¿Qué es el marketing táctico?

Los esfuerzos de marketing eficaces pueden mejorar la reputación de su marca, aumentar sus cifras de ventas y ampliar el conocimiento de su producto o servicio por parte de los consumidores. El marketing táctico es una estrategia de marketing muy orientada a la acción y aplicable que las empresas utilizan para mejorar su proceso de comercialización. El desarrollo de un plan de marketing táctico puede proporcionarle a usted y a su equipo de marketing pasos claros y aplicables que le ayuden a alcanzar sus objetivos.

En este artículo, definimos qué es el marketing táctico, explicamos por qué es importante, aclaramos las diferencias entre el marketing táctico y el estratégico y proporcionamos los pasos que puede utilizar para crear su propio plan de marketing táctico.

¿Qué es el marketing táctico?

Relacionado: La documentación en el lugar de trabajo

El marketing táctico es la aplicación de técnicas específicas que pueden ayudar a una empresa a alcanzar sus objetivos de marketing. Suele implicar la realización de actividades de marketing individuales, como la publicación de entradas en el blog, la realización de campañas en las redes sociales, la generación de clientes potenciales y la organización de eventos. Las estrategias que emplean las empresas suelen depender de los objetivos de marketing específicos que se han trazado en su plan de marketing estratégico. El marketing táctico tiene en cuenta las limitaciones financieras, de tiempo y de recursos para desarrollar pasos realistas que una empresa pueda dar para alcanzar sus objetivos.

¿Por qué es importante el marketing táctico?

El marketing táctico es importante porque define las acciones específicas que una empresa puede llevar a cabo para alcanzar sus objetivos de marketing. Al definir cuidadosamente las tácticas que ayudan a una empresa a alcanzar objetivos más amplios, las empresas pueden tomar medidas que les ayuden a alcanzar sus objetivos. El marketing táctico permite la transición de las estrategias desde su inicio hasta su finalización, y proporciona a los equipos de marketing tareas procesables que pueden respaldar objetivos de marketing más amplios.

Relacionado con el tema: ¿Qué es la planificación del marketing?

Diferencias entre el marketing táctico y el marketing estratégico

El marketing estratégico y el marketing táctico comparten objetivos similares, pero no son sinónimos. El marketing estratégico suele centrarse en los objetivos a largo plazo de una empresa. Los responsables de marketing suelen crear planes estratégicos en respuesta a objetivos empresariales generales. Las tácticas suelen ser una parte importante de los planes de marketing estratégico porque describen acciones específicas dentro de un plan. Una vez que se ha establecido un objetivo más amplio, como el crecimiento de la empresa, la ampliación de la audiencia o la redefinición de la marca, es importante pensar en estrategias específicas, que es cuando las empresas planifican tácticamente. El marketing táctico y el marketing estratégico son planes que a menudo funcionan juntos para que los equipos diseñen estrategias útiles.

Relacionado: Plan de marketing vs. Estrategia de marketing: ¿Cuál es la diferencia?

Cómo crear una estrategia de marketing táctico

Si está interesado en definir las mejores herramientas tácticas para su estrategia de marketing, he aquí algunos pasos que puede dar:

1. Realizar un análisis de la empresa

Antes de que se le ocurran determinadas tácticas, considere la posibilidad de realizar un análisis exhaustivo de su empresa para localizar las mejores oportunidades de crecimiento. Es importante que una empresa identifique sus:

  • Objetivos empresariales: Considere la posibilidad de definir las áreas en las que le gustaría que su empresa mejorara en el próximo año y determine sus prioridades. Intente enumerar objetivos como la ampliación de la oferta de servicios, el aumento de los ingresos o la conversión de clientes potenciales de forma más constante.

  • Audiencia: También es importante definir la situación actual de sus clientes, incluidos los acuerdos en curso y la forma en que obtuvo su negocio. A continuación, considere la posibilidad de definir su público objetivo y determinar los lugares, sectores y plataformas en los que puede ampliar su negocio.

  • Debilidades o amenazas: El marketing táctico eficaz también incluye la localización de las áreas en las que su empresa pierde sistemáticamente oportunidades debido a ineficiencias y amenazas como los cambios en el mercado, la competencia o la disminución de los recursos.

  • Posición en el mercado: Considere la posibilidad de determinar su posición actual en el sector y la percepción que los demás tienen de usted en el mercado. Tenga en cuenta sus logros, sus campañas de marketing exitosas y sus puntos fuertes en el mercado.

  • Esfuerzos de marketing pasados y actuales: Determine dónde ha encontrado el mayor éxito en sus campañas de marketing actuales y anteriores, e intente establecer los componentes que han funcionado bien o las áreas en las que puede mejorar.

  • Oportunidades: Por último, considere dónde tiene más potencial como empresa, examinando las áreas no capitalizadas del mercado o las áreas en las que su estrategia podría alinearse mejor con sus clientes.

Relacionado: El marketing mix: El arte de utilizar las 4 P del marketing

2. Definir los objetivos de marketing

Utilizando la información de su análisis, intente adaptar sus objetivos a los puntos fuertes y las oportunidades de su empresa. A partir de ahí, su empresa puede intentar establecer objetivos de marketing que le ayuden a cumplir sus metas. Por ejemplo, su objetivo empresarial podría ser aumentar sus ingresos. El consiguiente objetivo de marketing podría ser conseguir cinco nuevos clientes. Si su objetivo empresarial es ampliar su mercado, su objetivo podría ser realizar una campaña que aumente el conocimiento de su producto o servicio.

3. Diseñar una estrategia de marketing

A menudo es beneficioso adaptar su estrategia a su negocio específico. No obstante, independientemente de cómo decida perfilar su plan de marketing táctico, considere la posibilidad de dedicar la mayor parte de su tiempo a esta fase de su estrategia de marketing. Puede ayudarle a evitar redundancias, a alcanzar sus objetivos y a centrar sus esfuerzos. Un método que puede utilizar para guiar su estrategia de marketing es un embudo de ventas. Los embudos de ventas esbozan tres etapas que los compradores experimentan al comprar un producto o servicio, que incluyen:

  • Concienciación: Se refiere al reconocimiento de su marca. Las estrategias para aumentar el reconocimiento pueden incluir eventos, medios sociales y marketing de contenidos.
  • Consideración: Estrategias como los seminarios web, las hojas de consejos y las listas de comprobación pueden mostrar a los clientes por qué deben valorar su producto o servicio en comparación con otros del mercado.
  • Decisión: Convertir clientes potenciales en clientes a menudo requiere que las empresas eliminen cualquier riesgo que pueda desanimar a los compradores. Las empresas pueden conseguirlo ofreciendo demostraciones, proporcionando garantías de devolución del dinero y compartiendo testimonios.

Después de considerar un embudo de ventas, intente establecer con más detalle las estrategias que desea utilizar para lograr sus objetivos de marketing. En los ejemplos anteriores, un objetivo de marketing era dar a conocer su producto o servicio. La estrategia consiguiente puede ser organizar un evento o lanzar una campaña que fomente la participación de los clientes y aumente el reconocimiento de la marca. Si quiere convencer a cinco potenciales clientes potenciales más para que compren los productos de su empresa, considere estrategias como animar a los clientes existentes a que envíen reseñas o testimonios.

Relacionado: 12 consejos para su campaña de marketing

4. Tácticas de contorno

En su plan de marketing táctico, tenga en cuenta sus objetivos generales y sus objetivos de marketing y concluya con llamadas a la acción tácticas que pueda aplicar ahora y mensualmente.

Al esbozar sus tácticas, tenga en cuenta los dos tipos:

  • Fundamental: Las tácticas fundamentales son las que afectan a la reputación y los valores de su marca. A menudo puede ponerlas en práctica inmediatamente. Sus esfuerzos de marketing pueden tener éxito con tácticas fundacionales como un sitio web accesible y una voz coherente para su marca.
  • En curso: Las tácticas continuas pueden requerir tiempo para su aplicación y desarrollo a medida que se cumplen los objetivos existentes y se empiezan a definir otros nuevos.

Su plan de marketing táctico puede destacar cuándo es mejor aplicar determinadas tácticas para poder aprovechar las oportunidades. Incorpore una línea de tiempo o un calendario a su plan de marketing táctico y considere la posibilidad de elaborar una estrategia sobre cuándo utilizar ciertos enfoques para lograr resultados óptimos.

5. Ejecutar su plan de marketing

Después de completar su plan de marketing, intente darse algo de tiempo para prepararse. Puede tardar un mes o más en desarrollar contenidos de calidad y aplicar las estrategias que ha definido. A medida que ejecute su plan de marketing, considere la posibilidad de remitirse con frecuencia a sus objetivos empresariales, a los objetivos de marketing y a las estrategias establecidas para evaluar el éxito de su plan. Si realiza ajustes, intente hacer referencia a sus objetivos a mayor escala para asegurarse de que sigue en camino de alcanzar sus metas.