Los 8 mejores tipos de métodos de formación para sus empleados

Un programa de formación eficaz puede aumentar la satisfacción y la productividad de los empleados, por lo que es fundamental pensar no sólo en el tema sino también en el enfoque.

En este artículo, explicaremos por qué es importante elegir un método de formación y exploraremos los mejores tipos de métodos de formación para los empleados en función del material que se enseñe.

¿Por qué es importante elegir un método de formación?

La formación es tan importante para la incorporación de los empleados como para su retención. Con frecuencia, los nuevos empleados se incorporan a una plantilla con ganas de aprender todo lo que hay que saber sobre la empresa. Además, los trabajadores actuales necesitan recibir formación para aprender y desarrollar sus habilidades. Ambos enfoques son tan importantes como el material que presentan.

Los avances tecnológicos han proporcionado a los empresarios y a los representantes de recursos humanos más métodos de formación para el desarrollo que nunca. Tanto si su empresa explora nuevos métodos de formación como si se aferra a los medios más tradicionales, es importante tener en cuenta que cada persona aprende de forma diferente. De hecho, hay tres estilos de aprendizaje principales:

  • Visual: Aprender viendo u observando
  • Auditivo: Aprender escuchando información
  • Kinestésico: Aprender a través de la acción, o haciendo

Relacionado: ¿Cuáles son los diferentes tipos de formación en el lugar de trabajo?

¿Cuáles son los diferentes tipos de métodos de formación?

Los mejores métodos de formación se dirigen a los tres estilos de aprendizaje, pero también es importante conocer lo que funciona mejor para sus alumnos y adaptar el material a ellos. He aquí una lista de los ocho métodos de formación de empleados más eficaces:

  1. Aprendizaje basado en la tecnología
  2. Simuladores
  3. Formación en el puesto de trabajo
  4. Coaching/mentoring
  5. Formación dirigida por el instructor
  6. Juego de roles
  7. Películas y vídeos
  8. Casos prácticos

1. Aprendizaje basado en la tecnología

Con el desarrollo de la tecnología, la formación informatizada es cada vez más frecuente. A veces se denomina formación por ordenador (CBT) o e-learning, pero en esencia se refiere a lo mismo con una diferencia clave: el e-learning se aloja completamente en línea, mientras que la formación por ordenador abarca cualquier tipo de formación que tenga lugar en el ordenador.

Una ventaja importante del aprendizaje basado en la tecnología es que permite a los alumnos trabajar con el material a su propio ritmo, y elimina la necesidad de un facilitador en persona. Este tipo de formación suele imitar la enseñanza tradicional en el aula proporcionando una voz en off con elementos visuales que apoyan el contenido. A menudo, recursos como vídeos y lecturas adicionales acompañan al material para ayudar en el proceso de formación.

Otra gran ventaja del aprendizaje basado en la tecnología es su escalabilidad. Tanto si se trata de cinco como de 500 personas, cualquier número de individuos puede realizar cursos CBT a la vez y a su propio ritmo. Algunos alumnos pueden necesitar más tiempo para trabajar a fondo el material, mientras que otros pueden querer pasar a un plan de estudios más avanzado. En cualquier caso, la TCC beneficia al alumno.

La formación por ordenador también tiene sus retos. Uno de los principales retos es el hecho de que los alumnos no son supervisados. Debido a que los cursos CBT no son supervisados, es difícil saber si sus empleados están participando con el material. Una forma estupenda de asegurarse de que los alumnos están comprometidos es incorporar cuestionarios y módulos interactivos en el aula digital. Esto asegurará que están prestando atención, además de informarle sobre qué conceptos se han comunicado de forma efectiva.

2. Simuladores

Las simulaciones son una técnica de formación eficaz para los campos que requieren un conjunto específico de habilidades para el manejo de maquinaria compleja, como en la industria médica o de la aviación. Las simulaciones exitosas reflejan situaciones de trabajo reales y permiten a los alumnos resolver problemas a los que probablemente se enfrentarán en el trabajo.

3. Formación en el puesto de trabajo

La formación práctica o en el puesto de trabajo salta directamente a las habilidades prácticas necesarias para el trabajo. Los nuevos contratados comienzan a trabajar inmediatamente con este método de formación. En algunos casos, puede ser beneficioso incorporar un componente de seguimiento de los empleados. Esto permitirá a los nuevos contratados conocer un poco el contexto y los requisitos del trabajo antes de probarlo por su cuenta.

Relacionado: ¿Qué es la formación en el puesto de trabajo?

4. Coaching/mentoring

Aunque un plan de estudios estructurado tiene su lugar en la formación, son muchos los beneficios de la tutoría y el coaching. Implementar un programa de mentores en tu empresa, junto con otros métodos de formación, crea oportunidades de desarrollo para los empleados, así como desarrolla relaciones que ayudan a los nuevos empleados a sentirse bienvenidos y apoyados.

La tutoría tiene un valor incalculable, pero conlleva sus retos. A tus mejores empleados se les pedirá que resten tiempo a su trabajo para formar y hacer crecer a los nuevos miembros del personal. Aunque al final resulte beneficioso, requerirá un poco de sacrificio.

Relacionado: Creación de un programa de tutoría en el lugar de trabajo: Pasos clave y consejos

5. Formación dirigida por un instructor

La formación en forma de aula es el método de formación más tradicional y popular para los empleados. Este método imita a otras aulas en el sentido de que un instructor prepara y dirige la experiencia, por lo general utilizando una presentación al estilo de una conferencia con un componente visual.

Este estilo de formación tiene muchas ventajas, una de las cuales es que los alumnos pueden interactuar con su formador. Se plantean preguntas que de otro modo no se abordarían en otros métodos de formación. También permite establecer una relación entre el formador y el alumno, así como entre los empleados que participan en la formación.

Un reto importante para la formación dirigida por un instructor es la incapacidad de escalarla. Si el aula es demasiado grande, puede inhibir a los instructores de interactuar uno a uno con los estudiantes. Además, es necesario un seguimiento en persona durante toda la formación. Los alumnos no pueden avanzar a su propio ritmo en este entorno.

Es importante mantener la energía alta si se utiliza este método de formación. Permita que los alumnos tengan la oportunidad de hacer descansos y moverse, y fomente el compromiso para evitar que los alumnos pierdan el interés.

6. Juego de roles

Esta técnica suele ejecutarse con un aprendiz y un facilitador (o formador), donde cada uno puede representar diferentes escenarios de trabajo potenciales. Este método es más eficaz en las industrias que requieren la interacción con el cliente o la clientela, ya que permite a los empleados practicar el manejo de situaciones difíciles.

7. Películas y vídeos

El vídeo ha ganado rápidamente popularidad como técnica de formación eficaz. Ayuda a las empresas a formar a sus empleados de forma más rápida y eficaz. Muchos empleados lo prefieren a los materiales de lectura. Hay varios enfoques para los vídeos de formación. Algunas empresas eligen un enfoque en función del material, mientras que otras combinan varios enfoques en un solo vídeo sin problemas. Los enfoques incluyen:

  • 21. Animación: Este estilo permite explicar temas complejos mediante ilustraciones visuales. Si un tema es difícil de grabar, la animación es probablemente el mejor método.
  • Acción en vivo: Los videos de acción en vivo son más demostrativos y son excelentes para mostrar interacciones apropiadas e inapropiadas a través de escenas de juego de roles.
  • A la cámara: Este enfoque cuenta con un narrador que se dirige directamente al espectador. Normalmente, el narrador comunica la información a través de un formato más parecido a una conferencia.
  • Pantalla grabada: Este método consiste en grabar lo que ocurre en la pantalla del ordenador. Es perfecto para mostrar a los empleados cómo utilizar nuevas herramientas digitales a través de un proceso paso a paso.

Los vídeos pueden hacer que el material difícil sea más interactivo, atractivo y demostrativo. Además, al igual que la formación por ordenador, el material es fácilmente accesible. Un facilitador en persona es innecesario y los empleados pueden revisar la información siempre que lo necesiten.

Aunque hacer vídeos es relativamente asequible, puede llevar mucho tiempo. Puede ser beneficioso asociarse con una agencia de vídeos de formación para ahorrarse un tiempo valioso y frustraciones.

8. Estudios de casos

Cuando se espera desarrollar la capacidad de análisis y resolución de problemas, los estudios de casos pueden ser la mejor técnica de formación. Los alumnos reciben escenarios, reales o imaginarios, que describen situaciones laborales comunes. De forma independiente o en grupo, se les pide que analicen el caso y propongan soluciones y escenarios ideales.