Metodologías de pruebas de software: Una guía completa

Las pruebas son una fase crítica en el desarrollo de software. Los desarrolladores de software utilizan metodologías de pruebas funcionales y no funcionales para asegurarse de que tienen un producto de alta calidad atractivo para los usuarios finales. Entender los diferentes tipos de metodologías de pruebas de software puede ayudarle a construir un marco de pruebas completo para la fase de pruebas de su desarrollo de software.

En este artículo, hablamos de los diferentes tipos de metodologías de prueba que puede utilizar durante la fase de prueba del software.

La importancia de probar las metodologías

Las metodologías de prueba son importantes porque ayudan a los desarrolladores de software a garantizar que su software puede funcionar correctamente en varios entornos y en varias plataformas. La capacidad del software para funcionar de forma coherente en una serie de plataformas y en diferentes entornos es importante para el éxito general del software que adoptan los usuarios finales. El objetivo de cada metodología de prueba es encontrar y corregir errores y fallos en el software para mejorar la calidad general del software para el usuario final.

Relacionado: Aprende a ser un desarrollador de software

Metodologías de pruebas funcionales

Las metodologías de pruebas funcionales se utilizan para probar el software o las aplicaciones en función de los requisitos empresariales. Las metodologías de pruebas funcionales utilizan casos de prueba para garantizar que todos los aspectos del software se comportan de la manera esperada. Las metodologías de pruebas funcionales incluyen cuatro tipos diferentes de pruebas que suelen realizarse en el siguiente orden:

  1. Pruebas unitarias
  2. Pruebas de integración
  3. Prueba del sistema
  4. Pruebas de aceptación

1. Pruebas unitarias

El primer tipo de metodología de pruebas funcionales son las pruebas unitarias. Las pruebas unitarias consisten en dividir el código fuente del software en pequeñas unidades de código que se prueban individualmente. El propósito de las pruebas unitarias es permitir que se prueben unidades individuales del software sin tener en cuenta el papel de la unidad en el software en su conjunto. Suele ser el primer tipo de prueba implementado en el proceso de prueba de desarrollo de software y suele ser realizado por el desarrollador de software.

2. Pruebas de integración

El siguiente tipo de metodología de prueba funcional es la prueba de integración. Esta fase de las pruebas tiene lugar después de que cada unidad individual haya sido probada con éxito. Las pruebas de integración implican la implementación de unidades individuales que han sido probadas juntas en el software para realizar tareas o actividades específicas y luego probar esas tareas y actividades para asegurarse de que las unidades individuales funcionan juntas como se espera. Estas pruebas suelen ser escenarios de prueba para el usuario que son realizados por el desarrollador del software o por probadores independientes.

3. Pruebas del sistema

El siguiente tipo de metodología de prueba funcional es la prueba del sistema. Esta fase de las pruebas implica probar todo el sistema en su conjunto para asegurarse de que el sistema funciona como se espera. Las pruebas del sistema se realizan después de que cada unidad individual haya sido probada e integrada con éxito en el sistema. El objetivo principal de las pruebas del sistema es comprobar el funcionamiento de todo el sistema e identificar errores y problemas que no se habían detectado previamente para poder corregirlos antes de la producción. Las pruebas del sistema suelen estar a cargo de un equipo de pruebas independiente y no del equipo de desarrollo.

4. Pruebas de aceptación

El último tipo de metodología de prueba funcional es la prueba de aceptación. Esta fase de las pruebas consiste en probar el producto de software final para asegurarse de que cumple con todos los requisitos de la empresa y satisface las necesidades del usuario final, a la vez que funciona de la manera esperada. El objetivo principal de las pruebas de aceptación es determinar si el producto de software final está listo para ser entregado al usuario final. Esta fase de pruebas suele completarse tanto internamente con un equipo de garantía de calidad como externamente a través de pruebas beta con una muestra de usuarios finales.

Relacionado: Aprende a ser ingeniero de software

Metodologías de pruebas no funcionales

Las metodologías de pruebas no funcionales son pruebas de los requisitos no funcionales de una aplicación o sistema de software, como las cualidades técnicas y el funcionamiento del sistema. Las metodologías de pruebas no funcionales incluyen:

  • Pruebas de seguridad
  • Prueba de rendimiento
  • Pruebas de usabilidad
  • Pruebas de compatibilidad

4. Prueba de seguridad

Las pruebas de seguridad, también conocidas como pruebas de vulnerabilidad, consisten en probar el software para detectar agujeros en su seguridad y vulnerabilidades que podrían hacerlo susceptible a los hackers. El objetivo principal de esta fase de las pruebas es garantizar que no haya riesgos de seguridad en el software que puedan exponer la información o los datos personales de los usuarios finales. Las pruebas de seguridad se utilizan para comprobar la integridad, la confidencialidad, la autenticación, la autorización, la disponibilidad y el no repudio de un sistema.

Pruebas de rendimiento

Las pruebas de rendimiento consisten en comprobar el rendimiento del sistema en diferentes situaciones. El objetivo principal de esta fase de las pruebas es garantizar que el sistema funcione bien en varios escenarios que podrían afectar a la experiencia del usuario. Hay varios tipos diferentes de pruebas de rendimiento, como las pruebas de carga, las pruebas de resistencia, las pruebas de picos y las pruebas de estrés.

Pruebas de usabilidad

Las pruebas de usabilidad consisten en probar el software desde la perspectiva del usuario final para asegurarse de que es fácil de acceder y utilizar. El objetivo principal de esta fase de las pruebas es asegurarse de que la interfaz y el diseño del software facilitan su uso al usuario final sin causarle frustración o confusión. Las pruebas de usabilidad sirven para comprobar la eficacia, la memorización, la capacidad de aprendizaje, los errores y la satisfacción de un sistema.

5. Pruebas de compatibilidad

Las pruebas de compatibilidad consisten en probar el software para asegurarse de que es compatible con su funcionamiento en diferentes entornos. El objetivo principal de esta fase de pruebas es garantizar que el software es compatible con los distintos tipos de hardware y entornos de software en los que se espera que lo ejecuten los usuarios finales. Las pruebas de compatibilidad se utilizan para comprobar el rendimiento de un sistema en diferentes navegadores web, plugins, dispositivos móviles y sistemas operativos.

Relacionado: Trayectorias profesionales: Definición y cómo elegir una en 9 pasos

Cómo utilizar diferentes metodologías de prueba

La mayoría de los desarrolladores de software utilizarán varias metodologías de prueba diferentes a lo largo del proceso de prueba del software. Estos son los pasos que puedes seguir para utilizar diferentes metodologías de prueba durante la fase de prueba del desarrollo de software:

  1. Crear un calendario de pruebas
  2. 1. Determinar los resultados de las pruebas
  3. Elegir qué metodologías de prueba utilizar
  4. Implementar las pruebas y analizar los resultados
  5. Revise y ajuste el enfoque de las pruebas según sea necesario

1. Cree un programa de pruebas

El primer paso en el uso de metodologías de pruebas de software es crear un calendario para cuando se produzcan las pruebas de software. Al crear un calendario de pruebas, asegúrese de tener en cuenta la disponibilidad y las necesidades de cada miembro de su equipo de pruebas y cree un calendario realista que satisfaga esas necesidades. Un calendario de pruebas realista es fundamental para aplicar con éxito diferentes tipos de metodologías de pruebas.

2. Determinar los resultados de las pruebas

A continuación, tendrá que determinar qué resultados pretende conseguir con su análisis. Determinar el tipo de información que busca puede ayudarle a elegir qué metodologías de prueba son las adecuadas para su proceso de prueba de software. Los resultados bien definidos también ayudarán a asegurar que cada miembro de su equipo de pruebas entienda lo que debe hacerse y cuándo. Esto ayudará a su equipo de pruebas a mantenerse centrado y a cumplir los plazos.

3. Elija qué metodologías de prueba va a utilizar

Una vez que sepa cuáles son los resultados de las pruebas, podrá determinar qué metodologías de prueba serán más eficaces para recopilar la información que necesita. Elegir con éxito las metodologías de prueba correctas para incorporarlas a su proceso de prueba de software requiere que considere cuidadosamente varios factores, como la naturaleza de su proyecto y el calendario del mismo.

4. Realice pruebas y analice los resultados

A continuación, su equipo de pruebas debe estar preparado para aplicar las metodologías de prueba que elija. Una vez completada cada prueba, el equipo de pruebas debe revisar y analizar cuidadosamente los resultados de la prueba y hacer los ajustes necesarios en el software.

5. Revisar y ajustar el enfoque de las pruebas según sea necesario

Por último, debería revisar de vez en cuando la eficacia de cada una de las metodologías de prueba que ha decidido utilizar y determinar si es necesario incorporar una metodología de prueba diferente a su proceso de prueba de software.