Marca de empleo: Definición, beneficios y consejos

Es fundamental que una organización mantenga una marca de empleo positiva para atraer y retener a los empleados. Una marca de empleo puede utilizarse para establecer una reputación positiva. Una marca de empleo puede hacer que la empresa sea más atractiva para los solicitantes externos, especialmente si refleja cómo se sienten los empleados al trabajar allí.

En este artículo, hablamos de las marcas de empleo y ofrecemos una serie de consejos que puede utilizar para crear la suya.

13 estrategias de contratación que le ayudarán a encontrar a los mejores candidatos

¿Qué es una marca de empleo?

La marca de empleo de una organización refleja la experiencia laboral. Puede crear una marca de empleo que transmita la personalidad de la organización y explique por qué los empleados podrían querer trabajar allí.

Una marca de empleo también puede significar su reputación como empleador basada en los pensamientos u opiniones de los empleados actuales y anteriores. Una marca de empleo positiva puede ayudar a atraer nuevos talentos y retener a los empleados actuales. Esta marca puede incorporar varios aspectos de la organización, como su cultura, sus valores o su misión.

Elementos de las marcas de empleo

Una marca de empleo ideal compromete a sus empleados actuales y atrae a los candidatos potenciales. Puede utilizar la siguiente lista como ejemplos de elementos que ayudan a crear una marca de empleo eficaz:

  • Conexión emocional: La marca de empleo debe comprometerse con los valores de los empleados actuales y potenciales, creando conexiones con sus pensamientos y sentimientos.
  • Propósito convincente: La marca de empleo debe dar a los empleados actuales y potenciales una razón significativa para trabajar en la empresa. El propósito puede variar para los individuos, pero debe proporcionarles una visión o misión clara por la que esforzarse.
  • Diferenciación: La marca de empleo debe demostrar lo que hace que la organización sea única frente a sus competidores o empresas similares. Exprese por qué los empleados disfrutan trabajando para su organización por encima de otras, ya sea con beneficios tangibles o intangibles.
  • Autenticidad: La marca de empleo debe reflejar con exactitud lo que los empleados sienten sobre el lugar de trabajo y la cultura de la organización. Esa precisión puede ayudar a garantizar la confianza en la marca.
  • Alineación: La marca de empleo debe complementar los valores y la misión de la organización, junto con los productos o servicios que ofrece. Esta alineación ayuda a desarrollar una idea clara de lo que los posibles candidatos pueden esperar al trabajar para la organización.

Relacionado: Estrategia de diferenciación: Definición, beneficios y creación

Beneficios de las marcas de empleo

Establecer una marca de empleo puede ofrecer numerosos beneficios a una organización. Esos beneficios pueden incluir:

Atrae el talento

Una marca de empleo demuestra por qué la organización es un gran lugar para trabajar. La construcción de esta reputación positiva puede ayudar a que los individuos estén más interesados en buscar oportunidades de trabajo allí. Tener una marca de empleo que se alinee con los valores y la cultura de la organización también puede ayudar a garantizar que ésta atraiga a solicitantes que compartan valores profesionales y personales similares.

Establece las expectativas

Una organización también puede utilizar su marca de empleo para establecer expectativas sobre el rendimiento y el comportamiento de los empleados. Estas expectativas establecen normas para los empleados nuevos y existentes para ayudar a garantizar que realicen su trabajo con éxito y logren los objetivos de la organización. También pueden ayudar a los responsables de la contratación a determinar si un candidato es adecuado, ya que pueden evaluar si cumple esas normas.

Mejora la retención

Las expectativas establecidas por la marca de empleo pueden ayudar a los empleados a sentirse más preparados para asumir sus trabajos y responsabilidades. Esta comprensión y adhesión a las expectativas puede ayudar a reducir la rotación de personal. Además, una marca de empleo positiva también puede representar a una empresa con un entorno de trabajo y una cultura agradables. Cuando los empleados se sienten felices o cómodos en el trabajo, esto puede ayudar a que quieran quedarse.

Ofrece una ventaja competitiva

La marca de empleo ayuda a diferenciar una organización de sus pares y competidores. Algunos candidatos pueden tener en cuenta únicamente la remuneración cuando comparan los empleadores. Sin embargo, para otros, la experiencia del empleado puede ser un factor importante en su decisión.

Relacionado: 8 razones por las que la cultura organizativa es importante

Consejos para crear una marca de empleo

Si está interesado en establecer una marca de empleo para su organización, puede utilizar los siguientes consejos para hacerlo con eficacia:

Entienda su organización

Cuando desarrolle su estrategia de marca de empleo, primero debe evaluar varios factores relativos a su organización. Piense en la misión y los valores que sigue su organización. Esos detalles representan los objetivos de su organización y establecen las expectativas sobre el comportamiento y el rendimiento de los empleados para alcanzar esas metas.

Con este conocimiento sólido, los responsables de la contratación también pueden tener una visión clara del talento necesario para cumplir esas expectativas. Puede incorporar estos factores a su marca de empleo para demostrar la identidad de su organización a los candidatos externos y reforzar esos ideales en su plantilla actual.

Recopilar información interna

La marca de empleo sirve como representación de cómo los empleados actuales de su organización se sienten al trabajar en ella. Para empezar a desarrollar su identidad de marca, puede recabar las opiniones de los empleados internamente. Puede adoptar un enfoque amplio enviando encuestas a todos los empleados o realizar este proceso departamento por departamento.

Una vez que obtenga una visión general de los sentimientos de los empleados sobre la empresa, podrá alinear su marca de empleo en consecuencia. Céntrese en los puntos fuertes identificados que hacen de su organización un lugar positivo para trabajar.

También puede optar por centrarse en los empleados de mayor rendimiento de la organización y analizar qué es lo que más les gusta del lugar de trabajo. Los que más rinden pueden ayudarle a evaluar qué atributos o comportamientos hacen que alguien tenga éxito en la empresa. Puede utilizar esas ideas para desarrollar los candidatos ideales a los que quiere llegar con su marca de empleo.

Recopilar percepciones externas

También puede empezar a investigar lo que piensa la gente de fuera de su organización. Un método es proporcionar encuestas a las personas que solicitan trabajo en la empresa. En estas encuestas se les puede preguntar por qué se interesaron por ella o qué les hizo decidirse por un puesto en ella.

También puede comparar su reputación con la de sus competidores utilizando sitios de revisión de empleadores. Esta investigación puede ayudarle a identificar sus puntos fuertes y débiles dentro del sector. De nuevo, su marca de empleo puede centrarse en esos puntos fuertes para ayudar a diferenciar su organización de otros empleadores.

Relacionado: Gestión eficaz de la reputación

Defina su propuesta de valor para el empleado

Normalmente, una organización utiliza una propuesta de valor para atraer a clientes potenciales demostrando el valor que proporciona la empresa o sus ofertas. Sin embargo, una propuesta de valor para los empleados representa las ventajas que se les ofrecen. Estos beneficios pueden incluir una compensación, pero también pueden representar un valor menos tangible.

Por ejemplo, la propuesta de valor para los empleados de la organización puede consistir en oportunidades de crecimiento profesional o un entorno de trabajo agradable y colaborativo. Esta propuesta de valor debe expresar lo que hace que su organización sea única y por qué los empleados quieren trabajar para usted en lugar de para sus competidores.

Cree coherencia con los esfuerzos de marca

Probablemente, su organización ya tiene una marca que proyecta a su sector. Piense en la identidad o personalidad que muestra a través de sus esfuerzos de marketing y comunicación. Por ejemplo, puede fijarse en sus materiales publicitarios o promocionales.

Puede colaborar con los equipos de marketing y comunicación de su organización para evaluar cómo incorporar esa identidad a su marca de empleo. Garantizar esa alineación en todas las áreas de la marca de la organización puede establecer una voz y una identidad coherentes.

Relacionado: ¿Qué es el branding? Por qué la marca es importante para su empresa

Establezca la concordancia con las prácticas del lugar de trabajo

Su investigación ha mostrado cómo se siente la plantilla de la organización sobre el trabajo en la empresa. A través de este proceso, es posible que también haya descubierto los puntos débiles junto con los puntos fuertes. Para garantizar la alineación entre la marca y las prácticas en el lugar de trabajo, puede determinar cómo promover los puntos fuertes y reforzar los débiles. Esta alineación ayuda a garantizar la satisfacción de los trabajadores actuales.

Por ejemplo, si los empleados identifican una falta de oportunidades de ascenso, puede empezar a desarrollar programas de formación o aumentar las oportunidades de contratación interna. Hacer estos cambios o añadir nuevos beneficios también puede resultar atractivo para los posibles candidatos a un puesto de trabajo.

Controlar la marca de empleo

Una vez que haya establecido e implementado una marca de empleo, debe desarrollar una lista de métricas para realizar un seguimiento. Estas métricas pueden variar en función de sus necesidades. Algunos ejemplos de métricas pueden ser la satisfacción de los empleados y los índices de recomendación o la calidad de los empleados contratados.

También puede supervisar el rendimiento de la marca de empleo y determinar si necesita mejoras. Por ejemplo, puede descubrir que su reputación sigue insinuando una falta de promoción profesional. Estas percepciones pueden ayudarle a empezar a ajustar los programas internos existentes o a desarrollar otros nuevos que ayuden a los empleados a progresar.

Desarrolle sus estrategias de promoción

Una vez que haya desarrollado una marca de empleo, debe comunicarla. Cuando intente llegar a los candidatos externos, puede determinar qué lugares es más probable que visiten o cómo interactúan con su organización. Por ejemplo, puede incorporar su marca de empleo y su lenguaje en el sitio web de su empresa o en los perfiles de las redes sociales.

Esta marca también debe ser comunicada a los empleados, y puede hacerlo a través de documentos o reuniones internas. Como se ha mencionado, una vez que se desarrolla una marca de empleo, hay que asegurarse de que las prácticas internas la apoyan. Si lo hacen, esas prácticas sirven como otra forma de reforzar la marca internamente.

También puede utilizar a sus empleados para ayudar a demostrar y afirmar su marca de empleo a través de testimonios. Cuando reciba comentarios positivos, puede pedir permiso para utilizarlos en los materiales de la empresa de cara al exterior.

Incorporar la marca en los procesos de contratación

Una marca de empleo tiene como objetivo atraer el talento a su organización. Para utilizar su marca con eficacia, aplique sus valores en diferentes aspectos del proceso de contratación. Por ejemplo, puede incluir el lenguaje de la marca de empleo en las descripciones de los puestos de trabajo publicadas en el sitio web de la empresa o en las bolsas de trabajo.

Su proceso de entrevistas también puede ayudar a mantener una marca de empleo positiva. Los directores de contratación pueden preguntar a los candidatos por qué solicitaron el puesto, lo que también puede ayudarles a determinar si representan una buena opción para la empresa. La marca también puede establecer las expectativas del puesto y evaluar si el candidato se siente cómodo aceptándolas.