13 de las mejores prácticas para los trabajadores a distancia

Saber cuáles son las mejores prácticas para los trabajadores a distancia puede ayudarle a rendir mejor en un entorno de trabajo a distancia. Independientemente de la naturaleza de tu trabajo o de tu función en un equipo, tener prácticas y rutinas sólidas puede tener un impacto directo en tu productividad. Poner en práctica las prácticas de los trabajadores remotos puede ser un paso valioso en tu carrera, pero requiere investigación y disciplina. En este artículo, analizamos qué son las prácticas de trabajo a distancia y describimos algunas de las más útiles para un trabajo a distancia eficiente.

¿Qué son las prácticas de trabajo a distancia?

Las prácticas de trabajo a distancia son formas en las que las personas que trabajan en un lugar distinto al de su oficina pueden seguir siendo productivas, eficientes y motivadas. La diferente dinámica entre trabajar en un espacio de trabajo dedicado y hacerlo en casa o en un lugar público significa que suele haber más elementos que pueden distraerle y reducir su rendimiento laboral. Al aplicar prácticas de trabajo a distancia, estás reduciendo las probabilidades de que la calidad de tu trabajo se resienta por no realizarlo en un espacio dedicado.

Relacionado: Preguntas y respuestas: ¿Qué es el trabajo a distancia?

Mejores prácticas de trabajo a distancia

Tenga en cuenta estas 13 prácticas para mejorar su productividad y coherencia mientras trabaja a distancia:

1. Tener una rutina diaria clara

Aunque el trabajo a distancia suele ser más flexible que el trabajo en la oficina en lo que se refiere a las horas de trabajo, establecer una rutina basada en el trabajo que debes realizar y en tus preferencias personales puede aumentar considerablemente tu productividad. Si puede establecer su propio horario diario, debería hacerlo en función de las prioridades laborales, pero también de sus inclinaciones naturales. Por ejemplo, si no eres una persona enérgica por la mañana, puedes establecer una rutina en la que te ocupes de tus tareas más difíciles después de comer.

2. Crear límites entre el tiempo de oficina y el tiempo personal

La posible falta de un horario fijo puede indicar a los compañeros de trabajo, a los clientes y a cualquiera que necesite comunicarse con usted por motivos profesionales que está disponible incluso fuera del horario de oficina. Tener un límite claro entre el tiempo personal y el trabajo puede ayudarle mentalmente al permitirle relajarse completamente durante sus horas personales, pero también le ayuda a evitar decepcionar a un colega o cliente que puede estar esperando que esté de guardia en una situación en la que no lo está.

Relacionado: Currículum de trabajo a distancia: Plantillas y muestras

3. Asegúrate de que puedes confiar en tus dispositivos

Aunque las conexiones a Internet y los dispositivos conectados a la red mejoran constantemente, todavía pueden surgir problemas técnicos, sobre todo si no están bien configurados. Dependiendo de la naturaleza exacta de tu trabajo, debes asegurarte de que tienes todo el software y el hardware que necesitas para realizarlo. Una conexión a Internet rápida y estable suele ser una necesidad común para los trabajadores a distancia, y otras tecnologías potencialmente importantes son el software adecuado, los auriculares con cancelación de ruido para los que trabajan en lugares ruidosos, los monitores dobles y los teclados de calidad, entre otros.

4. Asegúrese de que los que le rodean entienden lo que hace

Las distracciones externas causadas por las personas que les rodean suelen ser un problema importante para los trabajadores a distancia. Los que están constantemente cerca de ti mientras trabajas, como los miembros de la familia para los que trabajan desde casa, necesitan saber cuál es tu horario de trabajo y si pueden o no interactuar contigo durante ese tiempo. La mejor opción para quienes no pueden o no quieren trabajar desde casa es unirse a un espacio de coworking con profesionales afines. Este espacio puede estar específicamente preparado para el trabajo a distancia, pero también puede ser una cafetería local con reputación de aceptar y animar a los trabajadores a distancia.

5. Comunicarse constantemente con los compañeros de trabajo y los directivos

Los entornos clásicos de oficina hacen que la comunicación con los compañeros y los superiores sea fácil y natural, pero cuando se trabaja desde otro lugar se tiende a comunicar menos. Hacerlo puede ser perjudicial para sus objetivos laborales, ya que la mayoría de las tareas se realizan mejor en equipo. Deberías intentar comunicarte de forma proactiva con todas las personas con las que trabajas, para estar seguro de que todos trabajáis por el mismo objetivo.

6. Vestirse para trabajar

Aunque trabajar en casa o en una cafetería le permite lucir y vestirse como le plazca, hacer un esfuerzo por parecer profesional le pone subconscientemente en un estado de ánimo profesional y es probable que su productividad general aumente como resultado. Intenta vestirte como si fueras a la oficina, aunque nadie te vea.

7. Planificar las tareas

Los trabajadores a distancia suelen estar menos microgestionados por sus superiores, en comparación con los que trabajan en centros de trabajo tradicionales. Aunque esto le permite una mayor flexibilidad en la organización de su horario, el hecho de no tener un jefe que le marque las tareas puede provocar una falta de organización. Debes evitarlo planificando tu horario y tus objetivos con mucha antelación, siempre que sea posible.

Relacionado: Cómo pasar del trabajo a distancia al presencial

8. Aprender y practicar la etiqueta de las reuniones en línea

A diferencia de las reuniones en persona, en las que es relativamente fácil mantener un buen nivel de interacción y comunicación, las reuniones en línea requieren un enfoque proactivo de la etiqueta. Además de vestirse adecuadamente, debe asegurarse de que todos los participantes puedan oírle bien y de que su cámara esté bien iluminada. Además, si tienes que hacer una presentación, debes aprovechar el entorno online y enviar a todos un documento con los puntos principales que vas a tratar.

9. Dedica tiempo a las interacciones sociales

Los lugares de trabajo tradicionales suelen garantizar un cierto nivel de interacción social entre los compañeros, lo que puede tener beneficios psicológicos para los implicados. Sin embargo, cuando se trabaja a distancia, hay que sacar tiempo para reunirse y hablar con la gente. Pasar demasiado tiempo solo y encerrado puede tener efectos negativos tanto en la mente como en el cuerpo.

10. Mantener la responsabilidad

La mayoría de las personas que trabajan en oficinas u otros lugares de trabajo clásicos tienen jefes que les mantienen concentrados y responsables. De este modo, los trabajadores no tienen la tentación de dedicar el tiempo reservado al trabajo a otras actividades no relacionadas. Sin embargo, cuando trabajas a distancia, no hay una presencia física que te vigile y te ayude a evitar diferentes tentaciones, como chatear en línea con un amigo o leer una página web no relacionada con el trabajo. Tú eres tu propio jefe y tienes que encontrar la manera de mantenerte responsable durante las horas de oficina.

11. Asegúrese de saber qué es y qué no es su responsabilidad

Cuando se trabaja a distancia en un proyecto de equipo, puede ser difícil determinar exactamente de qué es responsable cada miembro del equipo. Antes de empezar un nuevo proyecto, habla con todas las personas implicadas y establece claramente de qué es responsable cada uno dentro del proyecto. De este modo, podrás evitar futuros malentendidos.

12. Cuidar la salud

Trabajar en una oficina tradicional suele implicar vestirse, salir de casa e ir físicamente al trabajo. Además, después del trabajo, las personas suelen tener otras actividades, puesto que ya están fuera de casa. Los trabajadores a distancia, sin embargo, no necesitan gastar la energía necesaria para llegar al trabajo y pueden carecer de una rutina saludable que implique comer regularmente, mantenerse hidratado o ir a un gimnasio después del trabajo. Esto significa que no sólo se requiere autodisciplina por razones profesionales, sino también para mantenerse activo y saludable.

Relacionado: Cómo pedir trabajar a distancia a tiempo completo: pasos y consejos

13. Reúnete con tus compañeros de trabajo cara a cara con regularidad

Los trabajadores remotos que viven en la misma zona geográfica deberían tener reuniones ocasionales, ya que esto puede dar lugar a relaciones más fuertes y a una mejor comunicación en línea después. Incluso algo tan sencillo como quedar con tu jefe para comer una vez al mes puede resolver los posibles problemas de comunicación creados por el entorno online, ya que la gente tiende a hablar más libremente en persona.

Te recomendamos

¿Qué es la interfaz de usuario? Definición y usos

Seguimiento de objetivos en el trabajo: 7 consejos para empezar

¿Cuál es la mejor manera de pedir favores en el trabajo?

Cómo ser periodista en 8 pasos

Guía del lenguaje de procesamiento natural

5 Modelos de cambio en el liderazgo