiles de un mapa estratégico es que las conexiones entre los objetivos son visibles mediante líneas o flechas. En un documento escrito, es mucho más difícil saber de un vistazo cómo están conectados los diferentes objetivos. En un mapa estratégico, las indicaciones visuales ayudan a dejar claro cómo se relacionan los objetivos entre sí. Esto puede ser útil para mostrar a los compañeros cómo su trabajo contribuye a alcanzar los objetivos que afectan a otros empleados.