20 cosas que deberías hacer después de ser despedido

Después de que te despidan, puede ser difícil determinar cuáles deben ser tus próximos pasos, especialmente si ha sido inesperado. Aunque un despido puede ser desalentador, hay muchas cosas que puedes hacer para garantizar que el siguiente capítulo de tu carrera sea un éxito. En este artículo te explicamos los pasos que debes dar después de ser despedido, incluyendo lo que debes hacer de inmediato, después de varias semanas y al solicitar o entrevistar un nuevo trabajo.

Qué hacer inmediatamente después de ser despedido

Estos son algunos de los primeros pasos que debes dar después de ser despedido:

1. Mantener la calma

Independientemente de la situación, es imprescindible que dejes la empresa de forma profesional y respetuosa. Además de causar una buena impresión a tu empleador, también muestra un nivel de integridad a tus colegas que podría seguirte a lo largo de tu carrera. Al fin y al cabo, es posible que vuelvas a trabajar con algunas de estas personas en el futuro.

2. Averiguar la causa

Es importante que determines si te han despedido por una causa o por un motivo concreto. Algunas de las razones más comunes por las que la gente es despedida por causa son:

  • Robar
  • Fallar una prueba de drogas
  • Tardanza reiterada
  • Tener una mala actitud
  • Mal uso del tiempo de la empresa

Si te despiden, significa que la empresa te ha despedido por motivos ajenos a tu voluntad, como la reducción de plantilla. Es esencial que conozcas la diferencia y el motivo de tu despido porque cambia radicalmente las cosas que puedes esperar razonablemente de tu empleador.

Relacionado: ¿Cuál es la diferencia entre un despido y un cese?

3. Aprende lo que puedes esperar con respecto a tus beneficios y a la compensación que te corresponde

Dependiendo de la causa de tu despido, podrías negociar una indemnización. La indemnización por despido suele ofrecerse durante los despidos, pero los empresarios no están obligados a ofrecerla. Además de saber lo que puedes esperar en cuanto a tu indemnización, habla también de la posibilidad de ampliar tus prestaciones, en concreto el seguro médico, mientras buscas otro trabajo. Debes tratar de hablar de todo esto antes de firmar cualquier documento o acuerdo de confidencialidad.

Si la empresa espera que firme unos documentos que le cuesta entender, puede contratar a un abogado laboralista que le guíe en este sentido. Estos profesionales son especialmente útiles si crees que te han despedido injustamente. Puede tener un caso si le despidieron por cosas ilegales, como la denuncia de irregularidades o la discriminación, o si la organización violó alguna de sus políticas.

4. Pida referencias

Si te despiden o sigues en buenos términos con el empleador, conseguir una carta de referencia de uno de tus jefes puede ser muy útil. Tener una referencia de un lugar de trabajo anterior del que te despidieron puede demostrar a los futuros empleadores que, a pesar de las circunstancias, eres un activo valioso.

5. Determina si tienes derecho a las prestaciones por desempleo

El desempleo te proporciona unos ingresos modestos para que puedas pagar tus gastos mientras buscas otro trabajo. A no ser que te hayan despedido por mala conducta, aún podrías tener derecho al desempleo. En cualquier caso, consulta la página web del departamento de trabajo de tu estado para encontrar los requisitos y ver si puedes solicitar estas prestaciones y cuándo. Puede pasar bastante tiempo antes de que recibas el desempleo, por lo que deberías solicitarlo tan pronto como puedas.

6. Conozca sus derechos

Tu contrato de trabajo te otorga ciertos derechos y establece cuándo, cómo y por qué razones la empresa puede despedirte. Puedes determinar tus derechos como empleado examinando tu contrato y los requisitos del estado en el que vives.

Relacionado: Qué hacer después de ser despedido

Qué hacer a las pocas semanas de ser despedido

Hay algunos pasos clave que deberías dar en las primeras dos semanas después de haber sido despedido, por ejemplo:

1. Reserva tiempo para procesar

Es probable que necesites algún tiempo para llorar la pérdida de tu trabajo, lo cual es totalmente comprensible. Relájate y reflexiona sobre la experiencia para poder procesar tus sentimientos. Sólo asegúrate de limitar tu periodo de duelo a unos pocos días.

2. Cuida tu salud física y emocional

Al mantenerse activo, puede fomentar sentimientos de fuerza y confianza que son esenciales durante la búsqueda de empleo. Dé prioridad a su bienestar durante este tiempo y haga ejercicio diariamente.

3. Solicite una retroalimentación honesta

El despido suele ser una buena oportunidad para la autorreflexión. Pide a tus antiguos compañeros de trabajo de confianza que te den una opinión sincera sobre tus puntos fuertes y débiles. Después de hablar con algunas personas, intenta identificar ciertos patrones o temas de los que puedas aprender y crecer.

4. Trabaja en tu currículum

Comience a preparar su currículum para las solicitudes de empleo añadiendo detalles de su puesto más reciente. Además de anotar su experiencia, debe añadir las habilidades que haya adquirido en su último puesto. Puede considerar la posibilidad de crear un documento completamente nuevo si no ha actualizado su currículum durante mucho tiempo.

5. Actualiza tus perfiles en las redes sociales

Además de actualizar tu currículum, también debes asegurarte de que tus perfiles profesionales y personales están actualizados y optimizados para la búsqueda de empleo. Muchos jefes de contratación comprueban estos perfiles cuando revisan a los candidatos, por lo que debes asegurarte de que estás causando una impresión positiva y presentando una imagen profesional.

6. Empieza a buscar nuevas oportunidades

Explora los sectores y las funciones que te interesan para averiguar si hay vacantes. Puedes descargarte la aplicación Indeed para acceder fácilmente a las ofertas de empleo desde cualquier lugar. Además, puedes activar las alertas de empleo para recibir notificaciones cuando se publique una nueva oportunidad que coincida con las palabras clave que hayas especificado.

7. Contacta con tu red profesional

En muchos casos, tu red de contactos puede ser un gran lugar para encontrar posibles oportunidades de trabajo. Puedes enviar un mensaje a tus antiguos compañeros de trabajo para saber si conocen algún puesto vacante. Además, puedes empezar a ampliar tu red asistiendo a eventos del sector y concertando entrevistas informativas. A menos que te lo pidan directamente, puedes abstenerte de mencionar a tus contactos que fuiste despedido de tu último puesto.

8. Redactar un correo electrónico de agradecimiento

Enviar un correo electrónico agradeciendo a su antiguo supervisor la oportunidad de trabajar a su lado es una buena manera de demostrar su profesionalidad y causar una impresión duradera que podría beneficiarle en el futuro. Es posible que algún día tu trayectoria profesional se cruce con la suya. En tu correo electrónico de agradecimiento, asegúrate de expresar tu gratitud y mantén las líneas de comunicación abiertas ofreciendo tu ayuda si la necesitan en el futuro. Este es un ejemplo de un correo electrónico de agradecimiento redactado con eficacia que podrías enviar después de ser despedido:

"Estimado Sr. Jones,

Quería agradecerles la oportunidad de trabajar en Craft Corporation y la experiencia que adquirí durante mi estancia. Aprendí mucho en mi puesto y departamento, y sé que las habilidades que adquirí allí me beneficiarán a lo largo de mi carrera.

Si hay algo que pueda hacer para ayudarle a seguir adelante, no dude en pedírmelo. Hasta entonces, le deseo lo mejor.

Atentamente,

Dominique González"

9. Considera la posibilidad de conseguir un trabajo temporal

Conseguir un trabajo secundario mientras buscas algo más permanente puede exponerte a nuevas habilidades y experiencias que podrían beneficiar tu búsqueda de empleo. También puede ser una forma estupenda de ampliar tu red de contactos y ganar visibilidad ante posibles empleadores. Además, demuestra a los responsables de la contratación que eres ambicioso cuando te preguntan qué has estado haciendo en una entrevista.

10. Seguir aprendiendo

Mientras buscas una nueva oportunidad, tienes tiempo para aumentar tus conocimientos, habilidades y experiencia. Puedes reforzar tu currículum y tu capacidad de comercialización desarrollando tus habilidades profesionales mediante la lectura de libros, la asistencia a clases en línea o incluso la vuelta a la escuela.

Relacionado: Cómo superar un despido

Consejos para abordar el despido en una carta de presentación y una entrevista

Al reincorporarse al mercado laboral, es probable que tenga que hablar de su reciente despido. Aquí tienes algunos consejos para navegar por el proceso de contratación después de ser despedido:

1. Sea sincero

Cuando le pregunten por qué le han despedido, asegúrese de responder de forma honesta y objetiva. Puedes demostrar tu profesionalidad y madurez explicando con calma las circunstancias que llevaron a tu despido.

Relacionado: Pregunta de la entrevista: ¿Por qué le despidieron?

2. Manténgase positivo

Concéntrese en mantener la calma y la positividad al abordar cualquier pregunta sobre su anterior empleador. Es probable que el director de contratación esté evaluando si serías una adición positiva a su organización, por lo que es imperativo que respondas a las preguntas con consideración y respeto.

3. Mantener la sencillez

El empresario quiere conocer las circunstancias, pero usted puede mantener su respuesta lo más concisa posible presentando simplemente los hechos básicos.

4. Destacar lo aprendido

Puedes replantear la experiencia centrándote en las cosas que aprendiste de ella y luego volver a centrar la conversación en tu experiencia y habilidades.

Te recomendamos

Cómo puntuar un diálogo (con ejemplos)

11 Beneficios de los programas de fidelización

Aprender Qué Es El Lienzo Del Modelo De Negocio (Con Ejemplo)

Cómo hacer la transición del trabajo a distancia al trabajo in situ

¿Qué es un negocio de productos? (Definición, pasos y consejos)

Guía para la fijación de precios a la baja (con ejemplos)