¿Qué es el mercado primario y cómo afecta a las empresas?

Cuando las empresas, los gobiernos y otros grupos quieren financiar intereses empresariales como la expansión o la mejora, recurren a los mercados primarios para obtener financiación. Este mercado ofrece varias vías para que las empresas ofrezcan a los inversores incentivos que pueden traducirse en capital para la empresa. Entender cómo funciona el mercado primario es vital para tomar decisiones financieras lógicas que afectan a la salud y la estructura de su empresa. En este artículo, explicamos qué es el mercado primario, explicamos cómo se relaciona con el mercado secundario y esbozamos las estrategias para entrar en el mercado de capitales.

5 tipos de financiación para empresas

¿Qué es el mercado primario?

El mercado primario, también llamado mercado de nueva emisión (MNE), es el lugar donde se produce la creación de valores. Cuando una empresa busca atraer a los inversores, ofrece acciones de la empresa o la promesa de una renta constante a cambio. Las empresas suelen hacerlo en forma de valores, que pueden ser de deuda y emitirse en forma de bonos o letras del tesoro, o de capital y emitirse en acciones o participaciones.

Las empresas que venden valores por primera vez entran primero en el mercado primario. En función de sus objetivos, emiten una oferta pública inicial (OPI) o una oferta pública de seguimiento (OPC). Un banco u otra institución financiera suscribe y asigna un precio al valor. El suscriptor se asegura de que el valor cumple la normativa establecida por la Comisión del Mercado de Valores (SEC) y obtiene la aprobación para vender el valor al público. La empresa obtiene la mayor cantidad de dinero de la venta inicial de los valores en el mercado primario antes de que puedan negociarse en el mercado secundario.

Relacionado con esto: Cómo funciona la financiación de una startup y las 8 etapas de financiación de una startup

¿Cómo se venden los valores del mercado primario?

Las empresas que entran en el mercado primario tienen varias oportunidades para crear interés en su marca, atraer a los inversores y conseguir capital. Dependiendo de los objetivos de la empresa, ésta puede preferir ofrecer opciones sobre acciones. Las acciones son valores basados en el capital, ya que el inversor adquiere efectivamente una parte de la empresa. Si la empresa tiene mucha deuda, puede optar por valores basados en la deuda, como los bonos corporativos, en los que el inversor presta dinero a la empresa con la promesa de devolverlo, con intereses, en una fecha posterior.

¿En qué consiste un mercado primario?

Los mercados primarios constan de cuatro vías:

Oferta pública inicial (OPI)

Este es el camino más común en el mercado primario y a menudo se denomina «salida a bolsa». Esto significa que la empresa entra en el mercado con el precio de sus acciones o títulos fijado por el banco de inversión que hizo la primera compra. Las OPV se someten a una estricta regulación por parte de la SEC y deben cumplir ciertos requisitos para poder cotizar en bolsa.

Oferta pública de adquisición (OPC)

En este escenario, la empresa ofrece una nueva ronda de valores a sus actuales inversores. Esto permite a la empresa captar más capital a través del mercado primario con personas que ya han demostrado su interés en la empresa. En función del número de acciones que posea el inversor, o de su disposición a invertir en nuevas acciones, los títulos se venden de forma prorrateada.

Colocación privada

Cuando el coste de establecer una OPI es elevado, o cuando la empresa es pequeña, dirigirse a los inversores puede requerir delicadeza y estrategia. En la colocación privada, determinados inversores compran valores que no están disponibles para el público. Las empresas pueden dirigirse a determinados inversores ángeles, instituciones financieras, bancos o compañías de seguros y venderles los valores directamente. Este método requiere menos regulación y supervisión por parte de la SEC y puede proporcionar eficiencia y simplicidad a la hora de buscar inversores.

Asignación preferente

La adjudicación preferente permite a la empresa vender directamente a un grupo selecto a una tarifa con descuento que no se comparte con el público. Este tipo de descuento suele diferir del precio del valor que se negocia en el mercado secundario. Las empresas se dirigen a inversores seleccionados, como fondos de cobertura, bancos y fondos de inversión, y mantienen el control sobre la distribución de las acciones.

¿Qué es el mercado secundario?

También conocido como mercado de valores o mercado post-emisión (AIM), el mercado secundario es donde los inversores negocian los valores entre sí. Como los valores no son nuevos, están disponibles para su negociación en una o varias de las principales bolsas financieras, como la Bolsa de Nueva York (NYSE), el Nasdaq o la American Stock Exchange (ASE).

La empresa que emitió originalmente el valor no se beneficia de las ventas en el mercado secundario. Por ejemplo, una empresa ofrece acciones a un inversor que luego determina lo que está dispuesto a pagar por acción. El inversor compra las acciones y la empresa se beneficia de la captación de capital. A continuación, el inversor negocia el valor en el mercado de valores, donde los precios fluctúan, con otros inversores, pero estos beneficios sólo afectan a los inversores.

¿Cuáles son los tipos de mercados secundarios?

Existen dos tipos centrales de mercados secundarios:

Mercado de subastas

En un mercado de subastas, los inversores anuncian los precios a los que están dispuestos a comprar o vender un valor, denominados "precios de oferta y demanda" La convergencia de múltiples ofertas controla el precio de las acciones, y la Bolsa de Nueva York es un ejemplo de mercado de subastas. Por ejemplo, si piensa invertir en la próxima gran empresa de pizzas, puede optar por comprar el valor a su precio actual y esperar que el precio suba para obtener un beneficio o esperar a ver si se reduce con el tiempo, lo que puede significar que podría pagar más por acción.

Mercado de distribuidores

En un mercado de intermediarios, éstos acumulan un inventario de valores y fijan precios de compra y venta firmes. Los participantes en este mercado secundario se unen a través de redes electrónicas y compran o venden a través de los distribuidores. Los mercados de intermediarios crean competencia para que los participantes paguen el mejor precio por un valor. El Nasdaq es un ejemplo de mercado de intermediarios. Por ejemplo, un inversor que pagó a un agente 10 dólares por acción no está dispuesto a vender a otro agente que ofrece 9,35 dólares. En su lugar, el inversor localiza a otro distribuidor que paga 10,25 dólares por acción para obtener un rendimiento de 25 centavos por dólar de su inversión.

Relacionado: Empresa pública frente a empresa privada: Diferencias clave

Diferencias entre mercados primarios y secundarios

Estas son las principales diferencias entre los mercados primarios y secundarios:

Mercado primario

Los mercados primarios no existen en un único lugar físico y utilizan suscriptores, en lugar de corredores, para crear y gestionar valores. Este mercado puede significar la entrada en el mercado financiero y sirve para determinar los parámetros de los valores negociados en el mercado secundario. Los valores del mercado primario no son líquidos y se venden una sola vez por un precio fijo determinado por el suscriptor. Además, los mercados primarios suelen funcionar para

  • Atraer a nuevos inversores a empresas incipientes o prometedoras.
  • Recaudar dinero para mejoras, expansión u otros intereses empresariales.
  • Pagar o consolidar las deudas que el negocio acumula.

Relacionado: ¿Qué es la suscripción? Definición y tipos

Mercado secundario

El mercado secundario opera en un lugar físico, como una bolsa de valores, donde los corredores realizan operaciones para influir en el precio de una acción. Los valores en este mercado se negocian múltiples veces en medio de fluctuaciones de precios según las condiciones actuales del mercado. Además:

  • Los inversores licúan los valores en el mercado secundario.
  • Los corredores facilitan las transacciones.
  • La inversión del comprador' va al vendedor, no a la empresa.
  • Sólo las acciones existentes pueden ser objeto de comercio.

Relacionado: ROI vs. ROA: Una guía para las inversiones financieras

Tenga en cuenta que ninguna de las organizaciones mencionadas en este artículo está afiliada a Indeed.

Te recomendamos

Plan de crecimiento empresarial: Qué es y cómo hacer uno

¿Qué es el principio de devengo en contabilidad? Definición y cuándo usarla

Cómo escribir un email de confirmación (más plantilla y ejemplos)

Capital de trabajo operativo y neto: ¿Cuál es la diferencia?

11 Principales beneficios de un servicio PEO

¿Qué es una filosofía de enfermería? (Con ejemplos y cómo)