¿Qué es el método de recuperación de costes?

Los contables y los autónomos deben entender cómo la recuperación de costes protege a las empresas de un reconocimiento de ingresos incierto. Este método es la forma más segura de reconocimiento de ingresos y protege a las empresas de un reconocimiento de ingresos incierto.

En este artículo, analizamos qué es el método de recuperación de costes, cuándo utilizarlo y cómo calcular la recuperación de costes.

¿Qué es el método de recuperación de costes?

El método de recuperación de costes, también conocido como método de cobro, es una forma de reconocer los ingresos. Con este método, una empresa no reconoce sus ganancias relacionadas con las ventas hasta que el efectivo cobrado supera el valor de los artículos o servicios vendidos. Es más seguro para la empresa, ya que no reconoce los beneficios hasta que haya satisfecho sus costes.

Relacionado: ¿Qué son los ingresos? Definición, tipos de ingresos y ejemplos

Cuándo utilizar el método de recuperación de costes

Deberá utilizar el método de recuperación de costes cuando haya casos de incertidumbre en el proceso de reconocimiento de ingresos. Si no puede determinar con precisión los flujos de ingresos de una venta, debe utilizar el método de recuperación de costes. En los negocios, esto puede ocurrir cuando se trata de pagos a través de tarjetas de crédito o cheques. No se puede garantizar inmediatamente este beneficio porque tarda algún tiempo en producirse.

Además, puede utilizar el método de recuperación de costes cuando trate con clientes que tengan un historial de impagos. Al utilizar el método de recuperación de costes, no está contabilizando el beneficio de esta transacción de forma inmediata porque no puede estar seguro de que el cliente vaya a realizar sus pagos.

Esto evita que registre márgenes de beneficio inexactos. Si su empresa tiene su propio sistema de tarjetas de crédito o de crédito, también puede haber intereses que contabilizar dependiendo de cuándo el cliente haga sus pagos. Los autónomos también pueden utilizar el método de recuperación de costes en escenarios similares.

En el caso de los autónomos, no registrarán sus beneficios hasta que reciban del cliente un pago suficiente para cubrir sus gastos. En el caso de un artista autónomo, por ejemplo, estos gastos pueden ser suministros de arte como pintura y un lienzo. Esto también puede aplicarse a algo como un servicio de catering autónomo, en el que el proveedor gasta dinero en ingredientes para hacer la comida.

No es necesario que los autónomos utilicen el método de recuperación de costes para todas las transacciones, pero puede resultarles útil cuando contratan a un nuevo cliente porque todavía no pueden garantizarle los pagos.

Relacionado: ¿Qué es el margen de beneficios?

Ventajas del método de recuperación de costes

El método de recuperación de costes es el más conservador de todos los métodos de reconocimiento de ingresos. Esto significa que es la forma más segura para que una empresa calcule sus beneficios, y plantea menos riesgos que otros métodos. Cuando se trata de clientes que no tienen garantizado el pago, este método tiene en cuenta ese riesgo y lo contabiliza con antelación, lo que garantiza que no le pillará por sorpresa más adelante.

También hay un retraso en la fecha de vencimiento de los pagos de impuestos cuando se utiliza el método de recuperación de costes. Esto puede ser ventajoso porque las empresas no tendrán que hacer pagos de impuestos hasta que hayan recuperado el coste total de los productos vendidos, lo que garantiza que tengan el dinero para hacerlo. El método de recuperación de costes también puede ayudarle a evitar los costes irrecuperables y el gasto prematuro de los beneficios previstos.

Cómo calcular la recuperación de costes

La recuperación de costes es relativamente fácil de calcular:

Recuperación de costes = ingresos totales – costes del producto

Con esta sencilla fórmula en mente, puede utilizar los siguientes pasos para calcular su recuperación de costes:

  1. Sume los costes de sus productos, como los de los equipos, los programas informáticos y la mano de obra.
  2. Evalúe sus ingresos totales, tanto si su cliente pagó a plazos como si lo hizo de una sola vez.
  3. Reste los costes de sus productos de sus ingresos totales para determinar cuánto ha ganado.

Por ejemplo: Si los costes de tus productos son de 20.000 dólares y tus ingresos totales son de 25.000 dólares, puedes introducir estas cifras en la fórmula para determinar que tu recuperación de costes es de 5.000 dólares. Esta es la cantidad que tiene de beneficio después de recuperar lo que ha gastado en el inventario. Una vez que se llega a los 20.000 dólares de pago, se han recuperado los costes, y todo lo que se gana después es el beneficio de recuperación de costes.

Ejemplos de recuperación de costes

A continuación se presentan dos ejemplos detallados del método de recuperación de costes en la práctica:

Ejemplo para una empresa

Rick trabaja como contable en Gold Blossom, LLC. La empresa compró 10.000 dólares de inventario en el primer período y vendió todo el inventario por 15.000 dólares en los tres períodos siguientes. Sin utilizar el método de recuperación de costes, registrarían su beneficio inmediatamente. Sin embargo, muchas de estas transacciones se realizaron a crédito, por lo que Rick reconoce esta incertidumbre y decide utilizar el método de recuperación de costes.

Registra el beneficio esperado de 5.000 dólares en el primer período (cuando se produjo la venta) como beneficio bruto diferido. Ganó 6.000 dólares en el segundo período, 5.000 dólares en el tercer período y 4.000 dólares en el cuarto período. Rick registra el beneficio del segundo período como cero porque aún no han recuperado el coste del inventario.

En el tercer periodo, registra la ganancia como $1,000 porque han recuperado los $10,000 del costo del inventario, y esto es lo que queda de ganancia. En el último periodo, registra el beneficio como 4.000 dólares.

Con este método, no hay efecto en las ganancias de Gold Blossom, LLC' hasta el tercer período después de haber recuperado su costo.

Ejemplo para un autónomo

Amy es una proveedora de servicios de catering por cuenta propia. Es responsable de sus propias finanzas y crea sus propias facturas para los clientes. No suele utilizar el método de recuperación de costes porque todos sus clientes son amigos y conocidos. Sin embargo, a medida que su negocio se expande, comienza a aceptar nuevos clientes que no conoce, por lo que decide utilizar el método de recuperación de costes para ser más cuidadosa con sus finanzas. El nuevo cliente de Amy, Peter, la contrata para organizar una fiesta, por lo que sigue el método de recuperación de costes al registrar los gastos y los beneficios.

Ella gasta 72 dólares en los suministros e ingredientes y cobra 250 dólares por su servicio. Después de la fiesta, le envía a Pedro una factura por 250 dólares. Sin embargo, aún no marca este pago en sus libros como ganancia ni lo cuenta como ingreso para utilizarlo en facturas u otros gastos. Cuando el pago de Peter se hace efectivo, Amy ha recuperado sus costes y ha obtenido un beneficio de 178 dólares. Utilizando este método, no gasta su beneficio hasta que el coste se haya recuperado y tenga realmente el dinero en su cuenta bancaria.