10 maneras fáciles de mejorar su vocabulario

Disponer de un vocabulario sólido a lo largo del tiempo puede ayudarte a expresar tus pensamientos de forma más eficaz, ya sea oralmente o por escrito, para evitar confusiones y conseguir claridad. Puedes adquirir vocabulario si identificas un método de aprendizaje que te funcione y sigues practicando.

En este artículo, hablamos de la importancia de las habilidades de vocabulario y de cómo puedes construir un vocabulario más amplio.

Utiliza nuestra herramienta gratuita para encontrar y hacer un seguimiento de tu GPA:

Relacionado: Cómo escribir un correo electrónico profesional

¿Por qué es importante tener un buen vocabulario?

Tener una buena capacidad de comunicación es importante cuando se trabaja con otras personas en persona, a través del correo electrónico o de alguna otra manera. Saber qué palabras usar y cuándo usarlas es fundamental para ser un buen comunicador. Ampliar tu vocabulario es un método sencillo para mejorar tus habilidades comunicativas. Puedes expresar tus ideas, inquietudes, opciones y de forma más efectiva eligiendo la palabra o frase adecuada al tener un amplio vocabulario.

Un vocabulario sólido también puede aumentar tu confianza y tu capacidad de expresión, tanto si haces una presentación como si te reúnes con un cliente para entregarle una propuesta. Cuando construyas tu vocabulario, es importante incorporar tanto los términos generales como los relacionados con tu sector para desarrollar una base sólida.

Relacionado: Relacionado: 4 tipos de comunicación (con ejemplos)

Cómo mejorar el vocabulario y la escritura

Puedes probar estas ideas para ampliar tu vocabulario:

1. Aprender las raíces de las palabras

Para construir una base sólida para su vocabulario, es útil entender las raíces de las palabras. Muchas palabras tienen una raíz común y un prefijo o sufijo que te ayuda a determinar su significado. Por ejemplo, cuando una palabra incluye la raíz “duc,” una palabra latina que significa “hacer o conducir,” puede suponer que la raíz se refiere a esa definición latina. Verá esta raíz en palabras como “producir” o “deducir.”

2. Centrarse en términos y palabras prácticas

Algunos sectores tienen definiciones diferentes para las palabras o utilizan palabras totalmente nuevas, lo que se denomina jerga. Si tus compañeros de trabajo y otras personas de tu sector utilizan una jerga técnica, intenta centrarte en ampliar tu vocabulario para incorporar estas palabras. Por ejemplo, algunos sectores utilizan la palabra «stand-up» para referirse a una breve reunión diaria.

También puede buscar formas más claras de expresarse en lugar de recurrir a clichés que pueden ser difíciles de entender para los demás o sesgar su significado. Por ejemplo, en lugar de decir Consigue que tu pie esté en la puerta; puede utilizar Amplíe sus oportunidades;

3. Crear asociaciones de palabras

Las asociaciones de palabras pueden ayudarte a recordar ciertas palabras o frases. Por ejemplo, la palabra “gargantúa” significa muy grande. Intenta crear una secuencia con la palabra, como diminuto, pequeño, mediano, grande, gigante y gigantesco. Formar asociaciones puede ayudarte a recordar las palabras que estás aprendiendo con más facilidad. Estas asociaciones también pueden garantizar que recuerdes la palabra a largo plazo.

4. Completar las pruebas periódicas de vocabulario

Al final de cada semana, elabore un test que incluya las palabras de vocabulario, las palabras raíz u otros aspectos lingüísticos que haya estado estudiando. Hacer un test o una prueba puede aumentar tu capacidad para retener las nuevas palabras. Cada vez que aprendas una nueva raíz o palabra, crea una tarjeta de memoria. En un lado de la tarjeta, escribe la palabra y en el lado opuesto, la definición. Puedes practicar recordando la definición a partir de las palabras y viceversa.

5. Toma un curso de escritura

A medida que vayas ampliando tu vocabulario, también podrás mejorar tus habilidades de escritura, lo que te beneficiará en tu vida profesional. Toma un curso de escritura en línea o en una institución local de educación para adultos que incorpore tareas y pruebas para ayudarte a potenciar tu capacidad de comunicarte eficazmente a través de la escritura. Si realizas una clase de escritura, toma notas de las palabras nuevas que aprendas a lo largo del curso.

6. Cree grupos de palabras

A medida que aprende nuevas palabras, puede agruparlas por su significado. Al crear estos grupos, puede identificar patrones que faciliten la incorporación de las palabras a su discurso diario. Por ejemplo, puede aprender palabras como afirmativo, eficaz y decisivo, que significan todas ellas positivo. Al agrupar estas palabras, resulta más fácil recordar su significado general y cómo utilizarlas en el discurso.

7. Identifique los matices de las palabras

Algunas palabras tienen definiciones alternativas en diferentes contextos. Un ejemplo de matiz es la palabra “marco,” que podría tener varios significados dependiendo del escenario. Un marco puede ser un borde que rodea un cuadro o una ventana, o puede significar perfilar o resaltar una determinada cualidad física. Identificar y comprender estos matices del lenguaje te ayudará a saber utilizar mejor las palabras que has aprendido en tu comunicación con los demás.

Relacionado: Barreras de comunicación habituales (con ejemplos)

8. Identificar las palabras que comparten significado

A menudo, diferentes palabras comparten el mismo o similar significado. Puede crear una lista de grupos de palabras que le ayuden a construir frases nuevas y únicas en sus escritos y discursos. Algunas palabras tienen significados similares pero no siempre se sustituyen entre sí, por lo que resulta útil revisar las definiciones de palabras similares antes de utilizarlas. Al variar la elección de palabras en tu comunicación, sonarás más pulido y profesional.

9. Diversifica lo que lees

La mayoría de las personas dedican al menos una parte de su tiempo a leer cada día. Diversificar tus opciones de lectura puede ayudarte a construir un vocabulario más fuerte, ya que ves nuevas palabras de diferentes escritores que tienen patrones de escritura variados. Añadir nuevos textos y opciones a tu lista de lecturas también puede ayudarte.

10. Edita lo que escribes

Cuando termines de redactar cualquier texto profesional, como un correo electrónico o una carta de presentación, revisa el contenido en busca de palabras o frases repetitivas. Considera la posibilidad de utilizar tu vocabulario ampliado para sustituir las palabras que has utilizado con frecuencia a lo largo del documento. Al editar tus propios escritos, puedes mejorar la claridad, el estilo y el tono.