Guía definitiva sobre materiales directos e indirectos

Hay dos tipos de materiales que intervienen en la fabricación de un producto, los materiales directos y los indirectos. Conocer las diferencias entre ellos te ayudará a entender mejor sus costes y a determinar los márgenes de beneficio y de ganancia, lo que te ayudará a tomar decisiones de gestión.

En este artículo, ofrecemos una guía definitiva sobre las diferencias entre los materiales directos e indirectos.

¿Qué son los materiales directos?

Los materiales directos son los que se incorporan físicamente al producto acabado y, por tanto, son directamente identificables. Como el coste de los materiales directos es fácilmente cuantificable, se asignan a los lotes de producción y se procesan de forma eficiente. Dado que se incluyen subpartes y piezas, estos materiales se denominan materiales directos. Es fundamental controlar y documentar los costes de los materiales directos porque influyen en los costes de producción.

Relacionado: Costes directos e indirectos: ¿Cuál es la diferencia?

Ejemplos de materiales directos

He aquí dos ejemplos de materiales directos:

  • Si una empresa fabrica tazas de café de cerámica, la arcilla necesaria para hacer las tazas es un material directo porque se necesita para el producto final.
  • Los fabricantes de automóviles necesitan acero, caucho y plástico para construir vehículos. Estos materiales son directos porque se reflejan en el producto final.

En estos ejemplos, cada empresa contabilizaría esos materiales específicos incluyéndolos en los costes de producción.

Contabilización de los materiales directos

La contabilidad de los materiales directos es sencilla porque son fáciles de identificar, calcular y asignar. Las empresas suelen hacer un seguimiento de los materiales directos a través de un sistema formal de registro de inventarios e informan y archivan en los estados financieros bajo los costes de producción, como el inventario de trabajos en curso, los productos terminados y el coste de los productos vendidos. A efectos del cálculo del inventario, la cuenta de materiales directos incluye el coste de los materiales utilizados en lugar de los materiales comprados. Documentar y contabilizar correctamente los materiales directos permite asignar adecuadamente los recursos y calcular los beneficios y márgenes de beneficio previstos.

Relacionado: ¿Qué es el coste de las materias primas?

Variedad de materiales directos

La varianza de la cantidad de materiales directos mide la cantidad de materiales utilizados en la producción y es especialmente relevante cuando la producción de un solo producto requiere dos o más materiales directos. También es una herramienta de control de calidad en lo que respecta a los vertidos, pero también puede indicar la necesidad de aconsejar la inversión de nueva maquinaria con menor desviación. Las empresas utilizan esta medida para evaluar la eficiencia de los usos de materiales en todo el departamento de producción, en la línea de producción específica y para productos concretos. Los resultados generados por la desviación directa del uso de materiales pueden ayudar a controlar el exceso de uso y a tomar decisiones financieras estratégicas.

Calcular la desviación de los materiales directos

Hay dos formas de medir las desviaciones de los materiales directos, que son:

  • Variación del rendimiento del material: La diferencia entre la cantidad de material que la empresa utiliza durante la producción y la que espera utilizar, multiplicada por el coste presupuestado de los materiales
  • Variación del precio de compra: La diferencia entre el precio pagado por la compra de un artículo y su precio presupuestado, multiplicado por el número de unidades compradas

Una desviación favorable de los materiales directos se produce cuando el precio de los materiales o la cantidad de materiales utilizados es inferior al precio o la cantidad previstos.

Relacionado: Guía completa sobre la variación de la eficacia (con ejemplos)

¿Qué son los materiales indirectos?

Los materiales indirectos son los materiales utilizados en los procesos de fabricación y producción que no pueden vincularse a un producto o trabajo específico porque no están integrados ni se utilizan en cantidades sustanciales en un producto o trabajo. No son fáciles de identificar o medir y no suele haber un sistema de registro formal que los documente o rastree. La producción suele utilizar materiales indirectos en pequeñas cantidades o por producto.

Contabilizar los materiales indirectos

Las empresas suelen utilizar un sistema informal de registro de inventarios para hacer un seguimiento de los materiales indirectos. Incluyen el coste de los materiales indirectos en los gastos generales o en los gastos de explotación, o los cargan como un gasto empresarial incurrido. Incluir los materiales indirectos como parte de los gastos generales suele ser el método contable más preciso. Cuando se utilizan pequeñas cantidades de materiales indirectos, es aceptable cargarlos a los gastos en los que se ha incurrido.

Relacionado: ¿Qué son los costes indirectos? Definición y ejemplos

Ejemplos de materiales indirectos

Los fabricantes de coches necesitan varios materiales para producirlos. Las máquinas de montaje que ensamblan las piezas de los automóviles durante la producción requieren un mantenimiento regular para que las máquinas funcionen sin problemas durante la producción. El aceite de la máquina que mantiene el equipo es un material indirecto porque no puede ser rastreado directamente a un coche individual en la producción. Algunos ejemplos de materiales indirectos son

  • Artículos de limpieza
  • Material de oficina como cinta adhesiva, colas y adhesivos
  • Equipos de protección personal, como cascos y guantes
  • Herramientas desechables
  • Alquiler de equipos
  • Piezas de repuesto para la maquinaria
  • Tornillos, tuercas y pernos
  • Equipamiento y fijación
  • Aceite

Materiales directos frente a indirectos

Hay algunas distinciones clave entre los materiales directos e indirectos. Mientras que ambos materiales son esenciales en el proceso de fabricación y producción de un producto, sirven a diferentes propósitos y el impacto del costo y el presupuesto de manera diferente. Las diferencias entre los materiales directos e indirectos son las siguientes

1. Trazabilidad hasta el producto final

La principal diferencia entre los materiales directos e indirectos es su trazabilidad hasta el producto final. El uso de materiales directos se centra específicamente en lo que se necesita para crear un determinado producto o servicio, y este uso está explícitamente vinculado al producto final. Los materiales indirectos no se utilizan como insumos directos en el proceso de producción porque no están vinculados a la producción de un producto o servicio específico, aunque se utilizan durante el proceso. Los materiales indirectos se dirigen principalmente a las necesidades operativas y administrativas cotidianas de la empresa.

2. Cantidad de materiales utilizados en la producción

Las empresas suelen pedir y utilizar materiales directos en grandes cantidades porque constituyen el componente principal de un bien o servicio. En comparación, las empresas utilizan cantidades insustanciales de materiales indirectos, y estos materiales contribuyen a las necesidades operativas de la empresa en su conjunto.

3. Prácticas contables para los materiales

La diferencia entre costes directos e indirectos puede influir en la contabilidad a la hora de elaborar los estados financieros y las declaraciones de impuestos. Dado que las empresas pueden rastrear los materiales directos hasta un producto específico, pueden incluir el coste de los materiales en los costes de producción, incluido el inventario de trabajos en curso, los productos acabados y el coste de los productos vendidos. La contabilización de los materiales indirectos no es tan sencilla porque las empresas los utilizan en menor cantidad. Los materiales directos contribuyen a los costes directos, que no suelen ser deducibles fiscalmente. Los materiales indirectos suelen ser deducibles fiscalmente.