Mejora de las competencias y reciclaje: Importancia y diferencias

El up-selling y el reskilling son dos estrategias que las empresas pueden utilizar para ampliar las competencias de sus empleados. Esto puede permitir que los empleados asuman nuevas responsabilidades o pasen a desempeñar nuevas funciones. Si quiere poner en práctica el upskilling y el reskilling en su empresa, es útil entender cómo funciona cada estrategia. En este artículo, explicamos las definiciones de upskilling y reskilling, por qué son importantes, las diferencias entre ellas y cómo se diferencian de la contratación externa.

¿Qué es el upselling?

El término «upkilling» se utiliza en el ámbito de los recursos humanos para describir la enseñanza de nuevas habilidades a los empleados actuales. Las empresas suelen invertir en la mejora de las competencias con el fin de prepararse para el futuro o adaptarse a los cambios en la demanda de competencias. Puede permitir a un empleado asumir nuevas responsabilidades o ascender a un nuevo puesto. Cuando las empresas ponen en práctica la mejora de las competencias, suelen crear una estrategia y realizar actividades de formación para ayudar a los empleados a desarrollar nuevas competencias.

A menudo, las empresas quieren que sus empleados aprendan habilidades adicionales debido a su conocimiento institucional. Los empleados actuales suelen conocer la cultura y la misión de la empresa, lo que los hace más valiosos que los nuevos empleados. Algunas de las ventajas de la actualización de conocimientos son:

  • Invertir en el desarrollo profesional de los empleados y utilizar el talento interno
  • Mejora de la moral de los empleados
  • Aumento de la adaptabilidad
  • Aumentar la confianza de los empleados

Relacionado: Mejorar las habilidades y volver a la escuela: Cuándo, Cómo y Por qué debe hacerlo

¿Qué es la recualificación?

El reskilling es un proceso de formación de los empleados en nuevas habilidades para asumir diferentes responsabilidades o comenzar un trabajo diferente en la empresa. Esto puede permitir a una empresa empezar a realizar nuevas tareas mientras invierte en sus empleados actuales. Normalmente, las empresas se centran en las habilidades laterales, que son habilidades similares a las que tiene un empleado. Esto puede facilitarles la transición a un nuevo trabajo en la empresa. Algunos de los beneficios de la recualificación son:

  • Ampliar las funciones y capacidades de la empresa
  • Mejorar la versatilidad
  • Reducir el tiempo y los costes de contratación de nuevos empleados
  • Retener a los mejores empleados

Relacionado: Las 12 mejores habilidades laborales para cualquier sector: Habilidades transferibles que necesita

Mejorar la formación frente a la recualificación

La mejora de la capacitación y la recapacitación pueden parecer similares, pero ambas tienen objetivos diferentes. El objetivo de la mejora de las competencias es formar a los empleados en nuevas habilidades o mejorar las que ya tienen para que puedan avanzar en sus carreras. Sin embargo, el objetivo de la recualificación consiste en formar a los empleados para que puedan cambiar de puesto de trabajo en la misma empresa.

Además, un empleado que se somete a un proceso de perfeccionamiento suele permanecer en su mismo puesto de trabajo con responsabilidades adicionales. Sin embargo, un empleado que se somete a una recualificación suele pasar a un puesto totalmente diferente.

Relacionado: Cómo desarrollar su conjunto de habilidades para avanzar en su carrera

¿Por qué son importantes la mejora y el reciclaje de las competencias?

La mejora y el reciclaje de las competencias son importantes porque pueden ayudar a las empresas a responder a los cambios en la demanda de competencias. Debido a que la tecnología está cambiando la mano de obra, muchas empresas pueden necesitar abordar una brecha entre las habilidades de sus empleados y las habilidades que requiere su industria. La mejora y la recualificación de las competencias pueden permitir a las empresas colmar esta laguna al tiempo que invierten en sus empleados actuales.

Las empresas pueden aplicar cualquiera de las dos estrategias para crear nuevos puestos de trabajo y responsabilidades al tiempo que se benefician de los conocimientos y la experiencia de sus empleados actuales. El desarrollo de las habilidades de los empleados puede ayudar a una empresa a alcanzar sus objetivos, lo que puede ayudarla a crecer y a seguir siendo competitiva. El perfeccionamiento y la recualificación también son útiles porque pueden ayudar a los empleados a explorar su conjunto de competencias, identificar nuevas habilidades y aprovecharlas al máximo. Esto puede aumentar la satisfacción de los empleados.

Relacionado: 20 habilidades demandadas por los trabajadores de hoy en día

Cómo implementar la actualización y el reciclaje de conocimientos

Las empresas pueden poner en práctica la mejora y el reciclaje de las competencias mediante estrategias de trayectoria profesional. Estas estrategias implican la creación de una trayectoria profesional única para cada empleado. Cada trayectoria contiene una serie de pasos para alcanzar los objetivos, incluyendo las habilidades que deben desarrollarse. A continuación se indican cuatro pasos clave que puede seguir para aplicar la mejora y la recualificación en su organización:

1. Identifica una brecha de habilidades

El primer paso para mejorar o reciclar las competencias de sus empleados es identificar las carencias de las mismas. Para ello, busque las aptitudes más demandadas y evalúe si su plantilla actual puede ofrecerlas. Intente identificar las habilidades exactas que sus empleados necesitan desarrollar para satisfacer la demanda futura. También puede llevar a cabo un análisis formal de las carencias de competencias, que consiste en comparar las competencias que tienen los empleados con las que necesita su empresa.

Relacionado: Cómo superar el déficit de competencias (con consejos para aumentarlas)

2. Formar a los empleados mediante diversos métodos

Una vez que haya identificado una carencia de competencias y haya señalado las habilidades que deben desarrollar sus empleados, es el momento de formarlos. Puede utilizar diversos métodos para formar a los empleados en nuevas habilidades, como por ejemplo

  • Eventos de formación
  • Seguimiento del trabajo
  • Campamentos de verano
  • Cursos de formación en línea
  • Cursos de formación presencial
  • Formación en el puesto de trabajo

Relacionado: ¿Qué es la formación eficaz de los empleados? (Y cómo hacerlo)

3. Controle el progreso

El seguimiento del progreso es otro paso importante. Puede supervisar el progreso estableciendo métricas de éxito y midiendo su progreso actual con respecto a ellas. Intente detectar las áreas de mejora y medir el grado de aprendizaje de sus empleados de las nuevas habilidades. Si es necesario, cree estrategias personalizadas para ayudar a sus empleados a aprender.

4. Asigna nuevas responsabilidades o mueve a los empleados a nuevos puestos

Después de haber formado con éxito a los empleados en nuevas habilidades, puede dar el siguiente paso de asignarles nuevas responsabilidades o puestos. Asigne las nuevas responsabilidades a los empleados que hayan adquirido las habilidades, y traslade a los empleados que hayan adquirido las habilidades a los nuevos puestos. Asegúrese de supervisar continuamente los progresos y de realizar formaciones periódicas.

Relacionado: 8 formas de asumir más responsabilidad en el trabajo

Mejora y recualificación del personal frente a la contratación externa

El perfeccionamiento y la recualificación son diferentes de la contratación externa. La contratación externa consiste en traer nuevos empleados de fuera de la empresa, mientras que la mejora y la recualificación se realizan internamente. La aplicación de estas estrategias puede resultar ventajosa en lugar de la contratación de nuevos empleados.

Una ventaja importante es que los empleados actuales tienen más conocimientos internos que las personas ajenas a la empresa, lo que puede ayudarles a realizar su trabajo con mayor eficacia. Otra ventaja es que aprovechar el talento interno e invertir en los empleados en lugar de contratarlos externamente puede levantar la moral y aumentar la retención de los empleados. Las empresas que cuentan con programas de perfeccionamiento y recualificación también pueden atraer a los mejores empleados.

Te recomendamos

Adquisición digital: Definición, técnicas y estrategia

Diferencias entre gestión de proyectos, programas y carteras

10 Consejos para utilizar la RPA con éxito

¿Qué son los impulsores clave?

La guía definitiva de los calendarios de suministros

¿Qué es un presupuesto en la empresa? (Con plantilla)